Vergogna

http://www.youtube.com/watch?v=7U3fBTuYcfE

El Shakhtar Donetsk no tiene la culpa de que uno de sus futbolistas se comporte de forma antideportiva. Pero sí tiene la obligación de actuar en consecuencia. Luiz Adriano cometió una grave equivocación disputando un balón que debía olvidar, y lo hizo contemplando una defensa que no le seguía y un portero que no ponía intención alguna en frenar su alocada carrera. Luiz Adriano marcó el gol de la vergüenza, pero el responsable de ella es la máxima autoridad del conjunto ucraniano sobre el terreno de juego: su entrenador. Mircea Lucescu tuvo su momento. Las discusiones entre los jugadores que impidieron la reanudación inmediata del encuentro incluso le dieron un par de minutos extra para reflexionar. Podía escoger entre comportarse como un deportista o bien aferrarse a una amnesia transitoria que supuestamente le habría impedido darse cuenta de lo sucedido. Podía ordenar a sus jugadores que se dejaran encajar un gol, no ya una decisión elegante, sino casi obligatoria, pero no tuvo agallas. Prefirió ser villano porque en Turín empataban a cero Juventus y Chelsea.

Un futbolista puede perder los papeles del fair play durante unos segundos. La tensión del juego es gigante y una decisión que se toma en un instante puede ser equivocada. El brasileño Luiz Adriano erró, de acuerdo, puede pasar, pero luego hizo algo aún más grave: falló en reconocerlo. Ni pidió perdón ni parece que entendió de qué se le acusaba. En la segunda mitad marcó dos goles más, fue sustituido, Lucescu le dio la mano y se marchó al vestuario aplaudiendo sarcásticamente al público, enfadado porque no habían parado de abuchearle durante todo el partido. Antes de una sentencia definitiva convendría conocer un poco más al personaje y profundizar sobre sus capacidades de entendimiento.

El capitán del Shakthar Darijo Srna ha declarado después del partido que la intención del equipo, tras lo ocurrido, era dejarse anotar un gol, pero que su compañero Stepanenko no se enteró y que por eso daba la sensación de que no se lo habían dejado. Srna, que es un futbolista maravilloso, miente de forma descarada. En la jugada del 2 a 1, que parte de la banda izquierda, no hay ningún jugador de blanco que facilite la acción a su par. Todos, hasta ocho, sin excepción e incluido el portero, que se acaba lanzando, hacen méritos para intentar parar el ataque del Nordsjaelland. Estoy convencido que ningún futbolista danés cree que les han regalado un 1% de ese gol. Ningún futbolista del mundo celebra un gol que le han dejado meter y los goles facilitados nunca necesitan una media vuelta del atacante y un remate inapelable que golpeé en el larguero. Las imágenes son suficientemente claras.

http://www.youtube.com/watch?v=-0weDXkx_Wo&feature=related

Mircea Lucescu es recordado en Barcelona por sus duras críticas al conjunto azulgrana tras una jugada parecida en 2008, pero más discutible que la obviedad de ayer. El equipo de Guardiola entendió que el Shakhtar había despejado un balón, y no cedido a la banda, por lo que decidió no devolverlo y atacar a la siguiente jugada, acabando esta en gol. Lucescu increpó al técnico catalán en la zona mixta repitiendo ‘Vergogna, vergogna’, usando un término que había masticado bien durante sus años entrenando en Italia, al frente de Pisa, Brescia, Reggina e Inter de Milán. Anoche tuvo la oportunidad de reafirmarse en su delicada atención al fair play, pero se le olvidó su significado.

Lucescu se ha disculpado. No de buena gana, pero lo ha hecho. La actitud correcta ante un espectáculo como el de Luiz Adriano era imponer una ley clara en el momento. No es tan difícil ordenar a tu equipo que se deje meter un gol. No cuando el partido ha estado dos minutos parado. Lucescu tuvo la solución delante de sus narices y la ignoró. Actuó fuera de la deportividad. Lo de anoche fue una vergüenza de proporciones desmesuradas.

