Fiorentina, facile e divertente

Fiorentina, facile e divertente

Paulo Sousa tirando monedas al aire mientras silba ‘Changes’ de Bowie. No funcionaron las rotaciones, pero en el regreso a los cromos conocidos, frente al Udinese, la Fiorentina arrolló (3-0) y sigue en la pomada de la Serie A. Tiene mérito lo del portugués: no es sencillo plantarte en la fiesta con dos regalos en cada brazo y que ninguno se te resbale y acabe hecho mierda en el suelo. Sousa aterrizó en Florencia siendo un amarrete en los banquillos y además juventino. O eso sentenciaba una hinchada acostumbrada a pelear por poco más que el orgullo provincial pero eso sí, con equipos de corte elegante a la Prandelli o a la Montella. Pocos meses después todos son abrazos para Sousa. La Fiorentina vence y convence. No está mal para una ciudad capaz de mandar al exilio a Dante Alighieri. O de gritarle con desdén zapatero a Diego Della Valle, el dueño de la Tod’s, una de las marcas de zapatos más lujosas de Italia, que salvó el club hace una década.

La Fiorentina sigue conmoviendo, digamos que ahora lo hace con la frecuencia industrial que siempre han envidiado de los turineses. Más verticalidad y más mordiente, de animal de costumbres ha evolucionado en cazador con capacidad de matar en varios escenarios. La posesión y el pase están ahora para defender resultados, pero la comodidad la encuentran siempre en las carreras más directas al gol. Salvando las distancias, el equipo puede mirarle a la cara al PSG y el Barcelona, en términos de posesión de balón pero la querencia tocona no deriva en zetas, corderitos y sierras. La aparición de Bernardeschi en la transmisión y de Kalinic en el remate han avivado la vocación ofensiva de un equipo que ya contaba con Borja Valero o Josip Ilicic.

Si la Fiorentina siempre se ha dejado arrastrar por cierto espíritu volátil, la versión Sousa de lo viola es justo la contraria. Concretezza. La zaga, con Gonzalo Rodríguez al mando, Tatarusanu en la portería y Marcos Alonso en la banda zurda está firmando un año excelente. Y arriba, dos delanteros en estado de gracia. Rápidos, físicos y resolutivos en el área. El fijo es Kalinic, con 10 goles en todas las competiciones, pero Babacar le secunda bien con 5. El croata, con cara de sellar documentos de 9 a 5 en algún oscuro ministerio, esconde más fútbol del esperado bajo esa jeta funcionarial. Lo suyo es la caña pero no sólo. Se asocia, sabe sacar a los centrales de lugar con su movilidad y marca diferencias de cara y de espaldas. La prueba es que solo la Roma, con 30, iguala los goles del conjunto morado. Y todavía falta el concurso de Rossi

Por detrás del killer, ver a la Fiorentina dibujando triángulos cerca del área te sigue salvando la tarde. La personalidad y capacidad de mejorar jugadas de Borja Valero, la calidad de Josip Ilicic para el último pase y el talento nítido, pujante, de Bernardeschi te obligan a preparar palomitas a las tres de la tarde. Además se están aprovechando del enorme salto de Marcos Alonso, supervitaminado esta temporada por si Del Bosque tiene a bien recordar que hay un equipo morado donde juegan varios españoles buenos. El hijo y nieto peina la banda zurda y es un peligro constante en los centros y en los lanzamientos a balón parado.

Volviendo a Bowie, acertar la siguiente alineación de Paulo Sousa está suponiendo un reto semanal para el periodismo. Un acierto que todos los cromos sean útiles, que haya pocos ‘colocas’ pese a los resbalones. Esa política le ha servido al portugués para aprovecharse puntualmente, con cuentagotas, de los talentos aparentemente relegados de Mario Suárez (golazo frente al Frosinone), de Rebic o de Babacar. Están brillando varios futbolistas importantes, pero la diferencia la hace el grupo. No hace falta explicar la importancia del armario en un campeonato tan físico (y tan abierto esta temporada) como el italiano.

Los toscanos ya se han enfrentado a Inter (1-4 en el Meazza), Milan, Roma y Nápoles. Pocos ven a una Fiorentina campeona, su techo son los puestos Champions, y ahora llega el derbi contra una Juventus lanzada, pero el panorama es más que favorable para pensar en que este artículo seguirá teniendo vigencia dentro de un mes.

Puedes comprar camisetas de la Fiorentina, con un amplio y completo muestrario, en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Captura de pantalla 2016-01-11 a las 1.15.11

Periodismo y social media. Infrafútbol y chatarra. Yahoo!, Radioset, Tinkle, etc. sergcortina@gmail.com

6 Comments

  1. Full Norbert

    7 de Diciembre de 2015 a las 10:44 pm

    Es algo muy difícil, pero molaría que la Fiorentina ganase el Scudetto. Yo tengo recuerdos de algún partido en Europa de la época de Batistuta.

  2. Sergio Cortina

    8 de Diciembre de 2015 a las 9:47 am

    Complicado. Yo creo que la Juve va a llegar

  3. Sin Balón

    8 de Diciembre de 2015 a las 2:24 pm

    Paulo Sousa ya hizo un gran trabajo en Basilea y con la Fiorentina está demostrando que sabe manejar a un equipo. No sé si le bastará para ser campeón de Italia, lo que está claro es que no queda mucho para que lo veamos dirigiendo a un grande del fútbol europeo.

  4. Kurono

    8 de Diciembre de 2015 a las 5:18 pm

    Es que lastimosamente la Juventus es mucha Juventus, por mucho que haya iniciado horriblemente la temporada es el único equipo en Italia que puede competir con fichajes internacionales, más allá de casos aislados. La Fiorentina viene insinuando mucho “nado contracorriente” en la tierra del Catenaccio desde los días en que regresó a Serie A, pero no termina en mucho más que garantizar cierto espectáculo y tener al menos un tio que garantice gol. En Europa no cuajan del todo (compaginan brillantes momentos con situaciones patéticas) y no son regulares, por cada temporada que consiguen un pase a competiciones europeas, a la siguiente se desmoronan. Ya no son “carne para descenso”, pero algo de estabilidad se necesita, estar en el top 4 de la Serie A al menos durante unos 3-4 años y luego, hacer un esfuerzo y asaltar el título. También sería bueno que ganaran alguna Coppa Italia.

  5. Sergio Cortina

    8 de Diciembre de 2015 a las 6:04 pm

    según yo lo veo ningún dueño de equipo italiano, y menos los Della Valle o De Laurentiis, van a invertir más de lo necesario en el equipo. La solución es entrar en Champions con regularidad y hacer buenos papeles.

    De todos modos, la liga esta bonita y competida este año entre errores de unos y aciertos de otros

  6. Kurono

    9 de Diciembre de 2015 a las 6:27 am

    Si Sergio, los magnates del Calcio han decido que sea mejor así como están con gastos no tan elevados, que volver a los “buenos tiempos” donde Calisto Tanzi o Sergio Cragnotti fichaban cracks a precio de oro, mientras hacían trapicheos con sus empresas (Parmalat y Cirio) que al final fue lo que arruinó el fútbol italiano (Véase el Milan, 7 Copas de Europa y su máxima aspiración es quedar por encima del 10mo. puesto).

    Y sí, la Fiorentina debe jugar SIEMPRE en Europa (mejor si es Champions) para poder tener ingresos extras y sentar una base, ya que de esta manera pueden asaltar el título. Sino, podría sueceder lo que pasaba en Francia durante la primera década del siglo un domino absoluto y tiránico en la Ligue 1 (7 ligas consecutivas).