Los templos son eternos

Anfield vio la luz un lejano 28 de septiembre de 1884. Casi 130 años de vida son más que suficientes para haberse ganado el estatus de templo, en su unión indisoluble con el Liverpool FC. Sin embargo, pocos saben que el primer partido que se disputó en la historia del mítico estadio no lo jugó el Liverpool, su eterno ocupante. El primer balón que rodó sobre el césped se lo disputaron el Earlestown y, sí, el Everton, quien se había visto obligado a abandonar los terrenos sobre los que llevaba celebrando sus partidos desde el año de su fundación, en 1878. Cuando el club toffee vio construido Goodison Park, estadio que reunía todos los requisitos demandados por el Everton, Anfield se quedó vacío, sin huésped. Y un estadio de fútbol sin utilidad no tenía viabilidad. Fue entonces cuando, para dar sentido a la existencia del estadio, el empresario John Houlding, antiguo dirigente evertonian, tomó una decisión que cambiaría para siempre la historia del fútbol. Decidió crear un nuevo club, el Liverpool Football Club, para dar sentido a la existencia del estadio del sur de Stanley Park. El nacimiento del Liverpool supuso la salvación de un Anfield que parecía condenado a morir sin un equipo al que dar permanente cobijo.

Tal vez por eso, algunos calificaron poco menos que de traición la intención del club de abandonar el viejo Anfield para mudarse a un nuevo, más grande y más moderno, estadio, anunciada hace ya algo más de diez años. Anfield, ora hogar de colosales gestas, ora confortable cobijo durante las malas épocas, se estaba quedando obsoleto. Encajonado entre decenas de viviendas unifamiliares, los planes de expansión del estadio se veían fuertemente condicionados, y encarecidos, por las particulares condiciones urbanísticas de la zona. Ampliar y remodelar el legendario estadio liverpudlian supondría, por su especial situación, un desembolso extraordinario.

Cuando el proyecto de un nuevo estadio en Stanley Park, apenas a unos pocos centenares de metros del actual, se puso en marcha, cientos de voces se alzaron escandalizadas. Echar abajo Anfield, sepultar el Spion Kop bajo los brazos de las excavadoras, demoler toneladas y toneladas de historia del fútbol y de la ciudad de Liverpool requerían de un consenso que muy difícilmente iba a lograr alcanzarse. Por mucho que a Hicks y Gillett, dos potentados tejanos con pocas nociones sobre el respeto y la tradición y con un plan estratégico para el club netamente empresarial, se les pusiese entre ceja y ceja.

Creemos que esta puede ser una excelente oportunidad para la ciudad de Liverpool, el área de Stanley Park y, por supuesto, el Liverpool Football Club‘. En estas palabras se expresaba Joe Anderson, alcalde de la ciudad, al referirse, en presencia de representantes del club y de la entidad gestora de viviendas sociales Your Housing, a la propuesta de reforma del estadio de Anfield y de su entorno que era presentada hoy mismo en dependencias del ayuntamiento de Liverpool. Adiós a la idea de un nuevo estadio. Adiós a la demolición del templo. No hay duda ninguna de que Anfield, hogar espiritual del Liverpool, no merecía caer en el olvido por el paso de los tiempos. Por mucho que la modernidad se empeñase en empujar a la vieja caja de zapatos roja hacia la obsolescencia. Anfield seguirá vivo y seguirá cobijando historias. No es para menos, cuando el club le debe la vida.

En DDF| This is Anfield

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

4 Comments

  1. Roberto

    15 de octubre de 2012 a las 11:50 pm

    Muy buenas! Somos José Bonilla y Roberto Mollet y hemos iniciado un nuevo proyecto futbolero en blogger. Te proponemos un intercambio de enlaces para aumentar el tráfico de visitas de ambas webs y así poder ayudarnos entre nosotros. Si aceptas la propuesta, por favor comunícanoslo con un comentario en nuestra primera entrada, llamada “La intro”. Abajo te adjuntamos la dirección del blog y un vídeo de presentación del mismo. Un enorme saludo y muchas gracias por su colaboración.

    http://futbolanfetaminico.blogspot.com.es/

    http://www.youtube.com/watch?v=_CAS7CPtYjs

  2. Pingback: Big Bang Fellaini » Diarios de Futbol

  3. Pingback: Big Bang Fellaini | futbol news

  4. Pingback: Big Bang Fellaini | MuroDeBlogs