Objetivo San Siro

ticketbis

El próximo día 28 de mayo Milán será un poquito madrileña. Real Madrid y Atlético de Madrid reeditarán en la capital lombarda la final del pasado año 2014 disputada en el estadio Da Luz de Lisboa con la expectación por las nubes. ¿Habrá revancha colchonera o ratificarán los merengues su histórico dominio en el continente? La importancia del choque y la escasa cantidad de papel que UEFA ha puesto a disposición de las aficiones de los dos finalistas (y que ha sido motivo de no poca polémica al respecto) mantienen en vilo a todos aquellos seguidores que ansían ver el desenlace del principal torneo continental en la grada de San Siro.

Conseguir una entrada para la gran cita del día 28 se ha convertido en el gran objetivo de los aficionados. Agotada ya desde hace casi dos meses la venta de entradas online a través de UEFA.com, la siguiente opción es el sorteo de entradas que efectuarán los propios clubes entre aquellos de sus socios que lo soliciten o la reventa legal de entradas. Según el portal de compra venta de entradas Ticketbis, el precio de las entradas para la final de la Champions ha experimentado un crecimiento en los últimos años. El precio medio de la final del 2.014 entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid fue de 1.681 euros mientras que en la final del año pasado entre la Juventus y el Barça el precio medio se sitúa en 2.649 euros. Una diferencia de casi mil euros. De momento se desconoce cuál será el precio medio de la final de este año pero, en estos momentos, la entrada más barata en el portal Ticketbis para la final es de 1.388 euros.

Se calcula que UEFA solo repartirá entre los clubes finalistas alrededor de un 30% del aforo de San Siro (proporción similar a la que en el año 2014 se repartió en el estadio Da Luz), reservando el resto para sus diversos compromisos comerciales, federativos y organizativos. Así, se estima que cada uno de los clubes percibirá alrededor de 18.000 boletos, cantidad que quedaría muy por debajo de la demandada por ambas aficiones. Esta polémica distribución del aforo ha provocado numerosas críticas desde la capital de España. Sin embargo, los clubes deben asumir que participar en la competición más prestigiosa del planeta a nivel de clubes conlleva aceptar unas reglas impuestas por su organizador. Sin el dinero de Nissan, Heineken o Gazprom, por citar algunos de los partners comerciales de la UEFA Champions League, el torneo no sería lo que es a día de hoy.

La redacción de Diarios de Fútbol la componen: ...

4 Comments

  1. JC

    10 de mayo de 2016 a las 7:33 pm

    ¿En serio generará tanta expectación fuera de España o su ciudad capital?

  2. Full Norbert

    10 de mayo de 2016 a las 11:08 pm

    Pero qué menos que repartirlo todo al 33%, es decir, el 66% para los clubes y el resto para compromisos. Que vale que hay que invitar al tío del primo del presidente de Gazprom, pero que tampoco tiene que ser todo tan desigual.

  3. Hornblower

    11 de mayo de 2016 a las 10:32 am

    La pena es la reventa…debería controlarse…vale que si as comprado la puedas vender si no puedes ir (a nominal), pero hacer negocio porque sí…

    Y la Uefa de su 33% a la reventa van miles…

  4. Borja Barba

    11 de mayo de 2016 a las 1:54 pm

    Es que la UEFA lleva más de un 33%… se lleva alrededor de un 50%…