Aquella Lazio triunfal

lazio1

La carrera deportiva de Alessandro Calori (Arezzo, Italia, 1966) jamás habría trascendido más allá de las fronteras italianas si no hubiese sido por un oportuno y trascendental gol. Calori, defensor central de la más purista escuela italiana, se convirtió, a sus 33 años y después de una fructífera pero discreta carrera en el Udinese, en el hombre del Scudetto 1999/00. Un inesperado gol del veterano central dio, veintiséis años después del primero, el segundo título liguero de su historia a la Società Sportiva Lazio. Pero no lo hizo, como muchos ya intuirán, jugando para el conjunto capitalino…

Todo ocurrió en un último acto rebosante de dramatismo, como si el destino hubiese querido subrayar así la extraordinaria ‘italianidad’ del acontecimiento. En un mano a mano feroz con los romanos recortando ventaja de forma vertiginosa a los turineses, Juventus y Lazio alcanzaban por fin la última jornada del campeonato separados por apenas dos puntos de diferencia a favor de los bianconeri. La penúltima fecha había sido demoledora para las aspiraciones de unos laziali encoraginados. La Juventus, gracias a una discutidísima decisión arbitral, conseguía sacar adelante su compromiso ante un Parma al que se le llegó a anular un gol muy probablemente legal. Aquel injusto 1-0 a favor de los de Ancelotti generó una fortísima corriente de indignación en la capital y en toda la Italia no juventina. El propietario laziale Sergio Cragnotti llegó a afirmar, presa de la cólera y la frustración, que el fútbol italiano necesitaba ser ‘urgentemente reconstruido‘, en vista de los fuertes indicios de corrupción arbitral despertados en el partido de Delle Alpi. El tiempo, no obstante, terminaría dándole la razón. La prensa no se quedó al margen. ‘Lo sentimos, pero es un escándalo‘, titulaba Il Corriere; ‘Un título envenenado‘, recogía en su portada La Gazzetta. La batalla final, una semana después y en un clima de palpable tensión, enfrentaría a la Lazio con la Reggina en el Olimpico y a la Juventus, en una comodísima posición de ventaja para alzar el título, con el Perugia. La Roma celeste era todo desazón: el Scudetto se daba ya por perdido.

lazio2

Aquel doble enfrentamiento tenia un significado especial. Más allá incluso de la resolución final de aquel título, la imagen del fútbol italiano volvía a estar una vez más en juego, puesta muy duramente en entredicho por el supuesto trato de favor recibido por la poderosa e influyente, a todos los niveles, Juventus. Por eso, el acontecimiento que se produjo en la tarde de aquel catorce de mayo del año 2000 tiene una trascendencia tan significativa.

Todos los focos apuntaban a Perugia. Se daba por hecho que la Lazio conseguiría imponerse con facilidad a una Reggina que, salvada ya, no se jugaba nada en el último partido de la temporada. Iba a ser una victoria sencilla, pero con intenso sabor amargo. Con la atención puesta en el Renato Curi, la tensión se disparó cuando Pierluigi Collina saltó al campo tras el descanso, aún con empate a cero en el marcador, y comprobó que una fortísima tormenta repentina había dejado anegado el terreno de juego. Sin posibilidad de reiniciar el partido, éste tuvo que ser suspendido durante cerca de hora y media. Mientras, en Roma, la Lazio se deshacía con sobrada solvencia de la Reggina, gracias a los goles de Simone Inzaghi, Juan Verón y Cholo Simeone. Todo el Olimpico, guardando una calma tensa ante las noticias que llegaban desde Perugia, se refugió en la intimidad de los transistores. Si iban a alzar aquel título, iba a ser entre un suspense insoportable.

Reiniciado por fin el partido en Perugia, no sin las protestas de la expedición juventina ante lo que consideraban un césped aún impracticable, se produjo el milagro, el acontecimiento que lavaría la dañadísima imagen del Calcio al menos por un tiempo y que, de paso, terminaría llevando el segundo Scudetto a las vitrinas de la Lazio. Alessandro Calori se había sumado al ataque en una jugada confusa. Casi de manera clandestina, tanto que los defensores bianconeri apenas repararon en su presencia en el área, Calori tomó posiciones. Un mal rechazo de la zaga turinesa, un buen control con el pecho y una definición más propia de un cazagoles que de un central. 1-0. El milagro estaba servido, pero los casi cuarenta minutos restantes hasta el pitido final se debieron de hacer eternos para los de Sven-Goran Eriksson. El Olimpico estalló de júbilo con el pitido final de Collina. El solitario gol de Calori había volteado una situación que parecía inamovible. La Juve despedazada sobre el césped de Perugia. La Lazio exultante sobre el tartán del Olimpico. Nesta, Pancaro, Salas, Nedved, Verón, Mihajlovic, Simeone… Acababa de ser firmada una de las páginas más inesperadas y sorprendentes de la historia reciente del fútbol italiano. Rubricada de puño y letra por un protagonista ajeno a la historia. Un tosco defensa en el que jamás habríamos reparado y al que jamás se le habrían dedicado estas líneas de no ser por aquel inolvidable gol.

