Milito, Totti y diez mil napolitanos

milito gol inter

Este ha sido, sin duda, el fin de semana del calcio. La Serie A gravitó este fin de semana en torno a tres puntos de atención, cada uno por diferente motivo. De la pequeña Sassuolo a la colosal Roma, y desde la capital hasta Milán.

El Sassuolo-Inter nos regaló la vista con un 0-7 extremadamente inusual en el fútbol transalpino. Pero por encima del sonoro resultado, lo verdaderamente grande es el retorno de uno de los mejores delanteros que ha visto el calcio en la última década. Diego Milito tiene la palabra gol metida en la cabeza, en el corazón, en los pies. La tiene. Es suya. Completamente suya. El argentino volvió en el minuto 53 de partido y sólo necesitó diez minutitos para marcar su primer gol tras 220 días sin pisar césped en un encuentro de competición oficial. Por si fuera poco para el día de su regreso, se marchó del estadio Mapei con dos tantos en su cuenta particular. En Milán la gente no lo podía creer. “Il Principe è tornato”.

El otro nombre de la semana es el de Francesco Totti. El eterno capitán de la Roma y principal emblema de la entidad capitalina prolongó su contrato con su club de toda la vida el pasado viernes por dos temporadas más, lo que le convertirá en uno de los mitos más importantes en la historia del fútbol italiano al retirarse con cuarenta años y habiendo vestido únicamente la camiseta romanista a lo largo de su carrera. Para terminar la fiesta, la Roma ganó el derbi contra la Lazio con un notable partido. Sólo hacer falta ver las lágrimas que derramó Balzaretti en la celebración del primer gol para entender el significado y la trascendencia de una victoria en el derbi romano. Emoción máxima.

Merece una mención muy especial la afición del Napoli. El domingo, un tercio de San Siro fue suyo. Más de 10.000 espectadores se desplazaron hasta Milán para acompañar a su equipo y para ver cómo, de forma histórica, el conjunto partenopeo vencía en el feudo rossonero (1-2), rememorando los ya lejanos tiempos en los que Maradona enarbolaba la bandera del orgullo del sur frente a los colosos del norte del país. El resultado acompañó a los aficionados azzurri, volcados con su equipo, con sus colores y, sobre todo, con su nuevo ídolo: Gonzalo Higuaín. Cavani parece tener sucesor.

8 Comments

  1. Pingback: Deporte24horasMilito, Totti y diez mil napolitanos » Deporte24horas

  2. Mondongo

    24 de septiembre de 2013 a las 1:56 pm

    De momento el «FSW» («Fat Spanish Waiter», como le decían a veces en Inglaterra) le está dando sopas con honda a todo cristo. Vaya parada la de Reina a Ballotelli en el penalti, qué reflejos.

  3. Marcel

    24 de septiembre de 2013 a las 6:08 pm

    La mención al penal de Balotelli obligatoriamente debe ir acompañada por este enlace: http://hasbalotellimissedapenalty.com/ 😛

    A mí me tiene sorprendido gratamente el Inter, pensaba que la Juve nos sacaría los colores el fin de semana anterior y nada que ver. Solo espero que no nos desinflemos como ya ocurrió la campaña pasada.

  4. Txomin

    25 de septiembre de 2013 a las 9:54 am

    Desde luego menuda diferencia del FSW (No conocía el mote) con su homólogo del Milan. ¿Cómo un paquete como Abbiatti puede ser el portero de un equipo puntero europeo? Si cuando era joven ya era muy limitado, verle jugar ahora es un esperpento.

  5. Mondongo

    25 de septiembre de 2013 a las 11:37 am

    @ Txomin

    El FSW es Benítez xD

  6. Gustavo

    26 de septiembre de 2013 a las 2:42 am

    Muuuy buen post.

  7. Adrià Soldevila

    26 de septiembre de 2013 a las 1:12 pm

    Gracias por los comentarios. Un placer que os haya gustado. Cada semana escribiré algo similar (análisis, opinión, interpretación…) desde Milán.
    Estos de Diarios de Fútbol son de lo mejor que existe en el periodismo español y se tiene que aprovechar, además de ser buena gente. 🙂

  8. frank

    2 de octubre de 2013 a las 11:43 pm

    La verdad es que el milan es un equipo, bastante limitado.este año el scudeto esta mas emocionante.aunque no creo q la roma aguante.un saluto a tutti