16 Comments

  1. Felix 1.3

    21 de noviembre de 2012 a las 12:36 am

    Lo he visto en la tele y no me lo podia creer… encima dicen que se dejaron meter el 2-1 -que por cierto fue un jugadón colectivo del Nordsjaelland culminado de forma magistral a la media vuelta- cuando se ve que estan defendiendo la jugada en todo momento… es de esos goles que le metes al rival dñandole en toda la cara, me extraña que no lo hayan celebrado en la cara de Luiz Adriano. Por cierto me ha gustado la participación del equipo danés dentro de un grupo tremendamente complicado para un debutante, han hecho lo posible dentro de sus escasas posibilidades.

  2. javimgol

    21 de noviembre de 2012 a las 12:43 am

    Para mí fue muchísimo más grave lo que hizo el Barcelona (y la actitud posterior de Guardiola, absolutamente bochornosa) que lo de este Shaktar. Es mi opinión, puede que no la compartáis.

  3. Miquel

    21 de noviembre de 2012 a las 12:53 am

    Lucescu acabará haciendo algo al respecto. Hablamos de un entrenador que regaló un ramo de rosas a una juez asistente a la que había criticado duramente.
    Y en cuanto a los jugadores ¿qué te puede pasar por la cabeza para anotar ese gol?

    Un saludo

  4. Javier

    21 de noviembre de 2012 a las 1:37 am

    En estos casos tengo una opinión formada. Si hay un jugador del Nordsjaelland en el piso y el Nordsjaelland envía el balón fuera, no entiendo por qué el Shakhtar tiene que regresárselo. El Nordsjaelland la está enviando fuera por un propio compañero, no por cortesía. Si fuera que el Nordsjaelland la envía fuera por un jugador del Shakhtar, ahí sí aplica la devolución de cortesía, que el Shakhtar le ceda el balón al Nordsjaelland, ya que por un jugaor suyo se paró el partido.
    Dicho ésto, la práctica generalizada apunta a un escándalo anoche. Yo creo que los jugadores del Shakhtar no se emplearon a fondo en el gol del 2-1. No quiere decir que se hayan dejado al 100% pero no se emplearon a fondo, quizás marcados por la jugada del 1-1. Es muy fácil criticar desde lejos pero otra cosa es estar en Dinamarca con la presión al máximo y jugándote la clasificación.

  5. Kurono

    21 de noviembre de 2012 a las 6:02 am

    Pues se podía rectificar, incluso solamente con sustituir a Luiz Adriano al descanso para “castigarlo”. Quedará como la jugada rara del día.

  6. Ribupofeno

    21 de noviembre de 2012 a las 9:39 am

    Javier, la pelota no se devuelve dependiendo de qué equipo era el jugador que estaba en el suelo, sino de quién tenía la posesión en ese momento. Desconozco si en ese momento tenía la pelota el Nordsjaelland o el Shaktar, pero imagino que el Nordsjaelland.

  7. milongas

    21 de noviembre de 2012 a las 11:59 am

    la solución es bien sencilla: nada de tirar el balón fuera en caso de “lesión” (teatro interesado en el 90 % de los casos), sino dejar que el juez del partido, que para eso está, decida cuando corresponde pararlo. Y punto.

    Qué fácil es parar una contra o arañar unos minutos al crono echándole un poco de cuento… Y ojo, no digo que este caso fuera uno de ellos; pero para evitar la picaresca, la única solución es la que propongo. Que el árbitro pare el juego y se acabó.

  8. Maese Orangutan

    21 de noviembre de 2012 a las 12:56 pm

    Eso dijo una vez Mendilíbar, creo que estando en el Valladolid, que ellos no iban a volver a tirar el balón fuera si no era un caso de lesión evidente. Tantos palos le cayeron al pobre hombre que su idea la aplicó en dos o tres partidos como máximo.

