Ejemplo de sevillanía

Que José Antonio Reyes pusiese en ventaja al Sevilla FC a los doce segundos de partido hacía presagiar que el de ayer no iba a ser un derby cualquiera. Sin apenas protagonismo en el equipo en este arranque de temporada, Míchel sorprendió con la inclusión del utrerano en el once inicial sevillista. Y lo hizo en un partido que, para bien o para mal, suele marcar tendencia en la capital hispalense. Con valentía. Jugándosela a una carta. Y Reyes, ejemplo de lo que su carrera ha sido, no defraudó, volviendo a demostrar que es un jugador de momentos sobre el que siempre pesará la losa de la irregularidad. Lo bueno que tiene es que su zurdita y su arte suelen escoger momentos muy señalados para sentar cátedra. Como el de ayer, frente a un Betis crecido y que llegaba al choque por delante del Sevilla en la clasificación. Reyes decidió salir un rato del acomodo en el que parece vivir perpetuamente y decantar el derby con una actuación de superdotado. No sabemos, aunque pueda sonar exagerado, si fue su último gran acto de servicio como sevillista. Sí sabemos que su actuación de ayer será una de las que se recuerde cuando se haga balance de su accidentada carrera deportiva.

Siguiendo el tirón del zurdo de Utrera, el Sevilla salió al campo tan enchufado que a los cinco minutos de partido ya ganaban por dos goles a cero. Por contra, el Betis precipitó con su ausencia del campo en la primera mitad la que se supone va a ser una semana complicada para ser bético en Sevilla. Ni rastro del equipo que rondaba con todo merecimiento las plazas de Liga de Campeones semanas atrás. La caraja verdiblanca fue tal que al descanso el derby estaba sentenciadísimo (4-0) y apuntaba ya a resultado histórico. La explicación era sencilla: un equipo estaba sobre el campo, el otro no.

Solo la comodidad en la que parecía encontrarse el conjunto nervionense hizo que la humillación se suavizara, si ello era posible, en la segunda mitad. Fue cuando los de Míchel, que necesitaba en su haber un partido como el de ayer, tiraron de inteligencia y frialdad para ‘irse’ del encuentro sin perder el control del mismo. La historia ya estaba escrita, en realidad, aunque la muesca terminó de marcarla Ivan Rakitic con un quinto gol que rememora el 5-0 conseguido en la 1942-43, setenta años atrás.

El 5-1 final huele a humillación de las que escocerán durante meses en la acera verdiblanca y simboliza la endémica irregularidad del equipo de Pepe Mel, incapaz de asumir empresas mayores por su tendencia a desaparecer en los momentos clave. Sin embargo, para el sevillismo puede suponer la lanzadera desde la que corregir la trayectoria errante que venía mostrando el equipo desde el arranque del campeonato. La incontenible euforia post-derby puede ser el motor que mueva el barco. La temporada comienza de nuevo.

Foto| www.abcdesevilla.es

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

6 Comments

  1. Futbolfactory

    19 de noviembre de 2012 a las 6:28 pm

    Si el Sevilla hubiese dejado escapar este partido se habría precipitado al abismo. El Betis sale dolido en su orgullo pero no en sus aspiraciones. Cierto que ayer se desinflaron y cinco goles es mucho. Cierto es lo que comentáis de la irregularidad de Reyes, pero ayer zurda de oro sin duda.

  2. Luis Suárez

    20 de noviembre de 2012 a las 11:12 am

    Borja, te hago un gran «off topic», pero tenes en mente escribir algunas líneas sobre el MK Dons – AFC Wimbledon del próximo 2 de Diciembre? Hace unos años te leí escribiendo algunas líneas, por eso te hago el pedido a vos puntualmente…

  3. Borja Barba

    20 de noviembre de 2012 a las 12:15 pm

    @ Luis

    Algo tenemos pensado. A lo mejor lo hacemos de manera conjunta entre Pol, Álvaro y yo.
    Gracias por acordarte.

  4. Luis Suárez

    20 de noviembre de 2012 a las 11:48 pm

    Gracias a vos!

  5. Pingback: Una tendencia inesperada » Diarios de Futbol

  6. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » Una tendencia inesperada