Jo, ¡qué noche!

atletico-barcelona-3

Como si Scorsese le hubiese plantado en mitad de una inquietante noche en el peor rincón del SoHo neoyorquino de los años ochenta, el Atlético de Madrid vivió anoche sobre el césped del Vicente Calderón una de esas noches que varias generaciones de hinchas colchoneros registrarán en su memoria de por vida. Con una actuación colectiva inolvidable y bajo una comunión ideal con la grada, el cuadro de Simeone no solo salió vivo de una experiencia que podría haber sido traumática, sino que, como Paul Hackett, consiguió aparcar en una esquina ese aura de equipo gris, de maldito perdedor, de oficinista tristemente acostumbrado a las monótonas paredes de su cubículo para convertirse en uno más del selecto club de los elegidos. Dejó de ser un pez fuera del agua y, a diferencia del protagonista de la cinta de Scorsese, salió indemne y victorioso de un escenario que no parecía el suyo y que invitaba a un argumento con final cruel. Acabó llevándose a Marcy al catre, como un campeón.

A partir de cómo midió los tiempos de su partido ante el FC Barcelona el Atleti podría escribirse un tratado. Por cómo saltó al campo aprovechando la primera ola y martilleando sin piedad la portería de Pinto para adelantarse en el marcador con el gol de Koke, cobrar importante ventaja y meter el miedo en el cuerpo de los azulgrana y por cómo supo contemporizar el choque y hacer que una minutada eterna se esfumase en un abrir y cerrar de ojos. El partido transcurrió lentísimo para el Barça durante los primeros veinte minutos y fue un visto y no visto, en mitad de su impotencia, durante los setenta restantes hasta el pitido final.

Tropezó el Barça en su manera de dirigir el acoso sobre la meta de Courtois. Primero porque no interpretó bien el modo, y permitió que sus hombres de banda sucumbieran a la irresistible y facilona tentación de colgar balones al área, a la espera de un remate aéreo que, dadas las circunstancias físicas de sus hipotéticos rematadores, era ciertamente improbable que llegara. ¿Quién le hizo ver a Dani Alves que la solución para atacar al Atleti consistía en enviar melones al encuentro de un nueve que no existe de manera insistente? Y segundo, porque el mejor jugador del equipo, ese otro que en tantas otras ocasiones había salvado el cuello al equipo con una aparición estelar, jamás hizo acto de presencia en el partido. Enjaulado por el sistema defensivo y de vigilancia que Simeone dispuso sobre él, Leo Messi firmó el partido más anodino e intrascendente que uno personalmente le recuerda. Jamás llegó a estar cómodo sobre el césped, y nunca ofreció la sensación de poder aparecer al rescate comme d’habitude. No cabe duda alguna sobre el argentino. Volverá y lo hará a lo grande, repitiendo ese típico sobrevolar sobre el césped descabalgando defensores a su paso, pero ahora mismo no está, y atarlo en corto no es una tarea excesivamente complicada.

La noche atlética terminó en apoteosis. En explosión de júbilo colectiva por haber tomado consciencia de que lo que su loca y arriesgada aventura le deparaba era algo bueno e inolvidable. El Atleti revivirá una semifinal de Copa de Europa cuarenta años después y en un fútbol que ya, aparentemente, parecía no tener sitio para actores como él.

En DDF| El Cholismo y los Mikasa
En DDF| No creía en el Atleti
En DDF| Vencer para cambiar

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

29 Comments

  1. Jorge

    10 de Abril de 2014 a las 3:27 pm

    Borja: muchas gracias por esto.

  2. Martín

    10 de Abril de 2014 a las 3:28 pm

    Ya viene el Granada para que el gran Messi aparezca con alguna manita o algún gol madaroniano!

  3. Mondongo

    10 de Abril de 2014 a las 6:43 pm

    … u otro par de penalties 🙂

  4. pavel

    10 de Abril de 2014 a las 10:02 pm

    Si por algo se ha caracterizado Messi desde su irrupción con 18 años recién cumplidos en aquel Gamper, es que ha sido el mejor contra absolutamente todos, desde los 18 hasta los 25. Incluso en eliminatorias atravesadas, como la del Chelsea en 2012, o la del United de 2008, era el mejor con muchísima diferencia.

