Apenas nos queda Italia

Una sorprendente estadística sacude Europa: si sumamos la distancia en puntos de los líderes de las cuatro grandes ligas a sus inmediatos perseguidores, obtenemos la friolera de 27 puntos, más de seis de media. El resultado, con matices, nos habla de que acaba de comenzar la temporada y al menos dos de estos torneos están casi decididos y otro está en camino. Merece la pena, por tanto, detenerse un poco en cada caso para ver qué ha ocurrido en estos meses tan atípicos.

España. Aquí el Barça de Tito Vilanova comanda la Liga a golpe de récord, y ve muy a lo lejos a un Madrid envuelto en los tinglados habituales que se montan en torno al club blanco en cuanto la distancia con el líder pasa un límite que los once puntos superan holgadamente. Más cerca está una estupenda versión del Atleti, que necesita sin embargo un golpe en la mesa frente a un grande para convencer a los escépticos de su competitividad. Probablemente sea el club rojiblanco el que esté rayando más alto a nivel colectivo, pero cuenta poco ese enorme mérito cuando por encima tiene a un tipo que te hace comenzar casi cualquier partido con dos goles de ventaja, lo juegues bien, regular o mal. Cada vez somos más los que sólo podemos imaginar un campeonato abierto en (indeseable) ausencia de Messi.

Inglaterra. Por regla general, el despido de un entrenador a los dos meses de comenzar la temporada no suele resultar una buena política, además de que asume el reconocimiento de un fracaso. Sin embargo, toda regla tiene sus excepciones, y cada vez queda menos gente que defienda a un Mancini que está consiguiendo en el City máximos en el desaprovechamiento de recursos. La mejor plantilla de la Premier, a años de luz de cualquiera de sus rivales, viene de firmar un ridículo memorable en Champions y ayer pudo salir goleado en casa por el United de no haber mediado un fallo del asistente que privó a su rival del 0-3. Una versión de los red devils que parece netamente inferior al equipo de 2008, pero que el año pasado no fue campeona doméstica por errores propios, y que este año ya ha puesto tierra de por medio (seis puntos) ante un enemigo que está descompuesto. Sólo una medida drástica del jeque parece capaz de invertir el destino.

Alemania. Pocos que sigan el fútbol internacional podrán dudar que, al máximo nivel, el Borussia Dortmund está entre los cinco o seis mejores equipos de Europa. Sin embargo, los pupilos de Klopp han padecido dos síndromes de manual que les han empequeñecido recientemente más de lo que merecían: la bisoñez en la Champions el año pasado, que los sacó del panorama en la fase de grupos, y la concentración excesiva en ella –descuidando la Bundesliga-, aún más peligrosa, y que le ha dejado ya a 14 puntos de un Bayern que va a lo suyo y que también ha cruzado el rubicón europeo. Es verdad que los borussers sufrieron ayer un grave error arbitral –que el propio colegiado reconoció posteriormente, igualito que aquí- y que su grupo europeo era el de la muerte, pero eso no excusa tantos puntos perdidos frente a equipos como Nuremberg o el sorprendente Hannover. El Leverkusen está a once puntos, pero es convidado de piedra en este banquete: bastante tienen Schurrle y Kiessling con mantener al equipo ahí.

Italia. La única gran Liga que conserva a día de hoy gran parte de la emoción con la que se inició es la Serie A. Tras unas semanas complicadas, el Inter de Stramaccioni se ha rearmado, especialmente después de su épica victoria en la guarida de la Juventus, y este fin de semana tumbó al Nápoles y lo superó en la clasificación. Sin embargo, aunque la distancia es solamente de cuatro puntos, las sensaciones, el ritmo y el fútbol moderno que muestra semana tras semana el equipo de Conte –que volvió ayer tras su sanción- transmiten más sensación de favoritismo que la propia diferencia de puntos. En cualquier caso, el rival claro es el renovado equipo neriazzurro, por cuanto que Mazarri sufre de miedo a las alturas y su equipo se despeña una y otra vez en las cercanías de la cumbre. Al menos, aquí hay lucha. Algo es algo.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

6 Comments

  1. @GarrinchaCF

    11 de diciembre de 2012 a las 10:29 am

    Bastante extraño lo que está sucediendo en Europa. Me gustaría que el United ganase la Premier, como creo que acabará sucediendo, pero creo que ahí aún hay pelea. En Alemania la plantilla del Bayern es tan amplia como su ventaja sobre sus rivales, así que una de las ligas más divertidas salvo cataclismo bávaro ya toca a su fin.

