Un día, un fichaje: Knockaert

459785010

¿Cómo se explica que Knockaert, uno de los artífices del ascenso del Leicester a la Premier League -y del casi ascenso de la temporada anterior, cuando un penalti fallado por el propio Knockaert acabó con sus opciones-, dejase de contar de forma radical cuando el equipo subió a la máxima categoría? Quiero decir: podría entenderse que jugase menos porque llega un fichaje que la rompe, o que empiece jugando con regularidad y luego deje de contar porque bajase su nivel, pero Anthony Knockaert sólo ha jugado 300 minutos divididos en nueve partidos. Desde el 17 de enero, ni un minuto. Ni siquiera en el banquillo. Hasta se convirtió en un habitual del equipo reservas, donde ha pasado más de medio año jugando. El Leicester City lo había descubierto en la Ligue 2 francesa (Guingamp) y le dio un papel importantísimo en su plantilla, como un año después hizo con Riyad Mahrez (Le Havre), que, al igual que Knockaert, resultó tener un impacto decisivo en el ascenso a la Premier League y hasta le valió una convocatoria con Argelia para el pasado Mundial de Brasil 2014. Sin embargo, Knockaert pasó al olvido sin una explicación de puertas para fuera: que pasase algo dentro del vestuario, un enfrentamiento con el entrenador, problemas en negociaciones (terminaba contrato en 2015), algún problema disciplinario, lo que sea, no era difícil de imaginar. Y hace unos días se confirmó su fichaje por el Standard de Lieja. Se ha ido de Inglaterra sin que nadie repare en su ausencia, a pesar de que durante dos años era el proyecto de jugador más interesante del Leicester. Con 23 años comienza una nueva vida en Bélgica, donde si demuestra lo que hizo en Championship le dará para ser un futbolista absolutamente determinante. http://www.tb-credit.ru/articles.html