El cementerio está repleto de valientes

rayo8

Si el club tiene que cambiar algo en el mercado de invierno, es el entrenador‘. Paco Jémez no rehuye la responsabilidad. Se acerca a ella y la abraza casi con la misma temeridad con la que dispone a su Rayo Vallecano sobre el césped. Afronta la inestabilidad de su puesto de trabajo atacándola con una defensa de tres. En eso es consecuente el técnico canario. Es valiente y asume las posibles consecuencias de un arranque de temporada que deja en evidencia que su equipo, el mismo que el año pasado despertó la desorbitada admiración de buena parte de los medios de comunicación de este país, hace aguas por todas sus líneas.

El Rayo ha cambiado sustancialmente con respecto al del pasado curso. Se ha quedado sin gol (Piti y Leo Baptistao), sin equilibrio (Javi Fuego) y sin solidez defensiva (Jordi Amat). Y los recambios que vinieron a sustituir a los ausentes, quizá a excepción de Jonathan Viera, parece que no terminan de arrancar. Por eso, y no por otra cosa, es por lo que la franja experimenta serios problemas en su relación con el gol. Tanto a la hora de firmarlo, con sólo trece goles a favor, como sobre todo a la hora de evitarlo. El cuadro rayista ha encajado 34 goles en catorce partidos. A más de dos por encuentro, unas cifras que hunden a cualquiera.

Se ha hablado mucho de la valentía de Paco Jémez como técnico de un equipo modesto y con medios reducidos. De la plasticidad de su propuesta de juego. Pero la línea que separa la valentía de la temeridad es muy estrecha. Quizá su valoración como entrenador crecería si fuera capaz de tirar de pragmatismo cuando es menester, de dejarse de milongas impropias de un equipo cuya única aspiración debe ser la de subsistir y de saber adaptar su valiente discurso a una situación que requiere en ocasiones de más puntos en el casillero, de asegurarse la vida, y no de brillantez y heroicidades. Estoy seguro de que casi cualquier rayista estaría dispuesto a ver a su equipo jugar de una manera algo menos vistosa a cambio de asegurar su supervivencia en Primera división.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

12 Comments

  1. JULIO

    25 de noviembre de 2013 a las 10:47 am

    Una pregunta,¿jugar de una manera menos vistosa les asegurará la permanencia en primera división? Estoy seguro que si eso fuera algo “seguro” Paco tomaría nota, pero yo he visto a muchísimos equipos descender haciendo un juego en el que no daban ni 3 pases seguidos, por lo que me parece un comentario sin ninguna base. Si tiene que descender por lo menos que sea proponiendo un buen fútbol… Soy seguidor del Real Madrid y un fan incondicional de Pep Guardiola. Aprovecho para deciros que os leo todos los días.

  2. Borja Barba

    25 de noviembre de 2013 a las 10:54 am

    @ Julio

    Lo que está claro es a dónde les está llevando su actual manera de jugar. A encajar 34 goles en catorce partidos y a irse al sumidero sin que nada lo impida. Por eso quizá es cuestión de plantearse un cambio hacia el pragmatismo, visto que “algo” no funciona en su propuesta actual.

    Yo me imagino que el seguidor rayista preferirá agotar sus posibilidades de permanencia, jugando como sea, pero agotarlas, antes de doblar la rodilla y asumir el final más triste. No es que un cambio te garantice nada, pero al menos agotas todas tus posibilidades.

    Saludos y gracias por comentar.

  3. JULIO

    25 de noviembre de 2013 a las 11:09 am

    Te hago otra pregunta. Imagina que el Rayo, como muchos de los equipos “modestos”, empieza la temporada jugando un fútbol “pragmático” (realmente no sé lo que significa eso, quizá renunciar al juego elaborado? ), y estuviera en la misma situación que está ahora…qué hace entonces? qué dice el entrenador? Bueno, vamos a probar ahora haciendo un fútbol bonito?

  4. Jan

    25 de noviembre de 2013 a las 11:28 am

    Excepcional artículo, Borja. Lo que comentas no es ni más ni menos que lo que los rayistas llevamos implorando a Paco ya desde el pasado año, pero creo que tanto halago de medios y colegas está desnortando a nuestro míster. Este año somos mucho peor equipo línea por línea, y además las lesiones están haciendo estragos principalmente en nuestra defensa, con lo cual la receta por fuerza debe ser otra.

    Cinco equipos, cinco, se han llevado ya los tres puntos de Vallecas. Y de ellos, Valladolid y Espanyol aplicando la receta de dejarnos el balón, engordando nuestra estadística de posesión, esperando la gran “cagada” de los nuestros o el aguijonazo en forma de contra. No hay referencia arriba, tenemos una defensa lenta y temeraria. Me consta que en algunos partidos a domicilio (Málaga) ha pasado lo mismo. Quizá toque jugar más feo, juntar gente en la parcela ancha y trabar los partidos. Con espacios, nos matan. De nada me vale la posesión si no disparo a puerta, como ocurrió ayer.

