La semana en la que Puyol claudicó

puyol barcelona 1

En la semana en la que Carles Puyol anunció que dejaría la disciplina del FC Barcelona al concluir la presente temporada, el conjunto azulgrana viajó a Valladolid y se olvidó el orgullo y el coraje en casa, sobre la mesita de noche. En la misma semana en la que Carles Puyol anticipó la fecha de su adiós al club de su vida, Xavi Hernández, para más datos ayer capitán culé, escudó el impresentable partido perpetrado por su equipo en el Nuevo José Zorrilla bajo una excusa tan peregrina como recurrente en el muestrario habitual de excusas del genio de Terrassa. El césped pucelano, ‘irregular‘ en sus propias palabras, ‘no había ayudado‘ al juego del equipo. En la semana en la que Carles Puyol obligó a miles de azulgranas de todo el planeta a empezar a hacerse a la idea de esa angustiosa sensación de orfandad anunciada, Víctor Valdés, otro de los pesos pesadísimos del vestuario barcelonista, no dio la cara ante los medios de comunicación tras la derrota. En su lugar, en una maniobra que define su singularísima personalidad, colgó un vídeo en plan selfie (!) en su cuenta personal de Youtube tratando de expresar las sensaciones del grupo tras el inesperado tropiezo en Valladolid. En la semana en la que Carles Puyol, pundonor en persona, admitió que su maltratado cuerpo le obligaba a decir basta, Dani Alves volvió a disparar contra no se sabe muy bien quiénes, inventándose enemigos donde no los hay, instando a algunos a ‘bajarse del barco azulgrana‘. Tirando de un victimismo repulsivo, tristemente habitual en el lateral brasileño. Sobre todo cuando las cosas no le salen del todo bien. Lo hizo, por supuesto, vestido de Dani Alves. Con pantalones rosas. Con gafas XXL. Con chistera amarilla. O vaya usted a saber cómo. Como nunca jamás se vestiría Carles Puyol.

En la semana en la que Carles Puyol i Saforcada, probablemente el mejor defensa de la historia del FC Barcelona y, sin ninguna duda, uno de los mejores ejemplos de profesionalidad, respeto al rival, sobriedad, honestidad y compromiso que en mis treinta y seis años he podido ver sobre un campo de fútbol, el Barça que visitó al Real Valladolid, de repente, se olvidó de todas aquellas condiciones que Puyol, eterno capitán, solía aportar incuestionablemente cada vez que se enfundaba la azulgrana y se ceñía el brazalete al bíceps. En la misma semana en la que Carles Puyol anunció su adiós con dos meses de adelanto, el Barça ya había empezado a echarlo de menos.

En DDF| Cuando Puyol se sienta prescindible

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

15 Comments

  1. HReyes

    10 de Marzo de 2014 a las 1:33 am

    Este no es el post que CP5 se merece

  2. juni

    10 de Marzo de 2014 a las 4:06 am

    El Barça se encuentra a la deriva en lo institucional, y en lo deportivo a parecerse a los últimos años de Rijkaard.

    Y sí, Puyol es único e irrepetible. Muchos hablan del sustituto de Xavi, pero es imposible hablar del sustituto de Puyol.

  3. Kurono

    10 de Marzo de 2014 a las 4:44 am

    Saltándome un poco el tema, nadie sustituyó a Milla en su momento, Guardiola fue el “elegido” y sus frutos son conocidos. El Guardiola jugador no fue sustituido, se intentó otra cosa (y no salió muy bien, por cierto) con Cocú, Roger y Xavi. Luego de esto, vino Deco y cuando se fue el luso-brasileño, Xavi cogió la batuta. Distintos jugadores, todo es cambiante. Así que más que el “nuevo Xavi”, sería “el nuevo hombre que nos lleve a la excelencia”.

    Lo realmente PENOSO es haber vuelto a los mismos derroteros de la era Rijkaard y sin ninguna alegría a la vista. No es físico, es simplemente desmotivación.

    Curiosamente, el “pecado original” viene siendo el fichaje de Neymar. Tanto condicionó el fichaje del brasileño la temporada, que no se fichó el tan ansiado central, ni se retuvo a Thiago (no immportó que se fuera casi regalado) ni el delantero centro fuerte y alto. Nada, ahora a echarle la culpa a Messi, a Guardiola, al Tata, a Tito, al césped, a los “malos aficionados”, a la “mala suerte”; personificada semejante insulto a la inteligencia gente como Xavi, Alves o Piqué, que son aparentemente las caras más visibles del Barcelona que vaga sin rumbo.

    Y lo peor es que su gran insignia decide dar el paso al costado. No aguanta y no desea ser más una carga para el club. Actitud que algunos deberían de tener en cuenta antes que los saquen a patadas. Carles Puyol merecería un título en su despedida y marcharse por todo lo alto del fútbol; sobrevivió a muchos vaivenes como el gaspartismo y la decadencia de Rijkaard, las lesiones, el inicio dubitativo que lo hacía parecer un jugador que no valía para el Barcelona. Y a todo eso, el se repuso y lo ganó todo. Y sería una pena que se fuera mientras el barco se hunde a pasos agigantados.