    Lo que le sucede este último año es un ensimismamiento mórbido muy preocupante para los barcelonistas, a ver cómo sale de ahí. Porque Messi da la sensación de tener una mente peculiar, como corresponde a un genio. Qué pasa si Mozart se aburre de los violines?

  5. pavel

    10 de Abril de 2014 a las 10:05 pm

    Otra cosa, hay que felicitar al soci culé por su buen tino al apoyar a Sandro Gaspart 2.0 Ni a Lex Luthor se le ocurriría un plan tan maquiavélico para derruir al Barcelona como fichar a un bufoncete brasileño que ocupe el lugar de Messi en el campo, que sea diez veces peor y que cobre mucho más.

  6. David

    10 de Abril de 2014 a las 11:34 pm

    @Pavel

    Con ese Gaspart 2.0 el Barcelona ha conseguido una Champions, 2 ligas (una de ellas con 100 puntos) y un mundial de clubes en solo 3 años.

  7. tubilando

    10 de Abril de 2014 a las 11:37 pm

    @ pavel
    Lo de Messi es que ha terminado un ciclo, como pasa tantas veces en el fútbol. Lo difícil es aceptarlo y no abonarse al inmovilismo como hace buena parte de prensa y aficionados. El Barcelona ya tiene las experiencias negativas de Cruyff, Stoichkov, Rivaldo y Ronaldinho, entre otros.
    Yo comenté aquí hace dos veranos, que quizás había llegado el momento de vender a Messi; me pusieron verde.

  8. pavel

    10 de Abril de 2014 a las 11:50 pm

    @David,

    Si mi gata Ronalda hubiese ganado aquellas elecciones, el Barcelona habría conquistado, como mínimo, los mismos títulos.

  9. Arbeloa Clearwater Revival

    10 de Abril de 2014 a las 11:52 pm

    @David

    Todos esos títulos y logros de Rosell han sido a costa de tirar del trabajo previo de Laporta, Rikjaard y Guardiola. Cuando se ha agotado ese ciclo, al Barcelona se le están viendo gravemente las costuras. Señal de ello es que la tan cacareada renovación, que hasta el Sport y MD piden a gritos, no se ha dado; y que todos los refuerzos que el Barça hizo el verano pasado fueron un chaval brasileño más verde que Hulk. Ni centrales, ni laterales, ni nada. La trayectoria de Rosell (y Bartomeu, como apéndice que es) será vista en años venideros como un total desastre, un – efectivamente – nuevo Gaspart. Ha ganado títulos, sí, pero sería extremadamente cínico ponérselos en su haber. Él lo sabe, y creo que es honesto en ese sentido, porque nunca ha hecho excesiva exaltación de unos triunfos que incluso a él le tuvieron que resultar extraños.
    En cambio, acciones y políticas que correspondieron por entero a él… Bueno, ya vemos cómo ha acabado él, y en buena parte es por su culpa que el Barça, a nivel de efectivos, se encuentre en cuadro.

  10. pavel

    10 de Abril de 2014 a las 11:53 pm

    @tubilando,

    Esto que dices puede ser cierto, pero es dificilísimo vender a Messi. Si el Madrid no sabe qué hacer con Casillas, imagínate otro canterano que gana cuatro balones de oro.

  11. BBQ

    11 de Abril de 2014 a las 12:17 am

    @Arbeloa Clearwater Revival: Hombre Hulk tiene bastante experiencia, una Uefa, no se cuantas ligas con el Oporto…

  12. Leoncio

    11 de Abril de 2014 a las 12:32 am

    Creo que se refería al Hulk Marvel, no al brasileño, con el que sin embargo comparte cierto parecido físico.

    Felicidades al Atlético.

