Vivir sin Llorente

Fernando Llorente vio el partido de su equipo ante el Betis en el Benito Villamarín desde la banda, a unos treinta metros de donde realmente es importante. Nada nuevo bajo el sol. El delantero riojano no presenció el empate de los suyos desde la comodidad y el calor del banquillo. Corría el minuto treinta del partido cuando Marcelo Bielsa ordenó a varios de sus futbolistas saltar a realizar ejercicios de calentamiento bajo la noche sevillana. Una maniobra perfectamente comprensible, con el equipo por debajo en el marcador desde el primer minuto del choque. Había que revitalizar aquello.

El atacante rojiblanco no abandonaría ya la banda hasta el pitido final. Desde allí fue viendo primero cómo empataba el encuentro Aritz Aduriz y posteriormente como iban saltando al césped sus compañeros de calentamiento. Aurtenetxe en el descanso y, mediada la segunda mitad, Ibai Gómez, en un Athletic completamente volcado sobre la portería bética y buscando la victoria como no lo había hecho aún en toda la temporada. Un escenario, bien podría pensarse, idóneo para su participación en el encuentro.

Calentar en la banda no es un castigo, es una alternativa que te permite este oficio, se apresuraba a mediar Bielsa en rueda de prensa consultado sobre el particular desempeño del riojano durante cerca de una hora. La explicación venía a cuento.

Llorente será futbolista de la Juventus el próximo día uno de julio. Así lo anunciaba en la misma tarde de ayer el director general del equipo bianconero, Beppe Marotta. Sin embargo, el anuncio de su próximo compromiso con los italianos no puede considerarse como detonante de su situación sobre la banda del Villamarín, precisamente porque su situación llega ya muy viciada a este tramo de la campaña. Fernando ha disputado unos setecientos minutos en Liga, la mayor parte de ellos de los considerados residuales, con un escasísimo bagaje de apenas un gol (el conseguido en su primer partido de la temporada, en Cornellà, allá por la jornada cuarta). Desde aquel gol frente al Espanyol, la nada más absoluta, la intrascendencia hecha delantero. Muy lejos del nivel ofrecido por Aduriz en cuanto a rendimiento e implicación con la empresa, su concurso hace tiempo que dejó de ser imprescindible, por desgracia para el equipo.

Pero no toda la culpa de lo tenso de la situación debe recaer sobre el futbolista. Creo que el asunto no ha sido bien gestionado por parte de ninguno de los dos bandos inmersos en la negociación. Se ha enquistado un problema que no ha dejado en buen lugar a la institución. Y todo por falta de cintura, por no haber sabido buscar una solución menos tumultuosa a tiempo y haber intentado alcanzar una conciliación lo menos dañina posible. Llorente y el Athletic se despedirán haciéndose daño mutuamente, como dos enamorados que saben que lo suyo hace tiempo que no funciona. Ahora que la salida del club del jugador parece por fin definirse, es cuando el Athletic debe empezar a demostrar que sabe vivir, y vivir bien, sin el concurso del delantero de Rincón de Soto. Que hay vida tras su adiós, pese a lo alargadísimo de su imponente figura. Lo peor de la historia es que Fernando Llorente no saldrá por la puerta de atrás de Ibaigane, como ya parecía inevitable. Lo hará por el sumidero, directamente por el desagüe que desemboca en la Ría.

En DDF| Preguntas buscando respuesta… Athletic Club
En DDF| Athletic Club: en la gran incertidumbre
En DDF| Así trabaja Bielsa

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

36 Comments

  1. Pingback: Vivir sin Llorente - Fútbol enpildoras.com

  2. Asier

    22 de enero de 2013 a las 12:59 pm

    Desternillante oír anoche la retransmisión de Marca. Desde el narrador que no sabía qué jugador era cada uno a Marcos López y Andújar (¡Andújar!) rasgándose las vestiduras porque Llorente estuviera calentando en la banda para no salir. Me encantaría saber si muestran esa solidaridad con todos los futbolistas que son puestos a ejercitarse para finalmente no participar. El acabose fue cuando se pusieron a comentar el cambio de Aduriz por Toquero en el descuento del Athletic – Rayo, sin tener ni idea de que la sustitución fue por un problema muscular de Aduriz y que había estado toda la semana renqueante por esa lesión.

    Aunque me preocupa muchísimo más qué será del Athletic sin Llorente, tengo curiosidad por ver también qué es de Llorente sin el Athletic. De aquí a un año podremos empezar a saberlo.

  3. guetar

    22 de enero de 2013 a las 3:51 pm

    Pues yo lo que ha hecho el Athletic con Llorente no puedo entenderlo, dejar a tu mejor jugador un año en el banquillo porque si me parece incomprensible, o lo vendes, o lo haces jugar, pero es que dejandolo en el banquillo no vas a sacar ningún rédito económico ni deportivo

  4. pronosticos apuestas

    22 de enero de 2013 a las 4:07 pm

    Estoy totalmente de acuerdo con guetar, vale que no quiera renovar y vale que eso enfade a la afición, al presidente y a toda la junta directiva del Bilbao, pero prescindir de él toda la temporada? Se lo pueden permitir? Desde mi punto de vista NO, y por ello el Bilbao esta sufriendo lo que esta sufriendo. Lejos de posiciones europeas en liga y fuera de Copa y Europa League mucho antes de tiempo y rozando el ridículo. Para eso hubiera sido mejor malvenderlo en enero y por lo menos le habrías sacado 5-6 millones que evitaran el ridículo que han hecho con el caso Llorente.
    Eso sí, a partir del año que viene desearle todo lo mejor al chaval, que dicho sea de paso, se lo merece.

  5. alfredo

    22 de enero de 2013 a las 4:30 pm

    yo creo que ni siquiera corresponde que integre la plantilla, un jugador que no desea estar en un plantel ni jugar mas en un equipo debería simplemente marcharse. No entiendo lo de Urrutia en ese sentido, si el jugador no quiere jugar mas en el Athletic tendría que posibilitarles irse ya, para que lo quiere en el club a desgano y rindiendo absolutamente nada!
    Otra cosa: recuerdas Borja cuando en tus post tu te preguntabas porque el publico alentaba a Toquero al grito de «ari Toquero lendehari» y no lo hacia por LLorente ni cuando era el mascaron de proa de los leones? pues parece que los hinchas tenemos un «tercer ojo sentimental» para medir la entrega emocional de un jugador por nuestra divisa. Llorente siempre tuvo lo que llamamos en Argentina un «pecho muy frío» con su actitud con el club simplemente se le ha congelado totalmente…

  6. Asier

    22 de enero de 2013 a las 4:40 pm

    #3 y #4
    Creo que desconocéis bastantes datos de toda esta historia que se remonta a bastante más atrás que los últimos meses y que tiene ingredientes que no todo el mundo cuenta. En cualquier caso, yo lo que menos comprendo es la idea de Bielsa de seguir incluyéndolo en las convocatorias, más aún para los partidos de San Mamés donde se genera una mala leche que te cagas. Una vez en el punto al que llegamos, yo lo dejaba en la grada hasta que terminara su contrato y punto.

  7. Kurono

    22 de enero de 2013 a las 6:29 pm

    Si Llorente se quería largar, aceptas la mejor oferta y ya. Es cierto que de esta situación no sacas ni réditos deportivos ni económicos. Se presta a a la descalificación, inestabilidad y los graves conflictos. Pero Urrutia se equivocó de lleno. Mejor lo largas ahora que te daban algo más de 4 millones, ahora se va gratis y con todo el mundo clamando contra todos. Irse en julio, al momento hubiera sido una mordaz crítica contra el jugador, pero ya con el tiempo se dirá «Aduriz llegó por mucho menos y cumplió con creces y Llorente que ya había cumplido, se va dejando unos millones». Ahora hay palos para Llorente por su pésimo actuar: dar largas a una negociación durante dos años y su «intentona» frustrada en junio del 2012, y palos a Urrutia que perdió un dinero importante, con lo cual se hubiera asegurado los sueldos de al menos dos jugadores jóvenes.

  8. Leon

    22 de enero de 2013 a las 6:52 pm

    Coincido con Asier. Vista la actitud de «toreo» que ha tenido Llorente y su representante, al margen de que Urrutia haya tenido sus cagadas, la cuestión no es sacar x millones por un jugador o no sacarlos. Por suerte el Athletic no parece estar desesperado por el dinero.
    Se trata de una cuestión de política de club y si se acepta la palabra (a falta de otra mejor) de principios. Si aqui tu club te mima y te perdona de todo (como Llorente lo fue cuando no metía un gol ni al arco de San Mamés) y se os da oportunidades siendo de la cantera que en muchos clubes no tendríais, y luego tu firmas un contrato, pues lo cumples. Y Llorente no ha querido cumplirlo, tras estar negociando por mucha mucha pasta de repente se descuelga diciendo que el club que le ha dado todo «no llena sus ambiciones deportivas». A ver eso no lo llenaría tampoco cuando pedía más pasta ¿no?. Pues si te quieres ir cumple tu contrato, trae la pasta como hizo Javi Martinez y te vas.
    Porque si ahora aceptas chantajes de esos de «mejor esto que nada en junio porque me da a mi la gana», el año que viene tienes a cuatro haciendote lo mismo segun les sople el aire a los representantes. Los contratos están para cumplirlos, a ver si los jugadores y agentes empiezan a comportarse.
    En la NBA, que es una competición seria, estas tonterías de «mi ilusión, o mi sueño o no estoy contento» ni se plantean, vas a donde diga tu contrato.