Puedes comprar las camisetas de la Lazio campeona en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

10 Comments

  1. mvp14

    19 de diciembre de 2013 a las 1:05 pm

    Madre mia que conjunto de míticos habia en cada equipo.. Zidane y Davids..

  2. djKanoci

    21 de diciembre de 2013 a las 5:25 pm

    @Borja

    En relacion a la supuesta corrupcion de que hablas en el articulo, todas las enquestas han demonstrado que no hubo ni un solo partido amanado. Ademas se ha demostrado que en aquel 2006 solo se investigaron las interceptaciones telefonicas de los dirigentes de la juve, y varios anos despues fueron descubertas similares conversaciones de los mismisimos dirigentes del Inter, como de todos los mayores dirigentes del futbol Italiano. Estas conversaciones que no han podido demonstrar ni un solo caso de corrupcion, y son disponibles para quien quiera en la red, leer para creer. La semana pasada salieron a la prensa interceptaciones de dos arbitros supuestamente implicados en el escandalo en que decian que en situaciones de duda la orden era tomar decisiones en contra de la Juventus. Lo que a muchos le duele es que la juventus de 2005-2006 era un equipazo todopoderoso, y que habia ganado dos scudettos seguidos por una superioridad insultante (91 puntos contra 76 del Inter en 2006, 86 contra 72 en 2005). Habìa errores arbitrales contra todos los equipos, pero la campana mediatica en contra de los bianconeri fue demoledora. En Italia a dia de hoy la vision general de lo acontecido en 2006 (con la excepcion de los tifosi del Inter) es que el escandalo fue pilotado por los dirigentes interistas, que tambien son duenos de la compania telefonica telecom Italia; por esto el nuevo presidente de la Juve Andrea Agnelli ha pedido a la lega calcio danos por 440 millones de euro, con buenas posibilidades de ganarlos; con calciopoli fueron perjudicadas no solo la Juventus, sino tambien el Milan, la misma Lazio (que tu insinuas como victima en este articulo) y la Fiorentina, con sanciones de gravedad diferentes, y los juicios fueron posteriores a las sanciones (!) por la necesidad de empezar rapidamente la nueva liga. Necesitaremos muchos anos para recuperar las posiciones en el futbol europeo que hemos perdido por todo esto. Duele que un periodista atento como tu se conforme con la historieta de entonces. Informate y veras que no todo es como te lo contaron.

    En cuanto al partido de Perugia, simplemente fue un escandalo jugar en aquelas condiciones, las imagines hablan muy claro, cada uno puede hacerse su opinion.. En comparacion Istanbul era un campo de golf!

    Un saludo

  3. Borja Barba

    22 de diciembre de 2013 a las 3:22 am

    @ djKanoci

    Se agradece mucho tu comentario, se ve que controlas el asunto de cerca. No tengo tanta memoria como para recordar si en aquel Scudetto (hace ya trece años) los errores arbitrales a favor de la Juve no fueron demasiado numerosos en comparación con los pitados a favor de otros equipos, yo sólo me he limitado a transcribir las palabras de Cragnotti, del que tampoco me fiaría mucho, y los titulares de La Gazzetta e Il Corriere el día después del 1-0 ante el Parma en Delle Alpi. De esos dos me fío algo más.

    Muchas gracias de nuevo por tu aportación, es un lujo contar con comentaristas así.

  4. Dante

    22 de diciembre de 2013 a las 4:30 am

    ¿El Corriere dello Sport? pero si es el mismo diario en el que en un artículo habla de la “Juve asediada” y en otro habla del “complot anti-romano orquestado por la Juventus (que no tiene representación en el consejo de la liga)”. La Gazzetta dello Sport es peor: cuando Conte fue vinculado a las apuestas, uno de sus editoriales prácticamente pedía la suspensión de 3 años por la imperdonable “omisión de denuncia”, mientras que es más condecendiente con Gatusso, implicado más o menos de lo mismo. Lo gracioso es que a la “todopoderosa” Juventus le obligaron a jugar en una piscina luego de hora y media de suspensión cuando el reglamento obligaba la suspensión definitiva luego de 15 minutos de interrupción. Digo, no se “lava la imagen de algo” pasando por encima de aquello que es innegociable, para no hablar del 2001 cuando a la “todopoderosa” le perjudicaron con el cambio de las reglas del futbolista comunitario en pleno campeonato en curso, pero en Italia desde siempre el fín justifica los medios y, citando a Brera, lo que hace fascinante al fútbol italiano es ver una derrota de la Juventus…