  13. Arbeloa Clearwater Revival

    11 de Abril de 2014 a las 1:02 am

    Me está bien empleado por hablar justamente de ese Hulk en una web de fútbol.

  14. Kurono

    11 de Abril de 2014 a las 7:44 am

    Tubiando: Para vender a Messi deberían de darse dos condiciones importantes:

    1) Tener un técnico con las ideas claras y el respaldo necesario. Vilanova no lo era y Martino es solo un “parche”, ambos sin respaldo de una directiva competente, así que cambios no iban a hacer.

    2) Contar con un equipo excepcional. Y el Barcelona no tiene portero (Valdés lesionado y no renovó contrato), no tiene un defensa central corrector, ni un defensa central suplente, no tiene un lateral derecho en condiciones (Alves está acabado para la élite y no lo acepta), un organizador que tenga recursos y recorrido (Xavi idem a Alves), un delantero centro, un extremo con desborde, desparpajo y regate (Neymar no es extremo y Alexis no vale pare el Barcelona). Con tantas lagunas, vender a tu mejor jugador para quizá fichar al jugador de moda de X liga por millonadas y que luego resulte rana (caso Alexis) o fichar a un “imitador”, sale más caro.

    Así que vender a Messi solo sería terminar de pegarse suicidarse y más considerando que lo que se terminó fichando fue Alexis, Fabregas, Song, Adriano y Alba. Excepto Alba (que a mi gusto no es un jugador que me apasione), ninguno se ha asentado en el equipo. Sale mejor vender jugadores que no han aportado nada o bien que ya no pueden aportar más, que a Iniesta o Messi, que pueden seguir sumando. Aparte, que seguramente ese dinero no iría a parar a fortalecer el equipo, sino a rellenar los bolsillos de la gente como Bartomeu o Rosell (y más si la sanción FIFA se mantiene en pie).

    David:

    Mientras se mantuvo el legado Laporta-Pep el Barcelona ganó títulos de manera contundente y sobresaliente. Fue “estirar el chicle” y los títulos empezaron a llegar a menor cantidad y el de este año es la plantilla esperpéntica que “idearon” Zubizarreta y Rosell, sin portero, sin defensas, sin delantero centro, sin recambio para los creativos y sin un técnico definido. Y la liga de los 100 puntos, sin ganarle al Real Madrid ningún partido y con eliminatorias de Champions cada vez más vergonzosas, mejor ganar ligas con 80 puntos y una Copa o Champions. Decisiones de Rosell, todas han resultado en un fracaso estrepitoso y en vergüenza institucional. No soy ventajista, pero a mi Rosell me daba mala espina desde que apareció con su libro aquel lamentable de “Bienvenido al Mundo Real”, donde se retrataba como el gran hombre del sentido común entre tantos corruptos, publicado dias antes de jugar una final de Champions. Tanto odiaba a Laporta que ha terminado de hundir el equipo que heredó de él, como todo buen empresario que solo quiere hacer las cosas a su manera y no acepta consejo.

  15. emedepan

    11 de Abril de 2014 a las 9:43 am

    Nos ha ganado en cuartos un EXCEPCIONAL equipo. Vendamos a Messi, quememos el Camp Nou y disolvamos el club.

    Que cansancio, por favor.

  16. Maria

    11 de Abril de 2014 a las 11:05 am

    Me vais a perdonar, pero no veo que organizativamente los clubs competencia del Barça tengan como para sacar pecho. Las directivas de Madrid y Atlético también dejan bastante que desear. Yo creo que la clave está en la independencia que tiene el banquillo de la directiva. Esa fue la clave del Barça de Pep y lo está siendo del Atleti de Simeone.

  17. Dr. K

    11 de Abril de 2014 a las 11:23 am

    Esta actitud de “hay que vender a Messi” me recuerda un poco a la escena de “La Vida de Brian” en la que los miembros del Frente para la Liberación de Judea están discutiendo lo malos que son los romanos.

