Historias del City

Liam_Noel_MC

“Ya con el fin de la guerra, Trautmann se negó a ser extraditado a su país de origen. Decidió iniciar una nueva vida en Inglaterra, alejado de la compleja situación que se vivía en una Alemania hundida tras la caída del nazismo. Se buscó la vida trabajando en lo que pudo (primero en una granja, después en diversas factorías de la ribera del Mersey), y dedicó sus ratos libres a lo que el grueso de la población inglesa de su entorno los dedicaba de una u otra manera: el fútbol.”
‘Bert Trautmann, el oscuro pasado de una leyenda.’

“A las cuatro de la tarde llegó la segunda edición. Mi nuevo amigo pegó una hoja informativa a su puesto: “City sign Pep Guardiola. Official!”. En la portada aparece un sonriente Guardiola, descrito como “el entrenador con mayor nombre del mundo del fútbol”. En primera página destaca un artículo con ’10 cosas que quizás no sabías sobre el new boss‘. A los ingleses les parece curioso que a Pep le guste el arte, el golf, que no conceda entrevistas personalizadas, que le gusta vestir bien y que una vez, cuando era joven, Michel Platini rechazara firmarle un autógrafo. La jornada laboral de los vendedores de periódicos acaba a las 5 de la tarde, así que la edición solo estuvo en venta durante una hora. Valió la pena. Subió la demanda con el reclamo de la gran noticia.”
Pep is coming.

“Y ahí estaba: Shaun Goater. Leyenda del Manchester City. Más de 100 goles con su camiseta. Dos (el 99 y el 100) en la victoria por 3-1 contra el Manchester United que cerró una racha de 13 años sin ganar a los vecinos. Todo en los años en los que no había jeques ni nada que se le pareciera.”
Totti y Goater.

“Pablo Zabaleta es el Manchester City de siempre, el de ganar poco y celebrar todo lo que consiguen, el que se vio hace pocos días cuando vencieron al Aston Villa en el Etihad, el partido que les dejaba a un empate del título final. Pitó el árbitro y Zabaleta, el héroe de la afición, encaró el túnel de vestuarios con los puños en alto, la camiseta al hombro y haciendo que todos los que quedaban en las gradas, ya relamiendo la liga que conseguirían cuatro días después, subieran sus pulsaciones y gritasen como locas al lateral derecho argentino.”
¡Oh, Pablo Zabaleta!

“En el tranvía, de vuelta a casa, un aficionado del Manchester United picó con los dedos en el vidrio de la ventana. “Dirty blues! Dirty Blues!” – entonó visceralmente contra la veintena de citizens que iban en nuestro vagón. Lo hizo durante los treinta segundos que el tren estuvo estacionado, con gente entrando y saliendo. No le hicieron demasiado caso. “He’s only sixteen”- dijo una mujer con bufanda azul, pantalón azul y Kun Agüero azul en la espalda.”
Gente de azul.

“Colin Bell es el Manchester City. Ha sido el mejor futbolista de su historia. Vistió la zamarra celeste desde 1966 a 1979, jugaba de centrocampista, marcaba goles y capitaneó Inglaterra. No hay canción de la hinchada citizen de esa época que no le incluya. Es Colin Bell. Cuando hubo una votación para renombrar una de las tribunas del estadio la afición escogió su nombre. En el museo su estatua está junto a la de Bert Trautmann. Incluso ahora, cuando el club requiere de una personalidad con incidencia sobre la afición, le tiene a él. Hace unos meses, cuando el cántico sobre el accidente aéreo de Múnich se hizo demasiado popular en el graderío, adivinen quién fue el que salió a la prensa a calmar los ánimos y pedir la extinción del mismo.”
Despido.

“El gol de Agüero está en la parte más alta del podio. Decide un título, 44 años después, culmina una remontada en el descuento y además arrebata la gloria al máximo rival. El aficionado citizen no olvidará jamás los dos tantos de Yayá Touré en Newcastle una semana antes, producto del cambio de posición que ordenó Roberto Mancini, pero no es lo mismo. Aquello también condujo al título, pero se quedará obviamente en un pensamiento secundario.”
Antes de Agüero.

“A buen seguro lo habéis escuchado muchas veces. El City of Manchester, o antaño Maine Road, estalla de pasión entonando, y haciendo de ello el himno no oficial del club, el estribillo principal de “Blue Moon“, probablemente una de las canciones más melancólicas que a uno se le viene a la cabeza.”
Una cuestión de marketing.

“Malcolm Allison, el entrenador que parió el mejor Manchester City de la historia ha muerto a los 83 años. El gran Mal, junto con John Mercer, fue el artifice del volantazo más famoso de todos los que haya dado el City en su más que errática historia. Un volantazo que sirvió para depositar en las vitrinas del desaparecido Maine Road Liga, Copa y Recopa en el electricante lapso entre 1968 y 1970. Eran los viejos buenos tiempos de Francis Lee, Summerbee y Colin Bell.”
Más grande que la vida.

“Hart es uno de esos porteros defenestrados por la imposición normativa de la FIFA surgida a raíz del tedioso, conservador y ultradefensivo mundial de Italia en 1990. La limitación del privilegio del empleo de las manos por parte de los arqueros que se implantó como consecuencia del mundial italiano cambió para siempre la concepción tradicional de la figura del meta. Las consecuencias empezaron a notarse en el juego de forma progresiva. No se trataba simplemente de impedir que los defensas jugasen con su portero a esconder el balón a los rivales. Se trataba de una revolución futbolística.” Un portero moderno.

man-city-87-home_3

La redacción de Diarios de Fútbol la componen: ...