Es otro Dépor

deportivo 2014 bergantiños

Uxío, Deak, Teles, Juan Carlos, Bicho, Quique Fornos, Cañi y Luis. Si no eres coruñés, o al menos deportivista, te será difícil saber que los anteriormente citados son futbolistas del RC Deportivo de La Coruña y que formaron parte del equipo que anoche, tras una tanda de penaltis que amenazaba con alargarse hasta la madrugada, eliminaron al Córdoba en la segunda ronda de la Copa del Rey. La alineación presentada por Fernando Vázquez en el Nuevo Arcángel es el reflejo y la síntesis de lo que es el Dépor 2013/14. Un equipo de mínimos, de recursos limitadísimos. Un club que se ha visto obligado, por orden de la administración concursal que lo controla, a prescindir de futbolistas de talla y prestigio como Aranzubía, Zé Castro, Bruno Gama o Riki. Hubo que permitir su salida de la plantilla a coste cero porque sus fichas eran inasumibles por el club. No se les podía pagar la nómina sin hipotecar (aún más) el futuro de la entidad. En este caso, perder significaba ganar. Había que reinventarse por necesidad.

De todo lo que ha rodeado al conjunto herculino durante los últimos meses, sorprende sobremanera la madurez de su afición. Una afición, su sector más joven, que sólo ha conocido a su equipo entre los grandes y que ha disfrutado de históricas noches europeas en las que algunos de los más grandes equipos del continente doblaron el espinazo ante un equipo de leyenda. La misma afición que, por segunda vez en tres años (y quién sabe si esta vez la penitencia será mayor), ha visto como su equipo del alma se hundía en el lodazal de la segunda división por culpa de una gestión deficiente y de una mentira que iba creciendo como una bola de nieve conforme pasaban los años. Esa gente ha entendido que su equipo, el que conocieron, con el que crecieron y se aficionaron al fútbol, es otro. Que su objetivo ya no son los títulos. Que ya no es ni siquiera jugar en competiciones europeas cada cierto tiempo. Su meta ahora mismo es salvarse, sobrevivir, capear el temporal y aguantar el envite de las olas a la espera de tiempos mejores. Lo han asumido poniendo la mejor cara posible, porque saben que al menos, como mal menor, siguen vivos y siguen teniendo alguien a quien acudir a animar cada dos fines de semana. En un club que debía dinero hasta por fotocopias, no es poca cosa.

Y si se trata de buscar la vinculación emocional de la grada con el césped, nada mejor que hundir las raíces en la cantera y aprovechar los nutrientes de Abegondo. Tirar de gente joven, que ama el club tanto como todos aquellos que se anudan la bufanda y se plantan su camiseta de ‘Feiraco‘ o de ‘Fadesa‘ para ir al graderío a animar a su equipo. Suena a discurso populista, pero está funcionando. Las circunstancias económicas obligan, es cierto, pero nunca es tarde para buscar en casa lo que fuera suele costar el doble. Es una fórmula sencilla y asequible, que quizá no prometa resultados inmediatos, pero sí puede sentar unas sólidas bases de cara a un futuro cercano.

Porque así la gente nunca tendrá dudas. Porque sabrá a qué atenerse con un equipo transparente en el esfuerzo y sincero en su respeto a los colores. Hubo un tiempo en el que el Dépor fue de Mauro, de Bebeto, de Naybet, de Makaay, de Djalma, de Tristán. La fórmula funcionó mientras duró el pan, pero era insostenible en tiempos de carencia. Hoy el Dépor es del juvenil Fornos, de Juan Domínguez, de Bergantiños, de Seoane, de Luis Fernández, de Juan Carlos… de futbolistas que en cuanto a nivel y trascendencia no resistirían comparación alguna con los años dorados. La afición deportivista lo ha entendido y ha asimilado el salto hacia atrás, siempre al pie del cañón, siempre entregada, sin cuestionar su fidelidad. Es otro Dépor, sí, pero ellos son los mismos de siempre.

En DDF| ‘Si tengo que ir a Cerceda iré, pero si desaparece… ¿a dónde voy?’

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

13 Comments

  1. Esteban

    12 de Septiembre de 2013 a las 10:53 am

    Parece que les viene una buena generación de canteranos, puede ser su salvación, como en su día pasó al Celta.

  2. Pingback: Deporte24horasEs otro Dépor » Deporte24horas

  3. Borja Barba

    12 de Septiembre de 2013 a las 10:57 am

    @ Esteban

    Entre canteranos, jugadores gallegos fichados de equipos menores de alrededor y refuerzos de nivel bajo, como Arizmendi, Bastón, Rudy… Ahí puede estar la clave para la supervivencia económica y deportiva del Dépor. Y en sacar dinero por vender a los futbolistas que vayan despuntando en el equipo, por desgracia.

    Lo mejor de todo, como digo, es que la gente lo ha asumido con muchísima tranquilidad y naturalidad. Eso genera confianza en la plantilla.

  4. David

    12 de Septiembre de 2013 a las 11:38 am

    Igual es una tontería, pero cuando la temporada pasada retorno el Depor a Primera eché en falta una cosa, que suele ser denominador común en equipos grandes (entenderme esta denominación) que descienden con problemas económicos, y fue la falta de chavales de la cantera. Que a su vez suele llevar una limpieza de gente con salarios excesivos que no aporta acorde con ellos.
    Hablando de memoría solo Alex Bergantiños y Juan Domínguez que el año pasado este último creo que no contó mucho.

    En el caso de la Real (quizás el modelo a seguir) hizo falta un cambio de mentalidad de los dirigentes, el paso de Badiola a Aperribay para ser realistas (nunca mejor dicho) y realizar esa limpieza que con Lendoiro no parece del todo posible.
    Ojalá el cambio se este dando porque dentro del infierno de Segunda, parece el mejor camino a seguir porque lo normal es que te encuentres un Ander Herrera, Zapater, Aspas o Zurutuza.

    Y no pretendo decir que la cantera es la salvación única…pero confiar más en ella, suele ayudar en estos casos.
    Un saludo y perdón por las faltas que haya, no os haceis una idea de lo complicado que es escribir desde el móvil

  5. bebetinho11

    12 de Septiembre de 2013 a las 12:16 pm

    A mi me encanta la afición del Depor… (uno de Jerez)

    OFFTOPIC: Dos artículos que echo en falta en este gran blog de fútbol:
    1 – Que habléis de Uzbekistán (y su mala suerte con los mundiales)
    2 – La historia del Xerez CD y el nuevo XDFC equipo construido por la afición y peñas del Xerez y que ya va por 4800 socios en la categoría más baja del fútbol español (si queréis os puedo mandar algún artículo escrito por mí para que veáis como es la historia).

  6. Motumbo

    12 de Septiembre de 2013 a las 6:29 pm

    La misma madurez que la afición está demostrando al apoyar al equipo cuando más lo necesita, no la muestra en cambio a la hora de entender lo que significa la concursal. Parece que el concepto de “límite salarial” resulta demasiado complicado de entender para muchos, que prefieren seguir apoyando a Lendo el Hutt en sus disparatados intentos de seguir fichando jugadores después de que los administradores ya le hayan dejado muy claro (con el caso de Geijo) que una vez alcanzado el tope de ahí no se puede pasar. Pero nada, el tío erre que erre y los garrulos dándole la razón.