    – Romanos fuera! Nunca han hecho nada por nosotros.
    – Bueno, en realidad han construido el acueducto.
    – Vale, pero aparte del acueducto, acaso han hecho algo más?
    – También han construido carreteras, un sistema de alcantarillado, han traído paz a la región, han mejorado la educación, han promovido el comercio, y además importan ánforas de buen vino.
    – Bien, bien, pero aparte de todo eso, qué han hecho los romanos por nosotros? Absolutamente nada! Revolución!

    Similarmente:

    – Vale, durante los últimos cinco años y pico, Messi ha sido el mejor o uno de los dos/tres mejores jugadores de todas las competiciones que ha disputado, ha metido más goles que nadie, ha hecho tantas asistencia que ya he perdido la cuenta, ha acumulado todos los premios y distinciones individuales habidos y por haber, y en muchos partidos su mera presencia sobre el cesped es suficiente para intimidar al equipo contrario.
    – Si, pero estos dos últimos partidos ha estado muy mediocre. Ya va siendo hora de que alguien eche a este tuercebotas a patadas.

  18. Arbeloa Clearwater Revival

    11 de Abril de 2014 a las 12:03 pm

    @Dr. K

    Pero tú ya sabes cómo va esto. A Del Bosque lo querían fusilar en 2010* por el partido ante Suiza, y ni hablemos en 2012 por el primero ante Italia. Anoche las masas pedían desesperadamente a Paco Alcáncer para la selección española. Y ahí está lo de Jesé o Carvajal.
    España es flor de un día. Vive al momento, futbolísticamente hablando,y eso da alas a las constantes barrabasadas de fichajes y noticias de Marca, As o Sport. Pero hay un matiz. Messi no ha estado mediocre solo estos últimos dos partidos, sino estos últimos dos años. Sea por las lesiones, por el ánimo, o por una mezcla de ambos, no es el mismo. Jugar contra Getafe o Almería y coserlos a goles no es volver por todo lo alto, como pretendía la prensa afín, y eso se está notando en los partidos contra rivales de altura.
    No me quiero parecer a Hermel, Dios me libre, pero los ciclos terminan. Habrá que ver si este acaba antes de que Messi llegue a “parásitar” al Barcelona.

    *Pedrerol sigue queriendo fusilarle incluso hoy. Hace tiempo hasta Brasil.

  19. emedepan

    11 de Abril de 2014 a las 12:33 pm

    @Arbeloa
    Messi el año pasado le gana casi solito la liga al Barça y lo mete, medio cojo, en semis de Champions. Y este debe ser el año que menos partidos ha jugado debido a las lesiones. A pesar de ello, este año gana el partido en el Bernabeu. Sacar conclusiones de fin de ciclo, me parece precipitadísimo.

    Que lo diga el As o el Marca, normal. Como cuando Sport y EMD dicen que Cristiano quiere irse. Lo raro es que alguien les compre la idea.

  20. Arbeloa Clearwater Revival

    11 de Abril de 2014 a las 12:53 pm

    @emedepan

    No me he explicado tan bien como quería.
    No creo que Messi esté acabado. Haría falta ser Tomás Roncero para creer eso. Pero sí que el bajón en estos últimos dos años fue considerable, y que eso puede ser peligroso en el futuro. Yo me sumo a la teoría del posible aburrimiento de Messi porque no me parece descabellada, a raíz de lo que estoy viendo. También hablo por impresiones personales, yo que he admirado a Messi hasta lo indecible. Lo de la Liga es cierto, pero ya se empezaba a notar menos lustre, y a semis de Champions (corrígeme si me equivoco) llegaron dando gracias contra el PSG. La temporada pasada fue muy rara para el Barcelona, en todos los sentidos. Messi incluido.
    Con Messi me pasa que intento hablar de él poco y con la boca pequeña, porque luego hace alguna cosa de las que suele y me deja callado.

    A As, Marca, Sport o MD les compran esas ideas porque saben a quiénes vendérselas.

  21. starky

    11 de Abril de 2014 a las 3:03 pm

    Luego decís que no entendéis cómo el Atleti va primero: No veis sus partidos ni aunque juegue contra vuestro equipo.