    @ Borja: en Italia los árbitros -como su sociedad en general- tienden a apoyar al fuerte de turno y lo hacen para “hacer carrera”, es decir, arbitrar los 3 o 4 partidos que verdaderamente importan en la temporada y no los partidos contra Chievos y Livornos. No solo lo han hecho con la Juventus, lo han hecho con los lombardos en el pasado (del equipo que usa la culebra visconti -a este un árbitro le validó un gol con medio equipo en off-side- sale la frase “sudditanza psicologica”) e incluso con los romanos durante el Jubileo. Tampoco es que en Europa la cosa cambie como se ve contínuamente con el Madrid y el Barcelona…

    @ djKanoci: Olvídate hombre, ese caso es idéntico a Targentopoli: a quienes se le atribuyó toda la culpa resultaron ser los menos culpables.

  5. Kurono

    22 de diciembre de 2013 a las 8:14 am

    djKanoci y Dante, el “Farsópoli” fue un Show circense patético donde condenaron a la Juventus con descenso administrativo; y al Milan, Fiorentina, Reggina y Lazio con sanción de puntos; esto para “tapar” mayores vergüenzas y decir “miren, sancionamos clubes, no toleraremos corrupción en el fútbol”. La realidad es que según el tamaño de las pruebas, era para que se suspendiera la Serie A durante un año y se impidiera que participaran clubes italianos en Europa, era tal la cantidad de escándalos que decidieron irse a lo “fácil”, una sanción más política que verdadera justicia (la Juventus no es desde luego mansa paloma en este lio, pero dudo mucho que el Inter o Roma no anduvieran metidos en negocios turbios).

    En todo caso, la Juventus fue sancionada por una práctica común en casi todos los clubes italianos y se desecharon pruebas en contra del Inter. También se permitió que el Milan pudiera participar en Champions y creo que no descendieron a los “Viola” luego de tener casi el mismo historial manchado que los “biancneri”. Pero ese tema, se puede hablar mucho y de todas formas llegaríamos a la conclusión que en el fútbol italiano una MAFIA se apoderó del “Calcio” y está destruyendo el fútbol trasalpino. No importa que se haga o que pasó, las consecuencias ahí están visibles.

  6. djKanoci

    22 de diciembre de 2013 a las 11:11 am

    @Kurono

    Non coincido con tu opinion; En aquellos tiempos, es verdad, habia una mala costumbre generalizada de hablar telefonicamente no con los arbitros, sino con los llamados “desinadores arbitrales”: es decir, los que deciden quien vaya a arbitrar. Eso porque, despues de un partido, muchos equipos se quejan de un arbitro y despues no quieren verlo ni en pintura: eso pasa muy a menudo tambien ahora en Espana, cuando depues de un error en contra de Barça o Madrid se pone a un colegiado “a la nevera” por unos cuantos partidos.
    Ahora, imaginese que dirigentes del Barça (o del Madrid que da Igual), por relaciones con duenos de Telefonica, tengan aceso a conversaciones (que seguramente hay) donde el otro equipo se queja, al maximo nivel, de que la actuacion arbitral fue pesima y pide para el proximo partido un colegiado “amigo”. No hay ninguna presion directa sobre el arbitro, simplemente es uno que siempre ha tenido mucho respecto de los grandes (lease: en la duda te pita a favor). Y esto no cabe duda que pase en todo el mundo. Ahora imaginese que el Barça (o el Madrid) le entregue las transcripciones de dichas llamadas al Sport (o a Marca que da igual) para que empieze una campana periodistica en contra de los rivales; la noticia sale a la prensa nacional, todos los anti-Madrid (o anti-Barça), o sea el 60% de la poblacion, piden condenas exemplares, las condenas hay que darlas antes de que empieze la nueva liga..
    Cinco anos despues el Madrid descubre similares conversaciones de los dirigentes del Barça, pero ya el crimen esta prescripto, la reputacion del futbol espanol esta destruida, el Barça ha ganado cincos anos seguidos sin adversarios de nivel, la liga se ha devaluado y los cracks se fueron al estrangero..

    Imaginate todo esto y tendras una minima idea de lo que le pasò al futbol italiano.

