Tamborrada en Gerland

real soc griezmann

Lyon, considerada por muchos como la capital gastronómica de un país tan rico y variado en la materia como Francia, presenció como la Real Sociedad despachaba al Olympique con dos elaborados y sorprendentes platos de autor: una chilena de alta plasticidad y plena de convicción embocada a la red por Antoine Griezmann y un misil tierra-tierra, mezcla de insensatez y genialidad, con el que Haris Seferović sorprendió a Anthony Lopes y a los cuarenta mil espectadores que abarrotaban Gerland. Dos obras de arte. Dos firmas de esas que definen a un futbolista. Dos GOLAZOS, con deliberadas mayúsculas, que frenan en seco las aspiraciones europeas de un Olympique Lyonnais que tiene en su armario el traje de Champions pero que le sienta como a un Cristo dos pistolas. Un OL de mínimos, muy lejos de aquel que mereciera mejor suerte en el continente varias temporadas atrás y al que no le bastó ni con el inestable virtuosismo de Yoann Gourcuff ni con el derroche de talento del aclamado Clément Grenier, bien maniatado por Markel Bergara durante los noventa minutos. Lejos, muy lejos los franceses de ser quienes un día fueron.

La Real, espoleada por el ansia del novato pero sin dejar que esta circunstancia incidiera negativamente en su rendimiento, supo manejar el partido y mostrarse firme cuando a los franceses no les quedó otra que apretar en busca de un mejor resultado de cara al partido de vuelta. Lo sostuvo David Zurutuza, con una labor ciega pero tremendamente efectiva, y lo afiló Carlos Vela, un mexicano rebelde que, al parecer, no tenía sitio en el tibio Arsenal de Arsène Wenger. Como los equipos bien trabajados, el de Jagoba Arrasate es un conjunto compacto pero de largo recorrido.

Una victoria de categoría en un partido de máxima trascendencia. Un golpe de autoridad ante un rival de enjundia al que todos veían como superior. Quizá era lo que necesitaba esta Real Sociedad post-Montanier para dejar claro, de una vez por todas, que aspira firmemente a ser un equipo para el recuerdo.

En DDF| El chico más pálido de la playa de Gros
Foto| www.realsociedad.com

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

8 Comments

  1. Pingback: Deporte24horasTamborrada en Gerland » Deporte24horas

  2. Gutierrez

    21 de agosto de 2013 a las 5:24 am

    Ensalada lionesa, con bacon, croutons, huevo escalfado… ahi lo dejo.

  3. bebetinho

    21 de agosto de 2013 a las 10:08 am

    Me encanta este equipo… y Vela… ufff fuera del campo no sé, pero dentro tiene detalles impresionantes, típico jugador que me llevaría a mi equipo en cualquier circunstancia.

  4. Borja Barba

    21 de agosto de 2013 a las 10:24 am

    @ bebetinho

    Da la sensación de que Vela necesita encontrarse en un clima ideal (en lo que para él sea un clima ideal) para ofrecer su mejor rendimiento. Es de esos jugadores cuyo potencial decae de manera alarmante cuando no están cómodos, hasta convertirse en un jugador casi diríamos que vulgar.

    El partido de ayer de Vela está a la altura, y creo no exagerar, de cualquier equipo grande de Europa ahora mismo.

  5. Lasambadelfutbol

    21 de agosto de 2013 a las 2:19 pm

    Ese centro del campo de la Real… qué maravilla verlos jugar. Pero una de las cosas que hacen pensar que este equipo tiene algo es ver que un club de apenas 40-50 millones de presupuesto se merienda a todo OL que por muy venido a menos que esté, que realmente lo está porque hoy en dia a ver quien compite con PSG o Mónaco. Pero no olvidemos que el Lyon maneja un presupuesto de más de 100 millones que aquí solo lo manejan 3 equipos.

  6. Rober

    21 de agosto de 2013 a las 7:43 pm

    Lo que más me sorprende de la Real no es ver el rendimiento que dan sus cracks, que son muy buenos, sino que currelas como Zurutuza, Markel Bergara o De la Bella parecen jugadores de equipo TOP de Champions. Será un placer ver como se desenvuelve el equipo txuriurdin en la máxima competición mundial de clubs, aunque pueda pasarles factura en la liga, como le ocurrió al equipo de Kovacevic, Nihat, Xabi Alonso y Karpin.

  7. Full Norbert

    21 de agosto de 2013 a las 10:11 pm

    A pesar de la marcha de Illarra, la Real ha conservado al resto de sus cracks y siguen jugando igual, eso es algo muy positivo ya no sólo para ellos, si no para el fútbol en general, yo pensaba que iban a tener las fugas que tuvo el pobre Málaga. Lo de ayer no fue el partido del siglo ni falta que hizo, la Real ganó con oficio y sobre todo, con una enorme solvencia.

  8. Pingback: La Real está triste - Diarios de Futbol