Schumacher y Battiston

Puede ser quizá la acción más brutal vista en una Copa Mundial. Mundial de España en 1982. En Sevilla se disputa el partido de semifinales entre Francia y la República Federal de Alemania. El resultado es de empate a uno en el marcador cuando el zaguero francés Patrick Battiston acude veloz a recibir el balón en profundidad. El portero alemán Tony Schumacher sale de su portería como un resorte a disputar la pelota dividida. Battiston sólo puede rozar levemente la bola antes de que el portero del Colonia, que llega a toda velocidad, salte con todas sus fuerzas e impacte su cadera, en un choque brutal, contra la cabeza del atacante. Ni el árbitro Charles Corver ni su linier señalan nada, mientras la víctima yace en el suelo sin sentido –el golpe le provocó lesiones en la mandíbula, pérdida de piezas dentales y daños vertebrales y aún hoy no recuerda cómo sucedió el incidente-, sus compañeros aparecen desquiciados temiendo lo peor, y el portero, con una frialdad estremecedora, espera tranquilamente junto al balón a que se despeje el área. Siempre ha negado que su acción fuera voluntaria pero, francamente, es difícil creerle después de ver una imagen que es imposible de olvidar.

Schumacher, que labró una brillante carrera en equipos como el Colonia o el Bayern, tuvo una trayectoria deportiva trufada de polémicas. Fueron frecuentes sus salidas de tono y sus mensajes poco agradables sobre diferentes compañeros de equipo. Tras su polémica jugada de Sevilla, el Mundial de México en 1986 no fue más tranquilo para él. Sonado fue su abierto enfrentamiento con su compañero Karl-Heinz Rummenigge, quien llegó a acusar públicamente al arquero de estar haciendo una campaña contra su presencia en el combinado nacional.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

1 Comentario

  1. Fuego de Fénix

    23 de julio de 2018 a las 1:32 pm

    Vi ese partdo en directo y no pude entender que no expulsaran a Schumacher. Me parece una de las mayores vergüenzas de los Mundiales. Me dio tanta rabia que celebré la derrota de Alemania en la final casi como si hubiera ganado España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *