¿Quién daña a mi equipo?

haces daño equipo

En una actitud que define su espíritu y su modelo de negocio, la Liga de Fútbol Profesional ha decidido echar balones fuera. Ha agarrado un balón con apetecible bote en la frontal del área y le ha soltado un zapatazo que lo ha mandado directamente al tercer anfiteatro. Ha encasquetado el problema a la víctima del mismo, al aficionado, para terminar de dañar su ya de por sí dañadísima imagen.

‘Si pirateas el fútbol, dañas a tu equipo’ es la nueva campaña que el organismo que rige los designios de nuestra liga ha decidido poner en marcha para tratar de concienciar a los aficionados sobre los problemas que se derivan del pirateo de la señal de televisión de los partidos de fútbol de primera y segunda división. Y el eslogan de marras, como es lógico, ha sentado como una patada en la entrepierna a ese target al que supuestamente iba dirigido. La idea que trata de transmitir el señor Tebas es que cada vez que un aficionado se engancha a rojadirecta, por ir a lo que todos estamos pensando, para ver el partido de su equipo, está causando un menoscabo irreparable a ese mismo equipo del que es seguidor. Por no ir al estadio. Por no abonarse a una plataforma de televisión de pago. Por no invertir su cada vez menor capital en el fútbol que él preside.

No voy a eximir por completo de una cierta parte de culpabilidad al aficionado en todo este asunto. Hubo un momento en el que el brillo de las estrellas cegó nuestras miradas y anuló nuestra capacidad de análisis. En el que cada fichaje estratosférico presentado a bombo y platillo por nuestro equipo del alma era aplaudido hasta con las orejas. Todo nos parecía normal. A nadie parecía preocuparle entonces de dónde se iban a obtener los fondos para sufragar semejante nivel de gasto. Ante tal exhibición de poderío, bastante teníamos con limpiarnos la baba de la comisura de los labios como para detenernos a analizar la viabilidad de un modelo de negocio que era a todas luces insostenible. De aquellos polvos noventeros vinieron estos lodos actuales. De aquellas hipotecas vitalicias que el diablo plantó en la mesa de los dirigentes de nuestros clubes y que aquellos accedieron a firmar ufanos mientras recibían palmaditas en su espalda se derivan buena parte de los problemas a los que ahora Tebas quiere hacer frente colocando directamente al aficionado en la picota. Como si solo existiese un culpable.

La campaña de la LFP aparece como una magnífica y densa cortina de humo. Como un elemento de distracción sobre aquellos problemas de nuestro fútbol sobre los que sí que tiene responsabilidad directa el citado organismo. ¿O va a tratar Tebas de convencer al aficionado vallisoletano que plantar un Valladolid-Levante un viernes de febrero a las nueve de la noche, con una previsión meteorológica de entre cero y dos grados, no daña gravemente a su equipo? Los aficionados no dejan de acudir al estadio cada dos semanas por ver a su equipo de manera ilegal a través de Internet. Lo hacen porque las condiciones en las que se les ofrece el producto son lamentables, porque se les ponen todo tipo de dificultades e impedimentos, porque se les vende mortadela a precio de Cinco Jotas y porque, en los difíciles tiempos que corren, la ilusión y la pasión de los aficionados cuentan con una partida presupuestaria muy limitada dentro de las economías domésticas. Algo ante lo que los principales responsables de nuestra competición liguera prefieren desviar la vista.