    @Borja

    gracias hombre, siempre te leo con interes y aportas mucho a mi cultura futbolistica,no solo espanola. Un abrazo

  7. Dante

    24 de diciembre de 2013 a las 12:08 am

    @ Kurono: no existen “mansas palomas” al frente de la iglesia católica ¿Cómo podrían haberlas en el calcio? El fútbol no es un juego ni un deporte, ES UN NEGOCIO. A la Juventus la han condenado por “algo” que hasta ahora nadie sabe objetivamente ni se sabrá porque en Italia los medios están vendidos a sus jefes y no conviene cerrar el calcio porque produce anualmente 600 millones de euros. Digo, no pudo haber sido ser condenada por “arreglo de partidos” porque tanto el proceso deportivo como el ordinario decretaron que estos no fueron arreglados (no basta la crónica que un fulano tifoso de… escriba para el diario milanés para que el juez lo tome como la biblia y decida joderle la vida a alguien), tampoco pudo haber sido por “arreglar campeonatos” porque 1) El UNICO campeonato que fue discutido en el tribunal fue el 2004-05, el que regaló Guido Rossi no fue siquiera mencionado en ningún testimonio ni menos en las sentencias, así que a lo sumo todo esto trata de un campeonato y 2) En el proceso deportivo y, sobretodo, penal, el campeonato de la serie A 2004-05 fue calificado de “regular” y, peor, el mismo tribunal en 2 grados de 2 decretó la no responsabilidad civil/penal de la Juventus y que quienes fueron condenados -por “intento de fraude” que en la justicia italiana no existe- hicieron lo que les imputado por cuenta propia. Así que queda una tercera posibilidad: “tráfico de influencias”, pero hablar con los designadores arbitrales no era delito y resulta que hasta ahora no emerge la grabación en la que alguien vinculado con la Juventus (incluyendo al utilero) hable con el réferi, mientras que eso hicieron Meani y Fachetti con pleno conocimiento de Galliani y Moratti (sus audios son incontrovertibles); aun así, a la Juve la terminan de joder, mientras que a ellos -en vez de mandarlos al descenso- los introducen en el salón de la fama del calcio por “sus aportes al calcio”…

    @ djKanoci: en 2006 la FIGC permitió que un directivo hablara con un designador, lo que estuvo prohibido (porque desde 2007 ya no lo está) es hablar con el árbitro, allí está la gran diferencia. Esa comparación que haces es imposible en Italia puesto que el Barcelona tiene poder mediático que la defiende, la Juventus no como se ve actualmente cuando es “ejemplarmente” sancionada hasta por los griteríos que los niñatos hacen en su tribuna (y no eran sus tifosi, sino eran NNs puestos por la Lega de escuelas turinesas), mientras que a las que invocan Heysel, la muerte de los Agnelli (esa familia hizo posible el milagro económico en Italia pero los odian, Berlusconi no deja de hacer daño y le aguantan todo allá) y atentan racialmente contra Pogba o Asamoah LES HACEN NADA.

  8. Dante

    24 de diciembre de 2013 a las 12:11 am

    En Italia todo pasa por Milán y Roma, incluyendo el calcio.

  9. Kurono

    24 de diciembre de 2013 a las 1:18 am

    No soy un especialista con el tema “Calciopoli”, pero hablarle a esos comites de la manera como suenan en las escuchas, no me parece un reclamo normal. En cualquier liga, al comité arbitral o de sanción, se puede dirigir cualquier equipo una queja formal por un árbitro, actuación de hinchada, comportamiento de los jugadores rivales, etc. Con todo, no sabía exactamente que esas llamadas en sí no eran ilegales, la ilegalidad fue porque según el tribunal, “corrompían el espíritu competitivo”. De todas formas, lo mejor fue prohibir esas llamadas para evitar CHANTAJES y “colegueos”.

    Que esto no es de ahora, viene desde lejos. En los 80’s, cuando el sorprendente Hellas Verona ganó la Serie A, fue una liga anormalmente tranquila, pocos escándalos de penales que no eran, goles en fuera de lugar, etc y resulta que ocurrió cuando quitaron esos comités (y de eso, son casi 30 años), se sabía que tales comités estuvieron involucrados en muchas cosas y eran propensos a muy poca transparencia (como curiosidad, Juvntus, Inter y Milan estuvieorn muy lejos del top 3 esa temporada). ¡Sorpresa!, volvieron los comités y la Juventus volvió a ganar, el Milan e Inter volvieron a estar entre los 5 mejores, salvo un desastre, pero Hellas Veronas no vovlvieron a aparecer, salvo que se gastaran las millonadas a manos llenas y luego terminaran en la miseria absoluta (Napoles post-Maradona, p.e.)

    Mi punto era que si el Milan, Reggina, Fiorentina y Lazio hicieron lo mismo, y en otras llamadas no publicadas el Inter también estuvo metido, pues debieron sancionarlos. Y lo de la relación de la telefónica con Moratti, pues nada nuevo, los grandes magnates siempre han tenido a sus pies ciertos medios (Berlusconi con la televisión, por ejemplo). Al fútbol italiano va a seguir perdiendo nivel de no darse el golpe sobre la mesa, acabar de lleno con la corrupción, escándalos, apuestas ilegales y más.

  10. Tobal

    24 de diciembre de 2013 a las 8:10 am

    No hubo chileno que no tuviese la camiseta de la Lazio.