  7. Leon

    12 de Septiembre de 2013 a las 8:24 pm

    La verdad es que es un orgullo ver el campo un domingo a las 12 contra el Murcia con más espectadores que la mayoría de los campos de primera. Y que vayamos 2.500 aficionados a Gijón este domingo a apoyar al Depor.
    Yo soy de los anteriores al superdepor y tenía claro que nuestros años gloriosos eran una etapa y que había que disfrutarla porque, tarde o temprano, volveríamos a sufrir. La gente más joven, aquí y por España adelante, creía que era natural que el Depor fuera subcampeón varios años, campeón alguno (cuando la liga era tan fuerte que la final de la champions la jugaban 2 equipos de nuestra liga), un par de copas del rey, que jugase champions 5 años seguidos. Porque lo que conseguimos fue grandioso, por encima de nosotros muy poquitos (quizá 3 o 4) estos últimos 20 años. Pero ya pasó.
    Y aquí estamos, con nuestros chavales de la cantera, no por decisión del club (que nunca ha creido en la cantera como les pasa a casi todos los presidentes que prefieren marear con fichajes curiosos a los que llaman “refuerzos”) si no por la lamentable situación económica. Y los chavales nos dan un vínculo emocional a los aficionados porque sabemos que su crecimiento como futbolistas es el crecimiento del equipo y del club. Luego algunos saldrán bien o mal, algunos se irán a ganar más paste, pero están demostrando un gran orgullo y ganas de aprender. Y son nuestros.
    Tenemos que tener mucha paciencia con nuestros canteranos, hay que apoyarlos especialmente cuando fallen. Hemos ganado los 2 partidos fuera de casa y hemos perdido los 2 de Riazor por 2 jugadas de pardillos en saques de falta. Hay que aprender todos de los errores, los jugadores, Fernando (que es el mejor entrenador que podíamos tener en estas circunstancias) y la afición.

    En fin, perdón por el rollo y gracias como siempre por hablar de nuestro Depor.

    PD: Ánimo a nuestros colegas de Xerez, esteis en la categoría que esteis.

  8. Borja Barba

    12 de Septiembre de 2013 a las 11:53 pm

    @ León

    Es curioso como nadie, absolutamente nadie, ha cuestionado jamás la labor de Fernando Vázquez. No he oído a ningún aficionado del Dépor decir que no sea el entrenador más indicado. Pocas veces se ha visto tantísima calma y unanimidad ante un entrenador que, no lo olvidemos, no cumplió con el (complicado, eso sí) objetivo de la permanencia.

  9. Kurono

    13 de Septiembre de 2013 a las 1:18 am

    La Real Sociedad era un zombi que tardó 3 años en darse cuenta que necesitaba la medicina que siempre había funcionado: Base de casa con refuerzos extranjeros de calidad, que sumaran y no restaran. El Deportivo debe ser igual.

  10. Giovinco

    13 de Septiembre de 2013 a las 11:31 am

    Pues claro esta y el ejemplo es claro desde el Betis con Joaquin, Varela, etc…el Celta con todo canteranos o la Real Sociedad..el ejemplo es claro, el tema es que el Deportivo tiene un filial en 3ª division y no fue capaz de ascender…y estos equipos cuando sacaron mas jugadores fue con el equipo en 2ª b y grandes jugadores…

    Pero el ejemplo es claro y es la linea que tiene que seguir el Depor si quieren tener futuro…

  11. Leon

    13 de Septiembre de 2013 a las 6:40 pm

    Borja, es que uno aprende a golpes. Y las últimas experiencias no han sido nada buenas.
    Respecto a lo de cumplir el objetivo yo creo que tras el esperpento del principio de temporada y la situación con Domingos, el año pasado tras el 0-3 con el Granada, los aficionados pusimos el objetivo en “descender con dignidad” cosa que no se estaba teniendo hasta ese momento. Y Fernando lo consiguió, devolvió la decencia al equipo y se peleó tanto que al final estuvo en nuestra mano no descender. Muchos aficionados comentabamos antes del partido contra la Real que ni nos creíamos la remontada y el haber llegado con oportunidades a ese momento, tras unas 20 jornadas muy deprimentes.
    El tio siente el equipo y aprende de los errores, cosa poco vista en muchos entrenadores. Tiene mi confianza al 100%

  12. Borja Barba

    14 de Septiembre de 2013 a las 3:55 pm

    @ León
    Lo que sí es cierto es que Fernando ha demostrado más vergüenza profesional y más sentido de la responsabilidad que el 99% de los entrenadores profesionales. Supongo que esa dignidad debe jugar siempre a su favor, una vez que el deportivismo en masa ha asumido la triste realidad de lo que hay.

  13. Haneis

    31 de Marzo de 2014 a las 11:22 am