¿Quién daña más al Valencia CF, los aficionados que no pueden permitirse pagar por ver al equipo en televisión de pago o aquellos dirigentes que, con la connivencia de la LFP, llevaron al club a su situación financiera actual? ¿Quién daña más al Getafe, una directiva que acuerda unos precios inadmisibles en las entradas del Coliseum o el aficionado que no puede permitirse pagar 80 euros por ver a su equipo en el estadio? ¿Quién daña más al Sevilla, quien permite que éste, como tantos otros, acceda solo a las migajas del reparto de los derechos televisivos o el aficionado que no puede permitirse gastarse 80 euros cada año en la nueva camiseta oficial de su equipo? ¿Y aquellos que aprovechan sus cargos como directivos e imagen de nuestros equipos para procurarse lucro personal? ¿Y aquellos directivos que permiten que nuestros equipos engorden su deuda acumulada con el fisco o con la Seguridad Social temporada tras temporada bajo una sensación de absoluta irresponsabilidad? ¿Y quienes firmaron unos contratos de cesión de derechos de televisión bajo unas condiciones leoninas de manera absolutamente irresponsable y gobernados por un cortoplacismo desquiciante? ¿Y quienes han terminado organizando una competición dirigida a la explotación salvaje del potencial comercial de los dos gigantes, con cada vez menor interés para los aficionados? ¿No son ellos los que dañan a nuestros equipos?

Imagen| LFP

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

22 Comments

  1. tom hansen

    21 de febrero de 2014 a las 1:45 pm

    Amén!

  2. Felix 1.3

    21 de febrero de 2014 a las 2:47 pm

    Brillante artículo, de estos que acabas de leer y dices “no añadiré más, señoría”. Por cierto, desde Concepción, Chile, donde estoy por no encontrar trabajo en españa en casi 2 años, pocas posibilidades me quedan para seguir al Pucela que rojadirecta o derivados… y quizás el “dañado” sea yo cuando madrugas un domingo a las 8 de la mañana hora local para verlos perder 4-0 en Cornellá 😉

  3. Alexnavia7

    21 de febrero de 2014 a las 4:36 pm

    Poco mas que añadir, sólo que yo me resisto a creer que tebas no se de cuenta que poner los 10 partidos a 10 horarios distintos es una mamarrachada. Yo creo que él y los clubes que lo sostienen tienen interes en que esta huida hacia delante continue hasta que todo reviente. A mi ya me da igual, estoy hasta los coj… de este circo y me cabrea que me tomen por tonto, así que con vuestro permiso me proveo de palomitas y me preparo para el dia en que alguien diga se acabó, y empiece el espectaculo de verdad.

  4. Pacosanzm

    21 de febrero de 2014 a las 4:38 pm

    Un matiz. La previsión a las 21.00 horas en Valladolid es de 3 grados, sin lluvia…deberíamos aplaudir con las orejas. Y ya que estamos con este tema y hablo de Valladolid, ojo también a la cacicada de la Federación y la Liga decidiendo que la final de Copa un miércoles imposibilita a Madrid y Barça para jugar el sábado si llegan a semis de Champions. Ese sábado 19 de abril correspondía el Valladolid-Real Madrid, posiblemente el partido con mejor entrada del año en Zorrilla que pasará en ese caso al miércoles 7 de mayo, con un casi seguro impacto en la venta de entradas.
    No sólo eso, si todo va normal la fecha del partido no se sabrá hasta el martes/miercoles 8/9 de abril (vuelta de cuartos), diez días antes del hipotético partido. Una chapuza, vamos

  5. Jose Alberto

    21 de febrero de 2014 a las 4:39 pm

    Tremendo. No hay mucho más que decir. La liga es lo que es gracias a los repartos televisivos: 2 grandes muy grandes que aglutinan todo, una tercera opción que aparecerá cada X años y el equipo revelación de turno. Aburre. Los horarios son penosos, yo pagaría religiosamente cada semana 20e por volver (ya no a ver) a escuchar el Carrusel de las 17 del domingo, ahora no sabes ni quién juega, ni dónde ni cuando. El interés del aficionado no es su equipo, es el simple hecho de ir al campo al olvidarse de todo, y con los precios que hay, para hacer eso mejor te vas de pesca o al parque con tus hijos.

