Así ruge Hampden Park

Cuando Escocia se viste de corto, cuando el león rampante del escudo de armas de Guillermo I se exhibe orgulloso, desafiante, sobre el robusto pecho del once escocés, hay algo que trasciende lo puramente deportivo y que supone un impulso adicional a lo que pueda dar de sí, futbolísticamente, el equipo de Malky Mackay. Es el ‘Flower of Scotland’, el himno ‘no oficial’ de Escocia, que cuenta con tal apoyo popular que ha terminado ‘ganándose’ la oficialidad en prácticamente todas las manifestaciones deportivas en las que participa un combinado escocés.

La historia nos lleva hasta la batalla de Bannockburn, en 1314, durante la Primera Guerra de Independencia de Escocia. Las tropas inglesas de Eduardo II se enfrentaron a las huestes de Robert the Bruce, caudillo escocés, frente al Castillo de Stirling. Un preparado ejército de 20.000 hombres contra un grupo mal organizado y peor pertrechado al que triplicaban en número. Tras dos días de sangrienta lucha, las tropas escocesas derrotaron al poderoso ejército inglés, provocando un elevado número de bajas. Así fue como Robert Bruce, Roberto I de Escocia, recuperó la independencia del Reino de Escocia, dejando para el recuerdo como legado histórico-cultural, el relato cantado de su hazaña sobre las brumosas y verdes praderas de Stirling.

En una región como Escocia, es inevitable establecer paralelismos entre la práctica deportiva a nivel de selecciones y su sangrienta y personalísima historia. Luchas de identidad, bravura alimentada por el orgullo. Esto es Escocia. But we can still rise now, and be the nation again, that stood against him…

En DDF| Grandes estadios: Hampden Park

Puedes comprar camisetas de la selección de Escocia en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

19 Comments

  1. Julio P Gaipo

    11 de octubre de 2010 a las 1:06 pm

    Buenas Borja!

    Emocionante post. Solo comento para hacer una pregunta, tanto a tí como al resto de lectores.
    ¿En cuantas radios podremos oir el martes por la noche el himno de Escocia sin tener que sufrir por encima al narrador o comentarista de turno?
    ¿ cuanto aguantarán sin tener que abrir la bocaza para decir alguna trivialidad e impedirnos disfrutar de un cantico común tan bonito?
    ¿TVE nos ofrecerá integro el momento de los himnos?
    Solo eso, nada más…
    Saludos
    @jpgaipo

  2. Borja Barba

    11 de octubre de 2010 a las 1:09 pm

    @Julio

    Yo creo, directamente, que ésa es ya una batalla perdida de antemano. No lo respetaban en el Mundial (en ocasiones ni el himno nacional sonaba entero, cortaban para publicidad), como para hacerlo aquí. ¿’Flower of Scotland’? ¿A quién le interesa eso???
    Una pena.

  3. Tan Solo Fútbol

    11 de octubre de 2010 a las 2:15 pm

    La falta de respeto a los himnos nacionales es algo trístemente innato en nuestro país. No sólo en las teles. En los estadios se pita con relativa frecuencia los himnos de las naciones que nos visitan. Eso se silencia en televisión, pero es algo que yo he vivido en los dos partidos de España que he ido a ver. De todas maneras, si ni nosotros mismos respetamos nuestro himno, ¿qué podemos esperar que hagamos con el de otros?

    Por otra parte, Borja, con este post le entran a uno ganas de animar a Escocia el martes. ¡Qué forma de cantar y qué bonita la canción! Me gusta mucho la parte del “those day are past now, and in the past they must remain”. Lo que más me impresiona es que en Rugby sí es el oficial (al menos es el que tocan las bandas de música en el 6 naciones cuando las escuadras están formadas) y es respetado al 100% incluso cuando es interpretado en Twickenham (estadio en el que Inglaterra juega como local).

    Un saludo,
    Tan Solo Fútbol

  4. Sergio Rodríguez

    11 de octubre de 2010 a las 4:55 pm

    Un matiz. No siempre es así en las retransmisiones de TV. Os recomiendo las de rugby de Canal +. Allí no hay cortes, ni comentarisas interrumpiendo, incluso cuando hay selecciones con 2 himnos. Eso sí, reconozco que es la excepción.

  5. tubilando

    11 de octubre de 2010 a las 5:20 pm

    Qué espectáculo, qué gente, siempre animando y eso que su nivel futbolístico está bajo mínimos. Ojalá vuelvan pronto a las grandes competiciones. Los aficionados de las islas son especiales proque crean un ambiente envidiable. Escoceses e irlandeses deberían estar siempre presentes.

    En España-82 sonaba, sin que se molesten, un tostón de himno. Era instrumental, sólo de gaitas, interminable. Ni punto de comparación.

  6. Leon el africano

    11 de octubre de 2010 a las 5:52 pm

    El video pone los pelos de punta. Es otro nivel a lo que estamos acostumbrados y otros que son alucinantes son los irlandeses cantando su himno “soldier’s song” no muy pacifista.
    En rugby realmente sí que se respeta muchisimo esta parte del juego (como dice Julio aqui masacran en radios y tv los himnos)
    tubilando estoy de acuerdo con todo lo que dices, excepto lo del antiguo himno (si es el que creo) que era otra maravilla, solo le faltaba la letra: Scotland the brave Emocionante, tambores de guerra antes del partido, aqui llegan para jugar contra Inglaterra.

  7. Ander

    11 de octubre de 2010 a las 6:00 pm

    Gran video que sin duda dice mucho de lo que se puede vivir ahí dentro.

    Saludos.

  8. crivione

    11 de octubre de 2010 a las 10:19 pm

    Allí estaré mañana. Hay muchas ganas.

  9. cienxcienfutbol

    12 de octubre de 2010 a las 1:18 am

    Saludos desde cienxcienfutbol:

    La verdad es que el Flower of Scotland es increíble, pone los pelos de punta, sin duda. En este sentido creo que las aficiones inglesas (por generalizar) llevan mucho terreno ganado a cualquier otra afición. Considero que es así como se disfruta del fútbol, entendiéndolo como un juego en el que uno se divierte o participando o animando y no exigiendo ganar (que no es lo mismo que exigir darlo todo por el equipo).
    Por otra parte, quería comentarte la posibilidad de que hiciéramos un intercambio de links; yo ya te añadí en mi recién iniciado (1 mes de vida) blog. Si hiciéras lo mismo me harías un favor

    Gracias, saludos

  10. Kowalczyk

    12 de octubre de 2010 a las 1:26 am

    Pelos de punta

  11. Jonas

    12 de octubre de 2010 a las 5:29 am

    Que cosa tan más bella, tan más honda, enchina la piel. Ojalá Escocia e Irlanda siempre estuvieran en los mundiales, nada más por su manera de vivir el fútbol. Ojalá vuelvan, ambas selecciones, a juntar dignos combinados para verlos siempre alentar, cantar y sentir así como saben. Yo le tengo un amor especial a los irlandeses porque pelearon al lado de los míos durante la invasión estadounidense de 1847, acá los conocemos como los héroes de San Patricio, desertaron las filas del invasor cuando los vieron quemar sus iglesias católicas, derramar sangre inocente de mujeres y niños, porque ellos mismos eran maltratados, porque era lo justo simplemente. En fin, la guerra la terminamos perdiendo… hasta en eso nos parecemos, tanta pinche derrota, tanto en campos verdes y rayados de cal como en campos rojos de gloria. Será la sangre celta de la añorada Iberia. Saludos, amigos españoles. Viva Escocia, Viva Irlanda, Viva España, Viva México, chingao.

  12. jucarl

    12 de octubre de 2010 a las 11:35 am

    El partido lo da hoy Telecinco asi que conociéndoles es muy posible que hasta cuando suene el himno de España estén aun en publicidad o dándole un poco de promoción a Sara Carbonero que en ocasiones parece mas importante que el partido.
    Por cierto dejo este gran articulo de El País de hoy sobre el Queen’s Park Glasgow, altamente recomendable:http://www.elpais.com/articulo/deportes/futbol/tiene/precio/elpepidep/20101012elpepidep_3/Tes

  13. tubilando

    12 de octubre de 2010 a las 12:43 pm

    Gracias por el link, jucarl. Excepcional artículo.

  14. Kowalczyk

    12 de octubre de 2010 a las 5:33 pm

    Chicos he encontrado otro video muy bueno de Hampden Park , si ponéis en el youtube Hampden Park (Scotland) tal cual, os saldrá.
    Es verdaderamente espectacular cuando ruge el estadio a la salida concentrada de los jugadores al ritmo de “Insomnia”,el himno oficioso suena al 2.40.Es contra Italia.

    Un apunte histórico más, el corazón de Robert the Bruce fue embalsamado y entregado a Sir James Doiglas para ser enterrado en Jerusalén, sin embargo, Sir James combatió en la batalla de Teba (Málaga) contra los musulmanes donde murió con ese corazón del rey Roberto I- en el contexto de la la guerra de Granada.

    El rey moro, al darse cuanta de esto, encragó llevar el corazón a Alfonso XI, que lo envió a Escocia y fue enterrado solemnemente en la Abadía de Melrose.

  15. Full Norbert

    12 de octubre de 2010 a las 5:38 pm

    Es un himno realmente precioso y, la verdad, pone los pelos de punta. No puedo estar más de acuerdo con vosotros en que los aficionados británicos son únicos animando y, respecto al rugby, yo añadiría más: cuando en el mundo del fútbol se tenga entre rivales, prensa, aficiones, todos en general, el 10% de respeto que hay en rugby, este deporte ganaría muchísimo.

  16. Pingback: De Villa a Llorente, España (2-3) » Diarios de Futbol

  17. Pingback: De Villa a Llorente, España (2-3)

  18. lupo

    13 de octubre de 2010 a las 2:42 pm

    Lo que pasa es que esos 5 países o naciones o lo que sean, se odian históricamente, especialmente los 4 pequeños a los ingleses, y esos himnos que nos parecen tan bonitos son puro odio que llevan cantando 7 siglos.

    Si te fijas, gritan la palabra ENGLAND de clavo en la canción (que no figura en la letra real) cuando hablan del enemigo. Y así se pasan la vida a tortas. Es como si el himno catalán fuera alusivo a una batalla contra España o Castilla y gritaran ESPAÑA con odio en cada partido. No me suena muy bien por bonito que sea el himno. Yo no le daría mucha bola a esa gente, que aunque como aficionados molan por sus cánticos y gritos, son muy violentos y peligrosos, como llevan décadas demostrando por donde pasan. El que viviera el mundial 82 recordará el rastro de destrozos y peleas de los aficionados ingleses, escoceses e irlandeses del norte. Y los galeses e irlandeses del sur porque no se clasificaron pero son lo mismo.

    Yo paso totalmente de los británicos. Mal rollo. Y además no les caemos nada bien ni nos respetan ni valoran nada.

  19. Juan - Camaras Espias

    17 de octubre de 2010 a las 10:32 am

    A los escoceses no les sirvio de mucho este himno frente a los españoles, aunque casi nos dan un sustito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *