Los colores de Lord Rosebery

gettyimages-492300108

Al principio fue sorpresa. Como se salía de lo habitual, de lo que alguien alguna vez estableció que debía de gustar, pronto acabó en hazmerreír y motivo de mofa. Ni siquiera aquellos que debían de haberlo entendido como la tierna representación de un orgulloso ejercicio de patriotismo dieron cobertura al diseño presentado por Adidas aquel mes de febrero de 2014. No es el rosa, por diversos motivos, un color popular en el fútbol. Combinado con el color mostaza el asunto estilístico quedaba aún más en entredicho. Pero la firma alemana, esta vez sí, sabía lo que hacía. El nuevo diseño que vestiría a la selección de Escocia durante la fase de clasificación de la Eurocopa en aquellos partidos en los que la coincidencia de colores le impidiera emplear el habitual azul oscuro tenía una explicación.

cicero

Archibald Primrose, quinto conde de Rosebery, fue un prohombre británico de ascendencia escocesa que ocupó diversos puestos de enorme relevancia política en los últimos años del siglo XIX y primeros del XX. Primer ministro entre los años 1894 y 1895, Primrose fue líder del Partido Liberal y mantuvo una ideología fiel al imperialismo como Secretario de Exteriores. Su muy activa vida política no le impidió ser además una figura destacada en el mundo del deporte. Una desmesurada pasión por el turf le llevó a ser el dueño de una de las cuadras hípicas más importantes y laureadas de la época. Sus caballos fueron tres veces vencedores en el Derby, además de en otras grandes competiciones británicas, lo que le llevó a convertirse en uno de los propietarios de referencia.

Sin título-1

Pero no fueron solo las carreras de caballos. Lord Rosebery, activo impulsor del balón y promotor de torneos en el área de Edimburgo, fue Presidente Honorífico de la Scottish FA y apasionado seguidor de la selección escocesa de fútbol en unos años en los que las competiciones internacionales no pasaban de ser una simple anécdota. En reconocimiento a su trabajo, el equipo escocés decidió adoptar los colores de los jerséis que vestían los jockeys de la cuadra de Primrose, a franjas horizontales en colores rosa y mostaza. Ocurrió por primera vez en la década de los años ochenta del siglo XIX. Algunos años más tarde, y aún en vida del homenajeado, Escocia vistió la peculiar combinación en el British Home Championship, el torneo de selecciones nacionales más antiguo del planeta en el que las cuatro asociaciones de fútbol de las islas se disputaban anualmente el honor de ser la más fuerte del momento. Tuvo que pasar medio siglo hasta que el fútbol escocés recuperase los colores prestados por Primrose. Fue en la década de los años cuarenta, alargando su vigencia hasta el año 1954, justo antes del Campeonato del Mundo de Suiza. Sesenta años más tarde, Escocia decidió volver a homenajear a un personaje icónico y fundamental para el fútbol escocés en sus primeros envites internacionales. Tal vez impopular y muy probablemente estrambótico, el diseño de Adidas tenía una profunda raíz histórica.

Puedes encontrar la camiseta escocesa inspirada en los colores de Lord Rosebery (y ahora a un precio especial), en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com