    Pero claro, la culpa es de rojadirecta y de los que lo ven (entrecortado, con poca calidad, con comentaristas rusos… una delicia vamos). Lo siguiente será chapar los bares cuando haya partido para que no puedan verlo varias personas a la vez…

  6. Jorge

    21 de febrero de 2014 a las 4:54 pm

  7. Pingback: ¿Quién daña a mi equipo?

  8. Miguel Ángel Román

    21 de febrero de 2014 a las 5:03 pm

    La Liga tiene muchos problemas. El desmedido “pirateo” de la señal televisiva es uno de ellos, aunque el problema del pirateo de contenidos es general. Y casi cultural.
    Pero, insisto, es sólo uno de ellos. Hay otros muchos, que apunta con muy buen criterio Borja, a resolver también.

  9. Kurono

    21 de febrero de 2014 a las 5:37 pm

    ¿El contenido pirata daña a los equipos de fútbol? Si, si lo hace.

    Pero, ¿por qué razón debo pagar tanto para ver un espectáculo lamentable con clubes al borde de la ruina? No se dice de la bajada de espectadores en el estadio cada año, ante la imposibilidad de pagar un abono impagable y precio de entradas absurdas (de hecho, los aficionados del Schalke con su pancarta en San Mames de “El fútbol no es sexo telefónico” o los del Ajax en el Ethiad Stadim y la de “Precios ridículos” me vienen a la cabeza). Malos horarios para el aficionado, poca gente va ir a ver partidos a las 10 u 11 de la noche cuando al día siguiente es laboral. Mal reparto de fondos, hay aficionados que no pagan ya plataformas de pago para ver fútbol porque así ya no le brindan al “enemigo” fondos, aunque eso repercuta en su propio equipo.

    Es la suma de cosas, y no solo un evento aislado en sí, el que ha provocado que el aficionado medio vea en la famosa página “rojadirecta” los partidos. Lo de Tebas es pura cortina de humo decir que los problemas son el amaño de partidos y la piratería, cuando hay cosas más graves como clubes sin fondos y sin dirección adecuada, una Liga que salvo los dos (y ahora tres) de arriba, no interesa buscar fondos de mercados extranjeros para la Liga, pero si tratar de esquilmar un mercado nacional cada vez peor.

  10. juni

    21 de febrero de 2014 a las 6:18 pm

    Tiene gracia que salga una foto del Atleti. Un club que ha sido robado y estafado por sus propietarios, y que se mantiene ahí arriba porque nadie se ha puesto serio, porque es uno de los más endeudados con hacienda(véase el fichaje de Agüero por el Manchester City). Luego está el tema de la Ciudad Deportiva y la tan poco sospechosa recalificación, la ruina del Valencia, la estafa de Ruiz Mateos y el Rayo, el Hércules y el amaño de partidos, el Levante también involucrado(creo recordar) en amaños, las relaciones de la Real con Eufemiano Fuentes, el fichaje de Neymar, el fraude fiscal de Messi, el desigual reparto televisivo…¿seguimos?

    Yo cuando tuve algo de dinero para poder gastar(y cuando digo algo, es más bien ‘alguito’), estuve pensando en hacerme socio de una plataforma de pago; pero en realidad deseché la idea, entre otras razones porque no sabía si iba a poder ver el partido de mi equipo semanalmente(porque si te quieres asegurar ver TODO el fútbol nacional, eso sale por un gran pico al mes). Además, si la gestión es tan opaca, ¿cómo sé yo que todo ese dineral no va en parte a pagar comisiones al HdP de Jorge Mendes?. ¿Por qué deciden pagar a hacienda según les vaya apeteciendo?. ¿No estaremos financiado a una gran mafia(otra más en este país)?. Este mismo razonamiento también lo aplico a la hora de hacer un gran sacrificio(¿qué suponen para muchos de nosotros 80 euros?) para ir al estadio de mi equipo a ver el partido. Si ya bastante sonrojo genera el trato que se le da al fútbol por parte de los gobiernos de turno(esto es, hemos estado pagando indirectamente el fútbol, se quiera o no se quiera), que nos vengan ahora a intentar hacernos sentir culpables es de lo que no hay.

