Historia de una rivalidad: Leeds y Manchester United (parte 1)

Eric Cantona llegó al Leeds en febrero de 1992. Quince partidos más tarde, el equipo entrenado por Howard Wilkinson se proclamaba campeón de la First Division por última vez en su historia. Apenas unos meses después de la celebración, Cantona aterrizó en Old Trafford a cambio de algo más de un millón de libras. Y en de junio de 1993, el Manchester United se alzaba con la primera edición de la Premier League, su primer campeonato en un tiempo de 25 años. Dos títulos en dos años para el futbolista que cambió la concepción del fútbol en Inglaterra y dos títulos en dos años repartidos entre los dos equipos que mayor rivalidad histórica han tenido en el fútbol inglés.

Guerras y disputas

Para entender la rivalidad entre el Manchester United y el Leeds hay que remontarse hasta el siglo XV, en medio de una guerra civil que enfrentó a los condados ingleses de Yorkshire y Lancashire conocida como la “Guerra de las Rosas”. El nombre Wars of the Roses se escogió en referencia a las rosas que eran emblemas de ambos contados: la rosa de Lancashire era roja (los colores del Manchester United) y la rosa de Yorkshire era blanca (los colores del Leeds). Con el añadido de que las dos ciudades están separadas por poco más de 60 kilómetros, la Guerra de las Rosas causó muchísimas bajas en la población inglesa. La llegada de la Revolución Industrial en los siglos XVIII y XIX acrecentó una rivalidad latente en todo el país. La ciudad de Manchester creció gracias al algodón mientras que Leeds se basaba en la lana, por lo que las grandes fábricas de Manchester se impusieron a los tejedores de Leeds.

Llega el fútbol

Fue en el año 1878 cuando varios trabajadores de una compañía de ferrocarril de Lancashire y Yorkshire fundaron un club, el Newton Heath & L&YR, que en 1902 cambió su nombre para denominarse Manchester United. Por su parte, en 1904 surgió el Leeds City, que desapareció en 1919 para dar origen al nuevo Leeds United. A pesar de que en los primeros años de su historia se enfrentaron en multitud de ocasiones, los choques no estaban cargados de la tensión y rivalidad que existe ahora mismo. El punto de inflexión fue después de la II Guerra Mundial, cuando el Manchester United se convirtió en el equipo dominador de Inglaterra con tres títulos de liga en los años 50 de la mano de los Busby Babes, un grupo de futbolistas jóvenes, carismáticos y talentosos que fallecieron en el accidente de Múnich de 1958. En cambio, el Leeds representaba otra serie de características en el campo: más rudimentarios, más agresivos y, en definitiva, mucho más ‘british’ hasta el punto de que llegaron a ser conocidos con el nombre de Dirty Leeds. Además, aquellos años fueron decisivos para que, hoy en día, el Leeds sea uno de los equipos más odiados del panorama europeo. Tampoco les ha importado demasiado. Con ambos equipos en la First Division y luchando por todos los torneos nacionales, el Leeds, con Billy Bremner, Norman Hunter o Johnny Giles, y el Manchester United, con George Best o Dennis Law, se enfrentaron en los 60 y 70 en los años con mayor rivalidad en un campo de fútbol.

Pero hubo más: una familia que puso a un hermano en cada equipo. Jack Charlton jugó toda su carrera deportiva en el Leeds y Bobby Charlton, dos años menor, llevó la camiseta del Manchester United la mayor parte de su trayectoria. Los dos formaron parte de la plantilla de la Inglaterra vencedora del Mundial de 1966.

Un año antes, en medio de los primeros fichajes entre ambos clubes, se produjo uno de los encuentros más tensos y duros en la historia de la rivalidad entre los dos equipos. Las semifinales de la FA Cup de 1965 emparejaron al Manchester United y al Leeds en un duelo a cara de perro por alcanzar la final. Así cuentan aquel choque en el blog “Spanish Leeds“: Empataron tanto en Old Trafford como en Elland Road. El desempate se disputó en Hillsborough, un partido que fue durísimo. Jack Charlton y Denis Law se enzarzaron en una pelea. El Yorkshire Post comentó que “ambos parecían perros intentando morderse y gruñendo por conseguir un hueso”. El partido acabó 0-0 por lo que se jugó otro replay más, esta vez en City Ground, donde Billy Bremner marcaría el gol definitivo en el minuto 89. Ese mismo año la liga la ganaría el Manchester United por el golaverage, ya que ambos clubes terminaron empatados a puntos. En aquella época el Leeds tuvo más éxitos domésticos, mientras que el Manchester United conseguía ganar su primera Copa de Europa.