    El juicio definitivo lo veremos cuando podamos de una vez por todas alinear a la dupla defensiva Gálvez – Zé Castro, pero el equipo tiene una pinta horrible, y toca reforzar prácticamente todas las líneas en invierno.

  5. JULIO

    25 de noviembre de 2013 a las 11:29 am

    Esto me recuerda a una “discusión” que tuve hace dos años en el curso de entrenadores. El profesor decía que no se podía ser tan “valiente” y salirle al Barcelona a presionarle arriba, que te pasaba lo que le había pasado a (no recuerdo el equipo) que te metían 5…yo le contesté que no entendía muy bien ese argumento, ya que, por contra,yo podía poner mil ejemplos en que equipos que han salido a encerrarse ante el Barcelona se iban a casa también con cinco goles…puestos a elegir y ya que, nada garantiza nada, prefiero ser valiente. 😉

  6. handefree

    25 de noviembre de 2013 a las 12:32 pm

    Como decía un entrenador que tuve, si hubiera tácticas siempre acertadas y otras siempre erróneas, no existirían los entrenadores.

    Sin poder ver el partido de ayer pero leyendo el post, la historia del Rayo me recuerda a la del Espanyol de Poche. La apuesta de Poche fue la de tener el balón, combinar, y crear ocasiones de manera elaborada. Funcionó a la perfección mientras hubo “chicha” arriba, pero a la que se empezaron a ir Osvaldo, Callejón, Luis García, etc. la cosa derivó en una posesión estéril y era solo cuestión de tiempo que alguien cometiera un error que diera pie a una contra en la que se encajaba un gol. Y luego, vuelta a la posesión.

    Llegó Aguirre y lo tuvo claro: somos lo que somos, así que vamos a hacer 4 cositas bien y luego ya intentaremos hacerlas de forma bonita, que lo primero es lo primero.

  7. Jan

    25 de noviembre de 2013 a las 4:58 pm

    Lo clavaste, handefree. Sólo debes añadir una defensa de circunstancias, y de cachondeo (Arbilla, Saúl, Galeano), para que esos errores que mencionas sean el pan nuestro de cada día.

    Delante: Larrivey, Viera, Lass, Falqué, Nery, Alberto Bueno… la nada más absoluta.

  8. Full Norbert

    25 de noviembre de 2013 a las 10:25 pm

    Para el aficionado neutral, ver al Rayo es algo bastante gustoso, pero como bien decís, no hay una táctica que te garantice nada. Yo, como pucelano, el Valladolid juega infinitamente peor que el año pasado y tiene unos resultados mediocres, que no ha entrado en descenso porque este año están todos los de abajo realmente mal. Hay que adaptarse a lo que tienes.
    Al final es lo que dice Jan, hay que ver lo que tiene arriba el Rayo y lo que ha tenido los dos últimos años: Piti, Baptistao y hace dos años Michu, y un Tamudo ya de vuelta de todo metió el gol de la permanencia. Como que no es lo mismo.

  9. bebetinho

    26 de noviembre de 2013 a las 12:00 pm

    Mejor caer con la cabeza alta y dando la cara que poniendo el culo,… que pensarán otros (yo me incluyo).

    Con el equipo que tiene el Rayo, dudo que exista una manera de asegurar la permanencia, así pues, ¿por qué no llevar la idea de jugar bien hasta el final?

    Y si no… siempre nos quedará Clemente.

  10. Jan

    26 de noviembre de 2013 a las 1:17 pm

    Por favor, leed esta pieza de Carlos Sánchez Blas (Onda Madrid) en Rayo Herald http://www.rayoherald.com/44342-sobredosis-de-jabon.html

    Texto esclarecedor. El verdadero Rayo 2013/14 es el que Carlos dibuja en sus líneas, no el de las entrevistas pelotas de JR De la Morena a Paco.

  11. Kurono

    27 de noviembre de 2013 a las 10:49 am

    Pragmatismo es adaptarse a las circunstancias y Jeméz le está costando adaptarse a los jugadores que tiene. Un error, no se puede pretender jugar con Ze Castro igual que con Jordi Amat, ni con Raúl Baena igual que con Javi Fuego.

    El estilo propio, no tiene por qué variar, no hace mucho comentaba aquí sobre que el Barcelona de Guardiola anotaba montones de goles de contragolpe, incluso ante grandes y no por eso se traicionaba su estilo de juego. Pragmatismo no es estar 9 tipos debajo del travesaño, ya que tampoco es la gracia. Nada te garantiza títulos, permanencia, vitorias o resultados buenos, pero es más fácil con un plan inicial.

  12. Pingback: El Rayo de Paco - Diarios de Futbol