Iago en Sevilla

Iago-Aspas_sev

Algo más de trescientos minutos en partidos de liga y un único gol en Copa en su haber suponen sobrado argumento para concluir que el paso de Iago Aspas (Moaña, Pontevedra, 1987) por el Liverpool FC no alcanza el aprobado en su calificación global. Comenzó la temporada siendo habitual en los onces de Brendan Rodgers, pero poco a poco, y tras pasar unas semanas en el dique seco por una lesión muscular, fue desapareciendo del equipo hasta acabar convirtiendo su imagen vistiendo la emblemática camiseta red en un simple recuerdo lejano. El atacante gallego personifica como pocos el lado oscuro del éxodo de futbolistas españoles hacia el extranjero. No todo es bonito y no todo sale siempre bien. Era difícil prever que su salida del Celta, previo pago de nueve millones de euros por parte del Liverpool, terminaría por menoscabar su cotización y estancar su emergente carrera. Pero el paso de Aspas por Anfield es el más evidente ejemplo de que no siempre el salto a otro fútbol redunda en beneficio de una carrera deportiva. Irme ahora sería un fracaso, vaticinaba el futbolista allá por el mes de enero como buscando sobreponerse a su complicada situación. Probablemente aún confiaba en brillar como jugador del Liverpool, o a eso pretendía aferrarse. Tenía que amortizar como fuese las lágrimas de su despedida de Balaídos.

Pero Iago se encuentra ahora en una tesitura aún más complicada. Tras el fracaso de su primer año en Inglaterra (aún le quedan tres años más de contrato en Anfield) y la imposibilidad de concretar su regreso a Vigo en calidad de cedido por las notables diferencias económicas entre el salario del futbolista y lo que el club podía llegar a ofrecer, el atacante moañés ha optado por la vía del medio. Aspas aterriza ahora en Sevilla (cesión de un año con opción de compra) para tratar de abrirse hueco en un fútbol que ya conoce, de la mano de un entrenador, Unai Emery, que ya se deshace en elogios sobre él y recuperar su cotización en un equipo claramente al alza pero aún con importantes huecos por cubrir. Lejos de Balaídos, se me ocurren pocas plazas mejores para revitalizar su carrera.

En DDF| Miedo al genio

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

3 Comments

  1. Pingback: Iago en Sevilla – Diarios de Fútbol | Pasión en Nervión || Web Sevilla FC , Noticias Sevilla FC, Noticias Sevilla Atletico, Noticias Sevilla Femenino, Fotos biris, Tifos de biris, fotos Sevilla fc, fondos de pantalla Sevilla fc, videos biris nort

  2. josé luis

    1 de agosto de 2014 a las 12:48 pm

    Iago Aspas es un jugador habilidoso,rápido,asociativo para construir y para dar salida en profundidad,y marca goles.Si encuentra un compañero que sea mentalmente rápido como él y se asocien,serán letales.Le conozco bien,le entrené tres años y si el ambiente deportivo le favorece el solo revolucionara los partidos. Unai Emery tiene un diamante que seguro le sacará brillo.

  3. Mondongo

    3 de agosto de 2014 a las 12:55 pm

    Es una pena que se haya disuelto la dupla Luis Suárez – Aspas de esta manera. Uno mordiendo a los rivales mientras el otro les da cabezazos podría haber sido una estampa digna de ver.