  9. Hybris

    22 de enero de 2013 a las 7:26 pm

    #3 y #4 son ejemplos de gente que opina sobre el Athletic sin tener ni idea mas alla de lo que leen en los generalistas… A mi me da igual, mas trolls con los que alimentar la hoguera, aunque a veces cansa, la verdad…

    No se puede sino subrayar todo lo que dice Leon en #8. Agrego, para los listillos, que se vendio a JVM «saltavallas», un TIMO en toda regla, por 40 M, su clausula, por la actitud cojonuda de Urrutia. Dudo mucho que de haber permitido la huida del falso nueve, hubieramos sacado la millonada por el mercenario nocturno.

    En fin, no queremos traidores en el Athletic. Te puedes ir, pero no como han hecho esos, y eso que al menos, uno dejo en caja bastante cash. Llorente, yo no solo lo convocaria siempre, sino que los 90 minutos a calentar, y que lleve el agua y los balones hasta a los cadetes, pa’ que se gane los mas de TRES MILLONES limpios que sangra al socio del Athletic.

  10. elhijoderomario

    22 de enero de 2013 a las 7:45 pm

    Desde el desconocimiento de lo que algunos citan aquí, es curioso lo enfrentadas que parecen estar las posturas: Llorente o es un ángel puteado por el Athletic o es un demonio que se ha reido de todo el mundo. Me gustaría que algún día saliesen a la luz todos los movimientos que han llevado a esta situación.

  11. Cuco

    22 de enero de 2013 a las 10:03 pm

    Lo peor del caso, en mi opinion es el mal rollo que ha creado esto, sobre todo con la plantilla. Imaginaos a Ander Herrera o Muniain, que como jovenes promesas que son, piensen dar el salto grande algun dia, lo que estaran pensando despues de las salida de J.Martinez y Llorente, por mucho que lo de Llorente sea gran parte culpa del jugador…

  12. Hybris

    22 de enero de 2013 a las 10:08 pm

    #12 El mal rollo que se contagia de o hacia el aficionado del Athletic… Cuando contra el Rayo estabamos intentando remontar, cuando Bielsa decide entrar al «falso nueve», la pitada y posterior murmullo no ayudaron precisamente a una remontada que no llego…

    Con el Athletic pasa que cualquier cosa, por pequeña que sea, se magnifica. Asi como los exitos, o las finales, o ni eso, que algunos hicimos locuras por un hueco en Old Trafford 🙂

  13. algort

    22 de enero de 2013 a las 10:38 pm

    Digo yo que los contratos que tenían Ander Herrera con el Zaragoza y Aduriz con el Valencia también estaban para cumplirlos, ¿no? Pues resulta que no, fíjate tú por dónde. Llegó el Athletic, negoció con los clubes, pagó unos dineros, se los llevó y todos quedaron muy contentos, tanto los jugadores como los tres clubes. Pero claro, ahora que es al revés, resulta que no cumplir un contrato hasta el último día es sacrilegio. Es una cuestión de principios. Como si el Athletic no llevase toda su vida fichando jugadores con contrato en vigor. ¿Que Javi Martínez es un mercenario? ¡Ja! ¿Y qué es Ander Herrera, entonces? ¿O es que sólo eres un mercenario si te vas del Athletic al Bayern, pero no del Zaragoza al Athletic? Hacéos todas las pajas mentales que queráis sobre el amor por los colores y demás, pero el Athletic, por hacer el panoli, se queda sin jugador y sin millones. Y, por lo que parece, sin Europa la temporada que viene. Pero vamos, si os quedáis más tranquilos pensando que vuestro «honor» está intacto, nada que decir. Cada cual se consuela como puede. Muniain supongo que tomará buena nota de lo sucedido.

  14. Borja Barba

    22 de enero de 2013 a las 11:44 pm

    @ algort

    En los casos de Adúriz y de Ander, por puntualizar, sus clubes de origen estaban en disposición de venderlos. En los casos de Llorente y Javi, el Athletic contaba con ellos.

