La refrescante alternativa sureña

Hamsik Napoli

No es sencillo vivir siendo dueño de un carácter exasperantemente perfeccionista. Trabajador minucioso y controlador obsesivo de cada detalle que rodea al juego, a Rafa Benítez (Madrid, 1960) le salió el tiro por la culata en su, hasta la fecha, única experiencia en la futbolerísima Italia. Su paso por el Inter post Mourinho no pudo ser más desastroso y frustrante. Seis meses de pesadilla. Seis meses en los que jamás consiguió hacerse con un equipo que había pasado en apenas un verano de campeón de Europa a desguace. Seis meses fueron suficientes para que Moratti, aún prendado de su anterior técnico, decidiera que lo suyo con el madrileño no tenía ningún futuro. Benítez se marchó de Italia dejando al Inter en mitad de la tabla, recordando sus exigencias de fichajes no atendidas y dejando en evidencia que su relación con la cúpula directiva nerazzurra estaba definitivamente rota. Italia seguiria siendo su gran asignatura pendiente. Un escollo más difícil de sortear de lo inicialmente previsto.

Rafa siempre ha sido fiel a su método de trabajo. Rodearse de su gente de confianza y de futbolistas de su agrado siempre ha sido una condición sine qua non. No lo consiguió en su anterior experiencia italiana, en la que Moratti le negó refuerzos y le conminó a tirar con lo que tenía. Pero parece que ha encontrado el beneplácito de ese genio de la comedia que es Aurelio de Laurentiis para hacerlo en su nueva aventura calcistica. Nápoles no escatima. Porque Nápoles es tremenda, rabiosa, visceral y entregada. Siempre al límite. Y se entrega a los suyos con abnegada pasión. Lo hizo, claro, con Diego Maradona. Lo estuvo haciendo hasta hace un par de meses con el goleador uruguayo Edinson Cavani. Y lo hará, sin ninguna duda, con Rafa Benítez, piedra angular del nuevo y ambicioso proyecto del club partenopeo.

De Laurentiis lo tenía claro: no iba a escatimar los esfuerzos económicos que sí escatimó su homónimo Moratti con su nuevo técnico. Así, reinvirtió los 64 millones de euros que el PSG de Al-Khelaifi puso en la mesa napuletana para hacerse con los servicios de Cavani en las piezas que Rafa le fue requiriendo a lo largo del verano. El técnico madrileño tiró de nuevo de la ‘fórmula Quilón’, que tan buenos resultados le reportó durante su etapa en Liverpool, y se rodeó de futbolistas como Jose Callejón, Pepe Reina o Raúl Albiol. Todos comparten representante con él, así que ‘todo queda en casa’. Además, coronó el pastel con las guindas de Gonzalo Higuaín y del extremo belga Dries Mertens, que se unen a futbolistas de primer nivel como Marek Hamšík, Gökhan Ä°nler, Lorenzo Insigne, Christian Maggio o Valon Behrami. Rafa quiere, por fin, sentar cátedra en Italia con un equipazo para aspirar a todo. Incluso a destronar a la intocable Juve de Conte. Es la alternativa del sur. El vibrante proyecto que pretende devolver la gloria pasada a las bulliciosas y mediterráneas callejuelas de Nápoles.

Puedes encontrar camisetas y toda suerte de productos del Napoli en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

3 Comments

  1. PROTODO

    7 de septiembre de 2013 a las 6:03 pm

    Napoli…buenos recuerdos…desde el paso del inigualable genio DIEGO ARMANDO MARADONA …Siempre estara en mi corazon. Deseo al Napoles todos los exitos.

  2. Mondongo

    8 de septiembre de 2013 a las 11:41 pm

    Me parece un poco injusta la valoración del paso de Benítez por el Inter. Yo creo que hizo un trabajo bastante digno teniendo en cuenta las circunstancias. Creo recordar algunos partidos en los que el Inter llegó a jugar realmente bien con Benítez en el banquillo. Luego vino una plaga bestial de lesiones que dejó en evidencia los agujeros en planificación, con más responsabilidad de la directiva que del entrenador en ese aspecto. Moratti siempre ha sido bastante incompetente en lo que a planificaciones se refiere (lo de Coutinho este verano, buf).

  3. frank

    2 de octubre de 2013 a las 11:49 pm

    Morati no sabe de futbol.su familia lo deja jugar en el inter.para q no destroze saras la petrolera propiedad de la famiglia