La revolución del diamante

Anda la opinión futbolera inglesa algo alborotada últimamente acerca de las licencias tácticas que Sir Alex Ferguson, un hombre anclado a la tradición y fidelidad a un esquema eterno, empieza a permitirse. Lo que se ha dado en llamar la ‘Diamond revolution‘ no supone un síntoma de debilidad o de descreimiento con respecto a una manera de jugar que ha elevado a los altares a un hombre que lo es todo en el mundo del fútbol. Ferguson ha conquistado el mundo de la mano de futbolistas como David Beckham, Ryan Giggs, Andrei Kanchelskis o, más recientemente, Antonio Valencia o Ashley Young, jugadores todos ellos con un denominador común: su querencia por la línea de cal. El ensanche del terreno de juego siempre fue una máxima indiscutible para el técnico escocés, que ha permanecido veintiséis temporadas en Old Trafford fiel a un dibujo táctico en el que los dos futbolistas de banda eran condición sine qua non. Sin embargo, y como decíamos, no parece que el replanteamiento de la situación deba ser entendido como un síntoma de pérdida de fe.

No hay en el fútbol una posición sobre el terreno de juego con tanta vinculación simbólica con un estilo de otra época como la de extremo. La posición que convirtieron en arte futbolistas como Stanley Matthews, George Best, Paco Gento, Jairzinho o Jimmy Johnstone acabó convirtiéndose, con el paso de los años, en poco menos que un lujo, una extravagancia en un fútbol cada día más uniforme y plano. Casi condenada a la desaparición.

Quizá condicionado por la falta de jugadores con un perfil futbolístico en clara recesión (pese a la presencia en la plantilla de los ya mencionados Young, Valencia e incluso Giggs, al que la edad ha terminado obligando a modificar su rol sobre el césped) o tal vez por las exigencias del fútbol actual, en el que casi todos los equipos tienen soluciones para prácticamente todas las propuestas tácticas de sus rivales, Ferguson parece dispuesto a adoptar la variante táctica de sustituir a sus dos futbolistas de banda por dos interiores, con mayor tendencia a la búsqueda del espacio entre líneas que a la conquista de la línea de fondo. Porque existen muy diversas maneras de ensanchar un terreno de juego. Un giro radical tras un cuarto de siglo confiando en sus hombres de cal.

Y ya lo hizo semanas atrás frente al Newcastle en St. James’ Park, cuando sorprendió incluyendo en el once a Shinji Kagawa y Tom Cleverley, dos hombres con clara vocación de juego por el centro, o el pasado martes ante el Sporting de Braga en Liga de Campeones. Y en ambas ocasiones la variante dejó el resultado de victoria mancunian. Stamford Bridge, donde el líder Chelsea aguarda a los red devils con ganas de poner tierra de por medio en la clasificación liguera, bien pudiera ser la tercera prueba de fiabilidad del recién estrenado diamante de Fergie.

Apuestas en bwin
1. Separados por apenas tres puntos en la clasificación, Chelsea y United ven como sus respectivas victorias cotizan alto. 2.35 euros por el triunfo londinense y 2.90 euros por el de los visitantes, con 3.30 al empate.
2. Los innegables problemas defensivos de los red devils en este arranque de temporada, con casi 1.5 goles encajados por partido, hacen pensar en un escenario con goles a favor de los locales. Así, el Over 1.5 goles a favor del Chelsea, cotiza a 1.95 por euro apostado. Si los de Di Matteo anotaran exactamente dos goles, 3.40 euros. Si fuesen tres o más, 4.25.
3. Está siendo Juan Mata el mejor jugador de los Blues en este tramo de la campaña. Su gol se paga a 3.50 euros. Por parte visitante, el gol de Rooney a 3 euros, y el de van Persie, a 2.60.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

9 Comments

  1. Knowcosters

    28 de Octubre de 2012 a las 2:35 pm

    Consume como piensas

    http://knowcosters.com/

    https://www.facebook.com/knowcosters?fref=ts

    El mundo necesita un cambio

  2. Knowcosters

    28 de Octubre de 2012 a las 2:38 pm

    La Galerna del Cantábrico sí que era un diamante

  3. eueumarin

    28 de Octubre de 2012 a las 6:02 pm

    No veo esto como una novedad. Es cierto que a Sir Alex le encantan los extremos y los ha utilizado de manera habitual, pero ya en otras temporadas prescindió de ellos si de esa forma el equipo tenía más opciones. Un ejemplo son los años gloriosos 2007-2009, cuando jugó muchas veces con Rooney y Hargreaves en banda, Cristiano fue utilizado a su vez de delantero junto a Tévez, etc. Siempre ha tratado de que jueguen los mejores, aunque su idea del fútbol, y la que más gusta en Old Trafford, sea un clásico 4-4-2 (1999, mejor ejemplo). Ahora para juntar a los mejores haya que prescindir de un extremo o de dos, y lo hace. En cualquier caso, hoy en The Bridge sale con un claro 4-4-2 (aunque Rooney siempre vuela libre, y más bien para atrás), y es que la plantilla del United se construyó para volar con extremos, Young, Valencia, Nani, ejemplos tremendos de esa idea, aunque los fichajes de este año lo contradigan y haya habido que cambiar el modelo para juntar a Kagawa, Rooney y Van Persie, cuando no también Welbeck o Chicharito.

  4. Kay

    28 de Octubre de 2012 a las 6:52 pm

    Hombre, en realidad el Manchester en champions, salvo este último par de años, siempre ha sido de minar el campo de centrocampistas en champions.

    El extremo champions por excelencia de Ferguson era Park, y su mejor extremo del último lustro jugaba de punta y Rooney de falso extremo a lo etoó-Pandev del inter. Lo del 4-4-2 solo contra equipos peores en jugadores.

  5. Miguel Pino

    29 de Octubre de 2012 a las 2:02 am

    No acabo de entender por qué se hace ya tan poco uso de los extremos puros. En el Sevilla por ejemplo le dieron muy buenos resultados…

  6. Pingback: El momento de creer » Diarios de Futbol

  7. Pingback: a | Ecos del Balón

  8. Pingback: qwe | Ecos del Balón

  9. Pingback: Contenidos Multimedia #realunited | Ecos del Balón