    En fin, que si el fútbol español debe caer en la mediocridad durante años para poder alcanzar un modelo razonable, tampoco nos vamos a morir. Hay cosas más importantes en este país ahora mismo que preocuparnos por no pagar GOlTV o CANAL+, o sentirnos culpables por ver el partido de nuestro equipo en una deifinición de Super Nintendo. Seamos serios, que la caspa de todos esos presidentes infames hay veces que nos empaña la realidad.

    Un saludo

  11. tubilando

    21 de febrero de 2014 a las 6:40 pm

    Cuando fichas futbolistas y defraudas a Hacienda le haces daño a tu país.

  12. emedepan

    21 de febrero de 2014 a las 8:04 pm

    Si desapareciera la piratería de la televisión de pago, subiría el uso de la radio y la asistencia a los bares. Difilmente lo harían los abonados de las teles, porque la gente piratea por falta de dinero o por no aceptar la relación calidad precio del fútbol. Nadie que realmente pueda pagar prefiere ver partidos en ruso, de mala calidad, con cortes, etc.

    Lo de que la piratería es cultural es la misma bobada que llevan repitiendo años los del cine, los de los discos,etc. Y se han metido unas buenas leches por no saber adaptarse. Los de la tele y el fútbol van por el mismo camino.

    Si la relación calidad-precio es buena, la gente consume. Si es mala, piratea o no consume. No hay más.

  13. Sergio

    21 de febrero de 2014 a las 8:12 pm

    Es muy complicado gestionar peor el fútbol en este país a pesar de sus dirigentes sigue siendo el deporte nacional, pero debe ser muy complicado hacerlo medianamente bien, no hace falta ni pensar solo hay que fijarse de las grandes ligas europeas, ninguna tiene una gestión por parte de la liga y la federación tan lamentable como en España, imagino que la culpa de todo ello es la pirateria por parte de los aficionados…
    Ver para creer, en fin yo tengo pocas esperanzas en que la cosa cambie, para muestra las 10.000 entradas que se ha guardado la federación para compromisos en la final de copa o lo que es lo mismo a cambio de favores, asegurarse el voto en las próximas elecciones federativas, esto es ESPAÑA.

  14. BBQ

    21 de febrero de 2014 a las 8:48 pm

    @juni

    Yo lo miré la temporada pasada y ver todos los partidos de mi equipo me salía por 48€/mes.

  15. Miguel

    22 de febrero de 2014 a las 12:58 am

    Yo hace 2 temporadas hice el intento de ver el futbol legal, y como estoy viviendo de alquiler y no tenia parabolica descarte el plus, luego fui a por el goltv… me pedian 12 meses de subscripcion cuando 3 de esos meses no echan nada de interes…

    Acabe contratando el golstadium, y mira, lo pagaba religiosamente… jugaba el zaragoza -lo veia perfecto-, jugaba el español -igual-, jugaban el madrid o el barcelona -IMPOSIBLE- entrecortado y mala calidad.

    Luego llego la copa, como el goltv no la tenia pues contrate el yomvi… JAJAJA, eso si que fue una broma, nunca consegui ver un partido del madrid ni del barcelona bien, la calidad pesima, mis amigos se reian de mi porque lo veian mejor poniendo rojadirecta y yo pagaba…

    Al final, pirata, ellos mismos me espantaron

  16. Dr. K

    22 de febrero de 2014 a las 10:31 am

    Todo lo cual me ha recordado a esta tira cómica: http://theoatmeal.com/comics/game_of_thrones

  17. Nim

    22 de febrero de 2014 a las 11:09 am

    Vaya tela… esta gente no entiende nada. Se piensan que no preferiríamos estar todos en el campo, o en el sofá de casa viendo el partido en HD, a ver a trompicones, con una calidad deplorable, con desfase y comentarios en chino. A ver señores, somos muchos los que nos vemos empujados hacia el pirateo pero no se engañen, si no viese muchos partidos por roja directa, sencillamente no podría ver los partidos y seguramente acabase por dejar de intentar ir cada par de años al campo o al bar a verlo. Es decir, si ver los portidos de mi equipo me supone un dinero que no me puedo permitir, por muy forofo que sea tarde o temprano dejaré de verlo. ¿Es eso lo que quieren, una afición de señoritos y jeques árabes? Pues ya se lo pueden quedar y ya me buscaré otras aficiones. De momento voy a echar una prtida en http://www.esonoes.com a ver si se me pasa la mala leche 😉

