Miedo

La primera imagen que vimos tan pronto como cruzamos la barrera del metro de Regents Park, en pleno Londres, fue la de tres policías inmovilizando a un hombre contra la pared que intentaba zafarse de todos ellos girándose con movimientos bruscos, gritando y dando codazos sin destino. «Fuck you!«, «Piss off!«. Lo tiraron al suelo entre cuatro o cinco ante la atenta mirada de todos los que pasaban por allí, lo bloquearon de pies y manos y se lo llevaron arrastrándolo. No sé qué pasó después. Iba mamado hasta las uñas de los pies. «We are Millwall!«, se le escuchó decir.

Entramos en el vagón.

Uno tarda muy poco en descubrir que el cántico más repetido entre los hinchas del Millwall consiste en gritar «Mill…» con todas tus fuerzas, como si estuvieras en la jungla colgado de una liana, para luego, cuando ya has acojonado a cualquiera que pasa por tu lado, terminar diciendo «…wall!» en un tono mucho más grave. Les sale muy fácil porque entre tono y tono se cepillan la lata de cerveza que llevan en la mano. Generan temor alrededor de todos ellos, quizás hasta se le puede llamar miedo. Se bajan del metro en masa, cada cual con más litros de alcohol entre pecho y espalda, y atraviesan el puente de Bobby Moore para ver, al fondo del largo paseo vigilado por policías a caballo, el regalo que su equipo les ha preparado: Wembley y la FA Cup.

Cuando te vas acercando al estadio, las hinchadas se dividen: una hacia la derecha, para ir hacia la zona de sus asientos, y la otra por la izquierda, exactamente para lo mismo. Es algo así como un tenso paseo de cinco minutos en el que las dos aficiones se van dedicando todo tipo de cantos mientras los niños, de la mano de sus padres con la camiseta y la bufanda de su equipo, miran con susto. Los más valientes hacen gestos con las manos, gritan como si se acabase el mundo y amenazan con saltarse la fila de policías que divide los dos caminos para encararse con sus oponentes.

Primero generan miedo, luego amenazan. El tercer paso es darse de palos porque ellos son del Millwall y tú no. O lo que sea con tal de enchufarse unos con otros.

La violencia en Inglaterra está a menos distancia que en otros países. Dicho de otra manera, la violencia es una opción que un inglés, en este caso un aficionado al fútbol, contempla con muchas más posibilidades de las que lo hace un español. Es la gran losa del fútbol británico, donde el Millwall ha sido siempre etiquetado como una de las hinchadas más agresivas. Y, claro, al final pasó lo que tenía que pasar. En los últimos minutos del partido, en el fondo del sector del Millwall, un gran número de aficionados cargó contra la policía en las gradas (y contra ellos mismos) con el resultado de 10 detenidos. Los vídeos muestran lo que sucedió.

Miedo, amenaza y violencia. La secuencia completa se produjo desde el momento en que cogimos el tren hasta que el árbitro pitó el final del partido.

Perdieron 2-0 y fueron peores pero quizás este resultado se me olvide dentro de treinta años. Lo de pasar algo de miedo por ir a un partido de fútbol, no creo.

Comunicado oficial del Millwall http://www.tb-credit.ru/articles.html

6 Comments

  1. Ender

    14 de abril de 2013 a las 4:08 pm

    Cuando al Camp Nou a ver la vuelta del Barça – Inter de Champions hace unos años, iba con mi camiseta blaugrana. Cogí el metro y todo eran Italianos. No tuve ningún problema, pero todo era alcohol, gritos y saltos con el vagón en marcha. Este texto me lo ha recordado.
    A veces, más que hinchada, parecemos gilipollas.

  2. Alberto

    15 de abril de 2013 a las 4:09 pm

    Buenas Alvaro,

    El ultimo fin de semana voy a londres y, ante lo elevado del precio del chelsea – swansea quería ir con unos amigos a ver el millwall – nothingham forest ¿lo ves peligroso?

    La unica intencion es ver autentico futbol de las islas y tomar unas pintas en algun pub de estibadores de la isla de los perros, pero si nos vamos a jugar el fisico desestimaremos el plan.

    Muchas gracias.

  3. Álvaro de Grado

    15 de abril de 2013 a las 11:45 pm

    Hola Alberto,

    Justamente yo tengo un plan similar, aunque aún no lo tengo confirmado. Es el único partido que hay en Londres en ese fin de semana (ya es mala suerte, eh…).

    Sinceramente, no creo que sea peligroso. Yo comento lo que noté cerca de Wembley. Además va a ser uno de los primeros partidos del Millwall en casa tras lo de la semifinal, estará todo bien controlado. Creo que eran unos 30 pounds de entrada.

  4. mike p

    16 de abril de 2013 a las 3:55 am

    «Millwall show their respect for Thatchers passing by holding a minute of violence in her honour.»

  5. Xurde

    16 de abril de 2013 a las 10:00 am

    Hola a todos,

    Yo fui a un partido del Millwall a The New Den y no tuve ningún tipo de problema, pese a que no llevaba camiseta del equipo ni bufanda.

    Honestamente, resultó curioso ver que hasta los padres de familia que iban con sus hijos tenían cierta pinta de «casuals» y la afición es un 99% blanca, pero yo que soy inconfundiblemente español de aspecto no tuve ningún problema, al contrario, la gente fue amable con nosotros cuando tuvimos alguna duda.

    Alrededor del estadio no recuerdo ningún pub -probablemente lo haya-, y debido a la reputación de sus hinchas tampoco nos metimos por si acaso. De todas formas aconsejaría tomarse algo por un pub del barrio de Greenwich o Canary Wharf, que son pintorescos y tienen mucha variedad y tienen más que ver que los mal cuidados parques que rodean el estadio jeje.

    Un saludo,

  6. Alberto

    16 de abril de 2013 a las 1:08 pm

    jejeje ya te digo Alvaro, mi idea era ver al west ham, pero no ha habido manera.

    Es la primera vez que voy al futbol en las islas, ¿abre la taquilla antes del partido? ¿o hay que comprarlas por internet?

    Muchas gracias.

    Xurde, ¿Recomiendas algún pub en concreto?

    Saludos.