  22. tubilando

    11 de Abril de 2014 a las 6:09 pm

    @ Dr. K
    No dudo, ni nadie creo que dude del valor de Messi como futbolista. No se trata de dos partidos malos, hay que analizar la situación con más perspectiva. Se trata del lento declinar de un equipo histórico que se mantiene en lo más alto hasta, quizás la final del Mundialito ante el Santos. A partir de ahí el equipo va perdiendo muy poco a poco brillantez y efectividad, con lentitud, tanta que le vale para ganar la liga pasada sobradamente, pero al que se le ve superado en los grandes retos como PSG, Bayern o Atlético.
    Es un proceso lógico después de una racha triunfal. El Atlético es la otra cara de la moneda, con menos calidad en sus jugadores pero con hambre de gloria.
    No hay que exagerar, simplemente analizar la situación y echar un vistazo al pasado para ver que huele a fin de ciclo, y que hay que renovar una parte importante de la plantilla. Incluso los propios jugadores necesitan el cambio para encontrar estímulos nuevos, como es el caso de Villa. Tampoco hay que culpar a los jugadores, simplemente reconocerles y agradecerles los servicios prestados.

  23. Kurono

    11 de Abril de 2014 a las 8:38 pm

    Para que se venda a Messi hay que contar con un equipo y un técnico fijo y respaldado, lo único que tiene el Barcelona es a Messi, Neymar, Iniesta y Busquets (por ahí puedo meter en el saco a Pedro, Adriano y Bartha) y todo lo demás se puede ir y el club ni los extrañaría (tomando en cuenta que Valdés se va a ir y sufre una grave lesión, Puyol ya ha dicho basta y decidió salir y que los canteranos aun están verdes).

    Tirarle toda la culpa a Messi este año y decir que viene de dos años malos, cuando el año pasado cargó el solo la pesadísima mochila barcelonista (y por lo cual se rompió) se me hace injusto. El equipo estaba destrozado: con Xavi viviendo en su mundo de fantasía, Alves decayendo a ritmo acelerado, Piqué haciendo el ridículo, idem a Jordi Alba, Alexis y Pedro, la irregularidad de Fábregas y para colmo, el único compañero y colega que podía acaso mantener el ritmo del Barcelona, Busquets acabó con molestias, no cuento a Mascherano, Villa o Thiago, ya que el primero lleva más de dos años jugando a algo que ya no vale, el segundo fue defenestrado por Tito Vilanova y el último no tuvo ni oportunidades. Una mención especial a Iniesta: Cuando dije que su 2013 había sido de vergüenza y mediocre, saltaron muchos a decirme que yo “no sabía de fútbol”, Iniesta hizo un año 2013 para el olvido, ya que no hacía NADA (y que conste que ante el Atlético, pese a su gris versión, ni loco lo hubiera cambiado). Con todo eso, Messi llevó al Barcelona a semifinales de la Copa del Rey y Champions y ganaron una Liga casi finiquitada en diciembre, siendo prácticamente él sólo quien soportó toda la competición, aun con todo y una lesión grave que lo dejó sin jugar como medio año.

    Y además, algunos mencionaban que monopolizaba mucho el juego y que solo él quería meter los goles, cuando se olvidaron que Pedro y Villa (acaso los más extraordinarios compañeros del rosarino en ataque luego de Eto’o y Henry) se mantuvierion lesionados todo un año y el único compañero era Alexis Sánchez, un delantero sin gol.

    Primero y principal hace falta evaluar que hace falta y luego arreglar el caos institucional y sacudirse a Gaspart 2.1. Con la cabeza amueblada (fuera los Faus, Bartomeu, Zubizarreta y demás ineptos), vienen el cuerpo técnico y los jugadores. De nada sirve vender al mejor activo para “mejorar el juego en equipo” cuando no hay ni juego, ni mucho menos equipo.

