Así fue la Liga: Málaga CF (6º)

A Domingo Amado (Garrincha en las redes sociales) le aprieta el malaguismo por los cuatro costados. Es periodista (exEuropa Press) y ha escrito el libro ‘Málaga CF: de la tumba a la gloria’.

Valoración de la temporada.
Echar la vista atrás duele. Hace un año, tras la histórica clasificación del equipo para la Champions League, los rumores que hablaban de problemas por impagos a otros clubes o los politiqueos sobre las obras que quería acometer el jeque Al-Thani en la ciudad y provincia quedaban en segundo plano. Cazorla, Rondón, Toulalan, Isco, Monreal, Willy, Demichelis, Joaquín… una constelación de estrellas para un equipo que siempre fue modesto pero no se ponía techo. Con ellos como base, ¿por qué no soñar con una inversión que paliase los problemas en el equipo y diera amplitud a la plantilla para pelear en serio por los títulos? Pensarán que es utópico, más aún tras el último lustro de Real Madrid y Barcelona, pero en la capital de la Costa del Sol nadie quería ponerle freno a la ilusión desbordada de una ciudad que se frotaba los ojos ante lo que había sido su equipo toda la vida y frente a lo que se estaba convirtiendo.

Las convulsiones del verano con la salida de varios puntales –Cazorla, Rondón– y la llegada de nuevos refuerzos configuró una plantilla de un nivel quizá algo inferior pero con garantías para pelear dignamente en las tres competiciones. Finalizada la campaña, ésta tan solo puede ser tomada como un éxito encomiable, y probablemente irrepetible. El Barcelona apeó al Málaga en cuartos de la Copa del Rey tras una disputada eliminatoria resuelta en La Rosaleda. En la Champions el equipo alcanzó un nivel inesperado, quizá mereciendo disputar las semifinales como premio a una trayectoria brillante. Por último la Liga, la que marca el camino, ubicó a los hombres de Manuel Pellegrini en una honrosa sexta posición, la cual entre la carga de partidos por las tres competiciones, la plantilla que había, bajas como la de Monreal a mitad de temporada y todas las circunstancias extradeportivas que rodean al club, hacen que el sexto lugar sepa a gloria.

Momento especial.
Cuesta quedarse con un solo momento en un curso con tantísimos ‘highlights’, pero quizá el más emocionante se dio en la 37ª jornada de Liga cuando tras el pitido final La Rosaleda al completo se puso en pie para reconocer la labor del alma mater del mejor Málaga de siempre, Manuel Pellegrini. Sonará a tópico, pero sin él todo lo logrado las dos últimas temporadas no hubiera sido posible. Gracias, Don Manuel.

Jugador decisivo.
Isco. Su primer tramo de campaña fue fulgurante. Tomó los mandos del ataque que Cazorla había dejado huérfanos, creció exponencialmente con el paso de las jornadas, realizó actuaciones antológicas como el primer choque de Champions ante el Zenit (colosal doblete incluido) y demostró que ha llegado a la élite para quedarse. Sus recientes exhibiciones con la selección sub21 en el Europeo que ha obtenido el combinado nacional no son nada nuevo en Málaga, donde se le adora a la vez que se teme la cada vez más cercana marcha del chico que más ha ilusionado a la ciudad en décadas.

Decepción.
Westfalenstadion. Por siempre motivo de orgullo y tristeza. ¿Será que un equipo blanquiazul no puede triunfar allí? La década anterior el Alavés sufrió la fatalidad, revivida recientemente por el Málaga. No se esperaba llegar tan lejos ni mucho menos pelear hasta el final ante todo un Borussia Dortmund, pero estar venciendo en la casa del coloso germano en el descuento del partido de vuelta y salir derrotados es un palo del que cuesta mucho recuperarse. No echaré las culpas a la UEFA, ya que poca gente recuerda que el tanto de Eliseu fue también en fuera de juego. Demichelis, excelente casi toda la campaña, erró como un infantil en el 2-2. Y un equipo serio debe ser más ratonero en esas circunstancias: léase perder tiempo, armar una gresca, lo que sea, pero no encajar dos goles en 120 segundos que te aparten de una gloria que quizá jamás vuelve a pasearse por la Costa del Sol. Puede que el dolor por esa derrota permanezca para siempre en mi corazón, pero probablemente sea más fuerte el orgullo por la imagen que ofreció el equipo tanto aquella noche como en toda la Champions.

Jugador revelación.
Willy Caballero. Cierto, es una revelación un poco tramposa para un portero de su trayectoria, pero siendo honestos sus actuaciones han sido de las mejores de todo el continente. Un estado de forma altísimo permitió que durante bastantes meses le pelease el premio Zamora al atlético Courtois, realizando constantes paradas, a veces imposibles, que coronaban una performance tras otra de altísimo nivel. El porqué de sus no convocatorias con la selección argentina es un misterio aún sin resolver. Mención especial para Camacho, Portillo e Iturra.