Entre los años 60 y 70, el Leeds, de la mano de su carismático Don Revie, pasó de estar en la Second Division a ganar dos veces la First Division y hasta en cinco veces fue segundo (una década entera entre los cuatro primeros clasificados), además de varias copas. Un crecimiento exponencial… hasta que se fue Revie. Con su sustituto Brian Clough el Leeds comenzó su decadencia particular y el fútbol inglés sufrió el inicio del hooliganismo donde, también, tuvieron problemas con el Manchester United. El Leeds’ Service Crew y el Manchester United’s Red Army fueron dos de los grupos más influyentes en el mundo de la violencia y el hooliganismo de la época.

En otro nivel

Tras varios años en el segundo escalón del fútbol inglés, el Leeds volvió en los noventa a la First Division y de la mano de Cantona, Strachan, Speed o McAllister conquistaron la tercera y última liga del equipo de Yorkshire. Un contraste que fue mayor tras el dominio de Sir Alex Ferguson y el Manchester United tan pronto como comenzó la era Premier League, un título que han levantado en 12 ocasiones desde 1992, y el trasvase de jugadores de un equipo a otro, generalmente del pequeño al mayor. Mientras en un sitio triunfaban por Europa y se paseaban en el campeonato nacional, en el otro luchaban por no caer en el pozo del fútbol inglés. En la época moderna no han sido muchos los enfrentamientos entre ambos clubes, ya que el Leeds lleva desde 2004 en divisiones inferiores. Sin embargo, hay dos fechas muy recientes de dos duelos en partidos coperos. El primero data de 2010, cuando el Leeds, por entonces en League One (Tercera División), venció 28 años después en Old Trafford en la 3ª ronda de la FA Cup con un solitario gol de Beckford, algo que fue tremendamente celebrado por los 9000 seguidores que viajaron a Manchester y que supuso uno de los mayores cupset de los últimos años. En el segundo, en 2011, el Manchester United se tomó la revancha en la Carling Cup y se impuso por 0-3.

Fotos extraídas de la muy recomendable web Mighty Leeds.

Madrid, 1991. Periodista. Me gustan los partidos feos en campos sucios.

9 Comments

  1. Raúl

    27 de diciembre de 2012 a las 12:29 pm

    Me encantan estos artículos, en los que leyendo eres capaz de captar la esencia de fútbol. Historia de fútbol, de la bonita. Enhorabuena y seguid así.

  2. Futìle

    27 de diciembre de 2012 a las 12:56 pm

    Fantástico artículo, enhorabuena!

  3. pavel

    27 de diciembre de 2012 a las 4:16 pm

    Gracias Álvaro por trasVasarnos esta bonita información ;)

  4. Álvaro de Grado

    27 de diciembre de 2012 a las 4:43 pm

    @pavel

    Muy atento! ;) Thanks.

  5. Kosecky

    27 de diciembre de 2012 a las 9:12 pm

    Genial artículo Álvaro, en la línea del sello DDF.

  6. Kurono

    28 de diciembre de 2012 a las 8:37 am

    Muy buen artículo sobre el “Derby de las dos Rosas”. El Leeds United nunca fue un club popular fuera de Yorkshire principalmente por su juego duro que llegaba a la violencia. Si en esa época, cuando el fútbol era más bronco, nos podemos imaginar que el “juego sucio” del Leeds era algo que molestaba a todo aficionado al fútbol que no fuera del Leeds, hoy día sería un equipo demasiado violento para el fútbol de ahora. Por su parte, el Manchester United en ese entonces era un club muy querido luego de la tragedia de Münich que segó la carrera (entre otros) de Duncan Edwards.

    Es también distintivo el primer uniforme, completamente blanco, sugerencia de Don Revie para imitar los éxitos del, entonces, todopoderoso Real Madrid. Y que además, la rivalidad sea mayor por parte del aficionado promedio del Leeds United que del club “Red Devil”.

  7. Pingback: Levántate y canta: Becchio y Berbatov » Diarios de Futbol

  8. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » Levántate y canta: Becchio y Berbatov

  9. Pingback: En Inglaterra no cantan - Diarios de Futbol

Déjanos un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>