La vieja tierra de sus padres

Bale

La más débil de las cuatro selecciones británicas (tanto Inglaterra, como Escocia e Irlanda del Norte han tenido históricamente mayor eco internacional y mayor presencia en fases finales), la que peores resultados y méritos ha cosechado a lo largo de su longeva historia, tiene la firme intención de presentar pelea en este torneo. La histórica debilidad de la selección nacional de fútbol de País de Gales choca frontalmente con la trascendencia de algunos de sus más ilustres miembros. Ni Ian Rush, ni Ryan Giggs, ni Mark Hughes, ni Craig Bellamy… Únicamente John Charles, aquel mítico delantero que formó en la Juventus de finales de los cincuenta junto a Boniperti y Sívori y que fuese elegido como mejor jugador extranjero de la historia del club piamontés, pudo presumir de haber sido un futbolista referencial en su club y haber alcanzado, al mismo tiempo, importantes méritos internacionales con el combinado galés.

Fue con el seleccionado que acudió al Mundial de Suecia, en 1958, primera y única vez que el equipo conseguía colarse en una gran cita internacional. Tras imponerse en una eliminatoria previa a la selección nacional de Israel, Gales acudió a la cita sueca en la que tras una fase de grupos con tres empates en tres encuentros y una victoria en el posterior partido de desempate frente a Hungría, consiguió acceder a la ronda de cuartos de final. Sólo Brasil, posterior campeona mundial, consiguió apear a los galeses del torneo. Fue un trabajado uno a cero, gracias al primer gol internacional de un jovencísimo Pelé. Aquel partido no pudo disputarlo, por lesión, John Charles. ‘Con John en el equipo, habríamos podido ganar a los brasileños‘, llegó a lamentarse el seleccionador Jimmy Murphy. Su lamento acabaría extendiéndose durante más de medio siglo. Fue el principio y el fin de la experiencia galesa en grandes torneos internacionales. Desde aquel lejano partido ante la canarinha, jamás había vuelto a participar en otra fase final, ni de Mundiales ni de Eurocopas.

La única gran experiencia a nivel internacional del combinado de Gales dio paso a una larguísima travesía por el desierto que, pese al puntual goteo de excelsos futbolistas, no había conseguido alcanzar ninguna de las metas planteadas a lo largo de los años. Pero en prolífica tierra de rugbiers, en las mismas praderas en las que se forjaron leyendas del oval como Gareth Thomas o Neil Jenkins, el fútbol quiere tener su espacio. Así lo prueba la reciente irrupción de los dos principales equipos de la región, Swansea y Cardiff, en la Premier League. Y así pretende probarlo la trayectoria del combinado galés, dirigido desde el banquillo por el extécnico de la Real Sociedad Chris Coleman y comandado por Gareth Bale y Aaron Ramsey en el césped. Una brillante fase de clasificación, en la que solo la potente Bélgica consiguió superarles (pese a caer derrotada en Cardiff), puso fin a una deuda histórica colocando a los galeses en la fase final de la Eurocopa por la vía directa. Ya en Francia, la trabajada victoria ante Eslovaquia (2-1) en la primera jornada abre un nuevo abanico de posibilidades para los de Coleman. Se acabó lo de pensar simplemente en salir a divertirse y disfrutar de la experiencia. Gales no quiere ser cenicienta y debe estar preparada para competir y para poner complicada, de paso, la clasificación a octavos de final de sus vecinos ingleses. Por si a Gareth Bale se le ocurriese ser el nuevo John Charles y volver a poner al equipo de la vieja tierra de sus padres, la Hen Wlad Fy Nhadau (probablemente uno de los himnos más emotivos del mundo), entre el selecto club de elegidos.

Puedes comprar camisetas de Gales en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Sin título-1

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com