  15. Asier

    23 de enero de 2013 a las 12:29 am

    #13 algort
    Me voy a molestar en contestarte aunque en un primer momento no me ha apetecido lo más mínimo. Te diré, sin acritud alguna, con con ese comentario demuestras un profundo desconocimiento de cómo han sido los casos de Javi Martínez y de Llorente en los últimos tiempos y de cuál es la opinión del aficionado medio.

    Para empezar, la situación de ambos jugadores no es para nada la misma y todos los athleticzales lo tenemos claro. Llorente es un jugador salido de la cantera y Javi fue fichado de Osasuna tras el pago de la cláusula. Aquí nadie esperaba incondicionales muestras de amor al escudo por parte de un centrocampista que vino aquí con el objetivo de progresar en su carrera en un club de más potencial. ¿Qué pasa? Que el chaval luego hace comentarios como este de aquí o deja declaraciones así y al final queda por mentiroso. Y todo esto sin meternos en lo de irse en medio de un partido de pretemporada, ir a Alemania sin avisar y demás detalles de la traca final. Pero bueno, haya quedado en evidencia o no, aquí sabemos que vino mediante cláusula y se ha ido mediante cláusula, dejando buen rédito económico y deportivo.

    Lo de Llorente es bien diferente, primero porque es alguien salido de Lezama, alguien por quien muchos técnicos y miembros del club han apostado a lo largo de muchos años. Después de dar largas sobre su renovación durante dos años a dos directivas diferentes, alegando siempre motivos económicos, de golpe y porrazo resulta que el club no le alcanza para sus aspiraciones deportivas y desea irse a otro donde pueda jugar Champions y ganar títulos. Que eso está muy bien y lo puedo comprender, pero si tan claro lo tienes vas de cara y lo dices así, no juegas al escondite durante dos temporadas engañando a la gente para ganar tiempo. Te buscas a un equipo que ponga la pasta como hizo Javi y hasta luego Lucas. Posteriormente, la cosa se pone fea y te niegas a hacer ningún tipo de declaración, haciendo contadas excepciones para entrevistas-masaje con periodistas amigos que ayudan a transmitir lo pobrecito que eres y lo mal que lo estás pasando de forma injusta.

    Para terminar de joder el asunto, la directiva toma determinaciones que a mí me parecen erróneas, Bielsa más de lo mismo y la afición adopta una postura nada beneficiosa para el club. Porque sí, yo creo un sector considerable de la grada no está siendo inteligente y ha optado por un camino que perjudica al club mucho más de lo que le beneficia. La diferencia con lo que tú dices es que no somos una panda de fanáticos (con contadas excepciones, seguramente) con el juicio obnubilado que se pone a soltar espumarajos cuando dos jugadores deciden irse a otros clubes con más potencial. Siguiendo tu ejemplo, que si un día viene un Chelsea de la vida a por Herrera, éste dice «me quiero ir a Londres» y los blues ponen la pasta que pedimos, perfecto. ¿Cuál es la diferencia con su anterior cambio de equipo? Que el Real Zaragoza necesitaba la pasta y se veía «obligado» a negociar, mientras que el Athletic puede remitirse a las cláusulas porque no necesita vender.

    Me ha quedado algo kilométrico, pero es que si vamos a hablar de las cosas, vamos a hacerlo sabiendo de qué va el asunto.

  16. algort

    23 de enero de 2013 a las 1:10 am

    @Borja:
    Esos clubes (en especial el Zaragoza) hicieron lo sensato en estos casos: cuando un club mayor que el tuyo viene a por un futbolista que quiere irse, lo inteligente es negociar una salida que dé un buen rendimiento económico y a otra cosa. Es que esto funciona así, no estamos descubriendo nada nuevo. Que sí, que el Athletic no quería vender ni le urgía el dinero, eso ya lo sabemos. Ha quedado clarísimo a lo largo de estos meses. Pero es que esa postura no funciona. No es sensata. No es una cuestión de ética, es una cuestión práctica. Y los hechos me dan la razón. Soy incapaz de recordar un caso de un futbolista que haya querido irse de un equipo, el club se lo haya impedido, y la cosa haya acabado bien. Hace un año el Athletic pudo quedarse sin Llorente pero con 20 millones. Ahora está sin Llorente, sin 20 millones y un mal rollo en ese vestuario que debe de ser para mear y no echar gota. Eso se llama mala gestión deportiva y punto.