    Las motivaciones de Messi son muy simples, darle al menos otros tres grandes jugadores para que lo acompañen y que tengan calidad, no Alexis y Fabregas que han defraudado. Si cuando ya se tiene EL equipo, Messi no es operativo y se notan vicios, es hora de venderlo. Mientras se tenga gente que ya pasó su época (Alves, Xavi), gente que no vale (Alexis, Fabregas, Song) o gente desmotivada (Piqué), pues ahí no veo sensato cargarse a Messi.

  24. Mondongo

    12 de Abril de 2014 a las 12:27 am

    A mi lo que más me ha molado ha sido la comparación de Messi con Mozart, ya se sabe, genios de mentes afines…

  25. Kurono

    12 de Abril de 2014 a las 5:59 am

    Y si concuerdo con tu postulado sobre los cambios tubilando. Pero estos cambios es más de gente como Xavi y Alves, que viven en una realidad paralela donde ellos aun son los mejores del mundo y nadie les tose, están por encima del bien y del mal; cuando ya no soportan el ritmo de competición moderno. Tanto el brasileño como el genio de Terrasa tienen 32 y 34-35 años respectivamente, la edad NO perdona. Pero a diferencia de Puyol, no son capaces de decir que ya no están para ser titulares.

    Luego fichajes fallidos y ahí están Fábregas, Alexis, Song, Afellay. Concretamente el primero hizo un partido abominable contra el Atlético, pero ha tenido dos meses horribles, no ha mejorado, no aporta más, no corre, no presiona, solo quiere hacer un último pase genial y ya. Alexis lo intenta, pero no da más. Song simplemente se le fichó por ser parecido físicamente a Touré, aunque no sean el mismo tipo de jugador. Afellay valió 6 meses, luego de eso nada. De ahí evaluar que tanto conviene mantener a Tello, Pinto, Julio dos Santos y quizá a Pedro. Por último, analizar si Piqué desea recuperarse para la causa. Con Mascherano creo que ya no se debería seguir insistiendo en que sea central, cuando no lo es. Luego a los demás arroparlos. Pero esto es complicado y más si están sancionados con el tema fichajes.

    Aparte que ANTES de tan siquiera despedirse de Valdés y Puyol, se debe cambiar de directiva y organigrama administrativo (Zubizarreta), cuerpo médico y fisioterapeutas que sean de calidad y no amigos de los caciques y poseer un técnico arropado y respaldado para que haga los cambios que quiere. Si solo es cambio de cromos, es tratar de rescatar la decadencia que es imparable y “contaminar” lo que hay ya. y así aunque llegue el tan ansiado Maro Reuss, Thiago Silva, Gundogan, Luis Suarez y David Luiz, seguirán erre con erre, porque los problemas son estructurales, vienen más de arriba.

    Con lo que ahora, tanto aficionado barcelonista echa de menos los fichajes de Bergistán, Laporta y sus fiestas o las mil chaquetas de Sala i Martín. Y pensar que Rosell dijo “no los abandonaría” y que se creyó sería mejor gestor que Laporta, con esa sanción de la FIFA nada de credibilidad poseen.

  26. Full Norbert

    12 de Abril de 2014 a las 6:49 am

    @Kurono:
    Estando de acuerdo en casi todo lo que dices, por fin (y me hace gracia) que reconozcas de una santa vez que el señor Cesc Fabregas no vale para este Barcelona, cuando le has defendido por activa y por pasiva. Este señor forma parte de uno de los tres jugadores más sobrevalorados de la historia reciente del fútbol español (matizo ya: sobrevalorado no es lo mismo que malo) junto con Raúl y Fernanado Torres.

  27. tubilando

    12 de Abril de 2014 a las 3:22 pm

    @Full Norbert
    Raúl y Cesc sobrevalorados….uff
    El problema no es tanto de jugadores como de liderazgo, encontrar un Cruyff o un Guardiola que de unas cuantas bajas sin titubeos. Esto implica que, probablemente, se baje el nivel de calidad de la plantilla, pero a cambio se obtenga una mayor entrega y entusiasmo, piernas que corran más, ascendiendo de rango a 2-3 canteranos (Montoya, Batra…) y realizando algunas adquisiciones (3-4).