  9. emedepan

    21 de noviembre de 2012 a las 1:06 pm

    Si justamente es un bote neutral, es decir que lo ha parado el árbitro y no la ha echado nadie fuera.

    Desde siempre eso se resuelve hablando árbitros y los que disputan el bote. Si se decide disputar, se disputa. Sino, se devuelve. En el video queda claro que el del Shakthar le dice que les devuelve el balón y su delantero se aprovecha asquerosamente. Creo que no le darán el premio al fair play precisamente…

  10. milongas

    21 de noviembre de 2012 a las 1:06 pm

    sí, ya sé que defender esas medidas es ir muy contra corriente en estos tiempos… lo más típico es que te vengan con alguna salida de pata de banco del tipo “es que eso es ir contra el juego limpio y dar mal ejemplo a los niños” y patochadas similares… probablemente es mucho más edificante para los niños enseñarles que el engaño, la estafa y el echarle cuento (que para mí son tan antideportivos como una entrada alevosa) casi siempre consiguen sus objetivos y casi nunca son sancionados. En fin…

  11. milongas

    21 de noviembre de 2012 a las 1:09 pm

    quede claro que hablaba en general, no de esta jugada en concreto, evidentemente

  12. Salva M.

    21 de noviembre de 2012 a las 4:31 pm

    #2 javimgol dijo,
    Para mí fue muchísimo más grave lo que hizo el Barcelona (y la actitud posterior de Guardiola, absolutamente bochornosa) que lo de este Shaktar. Es mi opinión, puede que no la compartáis.

    Obviamente que no la comparto, ya que cuando un rival despeja la pelota jamás se le devuelve.

    La “cortesía” consiste en devolver la pelota cuando el rival, estando en posesión de ella, la echa fuera deliberadamente por haber un jugador lesionado. En ese caso, se entiende que al reanudarse el juego, dicho equipo debe comenzar con la posesión de la pelota.

    #9 emedepan dijo,
    Si justamente es un bote neutral, es decir que lo ha parado el árbitro y no la ha echado nadie fuera.
    Desde siempre eso se resuelve hablando árbitros y los que disputan el bote. Si se decide disputar, se disputa. Sino, se devuelve. En el video queda claro que el del Shakthar le dice que les devuelve el balón y su delantero se aprovecha asquerosamente. Creo que no le darán el premio al fair play precisamente…

    Y ahí, justamente, está la clave. El jugador del Shakhtar le dice al del Nordjsaelland que se aparte, que aprovechará el bote neutral para devolverles la pelota. Y en lugar de eso, otro jugador del Shakhtar (Luiz Adriano) corre a por la pelota y marca gol.

    Algo parecido sucedió en un partido de cadetes del Barça y su entrenador, Sergi Barjuán, les obligó a dejarse marcar un gol.

    Lamentable Luiz Adriano y lamentable Lucescu.

  13. Ribupofeno

    21 de noviembre de 2012 a las 9:02 pm

  14. elhijoderomario

    21 de noviembre de 2012 a las 10:02 pm

    La diferencia entre esta jugada y la del Barça está muy clara. Al margen de que una viene de un despeje a fuera de banda muy dudoso de haberse hecho por lesión, simplemente contad cuanto tiempo pasa desde que se saca de banda y cuanto desde que se saca este bote neutral. Ningún jugador del Shakhtar aquel día se vio sorprendido más allá de los primeros segundos, y la jugada duró bastante más.
    ¿La actitud de Lucescu, Luiz Adriano y Srna?. Para mí, nada sorprendente.

  15. Full Norbert

    22 de noviembre de 2012 a las 2:37 am

    Es una vergogna cuando supuestamente te lo hacen a ti (ni de lejos se parecen las dos jugadas, vamos) pero cuando lo haces tú ya no lo es tanto. Grande Lucescu.

  16. Pingback: El fluorescente Borussia Dortmund | Futbol 2020