    @Asier:
    Perdona, pero yo no he llamado «panda de fanáticos» a nadie. Aclarado este punto, te diré que Fernando Llorente es un profesional que no me da la más mínima lástima porque gana en una tarde lo que yo en varios meses pero que tiene todo el derecho del mundo a dar largas a la renovación de su contrato si así lo desea. Faltaría más. Como si quiere dejarlo para la última tarde. Lo mismo para el Athletic, por supuesto. Tampoco está obligado a dar explicaciones públicas sobre su sueldo, contrato, negociaciones con el club ni nada por el estilo. Los futbolistas, aunque a veces lo parezca, no son cargos públicos obligados a dar explicaciones a los ciudadanos. Te empeñas en convertir esto en un asunto ético (Llorente está obligado moralmente a esto y a lo otro porque nos lo debe y porque ha crecido aquí y tal y pascual y si no le llamaremos mercenario) cuando en realidad es un asunto mucho más sencillo. El Athletic tenía dos caminos: el inteligente y el cerril. Y se tiró de cabeza por el segundo. Y así le esta yendo esta temporada. Te lo dice uno que, sin ser de allí, saltó de la silla para cantar los goles al Manchester United.

  17. Borja Barba

    23 de enero de 2013 a las 10:14 am

    @ algort

    Una cosa es que la postura del Athletic (o de su directivo, en este caso) te parezca poco sensata. En eso podemos estar más o menos de acuerdo. Yo también habría despachado a Llorente hace meses, aunque puedo entender que tras la sucesión de falsedades en su renovación haya cierto «mosqueo» dentro del club con él y con su hermano.
    Pero no puedes sostener con esa alegría que los casos de Javi y de Llorente son similares a los de Ander y Adúriz porque no tienen absolutamente nada que ver, entre otras cosas por lo que ya ha explicado detalladamente @Asier. La clave la has dado tú mismo en tu primer comentario: «Llegó el Athletic, negoció con los clubes, pagó unos dineros, se los llevó y todos quedaron muy contentos, tanto los jugadores como los tres clubes». El tema es que con los asuntos de Javi y de Llorente hay una parte, el Athletic, que no quedaba contenta, porque contaba con los futbolistas para su proyecto de futuro inmediato.

  18. algort

    23 de enero de 2013 a las 10:36 am

    @Borja:
    ¡A eso voy! Es que el primer fallo del Athletic es, precisamente, contar para su proyecto con dos futbolistas que estaba más claro que el agua que querían irse (lo hiciesen explícito o no). Esa postura nunca acaba bien. El club puede enrocarse, negar la evidencia, argumentar que no tiene ninguna petición formal, alegar que hay un contrato y mil cosas más. Todo eso está muy bien. Pero no funciona. En el caso de Martínez sonó la flauta y el Bayern en el último momento pagó la cláusula. Eso va a suceder una de cada 100 veces. En el caso de Llorente sucedió lo que sucederá en las 99 ocasiones restantes: que el futbolista se quedará a disgusto, bajará su rendimiento deportivo, se devaluará, creará mal rollo en el vestuario y al final se irá gratis. Ni futbolista ni dinero: nada para el club excepto problemas. Eso una directiva tiene que preverlo, porque la historia es más vieja que el arar.

  19. Borja Barba

    23 de enero de 2013 a las 12:41 pm

    El Athletic no es un club tradicionalmente vendedor, y debe (es una prioridad absoluta) cuidar el producto de su cantera al máximo, porque es su principal sustento. Por eso se posicionó como se posicionó con el caso de estos dos futbolistas. Yo lo veo sobre todo como un toque de atención de cara al futuro. Un ‘eh, chico, ten cuidado con lo que firmas que aquí vamos hasta el final de las consecuencias’.
    El Athletic, por su peculiaridad, no puede hacer otra cosa, o estaría sentando un peligrosísimo precedente.