  28. Mondongo

    12 de Abril de 2014 a las 8:03 pm

    A mi Cesc no me parece un jugador “sobrevalorado”, es más, me parece un jugador excelente. Ahora bien, lleva ya varias temporadas en el Barcelona y de momento yo creo que no ha justificado el precio de su fichaje. Considero que ha rendido incluso mejor cuando ha jugado de ‘falso nueve’ que en la posición para la que teóricamente se le fichó (el ‘sucesor’ de Xavi), y el problema es que mientras Messi siga en el equipo dudo mucho que Cesc vaya a frecuentar el puesto de falso nueve.

    Otro asunto es que dos jugadores como Puyol y Xavi, pilares básicos del mejor Barça de Guardiola (en el caso de Puyol, pilar también en el de Rijkaard), tengan o no “sucesor”. Para mi Puyol es el mejor central español de la historia. Recordemos lo que le pasó al Madrid con Hierro: estaba lento, nada ágil, a veces se le iba la pinza… pero se fue Hierro y mira lo que pasó. En el caso del Barça la situación tiene agravantes porque los problemas físicos de Puyol y la irregularidad y discutible estado de forma de Piqué no son cosa de hace dos días, y parece que en el club se la pela todo.

  29. Kurono

    12 de Abril de 2014 a las 8:44 pm

    Mira Full Norbert, a Cesc le tuve paciencia, pero ya lo tenía “en rojo” luego de sus dos últimos meses MEDIOCRES. Lo que hizo ante el Atlético de Madrid (planteamiento nefasto de Martino aparte) no se justifica, porque no hizo NADA, la gota que rebalsó el vaso de mi paciencia que ya estaba más que colmada. 40 millones tirados a la basura. ¿Sabes por que lo defendía? Porque ver al señor Xavi Hernández, considerado uno de los mejores jugadores españoles de todos los tiempos, arrastrándose por todas las canchas de España y Europa y no admitir que ya no está para la élite salir a hablar sobre césped, quejarse del arbitraje, ver “manos negras”, quien acabó con la carrera en el Barcelona de Thiago, entre otras lindezas aun soportando su titularidad por decreto, me aburría. Esperaba que Fábregas aprovechara alguna oportunidad. Me equivoqué rotundamente, ya que ha demostrado poca voluntad y compromiso. Un tipo así ya no puede seguir en el Barcelona jugando por decreto (ahora sí que juega por decreto).

    La directiva que pregonaba lo de las fotocopias en blanco y negro, junto a catalogar el Proyecto Foster de remodelación del estadio como muy caro gastó casi 220 millones de Euros durante tres años en jugadores sobrepagados y sobrevalorados (sobrevalorado no es igual a malo, que conste) que no valían eso y no reforzaron la plantilla adecuadamente: A los 40 millones de Fábregas luego sumemos los 40 de Alexis, los 25 de Song, los 12 de Adriano, los 14 de Mascherano y los (posiblemente) 100 de Neymar. Esto es puro estilo Florentino Pérez, fichando la estrella mediática de turno (Alexis llegó con la vítola de ser el “Mejor jugador de la Serie A” y Fábregas con el titulito de “Mejor centrocampista de la Premier”) y que importaba lo que necesitaba el equipo: Un central, un lateral diestro para prescindir de Alves, un centrodelantero fuerte y rápido para tener variantes y confiar de una vez en alguien más aparte de Xavi para llevar la batuta.

    La cuestión es que es lo que van a hacer estos sujetos, seguramente vender a Messi y “comerse” el dinero en comisiones para la construcción del estadio. Triste manera de destruir el que muchos (incluyéndome) considerábamos el mejor equipo del siglo XXI. Sanción FIFA para no fichar y una plantilla desompensada, sin banquillo, variantes y con jugadores vagos desmotivados, acomodados y en muchas ocasiones acabados para la élite, con un técnico interino que nadie cree en él, sin juego y con la institución severamente dañada en lo público.