La estrella discreta

mikel rico athletic gol

Mikel Rico con tatuajes, pendientes y tontería sería una estrella. Vale, nos confirman desde Granada que el centrocampista vizcaíno en realidad sí que tiene su piel tatuada. Algo en un costado del cuerpo, bien oculto bajo la camiseta, para su ‘disfrute’ en la intimidad del hogar. Pero la frase de José Luis Hurtado, del diario Marca, no pierde ni un mínimo de significado. Mikel Rico (Arrigorriaga, 1984) es un hombre discreto, sin estridencias, sin ‘tontería’, como decía Hurtado tras su exhibición en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Betis. Ninguna de estas condiciones, sin embargo, le impiden ser un futbolista excepcional.

Rico llegó el pasado verano a Bilbao sin el ruido de otras incorporaciones del Athletic. Pese a haber sido solicitado por Bielsa, su fichaje no se confirmó hasta la salida del argentino del banquillo rojiblanco. Hubo quien calificó su contratación como de innecesaria y caprichosa. Un futbolista de perfil bajo, que venía de hacer carrera en el modesto Granada y en diversos equipos de tercera fila, con sus veintiocho añitos ya cumplidos, jugando en una posición teóricamente bien cubierta… No era la incorporación más ilusionante posible, a la sombra de las llegadas de Kike Sola y, sobre todo, el exbético Beñat.

Al paso firme del Athletic en el torneo liguero Mikel Rico acabó convirtiéndose en imprescindible. Su fichaje, de repente, comenzó a ilusionar a San Mamés. Su sociedad en la medular con Ander Iturraspe, otro futbolista que ha crecido varios peldaños en los últimos meses hasta hacerse insustituible para Valverde, es el sustrato donde germina el buen fútbol de los leones. El ’17’ rojiblanco no ciñe su trabajo al achique, a la presión y al derroche físico sobre el césped. Ha redimensionado sus prestaciones y se ha destapado como un potente llegador. El propio futbolista admitía tras sus dos goles de ayer (y el del pasado sábado ante el Almería) que la irrupción de la segunda línea en el área rival es una jugada que han ensayado con frecuencia en los entrenamientos. Gracias a ella ha anotado ya siete goles con la camiseta bilbaína, siete clavos en el ataúd futbolístico del casi inédito Beñat. Los mismos tantos que en las tres temporadas que vistió la camiseta del Granada. Es tal vez el futbolista más en forma del actual Athletic, se ha ganado el favor de San Mamés y se ha convertido, cinco meses después, en una incorporación realmente ilusionante. Sigue, eso sí, sin enseñarnos los tatuajes. Siempre fiel a su discreción.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

7 Comments

  1. Alexnavia7

    16 de enero de 2014 a las 2:51 pm

    Si señor jugador de mucho derroche y muy eficaz, no tiene las condiciones tecnicas de beñat, pero creo que si tiene el físico y la mentalidad que probablemente le falten al peludo ex del betis.

    Y sin embargo, la temporada del athletic siendo buena me da una sensacion muy convencional. Como si no me esperase menos, y creo que el athletic está donde deberia estar por plantilla, peleando por la champions. Como tambien me da la sensacion de que el secreto de la pareja de mediocentros es su “convencionalidad” no son superdotados tecnicamente, pero son sacrificados, con llegada y un buen sentido del juego en equipo y de la importancia que valverde le da a las bandas en sus equipos. Buenos tiempos para el athletic, veremos cuanto duran.

  2. Asier

    16 de enero de 2014 a las 4:08 pm

    Para mí el mejor fichaje que hemos hecho esta temporada, por delante de Balenziaga, del decepcionante Beñat y de los (casi) inéditos Sola y Etxeita.

    @Alexnavia7

    Yo no estoy nada de acuerdo en calificar a Iturraspe y a Rico como jugadores poco dotados técnicamente. El primero me parece uno de los mejores del equipo en ese sentido por su dominio de la pelota y su capacidad de jugar a pocos toques y utilizar las dos piernas para golepar en largo y en corto. Y Rico quizás no tenga la elegancia de otros peloteros, pero no podría hacer controles como el que hizo ayer en el primer gol si no tienes buen pie. Por no hablar de los pocos balones que pierde en la circulación.

  3. juni

    16 de enero de 2014 a las 5:08 pm

    Este año no he podido ver nada del Athletic, pero me sorprende la situación de Beñat. ¿Alguien del Athletic me podría explicar cómo alguien que en el Betis estaba para la selección ha acabado relegado a lo más profundo del banquillo bilbaíno?

    Un saludo

  4. Borja Barba

    16 de enero de 2014 a las 6:36 pm

    @ juni

    Lo de Beñat no tiene una explicación clara, pero sí tiene varias líneas argumentales:
    – Llega a un equipo en el que hay mucha competencia por jugar en su posición.
    – Cualquiera saca ahora mismo a Iturraspe o a Rico del once. Para mí, junto a Aymeric e Iraizoz, lo mejor del Athletic de esta temporada.
    – Físicamente, y esto no es algo nuevo, le cuesta muchísimo jugar más de 55/60 minutos por partido, y eso es un hándicap importante.

    Dicho esto, yo creo que acabará reivindicándose a poco que Valverde le vaya dando minutos. No hay un jugador como él a balón parado en el Athletic, sólo Ibai se le acerca.

  5. Juan Guillermo

    16 de enero de 2014 a las 11:23 pm

    Es un gran fichage, el equipo se ha visto muy bien

  6. Full Norbert

    17 de enero de 2014 a las 2:09 am

    Pocos, por no decir ninguno, hubiéramos apostado a que el rendimiento de Mikel Rico no sólo está siendo superior al de Beñat, sino que están siendo diametralmente opuestos: uno como grata sorpresa y otro como gran decepción.

  7. Kurono

    17 de enero de 2014 a las 10:09 am

    Creo que con esa medular y Ander Herrera un poco más arriba (o bien, más libre), el Athletic está de gran candidato a la 4ta plaza (repesca para Champions).

    Por mi parte, alucino más con la evolución de Ander, de un futbolista “efectivista” en la R. Zaragoza a un hombre de mucho trabajo; Rico y Iturraspe la gran revelación (recordándonos de lo mal que se vió el año pasado, con Bielsa), mientras Breñat está siendo una decepción.