Bundesmierda

lewaj

Por ahí se cuenta de vez en cuando un chiste muy viejo que suele triunfar. Llega un individuo a un burdel y le pregunta a la madame por quién tiene disponible. La madame le pregunta: “¿le gustan las chicas rubias o morenas?” “Morenas” “Pase ahí por la puerta de la derecha”. El hombre pasa, y hay otra que le pregunta: “¿Chicas altas o bajas?” “Más bien bajitas.” “Vaya por aquel pasillo”. “¿Vestido largo o pantalones ajustados?”. Y así cinco o seis veces. Al final , cruza la última puerta y se queda de piedra cuando se da cuenta de que ha salido otra vez a la calle. Indignado, se da la vuelta y se encuentra otra vez a la encargada, que le dice: “Mire, le voy a ser sincero. Putas, lo que se dice putas, no tenemos, pero… ¿a que nos organizamos de maravilla?”

Esta es la historia que se ha venido a la cabeza de servidor cuando se ha confirmado casi con total seguridad el traspaso de Lewandowski al Bayern. Todos, en diferentes contextos, hemos alabado una u otra vez a la Bundesliga como un campeonato modélico: entradas baratas, dinero para todos, trato correcto al aficionado, estadios siempre llenos, un producto perfectamente envuelto para uso y disfrute del público. El duelo Borussia-Bayern ha enardecido a los aficionados de toda Europa durante dos años maravillosos, y atrajo las miradas de todo el mundo a un campeonato que llevaba demasiado tiempo a la sombra de la Premier y la Liga.

Sin embargo, en apenas seis meses, los fichajes de Götze y Lewandowski han cambiado completamente el panorama, y es de esperar que en los próximos tiempos el interés en el campeonato alemán descienda exponencialmente y vuelva a convertirlo, como ya ocurrió en otras épocas no demasiado lejanas, en una competición residual. Ya ha ocurrido en otras ocasiones que el Bayern descabece a sus rivales fichando a sus mejores jugadores, pero muy pocas veces se había enfrentado a un rival tan poderoso, y también pocas veces la decapitación del mismo se ha producido de modo tan “violento” y llamativo: morterada y los dos mejores jugadores cambian de bando de la noche a la mañana. Ilústrenme si alguien conoce algún precedente reciente de esto en alguna liga mayor. Aqui sería impensable.

Lo que tenemos en España es una verbena: los horarios no tienen pies ni cabeza, no hay dinero ni para pagarle a los utilleros, la copa del rey parece diseñada expresamente por un Sánchez Dragó que quiera hundirla, y el reparto de los derechos de televisión es una injusticia que indigna incluso a barcelonistas y madridistas. Pero déjenme decir que con todos sus defectos, hay una diferencia fundamental: en España compiten siempre al menos dos. Y ya puestos, prefiero el cachondeo actual de nuestro país a un torneo donde se asume como normal que todos los grandes jugadores van a acabar en un sólo equipo, como en los grandes tiempos del Steaua de Bucarest. Una liga en la que si una temporada hay pelea, hay que tener claro que la siguiente el campeón va a estar decidido en Diciembre (como este año). La liga escocesa sin el Rangers. Competición sin competición, la contradicción absoluta.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

58 Comments

  1. Full Norbert

    8 de Enero de 2014 a las 2:16 am

    Vosotros que controláis estos temas económicos de la Premier, lo del Manchester United, que lo compraron los Glazer y que según aficionados del club endosaron su deuda al club y que después fundaron un club, el F.C. Manchester, ¿cómo está la deuda del club? ¿qué es lo que sabéis sobre estos empresarios?

  2. Alexnavia7

    8 de Enero de 2014 a las 8:40 am

    El F.C. Manchester subio varias divisiones del tirón y ahora se ha estabilizado (o estancado como prefieras) en una de las primeras categorias profesionales que hay, no se si sexta o quinta categoría, el caso es que ahí anda y tampoco parece que vaya a crecer mucho en el corto plazo, ya se verá.

    En cuanto al united, es verdad, los glazer financiaron la compra con un crédito garantizado por el propio club (creo que el termino económico es leveraged buyout). De modo que el united paso a deber unos 900 y pico millones de euros. Ya que no ha quebrado ni nada que se le parezca interpreto que está pagando religiosamente, ahora bien, probablemente sin esa carga estaría gastando bastante mas dinero en fichajes.

    En cuanto a la familia glazer, por lo visto el patriarca es un inversor al mas puro estilo norteamericano, compra empresas en malas condiciones y las reflota (segun tengo entedido anduvo metido en su día en harley davidson o la empresa de mueblería de cocina formica), tambien es propietario de los tampa bay buccaneers de la NFL (tampa esta en florida) y de ahí salto a comprar el united.

  3. Kurono

    9 de Enero de 2014 a las 12:12 am

    Una de las causas para el RIDÍCULO que protagonizaron los “Red Devils” en este mercado de fichajes es precisamente ese pago de semejante deuda descomunal, ya que sin Ferguson, y conociendo lo condicionado de sus posibilidades económicas, los jugadores prefieran otras opciones. No son muy populares los Glazzer en Manchester, por cierto, como tampoco lo son los Guillet en la otra orilla del Mersey, ni Mike Ashley en Newcastle. Solamente se interesan en obtener buenos beneficios.

