Venga, Mario

Balotelli se va de Inglaterra igual que como llegó. Sin término medio, retando al bien y al mal y compensando con portadas excelsas, o no tanto, su falta de rendimiento. En el Daily Mail se despiden de él de esta manera: «904 días, 30 goles, CUATRO tarjetas rojas, sólo UNA asistencia e innumerables fuegos artificiales. Adiós Mario…». Dolorosa despedida, qué duda cabe, porque no hay dos personas en el fútbol que den tanto juego como Balotelli. La pena es que no sea en el campo. Recuerdo que en la Eurocopa seguía pensando que podía ser buenísimo. Quizás por entrega, por confianza o porque es imposible que alguien pase tantísimo de su carrera, sigo teniendo algo de esperanza. Es como seguir teniendo fe en tu compañero que siempre suspende porque le importa un pimiento el colegio pero tú sabes que si pusiera un poco de su parte lo podría hacer bien. Este razonamiento suele ser difícil de explicar.

Del párrafo anterior seguramente se haya pasado por alto un dato clave. Lo de una asistencia. Una. Sólo una en dos años con el Manchester City. Pero qué día eligió, eso sí. La tarde de todas las tardes. Mira que Balotelli ha sido protagonista millones de veces, y seguro que le faltan otras tantas, pero esa especie de pase desde el suelo tocando el balón de aquella manera sirvió para hacer una pared con Agüero. El resto es historia del fútbol. Ironías de la vida, la tarde en la que Balotelli fue más importante para el Manchester City (lo sé, el pase no tiene mucho misterio) no fue él la noticia.

Con 22 años igual ya va siendo hora de justificar muchas cosas.

Por ejemplo, su fichaje por el Milán y los precios que se pagan por él.

Venga, Mario.

Madrid, 1991. Periodista. Me gustan los partidos feos en campos sucios.

14 Comments

  1. josef84

    29 de enero de 2013 a las 8:08 pm

    O se sale con el Milan, como hizo Ibra (quien ha demostrado muchísimas más cosas que Mario Balotelli en el planeta fútbol) o dentro de 8, 10, 12 años me veo leyendo un post en DDF titulado: «Mario Balotelli, el hombre que PUDO reinar».

  2. Pingback: Venga, Mario - Fútbol enpildoras.com

  3. Ender

    29 de enero de 2013 a las 9:40 pm

    No creo que Balotelli pudiese reinar aunque quisiese. No puedo entender que esté en la selección.

  4. Leon

    29 de enero de 2013 a las 10:24 pm

    Un misterio lo de este chico. A mi me encaja con esta definición: «Se le llama hype (del inglés hyperbole) a un producto mediático —como una banda musical, una película o un artista—, que ha tenido una sobrecobertura por parte de la prensa o una excesiva publicidad, obteniendo de esta manera una popularidad altísima independiente de la calidad del producto. En términos de moda, un hype es el producto que aspira a tener cualquier empresa, el hecho de crear tendencia generando la necesidad en los clientes.»

  5. ese_joose

    29 de enero de 2013 a las 10:43 pm

    Por fin Balotelli llega al «club de sus amores», aquel del que se enfundó su camiseta cuando aún era jugador del Inter.
    No se por qué. pero tengo la sensación de que por fin las cosas están en su lugar y Balloteli donde quería.

  6. ivan

    29 de enero de 2013 a las 11:26 pm

    Aleluya

  7. Edgar

    30 de enero de 2013 a las 4:30 am

    Me causa gracia que en este tipo de post, siempre reinan los pesimistas, acaso el sólo hecho de jugar en la Premier o Serie A no es signo de merito?, cuantos jugadores alrededor del mundo quisieran tener la carrera de Mario u otro jugador semejante (aquellos que conforman el grupo de los «que pudieron ser»), antes de despedirme y agradezco este gran post, es un deleite leerlo, por cierto ni por asomo soy hincha de alguno de los Manchester o sigo la Premier, Saludos

  8. Pingback: F̼tbol: Mario Balotelli ficha por el Milan РEspanol UPI.com | FutbolPicante.Net

  9. Unai

    30 de enero de 2013 a las 5:34 pm

    #7 No creo que sea problema de pesimismo, sino más bien de asombro ante lo que mueve un chico que no ha demostrado nada, como bien explica el comentario 4. A mí Balotelli me hace bastante gracia, no le tengo ninguna manía, al revés, me es bastante simpático, pero ponte a pensar, tiene 22 años y exactamente qué ha hecho en su carrera?
    El City pagó 25 millones por él y una millonada de sueldo, y ahora el Milan, que vende jugadores y no ficha a nadie porque no le sobra precisamente el dinero, suelta 20 millones por él. ¿En base a qué? ¿A un partido bueno con Italia en la Euro? A 28 goles en 86 partidos con el Inter, del que salió entre mil polémicas con medio vestuario en su contra? A 30 goles en 2 años y medio en la Premier?
    ¿Alguien recuerda una fase, no sé, 2-3 meses en los que se haya comentado «qué nivel está dando Balotelli», «qué 10 partidos lleva», etc? ¿Cuántas docenas de jugadores del mundo han sido más decisivos que Supermario en estos 3-4 últimos años?

  10. Kurono

    30 de enero de 2013 a las 7:20 pm

    Es que a mi también Balotelli me cae gracioso, es un buen chico a pesar de sus estupideces (le encanta repartir regalos entre niños pobres disfrazado de Santa Claus por ejemplo), pero su carrera profesional es un desastre. Tiene 22 años y aun es joven, pero es una bala perdida, Sus números no son nada destacables, siempre ha estado envuelto en polémica innecesaria, aparte del partidazo ante Alemania poco más puedo destacar de la carrera de «Super Mario» Balotelli. En 10 años lo veo venir: «Mario, el hombre que PUEDO reinar» tal y como dijo Josef84, no tiene bien amueblada su cabeza de chorlito. Un jugador así de mal asesorado (y mira que Mancini era un técnico que le consentía cuanto podía) termina muy mal su carrera profesional.

  11. Leon

    31 de enero de 2013 a las 7:39 am

    Edgar, a tu pregunta «cuantos jugadores alrededor del mundo quisieran tener la carrera de Mario» la respuesta es inmediata: millones de jugadores. Sin hacer nada reseñable, que permita situarle en una lista razonable de los 50 mejores jugadores actuales ha conseguido megacontratos, jugar en equipos de primer nivel y estar en la selección italiana. Y ser portada cada 3 días por sus jaleos.
    Yo he tenido siempre unas ganas enormes de verle esas cualidades que nos anunciaban los gurús, pero tras unos pocos años creo que es puro humo. Como muchos otros, pero el Milan que está vendiendo hasta las joyas de la abuela, se gasta veintipico millones en Balotelli. Misterios para Cuarto Milenio.

  12. pavel

    31 de enero de 2013 a las 6:37 pm

    Como dices Leon, el bueno de Mario es la mejor definición de hype. Un invento absoluto de la prensa, al que no le encuentro más virtud que ser «un portento físico» y hacer trastadas entrañables. Si tuviese algo de sentidiño en esa cabeza quizá podría ser un buen delantero, como Negredo o Aduriz, actualmente le veo más futuro si monta una banda de heavy-glam ochentero.

  13. Pingback: El teatro de Balotelli » Diarios de Futbol

  14. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » El teatro de Balotelli