Un día, un fichaje: Ben Arfa

img-hatem-ben-arfa-a-nice-1420495850_620_400_crop_articles-194289

En el mes de noviembre, Ben Arfa fue sustituido en Old Trafford antes de llegar al descanso. Fue el último partido en su cesión en el Hull, y también su último encuentro en Inglaterra, pues en Navidad rescindió su contrato con el Newcastle y luego no pudo firmar con el Niza, con los que tenía un acuerdo, ya que incumpliría una norma por la cual no puedes jugar en tres equipos en la misma temporada. Lo hizo, de forma definitiva, hace unas semanas. Vuelve a Francia. Yo estuve aquel día en el estadio del Manchester United y Steve Bruce, entrenador del Hull, argumentó después en rueda de prensa que no le había gustado la actitud defensiva del francés. Acusar a Ben Arfa de no defender: como molestarte con un elefante porque no vuela. No vamos a defender a Ben Arfa, porque si tuviese un equipo en mi poder no lo ficharía, pero como escribo y no dirijo, como soy espectador y no hincha, voy a extraer lo positivo de todo lo que le rodea. No pagaría el fichaje de Ben Arfa, PERO: le agradezco muchísimo a Ben Arfa no haber estado nunca en un equipo que me interesase demasiado. Lo bueno de no tener que verlo todos los fines de semana es que al final sólo recordarás lo destacado. Y cuando Ben Arfa destacó para bien, destacó muchísimo. Apuntó tan alto que hasta me dolieron sus lesiones (la patada de De Jong que le partió la pierna y la de un par de años después), y no hacía más que recordar sus goles ante Bolton y Blackburn, por poner dos ejemplos. Y no hay mayor prueba que ésta para demostrar que Ben Arfa se salió cuando quiso salirse: ¿Cómo iba a acordarme de un gol que marcó el Newcastle contra el Bolton si no fuese porque me pareció gloria bendita?

http://www.tb-credit.ru/kredit.html