Colunga en HD

La imagen de Adrián Colunga (Oviedo, 1984) aparecía muy distorsionada en los últimos meses. Era un goleador sin gol. O lo que era aún más grave, un goleador sin minutos. Su sintonía con Luis García Plaza, técnico del Getafe CF, era un manojo de interferencias. Tanto, que ya en la segunda vuelta del pasado año tuvo que buscarse acomodo en el Sporting. Los portones de acceso del Coliseum parecían cerrársele cada vez más. El técnico no cuestionaba su trabajo ni su rendimiento, pero tampoco le ofrecía la esperanza de poder ser algún día la referencia del ataque azulón. Simple disparidad de caracteres o de maneras de entender el fútbol, vaya usted a saber. No había feeling, que se dice. El futbolista por el que el Getafe había abonado al Recreativo de Huelva la nada despreciable cantidad de dos millones y medio de euros en el verano de 2010, tras una ilusionante presentación en sociedad en las filas del Decano, había pasado a convertirse en un bendito problema para un club acostumbrado a mirar el céntimo.

Colunga tuvo pie y medio fuera del conjunto madrileño hace apenas un par de meses. En la era de la alta definición, el Blu-Ray, el HDMI y el sonido envolvente, su imagen seguía siendo la de una tele con la antena de cuernos apuntando al infinito. Interferencias, nieve sobre la imagen y un lugar absolutamente residual en el olvidado dial del UHF. No contaba para el entrenador y su cotización se depreciaba conforme transcurrían las semanas sin sitio sobre el césped. Álvaro Vázquez parecía inamovible en la punta de ataque del 4-2-3-1 de Luis García. Tanto fue así, que la falta de competencia sobre su posición hizo que el rendimiento del gran fichaje azulón del pasado verano se acabase difuminando.

Quizá por eso, y porque al Getafe no le sobraban opciones para ocupar su delantera, el club madrileño decidió doblar su apuesta por Colunga, desoyendo las ofertas que llegaban desde Zaragoza o Valladolid. El compromiso para su recuperación para la causa fue clave. Cedió el míster y respondió el jugador. El último partido de la primera vuelta del campeonato, en la vista del Granada al Coliseum, marcó el punto de inflexión. Desde entonces, la titularidad indiscutible, el compromiso sobre el césped y, por supuesto, los goles. Hasta seis en siete encuentros. Y, con ellos, el Getafe funcionando y mirando a Europa sin disimulo. Colunga en HD, con sonido envolvente y todo el instrumental tecnológico en marcha.

El fútbol tiene ciclos y si te relajas te pueden venir momentos más duros, explicaba el delantero asturiano hace unas pocas semanas. Sabe que su ciclo es éste. Aquí y ahora. Cuando has tenido que pasar tanta hambre hasta encontrar la despensa es complicado que te saquen de allí a la primera.

En DDF| Getafe CF: empezar casi desde cero

http://www.tb-credit.ru/zaem.html

3 Comments

  1. Felix 1.3

    4 de marzo de 2013 a las 3:36 pm

    Me alegro mucho por él, es un gran jugador. Con todo, por Valladolid fastidió un poco que la vuelta a la titularidad de Colunga y Borja coincidiese con el interés mostrado por el Pucela por ambos jugadores… casi parecían impuestos desde la presidencia, por asi decirlo, dado que llevaban el resto de la temporada en la grada

  2. pinganillo barato

    5 de marzo de 2013 a las 2:57 am

    La verdad es un jugador, que debería tener más minutos de los que tiene porque cuando tiene confianza al final siempre cumple.
    saludos

  3. compro plata

    5 de marzo de 2013 a las 2:58 am

    pues a mí me parece que no es muy bueno, sobretodo, porque ya ha tenido oportunidades, y aunque haya pasado por momentos mejores, al final los entrenadores siempre se han decantado por relegarlo al banquillo, será por algo?