  4. perrolokos

    10 de Marzo de 2014 a las 12:34 pm

    Es lo que tiene tener a un inepto como Zubi enfrente de la parcela deportiva . Los dos últimos veranos han sido lamentables en el tema de refuerzos , este verano lo van a tener complicado y seguramente necesiten un gran esfuerzo economico que no se si seran capaces de cometer , es lo que tiene ir dejandolo todo para luego , pero son necesarios dos porteros , un central , un lateral , un medio , un 9 , se gane un titulo 2 , 3 o ninguno , y cambiar de entrenador seguramente .

  5. josef84

    10 de Marzo de 2014 a las 4:09 pm

    Lo peor de todo es que el Barça necesita comenzar una reconstrucción ya. Tiene demasiadas líneas del campo ‘carcomidas’. Y a diferencia de cuando llegó Guardiola este Barça necesita algo más que unos cuantos retoques y disciplina en un vestuario autocomplaciente. Como dice @perrolokos, a bote pronto necesita gente en la portería, la defensa, y la delantera. Eso solo pensando en el once titular. Si ponemos a pensar en la plantilla…
    La culpa de todo esto es que Rosell se ha marcado un ‘Florentino’ en toda regla. Gana algún título con las bases de un proyecto deportivo heredado y se dedica a ‘potenciar la imagen del club por el mundo’ a través de grandes nombres en la camiseta.

  6. Rob

    10 de Marzo de 2014 a las 4:50 pm

    Supongo que no lo habéis vivido y por eso lo obviáis. Pero perder un hijo que esperas con ganas y alegría es una putada muy gorda. No solo para ti, tu pareja y tu familia, tambien para tus amigos y la gente que pasa los dias contigo.
    Estos ultimos dias deben haber sido difíciles para muchos jugadores y trabajadores del barça que viven cerca de Andrés Iniesta.

  7. Full Norbert

    10 de Marzo de 2014 a las 10:20 pm

    Aunque el artículo es bueno por aquello de la contraposición del carácter del gran Puyol con la situación actual del Barça, lo que provoca es que hablemos más de lo que pasa actualmente que de homenajear al eterno capitán. Quizá otro artículo a final de temporada exclusivo para él sería lo idóneo.
    En cuanto al Barça actual, lo único que espero es que compitan el miércoles y pasen y que planten cara al Madrid en la final de Copa y ojalá ganarla. El resto lo veo imposible, espero que no se hundan del todo como en el último año de Rijkaard, pero la cosa está negra.
    Urgen cambios y no precisamente de los suplentes, porque es muy fácil echar a Adriano y a Song. Y con eso no se arregla nada.

  8. Kurono

    11 de Marzo de 2014 a las 6:20 am

    Es lo que cosechó Rosell, sus semilla fue el “florentinismo”, el “mientras se gane algo, que no se toque nada”, el fichar a la superestrella que no era tan urgente como otras demarcaciones y luego se haya trastocado todo.

    Ya se fue Rosell, con el estigma de ser considerado el peor presidente del FC Barcelona. Debería también irse Zubizarreta, Faus y Freixa, que no han demostrado nada bueno. Y luego convocar a elecciones anticipadas. Creo que la encuesta sobre el Espai Barcelona será su plebiscito: Si pierden, toda su junta se sentiría sin legitimidad. Si ganan, pues saldrían reforzados, entonces para mí (al menos), todo seguirá igual, con la salvedad que se aprobaría un proyecto sin ninguna definición o plano más que un videito hecho y maquillado con Flash. Son 600 millones de euros, un cheque en blanco para algo que ni siguiera está en planos. Presentado por la misma directiva que criticó el proyecto Foster, algo que si estaba en planos y que costaba la tercera parte de su “soñado” proyecto.

    Refuerzos, todo mundo sabe que necesita el FC Barcelona, pero la incapacidad de Zubizarreta ha dejado todo para último minuto. No sería necesaria una revolución absoluta de haberse hecho bien las cosas, pero bueno, es el camino que el socio eligió votando a Rosell y no exigiendo la moción de censura adecuadamente.

  9. Cristian*

    11 de Marzo de 2014 a las 9:20 am

    @Full Norbert: No creo que Song Y adriano deban ser culpabiolizados de nada; sobretodo Adriano que ha rendido a gran nivel cuando ha jugado y no se ha lesionado…
    @josef84: Supongo que no recuerdasd para nada lo que era el equipo de Rijkaard y lo que anunciaba que haría falta de cara a la siguiente temporada; no parecía que con tan sólo 2-3 cambios la cosa fuera a cambiar tan drásticamente, pero lo hizo.

  10. emedepan

    11 de Marzo de 2014 a las 12:42 pm

    Cuando tu capitán está más pendiente de la hierba y de poner excusas que de espabilar a sus jugadores, mala señal.

