San Petersburgo, Oporto, Amsterdam

Hay una máxima del fútbol, y del deporte en general, que sentencia sobre la importancia de empezar las competiciones ganando. Ganar en un primer envite libera tensiones, facilita la adaptación al medio y concede ese punto de confianza indispensable para afrontar con garantías cualquier competición del más alto nivel. Pero, en ocasiones, arrancar con esa liberadora victoria no es condición indispensable para alcanzar altas cotas en un torneo. Ejemplos hay cientos. Ocurrió con el Inter de Mourinho en la 2009/2010, que no pudo pasar del empate a cero frente al FC Barcelona en su partido inaugural en el Meazza, o el Porto, curiosamente también dirigido por Mourinho, que en su último gran año europeo arrancó la competición con un empate a uno en Belgrado ante el Partizán. Es la esperanza de todos aquellos que no lograron debutar con buen pie, en un fútbol cada vez menos proclive a la sorpresa.

Zenit San Petersburgo – AC Milan
Ya nadie espera gran cosa de este Milan de saldo. Las ventas de Ibrahimovic y de Thiago Silva del pasado verano fueron como una sobredosis de bromuro en el desayuno de la muchachada milanista. Pero el segundo mejor equipo en la historia de la competición siempre tiene alguna palabra que decir. Su empate de la primera jornada ante el débil Anderlecht en San Siro (1-1) augura una competición para el olvido. Sin embargo, el grupo invita a los rossoneri a ser optimistas. Ni Málaga ni Zenit parecen, a priori, rivales insuperables. Los de Allegri, con una alineación en la que costaría reconocer a buena parte de sus integrantes, rinden visita a un Zenit que tras la inversión en los fichajes de Hulk y Axel Witsel, aún renqueante, espera ser capaz de dar un paso adelante en Europa. Si no ganan los rusos, sus opciones se reducirían drásticamente. Pronóstico incierto bajo el frío del Báltico.

FC Porto – PSG
Los dos gallitos del Grupo B miden fuerzas en el Dragão con el firme objetivo de la primera plaza del grupo entre ceja y ceja. Ambos comenzaron con buen pie deshaciéndose de los dos Dinamos (Kyev y Zagreb), y quieren continuar con su trayectoria en esta segunda jornada. Pocas opciones de llegar lejos en el torneo se han concedido tanto a lusos como a franceses. El equipo tripeiro, ya sin Hulk, parece un peldaño por debajo incluso del que el pasado año sucumbió en un grupo asequible con APOEL, Zenit y Shakhtar. Los franceses quieren presentar su candidatura a referencia europea con un golpe sobre la mesa en casa de uno de los clásicos del continente. Parece algo pronto para tener en consideración al equipo de Ancelotti. Su flojo arranque en liga, del que ya parece haberse recuperado, despertó algunas dudas sobre el renovado proyecto millonario del catarí Al-Khelaïfi , pero su potencial deportivo parece indudable. Ligera ventaja para los franceses.

Ajax – Real Madrid
La primera victoria blanca en la competición llegó con mucho mayor sufrimiento del previsto. Ante el City, los blancos tuvieron que tirar de épica y casta para dar la vuelta al marcador. Hubo quien afirmó que quizá era demasiado pronto para acudir a un recurso que no permite un uso excesivo. La épica se desgasta con facilidad. El segundo compromiso de los de Mourinho, no obstante, parece algo más asequible. El Ajax del siglo XXI se ha convertido en un equipito bonito, suave y amable. Nada que ver con los conjuntos de leyenda que han forjado el espíritu de un club histórico. Frank de Boer continua apañando un conjunto aseado, repleto de jóvenes talentos de orígenes exóticos típicamente ajaccied y de futbolistas recopilados por la Eredivisie (Moisander, Sigthorsson, Boerrigter, van Rhijn) con no demasiados problemas en competición doméstica, pero que sufre mucho cuando sale a competir por el continente. La derrota holandesa en el primer encuentro compromete al máximo este segundo partido. Claro color madridista.

Apuestas en bwin.es

Hemos querido jugárnosla a la combinada entre los tres partidos que hemos destacado hoy. Confiando en que el Zenit salga a satisfacer a su hinchada después de la pobre imagen de la primera jornada en La Rosaleda, creemos en la victoria rusa (pagada a 2.30 euros por euro apostado). La tesitura que nos ofrece el duelo en la cúspide del Grupo B entre Porto y PSG nos obliga a pensar en un duelo que si bien no será decisivo por los puntos que aún restan en juego, sí podría dejar las cosas claras en la cabeza del Grupo. Vamos a imaginar un duelo igualado, con los portugueses favorecidos por el factor campo, y apostar a la X (pagado a 3.40 euros). Ya en Ámsterdam, parece clara la victoria madridista (a 1.42), en un duelo que se ha saldado con 0-3 y 0-4 en los dos últimas visitas de los blancos al Ajax. Combinando las tres apuestas en bwin.es, nos jugaríamos los cuartos a una cuota de 11.10 euros por euro apostado. Como para no confiar…

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com