    En España el Barça me transmite menos solidez que los otros años y sin embargo está ganando más que nunca. No les quito mérito, pero su Messidependencia es atroz. Creo que el mejor equipo del campeonato está siendo en términos globales el Atlético de Madrid, que habrá perdido en Mestalla y el Bernabéu, pero no se ha visto sometido como los otros dos grandes en Sevilla, donde su suerte dispar marca la distancia pese a los ‘meneos’ recibidos.

    Por último Italia… soy del Inter como el que más, pero creo que la Juventus acabará imponiéndose. La falta de un ‘9’ que culmine su buen fútbol es su mayor lastre, y precisamente en esa posición no les va mal a sus rivales con Milito-Palacio-Cassano o Cavani-Insigne-Vargas. El tema de Europa supondrá una dura prueba para la Juve, que tiene que alternar la Champions con su reinado casero… mientras para sus rivales la Europa League es más una molestia, por lo que no creo que una eventual eliminación les suponga trauma alguno, más bien todo lo contrario para pelear por un título que ambos necesitan.

    Saludos.

  2. emedepan

    11 de diciembre de 2012 a las 11:25 am

    En España y Alemania hay una combinación de un líder que lo gana todo con un perseguidor que está dejando mucho que desear. De ahí esa ventaja, que yo ya diría que es definitiva. Y yo descarto al Atlético. Creo que es el equipo con más mérito de primera, porqué su plantilla no es para tirar cohetes, pero ha sufrido mucho para ganar varios partidos con los de arriba y yo creo que se dejará varios puntos como visitante.

    En la Premier creo que habrá más pelea, porqué tampoco veo al United demasiado fiable. Pero claro, por detrás hay pocos que le mejoren…

    Y en Italia puede pasar de todo. Como dice GarrinchaCF, si la Juve se mete en cuartos o semis en Champions puede empezar a pesarle.

  3. Cristian*

    13 de diciembre de 2012 a las 1:17 pm

    @GarrinchaCF:
    Yo creo que la falta de solidez del Barça de Tito (que tampoco me parece tal…) se debe sobretodo a las ausencias que hubo de los defensas titulares (sobretodo Piqué y Puyol) en gran parte de lo que llevamos de temporada, y parte también de la anterior. Con esos de vuelta, o Abidal retornando al 11, la solidez defensiva sería mucho mayor.

    Sobre la «Messidependencia»: Messi es sencillamente un Monstruo. Perdón, corrijo: es un MONSTRUO!!!!!!. Pero el juego del barça se ha decantado a darle mayor protagonismo a él aún si cabe, precisamente porque sus registros son de otro Universo. Por cierto, sigue Messi sin faltar a su estadística de meter los goles de a 2 por partido, como mínimo (Si marca 1, caerá seguro un segundo cuanto menos!). Como para no adolecer de su dependencia…..
    De todos modos, si él no está, otros pueden ocupar su rol, y el equipo puede intentar marcar los goles de forma un poco más conjunta (Pedro, Villa, Iniesta, Cesc, Xavi, & Co.) Y el equipo no se resentirá tanto. O eso creo!

  4. Espartano

    15 de diciembre de 2012 a las 3:22 am

    Como barcelonista me fascina que el Barça se muestre tan solido. No es que el Madrid ande tan mal, es que ganar tanto y como lo hace es Barça es anormal. Esta exigencia exprime a los rivales. Los demas casos no me parecen nada alarmantes o especiales.

  5. Larios84

    19 de diciembre de 2012 a las 11:52 am

    Yo creo que aparte de Italia(donde despues de esta jornada ya son 7 puntos de diferencia entre Primero y Segundo), donde habra liga hasta casi el final sera en la Premier, ya que pese a no ser muy regulares ni City ni Chelsea, el United tampoco es que sea el colmo de la regularidad, aunque creo que con le pegada que poseen les dara para conseguirlo.

  6. Larios84

    19 de diciembre de 2012 a las 11:56 am

    Por cierto el Madrid, vale que ha tenido pinchazos sonoros, pero es que lo del Barça este año(46 puntos de 48 hasta el momento es muy pero que muy increible), vale que su juego de mes y meido para aca ha mejorado y mucho, donde realmente no se dejaron puntos que otros años se hubiera dejado fue durante los 2 primeros meses de competicion.

    Mismamente el año pasado tenian 9 puntos menos a estas alturas, y el Madrid 7 puntos mas de los actuales, y hace 2 temporadas tenian Barça y Madrid, 3 puntos menos y 8 mas respectivamente.

    Y si nos remontamos a la 09/10, pues serian 6 menos y 5 mas respectivamente y en la 08/09 5 menos y el Madrid 4 menos.

    Lo dicho increible, casi sobrenatural lo de este Barça en Liga actualmente