Claves de la planificación y expectativas para la próxima temporada.
Aunque duela reconocerlo, objetivamente la sanción de la UEFA es merecida. El Málaga no se ciñó a los parámetros que exigía el máximo organismo continental y por ello fue sancionado. Aunque el club se apresuró a poner en regla su situación financiera con sus deudores, la UEFA no rectificó y el TAS no levantó la sanción al Málaga. Duele, porque hay muchísimos clubes tanto en España como en el extranjero en mucha peor situación que no pasan por esa criba, pero de ello se debe aprender de cara al futuro.

¿Por qué lo anterior? Porque ello supondrá menos ingresos para el club, además de restar atractivo a jugadores que pudieran permanecer o unirse a la plantilla. Por lo pronto Joaquín se ha marchado a la Fiorentina, perdiendo el malaguismo un referente artístico, deportivo y motivo de alegría fuera y dentro del césped. Iturra se ha largado al Granada tras una operación poco clara en la que lo único que ha trascendido es que el Málaga habría tenido que pagar a un fondo de inversión por un jugador que llegó al club libre. También está por ver que sucederá con varias de las cesiones como Lucas Piazón, Onyewu, Santa Cruz y Lugano, que se espera que regresen a sus clubes de procedencia. Y de Isco ya hemos hablado un poco más arriba, suponiendo que su traspaso será cuestión de días u horas.

Algunas cosas sí se han resuelto ya para bien. El chileno Pedro Morales, que llegó en el mercado invernal y agradó mucho en los escasos minutos disputados, ha sido renovado hasta 2015. El luso Antunes es ya propiedad del Málaga tras alcanzar un acuerdo con el Paços Ferreira, mientras su compatriota Flavio Ferreira (Académica Coimbra) se une también al combinado blanquiazul. Por su parte el club espera la respuesta a la propuesta de ampliación de contrato de Demichelis, mientras Saviola ha manifestado su intención de permanecer en la institución malacitana rechazando los cantos de sirena que llegan desde River Plate.

En cuanto al área técnica el alemán Bernd Schuster se ha comprometido para los próximos 5 años, una declaración de intenciones por parte del propio preparador así como una entidad que imagino le habrá prometido un proyecto estable, ojalá con Europa como objetivo. Sin embargo para el propio Bernardo las cosas no comienzan del todo bien ya que se marcha Mario Husillos, pieza fundamental en el engranaje de la parcela deportiva. Respecto al tema institucional pese a las palabras de Shatat (representante de Al-Thani en la ciudad) y del propio jeque por Facebook y Twitter, el recelo es evidente. La alegría tras los dos primeros años en que los refuerzos fueron incrementando la categoría del equipo mientras se planificaban grandes proyectos para el futuro ha ido difuminándose tras mensajes con más promesas que hechos, más pataleos que actuaciones serias ante los problemas con la UEFA o las instituciones malagueñas y demasiada intriga de cara a un futuro que parece ceñirse a los caprichos de un hombre rico que un día crea un equipo envidiable y al otro se enfada ante el (injusto) reparto de los derechos de televisión o con los políticos locales como pretexto para no hacer frente a sus responsabilidades.

A falta de lo que pueda dictaminar el mercado veraniego, con constantes salidas de jugadores importantes a los que pretenderán equilibrar entre la plantilla restante así como las incorporaciones que faltan, el próximo Málaga CF es una incógnita. Honestamente firmo desde ya la salvación como objetivo para la 2013/14. Creo que es lo más realista. Todo lo que sea crecer a partir de ello será un regalo tan bienvenido como inesperado.

En DDF| Carpe diem, Málaga
En DDF| Málaga CF, una ilusión
En DDF| ¿Motivos para la intranquilidad en Málaga?

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

3 Comments

  1. sore

    1 de julio de 2013 a las 4:26 pm

    Yo a pesar de todo le estoy agradecido al jeque, al fin y al cabo nada habría sido posible sin el, ver a jugadores como Isco, Toulalan, Joaquin, Cazorla…. en la Rosaleda ha sido un sueño y que hinquen la rodilla equipos como el Zenit, Milan, Oporto, cuando antes solo lo veíamos por la tele, lo mas grande que le ha pasado a este club.

  2. TOrneo de verano

    1 de julio de 2013 a las 6:35 pm

    Ultima semana de inscripción en el torneo del verano

    Un año más, coincidiendo con el final de la temporada deportiva, tendrá lugar el próximo Miércoles 10 de Julio , el Noja Club.
    Ubicado en el incomparable y paradisiacomarco de la localidad costera de Noja, famosa por sus playas bañadas por el Cantábrico, el torneo te propone unos días inolvidables rodeados de amigos y compañeros compartiendo y viviendo una misma afición, el fútbol.
    Inscribete aquí.

  3. @GarrinchaCF

    2 de julio de 2013 a las 10:50 am

    #sore
    Yo también le estoy agradecido respecto a lo que comentas. De otro modo hubiera sido imposible contar con un plantel así y disputar la Champions con ciertas garantías. Pero poseer un club implica una responsabilidad para con afición y empleados que el jeque se está pasando por el forro desde hace tiempo, dando la sensación que la adquisición del Málaga CF fue más un paso para poder realizar sus negocios en la Costa del Sol que para desarrollar una entidad cuyo potencial deportivo nunca se ha explotado en condiciones.