  20. Unai

    23 de enero de 2013 a las 3:49 pm

    #16 Estando de acuerdo en bastante parte con lo que dices sobre ser prácticos en estos casos (yo habría vendido a Llorente el verano pasado por lo que saques y a otra cosa, con un cabreo importante pero era lo mejor), no comparto tu visión tan fría sobre la relación entre un futbolista profesional y su club/afición. Llorente no se ha saltado ningún precepto legal, y efectivamente no es un cargo público que deba dar explicaciones. Ahora bien, hay una relación afectiva indudable entre los aficionados de un club de fútbol y los jugadores del mismo, y negar eso o reducirlo a un absurdo y anticuado sentimentalismo es matar la raíz de este deporte.
    Si consideramos a Llorente (o a cualquier otro) un trabajador de una empresa sin más, y dejamos completamente de lado el aspecto emotivo del aficionado, la ilusión que teníamos desde que despuntaba en alevines, la cierta angustia cuando tardaba en explotar, la felicidad de verlo luego convertido en una figura, etc… ¿qué llevaría a un aficionado a apoyar al jugador? ¿Deberíamos aplaudir sus goles e increparle cada vez que falla una ocasión clara? ¿Silbarle los días malos y aplaudirle los buenos? Sabes perfectamente que eso no funciona así, que una afición está con sus jugadores más queridos en todo momento, que todo eso genera una vinculación emocional diferente, que sientes orgullo cuando uno de los tuyos es decisivo en un partido del Mundial… es ahí donde entra en juego la ética, el ir de cara con el club que te ha formado y la gente que te ha querido, el hacer las cosas bien y ser recordado con cariño. ¿Querer irte y progresar? Perfecto, eso lo entiende cualquiera, pero hazlo bien, como Alkorta, como Zubi, como tantos otros.

  21. Asier

    23 de enero de 2013 a las 3:58 pm

    Nada que añadir a lo dicho por Borja y Unai, totalmente de acuerdo con ambos.

  22. a_mi_q

    23 de enero de 2013 a las 4:00 pm

    @algort estás hablando de un jugador que no paró desde el final de temporada de hacer declaraciones de amor al equipo y la afición y de otro que llevaba 2 años negociando su renovación, por lo que se entendía que quería seguir. Cómo no vas a contar con ellos?
    Y para que esté más claro que el agua que se quieran ir se tiene que ser explícito sí o sí, decir «Me quiero ir» en vez de «me veo aquí hasta 2016» o «mejórame un poquito esa oferta de renovación que ya casi está».

    Yo esperaba más aprovechamiento de Llorente, una vez confirmado que se quedaba hasta el final de temporada, pero bueno, las cosas han salido como han salido, y ya está. Ahora hay que acabar la temporada dignamente, que se puede, y ya con tranquilidad intentar volver a ser lo que se fue el año pasado.

  23. Kurono

    23 de enero de 2013 a las 6:47 pm

    Yo distingo claramente a Llorente de Javi Martinez, por mucho que algunos crean es igual: Llorente no ha sido del todo ético y por eso esa molestia. Si hubiera dicho hace año y medio en rueda de prensa: «Señores, ha sido un placer estar en el Athletic, pero tengo ganas de salir y conocer otro fútbol y otros países, así que no voy a renovar»; molestias e insultos habrían, pero hubieran planificado mejor las otras temporadas y habría un delantero suplente mucho más rodado que lo que hay ahora, que es nada y la gente terminaría entendiendo. Llorente por ser de la casa como mínimo tendría que ir de frente. Otra cosa es la reacción sin sentido de Urrutia cuando ya sabia que iba a irse.

    Lo de Javi Martinez es otro cantar, un jugador por el cual el Athletic Club pagó 6 millones de euros en su momento al Osasuna cuando no era ni titular en el filial es mucho más probable que cuando viniera un grande, saldría sin dudarlo. Para Martinez el Athletic Club fue un trampolín donde iba a progresar más que en un Osasuna que en ese momento vivía momentos felices de la mano del «Vasco» Javier Aguirre y no estaba por darle muchas oportunidades a un jugador desconocido de 17 años que no era ni titular en Segunda B. Ya con «caché», vino el Bayern a negociar y ante la negativa, pagó la cláusula entera. Ya fobias y filias es asunto de cada quien.

    Básicamente, Urrutia ha decidido de cara de galería mostrarse como inflexible y que del Athletic no se sale con facilidad. Que el jugador «tragará» y no hará su voluntad. Por otra parte, da un mal mensaje y muchos jugadores que puede fichar el Athletic se lo pensarán antes de irse ahí. ¿Que tanto afectará en el futuro las negociaciones? No lo sé, pero no se ha llevado bien esto, ni por Llorente/hermano/representante, ni por la directiva.

    a_mi_q, que las declaraciones de un futbolista son papel mojado. Javi Martinez no era ni canterano por mucho que se vendió como tal, fue un fichaje a golpe de talonario por una joven promesa y la joven promesa ya creció y vio al Bayern, ¿como no va a irse? Además fue de frente con el Señor Urrutia y le dijo que escuchara ofertas. Nunca creyeron que iban a pagar toda la cláusula es el problema, pero si el Athletic Cub pagó 6 millones por un desconocido ¿por qué el Bayern no iba a tirarse de lleno si tiene las arcas llenas y necesitaba futbolistas para esa parcela de medio defensivo/defenaa?