  18. Toni

    22 de febrero de 2014 a las 8:18 pm

    En otros paises ya lo han solucionado -màs o menos- o lo estàn intentando. Aquí, como en muchas otras cosas, estamos a años luz y ELLOS siguen medrando y buscando otros culpables. Poco más que decir. La clavas. Sólo añadir lo que escribió Nick Hornby y que recoge http://www.thebeautifulgame.cat/desquena-a-les-classes-populars/

  19. Balan Gonzalez

    23 de febrero de 2014 a las 10:57 am

    El señorito tebas en su trono no dice nada del dinero publico (tuyo, mio y de todos) que va para el futbol. Eso no interesa, así que todo el mundo a ver el futbol en modo pirata, que bastante bien lo hemos pagado.
    Es lo que tiene el mundo en el que vivimos, los encargados de reventar las cosas a echar balones fueras y a culpar a los demás de lo ocurrido, cuando ellos se han llenado bien los bolsillos.
    En fin, e insisto, no es más que lo que ocurre en todos los aspectos de la vida en este mundo en el cual sobrevivimos, y si no que se lo pregunten a los bancos…

  20. perry

    23 de febrero de 2014 a las 7:39 pm

    Argumentos clavados a los de los pro-piratería discográfica. Pues bien: Si no pagas, el negocio se va a la porra. Y como en otros países se piratea menos, sus ligas serán más potentes. Esto es así.

  21. Borja Barba

    23 de febrero de 2014 a las 10:51 pm

    @ Perry

    ¿Por qué en otros países se piratea menos? Creo que ya lo he dicho, pero la piratería, en este caso, es más una consecuencia que un problema.

  22. Cristian*

    24 de febrero de 2014 a las 2:06 pm

    A mi, con la excusa de la piratería me entra la risa:
    En Inglaterra, la plataforma de pago que emite los partidos, cuesta aproximadamente menos de la mitad de lo que aquí cuesta mantener las opciones de GolT y CANAL+. Y eso que allí la renta per cápita es muy superior a la nuestra!!
    Y como muchos apuntan: ¿Por qué la piratería daña el fútbol que mi bolsillo no puede pagar, y los impuestos que ellos no pagan, o el mal reparto del dinero televisivo no computan?
    ¿Cuando vemos fútbol en casa de un amigo o en un bar, estamos pirateando también??
    ¿Y si lo seguimos por la radio?
    Si me pidieran 15€ al mes para seguir todos los partidos de mi eqipo de fútbol en HD, cantidad que puedo permitirme fácilmente y me evitaría los contínuos desplazamientos a bares autorizados, que no siempre apetecen, sin duda los pagaría religiosamente: comodidad a la carta, qué más se puede pedir! Pero no es el caso: aquí tenemos una cultura muy arraigada: sacar la máxima tajada por venta realizada, creyendo que así conseguiremos el mayor beneficio posible. Craso error, pero aquí no escarmentamos, y seguiremos erre que erre.
    Mientras tanto, recordamos al Espanyol teniendo que vender su estadio por los robos de su directiva de las arcas del propio club. Asistimos a los casos del Betis, Atlético, Sevilla, y un largo sin fin de cacicadas “Made in Spain”. Pero aquí nadie se rasga las vestiduras, y ahí nadie daña a ningún equipo, a ningún club, a ningún aficionado…

    Por cierto, como muchos recuerdan por aquí: Hacienda, no somos todos??

    Sobre la piratería en el caso de las series, y el de la tira cómica que nos pasa @Dr.K.; los productores de la serie Game of Thrones han declarado públicamente que la piratería no les preocupa, puesto que solo sirve para aumentar la popularidad de su serie, y por tanto, no solo no les genera pérdidas, si no que les sirve de propaganda gratuita….