    No creo que sea cuestión de retoques por calidad, sino de retoques para poner a las pilas. Esto es autocomplacencia pura y dura de nuevo. Sí pierdes en San Sebastían y resulta que la culpa es de que haya jugado Song, le estás diciendo a Busquets que puede jugar como le salga de las narices (y vaya dos mesecitos que lleva). Si tienes a Pedro y Alexis a tope, pero pones a Neymar medio cojo de titular, lo mismo. Si tienes una prensa dedicada a hacerle la rosca a los jugadores, normal que se acomoden.

    El Tata parece un buen tipo, pero este equipo necesita látigo. Se lo han comido entre la prensa y los jugadores. Y el día de San Sebastían ya sacó la bandera blanca. Ya estamos igual que la temporada pasada, a merced de las ganas de los jugadores.

    ¿Qué hizo Guardiola nada más llegar, a parte de sacarse de encima a Ronaldinho y Deco? Poner a Busquets y Pedro. O hacéis lo que yo quiero, o meto a alguien que lo haga. Me da igual quien seas.

  11. Full Norbert

    11 de Marzo de 2014 a las 10:48 pm

    @Cristian: Cuando me refiero a Adriano y a Song, puedes poner cualquier otro nombre de los suplentes, sea Tello, Montoya o Pinto, es decir, que el año que viene se marche gente suplente y vengan otros para tener fondo de armario no arregla nada, se tienen que marchar gente titular y traer a otros grandes jugadores que los sustituyan. No lloraría si Alves, Cesc, Piqué o Alexis se van a final de año, pero para nada.

  12. tubilando

    12 de Marzo de 2014 a las 12:15 am

    Me gusta que resalte el compromiso y la sobriedad de Puyol. Me recuerda bastante a Raúl, salvando las distancias. Es casi imposible encontar un minuto en su carrera en el que bajara los brazos. Siempre bravo pero sin utilizar la violencia gratuita ni borrarse de los partidos. Ahí quedan las imágenes aquellas en que jugadores como Alves hacían el ganso tras marcar un gol, Puyol acudía a llamar la atención y poner orden para no ofender al rival.
    Con el balón en los pies sufría a la hora de pasar, sin embargo, lo conducía aceptablemente. Le honra decir adiós ahora y no permanecer en la plantilla sin poder ofrecer su rendimiento habitual.

  13. Cristian*

    12 de Marzo de 2014 a las 2:40 pm

    @Full Norbert,
    Yo creo que el equipo titular necesita algún reajuste, pero precisamente, Piqué o Cesc me parecen jugadores vitales en el Barça actual y el que tenga que venir. El problema, como señala en parte @emedepan, es que se está mostrando que claramente existen 12-13 jugadores con los que se cuenta para cualquier cosa, y el resto parece que sólo estén para oxigenar un poco a los anteriores cuando estos están que se ahogan…
    En ningún club es fácil optar por la solución que encontró Pep en sus inicios; cargarse a las “vacas sagradas” y optar por gente que demostrara su compromiso a diario. Tata ha intentado buscar una vía más política, y ahora el problema le está estallando en la cara, y lo preocupante es que no parece demostrar conocer lo mucho que se puede torcer la situación. Veremos cómo acaba la situación, pero creo que en Liga se dbería premiar a los jugadores que demuestren trabajo y ganas en los entrenamoentos, y en el campo, y si se tiene que jugar con Tello, Montoya, Song, Bartra, Cuenca, Afellay, Sergi Roberto y el resto del barça B para que espabilen los “titulares”, que se haga, demasiado se ha cuidado el Tata de recuperar al mayor número de jugadores para la causa.
    Con unos amigos, pensamos que Guardiola ya intuyó que el “nuevo Barça” debía plantearse en base a la salvia nueva, y viendo cómo estaba su plantilla en la temporada, y con medio equipo entre algodones, optó por los que él creía debían ser el futuro del equipo; el resultado fue malo y se perdió la Liga contra el Madrid, pero ahí estanban Tello, Cuenca y Thiago plantándole cara al temido equipo blanco.

  14. tubilando

    12 de Marzo de 2014 a las 11:38 pm

    @ Cristian
    También yo pienso que el problema son las vacas sagradas. Es difícil encontrar un Cruyff o un Guardiola capaz de hacerlo. No creo que sean problemas provocados por la personalidad, (falta de) profesionalidad o actitud de unos fulanitos en cuestión, sino que es la propia dinámica del fútbol y su entorno los que crean estas situaciones. Llegados a esta situación sólo queda airear, aunque los jugadores que lleguen no tengan el pedigrí de los que se han marchado.

  15. Cristian*

    13 de Marzo de 2014 a las 10:20 am

    @tubilando
    Estoy de acuerdo en que las dinámicas de tales entornos son las que producen estos lodos, pero creo que es ahora mismo que el barça tiene frente a sí, una buena ocasión para renovar el equipo: las salidas de valdés, Puyol, y con un poco de suerte, de Dani Alves, pueden permitir aligerar las abultadísimas nóminas del primer equipo, y con suerte, permitirían la entrada de jugadores que creen la competencia necesaria para reactivar al equipo.

    A todo esto, creo que “el capitán” es un adiós que todos los aficionados lamentamos, pero que ya se olía desde la temporada pasada, lamentablemente.