  4. Alexnavia7

    9 de Enero de 2014 a las 11:22 am

    @kurono Hace ya unos meses lei un reportaje en el diario El Pais que trataba sobre los procesos concursales, recuerdo muy bien un entrecomillado del administrador concursal del betis “el futbol, bien gestionado, es un grandísimo negocio”.

    Comparto tu posicion respecto a ciertos propietarios, pero creo sinceramente que el futbol tiene que ser una actividad solvente, porque si no será terreno abonado a toda clase de rufianes y delincuentes que destruirá todo lo que se encuentren a su paso con tal de obtener beneficios.

    Yo no digo que los glazer hicieran bien o algunos de los grandes propietarios, pero un club tiene que obtener beneficios o, por lo menos, no ser una ruina, así, inversores serios tendrán interés en comprar clubes de futbol y mantener la inversión por muchos años.

  5. Kurono

    13 de Enero de 2014 a las 2:57 am

    Un club de fútbol no es una empresa al uso. No es justificable el despilfarro, pero tampoco el querer obtener beneficios a toda costa, porque si no, ninguna plantilla sería estable más allá de dos años y eso no te permite formar un equipo. En un club de fútbol la pérdida económica es inaceptable, pero el lucro es un mal. Acepto que los inversionistas desean obtener beneficios, pero muchas veces para lograr eso realizan muchas medias impopulares y en ocasiones dañinas para el club.

    Y con todo eso, la gestión de los Glazzer, Guillet y Ashley está lejos de ser ejemplar. Fichajes escandalosos a precios absurdos de jugadores mediocres que inflaron el mercado (Xisco, Carroll, Anderson por decir algunos representativos) están muy lejos de ser una buena manera de administrar un club de fútbol. Eso y su deuda galopante y creciente.

    Por algo la Bundesliga puede situarse arriba de la Premier si los planes siguen como se esperan. No solo habrá un Bayern en un futuro, sino varios clubes que pueden decir “este será mi estrella, tu no lo toques”, sino que también pueden producir sus propias estrellas, cosa que las afamadas academias de la Premier hace rato no producen.

  6. Capitan Apuestas

    15 de Enero de 2014 a las 2:08 pm

    @kurono totalmente de acuerdo. La cantera alemana existe, en Inglaterra sólo saben tirar de talonario aunque quieran presumir de ser la mejor liga del mundo. Y dados los precios de los traspasos, sólo formando buenos jugadores se puede mantener viva la economía de un club. Lo que a mi juicio también es relevante en todo este desaguisado es el papel de los intermediarios y el poder que tienen para inflar los fichajes artificialmente y llevarse su correspondiente mordisco. Parece que los alemanes saben manejar el tema bastante mejor que los clubs ingleses -y también los españoles.

    Supongo que el hecho de que se haya puesto de moda adquirir clubs de fútbol por jeques árabes, magnates rusos y demás multimillonarios que han comprado un palco y un prestigio más que una empresa que gestionar eficientemente tampoco ayuda. Los presidentes de los clubs alemanes parecen más serios, a pesar de los recientes escándalos de evasión fiscal en los que se ha visto envuelto el presidente del Bayern…

  7. Kurono

    17 de Enero de 2014 a las 10:24 am

    Voy a decirte una confidencia: Me alegré que el fondo de inversiones que había apostado por Neymar se arruinó. También me alegré del cierre del MSI. Y lo hago porque creo simplemente que ellos son el mayor cáncer del deporte, ya que gracias a su acción, el precio de un jugador cualquiera se ha inflido a niveles absurdos. El fútbol base es la única clave para mantener competitivo a un equipo, ya que a los Jeques, Florentino Pérez y los Oligarcas no les tiembla el pulso a la hora de gastar lo inimaginable por un jugador (de paso, Rosell tampoco me parece un dechado en tácticas de negociación si pagó casi 60 millones por Neymar).

  8. cambrils

    30 de Julio de 2014 a las 12:31 pm

    Bueno, eso de que lo de España es diferente a Alemania es un chiste. Esto es una Liga de dos, que se reparten el pastel y el resto un montón de titiriteros que bailan al son que marcan los “jefes” y recogen servilmente las migajas que les sueltan. Ellos descabezan a tocho y mocho, controlan los despachos, los arbitrajes y todo el tejemaneje que hay en un futbol español, patético, que nos quieren “vender” a través de un poder mediático asfixiante. No existe liga española, solo un forcejeo político, compadreril entre Madrid y Barsa. Sin embargo, sí hay una diferencia entre Alemania y España: el funcionamiento de la justicia. Allí hubieran entrado de lleno en el famoso tema del “dopaje”, que tocaba a los “grandes”. Todos sabemos cómo el asunto fue toscamente tapado e ignorado. Incluso Italia nos dió una lección de justicia. Se imaginan que, por ejemplo, hubieran mandado al Real Madrid a segunda división, como hicieron con la Juve. Imaginación no, ciencia ficción, vamos.