  24. Hybris

    23 de enero de 2013 a las 7:19 pm

    A todo esto, la cara de bobo que se me quedo, cuando veia los partidos de la Euro y pedia que sacaran al «riojano» entre cerveza y cerveza… Ains….

  25. Leon

    23 de enero de 2013 a las 7:40 pm

    Que Urrutia no es un lince es una obviedad y que podría haber hecho algunas cosas mejor pues está fuera de duda. Pero que manía con contemplar eso de que se está en manos de lo que diga el jugador de turno. Vamos a ver a Llorente el Athletic le ha proporcionado una carrera deportiva, le ha pagado puntualmente y muy bien, sin faltar ni una sola vez. ¿De qué se queja entonces? ¿A qué viene tanto lloriqueo? ¿A que ahora no le dejan irse cuando a él le da la gana porque quiere metas deportivas superiores? Haberlo pensado antes, haberlo pensado cuando firmó el contrato.
    En la NBA Pau Gasol firmó un megacontrato con los Lakers, por 19 millones de dólares al año. Bueno pues eso le obliga a tragar, banquillo ahora o si le toca, pues que lo traspasen a algun equipo perdido estilo Charlotte o Washington. Y ni mu, porque firmó por 19 millones de dólares.
    En el futbol de aqui lo que ocurre es que hay mucha diferencia de pasta y algunos clubes depredadores están acostumbrados a calentar la oreja a jugadores con contrato con el cuento de «metas deportivas» cuando lo que quieren en realidad es más pasta. No hay otra, más pasta. Y eso sirve cuando el club propietario de los derechos (e insisto en lo de «propietario») anda tieso y no le queda otra que vender, pues entonces vende porque no tiene ni para pagar la luz. Pero si resulta que tiene pasta como el Athletic pues se planta y dice «mi plantilla la gestiono yo con mis contratos y vendo cuando y como quiero, no cuando me ordene un agente cualquiera». Es que no es tan dificil de entender.
    Y sobre que pocos casos hayan acabado bien para los clubes, pues tambien muchos de jugadores así han acabado mal, cobrando millonadas y sentados en banquillos o en la grada. Porque de jugadores rebeldes está lleno el cementerio de cracks.

  26. Borja Barba

    23 de enero de 2013 a las 8:06 pm

    El comentario de @Leon para enmarcarlo, como de costumbre.

  27. Kurono

    24 de enero de 2013 a las 8:57 am

    Jejejeje, eso es cierto, que muchos se largan y luego no tienen ni la mitad de repercusión de la que tenían antes.

    Ahora bien ¿ha valido la pena tener ese lastre ahí en el equipo? NO. Equipos que se han ido a segunda con buenas plantillas porque hubo un «conflicto». NO estoy augurando nada, pero ¿que tanto afectó ese problema a la parcela deportiva? Llorente, emblema e imagen del Athletic en estos años, con un «amago» de huida, con hermano/representante (si algo es peor que un representante es un familiar representando a un futbolista) exigiendo lo imposible y dando largas a un asunto que nunca debió llegar a tanto y un Urrutia que le llueven tiros y piedras desde todo ángulo, ¿que imagen da esto? Exacto, de un desmadre de poco buen gusto.

  28. Cristian*

    24 de enero de 2013 a las 11:39 am

    Sobre la formación de jugadores;

    En el Barça se vivieron las salidas de jugadores como Cesc o Piqué, en épocas de vacas flacas (recordemos que en la era Gaspart, el Barça luchaba por clasificarse 4º en Liga). El caso de Piqué no resultó muy dramático, pero el de Cesc ya no sentó tan bien, sobretodo por cómo lo resolvió el Arsenal en su día (que se llevaba al jugador gratis!). Más adelante, Cesc pidió al club gunner que le permitiera volver al que fuera su club, y el Manager alsaciano tardó 2 años de intensas negociaciones en dejar escapar a su gran estrella, y no precisamente barata!
    Wenger contaba con un jugador que había sido emblema del equipo, capitán, y que él mismo había acabado de formar desde los 16 años. Sabía que no podría retenerlo eternamente, aunque no podía desprenderse de semejante jugador, sobretodo porque no tenía modo de encontrarle un substituto de nivel.
    Existen clubes vendedores, y otros que no lo son, pero cuando sabes que no hay solución favorable para una situación, hay que procurar encontrar una solución que pueda contentar a todas las partes implicadas: El Zaragoza, no es que quisiera deshacerse de Ander, es que necesitaba dinero, y Ander era el jugador que mejor podían colocar, incluso muy por debajo de su cláusula. Ronaldinho se quería ir a Milán, el Barça tenía mejor oferta desde Manchester, pero sabía que convenía más una salida que contentara a todas las partes, y el Milán acabó pagando un poco más.
    Como decía Bruce Lee en cierto famoso anuncio de coche «Be water, my friend». Es cierto que Llorente no actuó de la mejor forma con el club, pero el Athletic ha creado un problema mucho mayor para todos: club, economía de club, y jugador.
    El Barça va a tener que dejar escapar a su mejor portero en más de 25 años, sin duda uno de los mejores de su historia. Valdés ha anunciado públicamente, el mismo día que informó al club de su no renovación para poder buscar una nueva alternativa en su carrera. A nivel de club, se contaba con su renovación, se planificaba la siguiente temporada con él. Ahora el Barça deberá encontrar un substituto de garantías, e intentar sacar la mejor tajada posible con la venta de su portero titular, y siempre teniendo en cuenta las preferencias del propio jugador. Y para la portería del Barça, no vale cualquier buen portero.

