Regalos Rakitic

Ivan-Rakitic-Sevilla_

Ayer lo volvió a hacer. Se escoró a banda izquierda para recibir el balón sin interferencias. Controló y, aprovechando su libertad de marcaje, profundizó en vertical perfilándose hacia el área del Almería. Penetró en los dominios de Esteban pero, en lugar de hacerlo con la portería entre ceja y ceja como lo habría hecho cualquier otro, Ivan Rakitic lo hizo oteando con el rabillo del ojo la llegada de un compañero, deteniendo el tiempo dentro del área y dotando al instante de la pausa necesaria para aprovechar la irrupción por sorpresa de Kevin Gameiro en el área pequeña. Donde otros habrían pisado el acelerador a fondo, Rakitic levantó el pie controlando el derrapaje. Siempre con el dominio de la situación, percibió la llegada del delantero francés y colocó el balón allí donde únicamente podía llegar su compañero. Un regalo para empujarlo a la red. Uno más, y ya van nueve en veinticinco partidos de Liga.

Emery, con la vista puesta en el derby europeo del próximo jueves, había decidido dar minutos de descanso a Ivan Rakitic en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Porque el croata entra dentro de esa categoría de jugadores a los que los técnicos tratan de dosificar bajo un estudiado plan, porque cada minuto de sus servicios puede ser decisivo. Uno de esos jugadores con los que hay que analizar con mucho detenimiento cuándo pueden bajar la guardia y dejar que su trabajo lo hagan otros. Porque Rakitic es el futbolista imprescindible del Sevilla, aquel sobre el que gravita el juego del equipo, aquel cuya dosificación es siempre cuestión de debate y análisis concienzudo. El jugador franquicia, que dirían los norteamericanos. El futbolista al que hubo que buscarle una novia sevillana al poco tiempo de su llegada a la capital hispalense para atarlo de pies y manos al Sánchez Pizjuán y que tuviese un motivo más para permanecer fiel a la hinchada sevillista.

Ayer, en la víspera de su vigésimosexto cumpleaños, Ivan Rakitic no fue protagonista en la victoria de su equipo ante el Almería. No lo fue porque Emery tiene reservadas para él varias actuaciones estelares, varias misiones especiales para las que necesita de la frescura del croata. Ha alcanzado ese estatus, reservado únicamente a los escogidos, en el que sus minutos de descanso son casi tan importantes como sus minutos de servicio. Se lo ha ganado a fuerza de ser el jugador más importante, decisivo e influyente del Sevilla FC. Ese jugador bajo cuyo mando pueden, y suelen, suceder cosas. Ese jugador al que hay que cuidar y proteger como oro en paño.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

5 Comments

  1. Mike

    10 de marzo de 2014 a las 2:08 pm

    Este chaval es muy bueno. Me acuerdo de la eurocopa del ’08, cuando dos chavales como este hombre y Modric se echaban a la espalda a una Croacia con mastuerzos como Niko y Robert Kovac, Simunic, Srna, Olic..

  2. Pingback: Almería vs Sevilla en vivo y en directo online – Vavel.com | Pasión en Nervión || Web Sevilla FC , Noticias Sevilla FC, Noticias Sevilla Atletico, Noticias Sevilla Femenino, Fotos biris, Tifos de biris, fotos Sevilla fc, fondos de pantalla Sevill

  3. Dieego

    13 de marzo de 2014 a las 4:26 pm

    Barca baperder la champios contra el real madrid

  4. Nurr eF

    15 de marzo de 2014 a las 6:16 am

    El cirujano. Físicamente es limitado, pero suple esa carencia con una técnica para hacer jugar exquisita. De los pocos »playmakers» finos que hay en nuestra liga. Si sigue a este nivel de aquí al final va a ser muy difícil para el Sevilla retenerlo.

  5. JoseFco

    21 de marzo de 2014 a las 11:16 am

    Aquí lo llamamos «El rubio de Pino montano», porque ya es uno de los nuestros. Él es el primero que lo dice. Ha caído rendido a los pies de la magia de esta bendita ciudad, no solo de su guapa mujer, sino también de los serranitos, del salmorejo de su suegra, y del embrujo del Ramón Sánchez-Pizjuán. Y cuando pasa eso, cuando un hombre descubre que ha llegado a su sitio, a donde es más feliz de lo que nunca hubiera imaginado, es cuando destapa el tarro de las esencias.
    No se trata sólo de que sea bueno, es que desde hace tiempo siente que defiende SU camiseta.