La maglia del menos nueve

lazio-1986-87

Estamos en la primavera de 1987. Hace tan solo un año que un nuevo escándalo de calcioscomesse (apuestas ilegales en torno al fútbol) ha sacudido con extrema violencia los aparentemente sólidos cimientos del fútbol italiano llevándose por delante el honor y la credibilidad de un buen puñado de clubes y personajes relacionados con el mundo del fútbol. Entre otros muchos la Lazio, que ya había sido sancionada con un descenso a la Serie B a principios de década como consecuencia de la ejecución de las durísimas sanciones surgidas a raíz del Totonero, ha recibido un palo bastante considerable. Sancionada inicialmente con el descenso a la Serie C1 (por aquel entonces aún lamía sus heridas en el purgatorio de la Serie B), la posterior revisión del caso redujo el castigo a la reducción de nueve puntos. El equipo capitalino había arrancado aquella temporada 1986/87 con un considerable hándicap (piénsese en las victorias a dos puntos, y no a tres). Un lastre deportivo al que sus seguidores debían añadir el lógico escarnio y señalamiento que supone ser hincha de un club demostradamente tramposo y turbio. El año que se oteaba en el horizonte amenazaba seriamente ruina.

Como era de esperar, la temporada se hizo durísima. Y no solo en lo deportivo. A ojos del público, la Lazio estaba disputando una categoría que no era la suya y se estaba beneficiando de la benevolencia y transigencia de un sistema que, muchos años más tarde, volvería a evidenciar nuevos focos de podredumbre. No es difícil imaginar que, en el esfuerzo por sobrevivir a aquel clima irrespirable y salvar el pellejo y el honor de la entidad, la familia laziale saldría fortalecida y recompuesta de aquella complicada experiencia. El club finalmente consiguió salvar la categoría en un final de temporada agónico tras salir airoso del playoff de descenso a Serie C1, al imponerse al Taranto y el Campobasso en un triangular por la permanencia. Un año más tarde, superadas todas las penurias y fortalecida en la desgracia, la vuelta de la Lazio a la Serie A sería una realidad.

mauri-115

Aquel año guarda un significado muy especial para el hincha del conjunto romano, muy por encima incluso de los felices y exitosos años de la era Cragnotti. Fue el año de la supervivencia. De la heroicidad frente a la incensante adversidad. Del redoblar esfuerzos en lugar de bajar los brazos y dejarse arrastrar por la corriente. Y, desde entonces, el lado celeste de Roma tiene un estable madero en mitad del océano al que agarrarse cuando vienen mal dadas, una referencia a la que recurrir a la hora de valorar las penas y saborear los triunfos.

Quizá por eso, porque la simbología de aquel año maldito pero con final feliz continua ejerciendo una influencia totémica entre la hinchada biancoceleste, el club ha decidido que nada mejor para celebrar el 115 aniversario de la fundación de la entidad que recuperar para la memoria de los más jóvenes la especialísima y reconocible camiseta de aquella temporada 1986/87. Una camiseta icónica con el imponente Aquilotto recobrando el vuelo desde el pecho de los futbolistas laziali, basada en un diseño de Marco Casoni, presidente del club a principios de aquella década de los ochenta.

Recuperar esta emblemática camiseta nos da la oportunidad de recordar una época dramática pero fundamental en nuestra historia. El Aquila es símbolo de orgullo, bravura y libertad‘, apunta el presidente y principal impulsor de la idea, Claudio Lotito. Sea una simple maniobra de merchandising o un reclamo sentimentaloide, la vuelta de la maglia del meno nove a muchos nos ha servido para recuperar un episodio que teníamos olvidado. Porque la historia, por mucho que algunos se empeñen, no tiene únicamente hueco para los triunfadores.

laz

Puedes comprar camisetas de la Lazio en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

1 Comentario

  1. Felix 1.3

    27 de enero de 2015 a las 8:32 pm

    ¡¡Entrar a DDF y saber que siempre descubrirás algo curioso!!Me gusta que los equipos recuerden su pasado, para bien o para mal. En este caso les honra el hecho de homenajear a aquellos que dieron la cara en las horas más bajas del club y no a la época dorada de los laziale. Por cierto no pudo tener mejor estreno que la remontada al Milan.