  29. Leon

    24 de enero de 2013 a las 4:07 pm

    gracias borja. No sé, yo creo que esto se ve siempre desde una permisividad enorme hacia los caprichos de los jugadores y agentes (peor aun cuando son familia como dice kurono) Y ya está bien, se firman contratos para lo bueno y para lo malo. Si un tipo se lesiona o no rinde, se agarra a su contrato como una lapa ¿o no?.
    Me pone enfermo esos jugadores que en 5 años han renovado cuatro veces su contrato, con la copla (jaleada por algunos periodistas a sueldo) «interesa al Chelsea o al City» , eso en Estados Unidos ni se plantea. Has firmado un contrato pues tus derechos deportivos no te pertenecen, espera a que acabe el contrato y eres libre de ir a donde te parezca.

  30. Pingback: El Gol de Abreu | Llorente elige la mejor opción, la Juventus

  31. Kurono

    24 de enero de 2013 a las 9:51 pm

    Que los contratos no son papel mojado, pues vale, pero tampoco es una cadena para que se quede alguien sin jugar un año. Que es lo que le toca aguantar a un jugador, es comprensible, pero no por eso hay que hacerse el «valiente» y estar perdiendo dinero (algo que si eres de un club «responsable», pedirías la cabeza del gestor).

    Si el señorito se quería ir, usando malas artes, le exiges una buena oferta y al que pague más lo vendes. Si faltan 2-3 años, la estrategia de esperar hasta sacarle todo el jugo deportivo (aun aunque se pierda el valor del jugador) es válida; cuando ya no hay mucho tiempo, toca «tragar» y venderlo maximizando la ganancia. Ya Llorente se va a ir, dejando un pésimo legado (insultos, problemas, cero euros, pésimo rendimiento) y un Urrutia muy endeble, cuestionado y que no va ser sino la mofa de muchos, además de una visión que no ayudará nada de un club que no negocia. Y nadie está obligado a quedarse. Aunque comprendo al 100% que la molestia viene siendo más porque ha estado mintiendo Llorente, dando largas a una negociación eterna (2 años) y que al final el club es el más afectado.

  32. cepillos oral b

    24 de enero de 2013 a las 10:49 pm

    Normal que haya firmado con la Juve, después del maltrato que esta sufriendo en el Atletic con Bielsa, ha pasado de ser un héroe a un desterrado del campo, 50 minutos que estuvo de calentamiento de castigo…es una vergüenza.

  33. Unai

    25 de enero de 2013 a las 3:46 pm

    #32 La única vergüenza aquí es la cantidad de gente a la que determinados medios han conseguido manipular con su amarillismo, para muestra tú mismo. Esto es una historia compleja en la que todas las partes han cometido errores, ni Llorente es satanás ni El Principito. Por muchos motivos, justificados o no, está dando un rendimiento penoso durante toda la temporada, mientras Aduriz marca un montón de goles, y en absoluto está castigado por nadie, ¿o es que que se está pasando acaso la temporada en la grada? ¿Será que cada vez que sale marca goles y aún así no es titular? Ni lo uno ni lo otro, es suplente porque no está en lo que está, y como suplente que es a veces calentará la banda y no le sacarán, simples cosas del fútbol, me parece.

  34. Pingback: Nada detiene a Cristiano | Blog Noticias

  35. Pingback: Italia – España. Un paralelismo » Diarios de Futbol

  36. Pingback: Zorro viejo - Diarios de Futbol