Dar que hablar

granero

No atraviesa José Mourinho la mejor situación posible. Quizá en el punto más delicado de su exitosa carrera como técnico de primerísimo nivel, el luso sobrevive en Fulham Road desde hace algunas semanas a una situación más que tensa. Su multimillonario equipo no carbura y su discurso parece ahora más agotado que nunca. Y en tal momento de pesadumbre, cuando su mandato y su autoridad parecen más cuestionados que nunca, un expupilo del estratega de Setúbal ha querido acordarse del que fuera su mentor en la temporada 2011/12. Actitud loable, ejemplo de fidelidad y seña de complicidad manifiesta. Pero el problema de Esteban Granero, quien ya no es un prometedor jovencito llamado a triunfar tarde o temprano sino un centrocampista menor empequeñecido por una interminable espiral de lesiones, es que ha llegado a ese peligroso punto en el que se habla más sobre su figura como activo Twittero que sobre sus evoluciones vestido de corto. Piensen en el tiempo que hace que no ven al ‘Pirata‘ brillar en un resumen, anotar un gol mágico o sentar cátedra a base de fútbol. Yo, sinceramente, ya no lo recuerdo.

Porque con 28 años ya nadie espera que el centrocampista madrileño lidere un proyecto triunfal en un grande de Europa. Porque, en su tercer año como futbolista de la Real Sociedad, ha cruzado esa abrupta frontera que separa al fichaje ilusionante del elemento sospechoso anclado a la plantilla sin solución de futuro. Sí es cierto que, sin ser ni mucho menos un jugador determinante, fue uno de los fijos para David Moyes durante el pasado curso, pero tampoco es una referencia excesivamente elogiosa para un equipo que nadaba en la mediocridad. Se esperaba que jugadores como él rescataran al cuadro donostiarra de su triste deambular por zona de nadie y lo redimensionaran hasta convertirlo en candidato a logros mayores.

Tenía especial predilección por el Granero futbolista de hace algunos años. Me parece anodino e intrascendente el actual Granero Twittero, por mucho ruido social que generen sus intervenciones más sonadas en la red. Hubiese pagado dinero por ver jugar al primero y, como dato esclarecedor, ni tan siquiera sigo en Twitter al segundo.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

7 Comments

  1. Kurono

    29 de octubre de 2015 a las 5:49 pm

    José María Félix dos Santos Mourinho ha sido devorado enteramente por el personaje que creó el 2 de junio de 2004, «The Special One», un ser unidimensional de mentalidad «o conmigo o contra mí», una parodia de sí mismo. Cuando se ganaba, todo era gloría y loor; pero cuando se perdió y se empezó a agrietar la táctica de Mourinho, entonces el personaje se hizo pesado y nefasto. El fútbol evolucionó y Mourinho siguió con el personaje hasta extremos insostenibles. Ciertamente que algún fichaje haya salido rana es una posibilidad, sobre todo en algo que no es ciencia exacta como el fútbol; pero recordemos que Mourinho volvió al Chelsea precisamente para tener poder absoluto en esa materia y si Diego Costa, Cesc Fábregas, John Terry, Branislav Ivanovic, Ramires, Oscar y Gary Cahill siguen ahí en el Chelsea es porque Mourinho así lo quiso. Tres años después, los resultados son insatisfactorios para tamaña inversión, apenas una liga (la de esta temporada se mira ya imposible) y eliminaciones incomprensibles ante equipos teóricamente inferiores (Middlesbourg en FA Cup, Atlético en Champions, el PSG con 10 jugadores al año siguiente en la máxima competición europea, el Stoke City en Copa de la Liga ahora, etc.). Inclusive la prensa inglesa, que tanto alababa Mourinho luego de sufrir mucho en España, ya le cuestiona y saca artículos censurando su proceder con los árbitros y comités de la Premier League (ha sido sancionado ya varias ocasiones esta temporada), el «affaire Carneiro» (ha sido fatal) y críticas duras como el de Mattew Syed en «The Times», donde lo cataloga de «terrorista cultural demasiado inmaduro para crear una dinastía»:

    http://www.thetimes.co.uk/tto/sport/columnists/matthewsyed/article4576052.ece

    Granero simplemente busca llamar algo la atención sobre un tema que debate muchas pasiones en España. Alguien debería recordarle, que si bien nadie está pidiendo un «linchamiento» a Mourinho, tampoco podemos dejar pasar que está fallando, que «Mou» suma esta temporadaya dos fracasos (eliminación en Copa de la Liga y la peor racha del Chelsea en la categoría máxima del fútbol inglés desde la década de 1970), que la crítica es hacia que está haciendo mal. El «pro» y «anti» radicales nada resuelve y el se porta de una manera muy radical (nadie tiene derecho a llamar a Nadal «acabado» o «mentira», pero tampoco podemos simplemente ignorar si algo hace mal tanto dentro como fuera de la cancha, como también reconocer que siendo un top, ya no es el Rey del Tenis).

  2. theblues

    29 de octubre de 2015 a las 8:13 pm

    ¿Que Granero ha defendido a Mourinho? Venga, vamos a atacar a Granero, recordando que su carrera no va muy bien.

    Rozando el ensañamiento, no me esperaba ver este artículo en este foro.

  3. Full Norbert

    29 de octubre de 2015 a las 11:34 pm

    ¡Qué gran artículo, Borja!

  4. josef84

    30 de octubre de 2015 a las 3:08 pm

    Mourinho y sus trienios. Primer año: auge. Segundo año: plenitud. Tercer año: caída. Ciclos demasiado cortos y no lo suficientemente dotados de trascendentalidad (tripletes, juego seductor) como para perpetuarse. Lo de Esteban Granero…una pena, la verdad. A mi también me gustaba ‘El Pirata’.

  5. tunde

    30 de octubre de 2015 a las 6:12 pm

    Quizá porque no lo sigues desconoces que tuitea mucho menos que juega. Sin querer entrar a discutir sobre el Granero futbolista, me deja frío que escribas un artículo con el único objetivo de criticar a un futbolista por tuitear. A mí no me molesta saber que haya futbolistas que utilizan twitter como tú y como yo, para dar nuestra opinión, y no como la gran mayoría de su gremio, para alimentar a sus fans.

  6. Kurono

    31 de octubre de 2015 a las 5:06 pm

    Porque, al fin y al cabo, ¿por qué Granero defiende a Mourinho? No digo que no esté bien que de cuando en cuando haga mención de su antiguo jefe, pero pone eso en plan «los que lo critican no saben nada de fútbol»… Mouinho está mal porque no ha evolucionado, ha tenido TODO para hacer lo que le venga en gana en el Chelsea (dinero, jugadores, la «bendición» de la directiva) y su tercer año es una LÁGRIMA, con un puesto 15-16 en Premier, una eliminación lastimera en Copa de la Liga y un grupo de Champions sencillo en donde sólo han conseguido ganar a un club israelí. Y Granero, hace rato ha dejado de ser ese prometedor centrocampista llegador, «el Pirata» para ser «uno más» en una Real Sociedad que ilusiona poco incluso a su propia afición. El problema es cuando andan ahí más pendientes del Instagram, Twitter, Facebook, PokerStars, tal como Piqué, Podolski, Alves, Arbeloa y andan haciendo el tonto, mientras su rendimiento en la cancha es cada vez más cuestionable.

  7. Arbeloa Clearwater Revival

    9 de noviembre de 2015 a las 9:26 am

    Y ya si hablamos de Arbeloa y Piqué…