Un colista sin referentes

No se esperaba un inicio tan malo del Espanyol. Había muchas incógnitas el primer día de curso, por la de futbolistas que llegaron a última hora y el cambio de roles que suponía, un año más, quedarse sin dos o tres futbolistas que podían marcar diferencias. Pero al fin y al cabo el proyecto continuaba, liderado por un Mauricio Pochettino que había demostrado sacar jugo competitivo de la gente de la cantera y de los fichajes low cost. Digamos que el pesimismo era moderado, como en las últimas temporadas, y no dramático, como refleja la situación del equipo al finalizar la jornada seis: último con un mísero punto.

En nuestro análisis previo a la temporada señalábamos que la manta cubría los pies: Colotto y Capdevila eran dos refuerzos de garantías para robustecer una zaga que carecía de experiencia y dada a errores infantiles. El primero y más importante aún no ha podido jugar por una lesión. Capdevila, después de gozar de la confianza del técnico durante las primeras jornadas, ayer se quedó en el banquillo. Atrás no ha habido manta. En realidad ha sucedido todo lo contrario. Un equipo configurado para no pasar apuros en defensa y meter pocos goles se ha comportado de forma contradictoria: marca más de lo esperado pero concede muchos más.

Estos días previos al encuentro del Atlético de Madrid, pero también a posteriori, se ha escuchado a futbolistas blanquiazules refiriéndose a la injusta correlación juego – resultados. Habló Simao, también Verdú, ambos con un mensaje claro: «no estamos jugando tan mal como para tener solamente un punto». Vista la pobreza del partido de ayer, el argumento queda algo tocado, pero tampoco en los partidos anteriores el Espanyol ha sido superior a sus rivales. Hubo fases en que sí, tanto en Levante como contra el Athletic Club. Ratos de buen fútbol, pero en el cómputo de los 90 minutos nunca han merecido sumar tres puntos.

Uno de los capitanes, el portero Cristian Álvarez, concluía ayer su intervención en zona mixta diciendo que ‘El fútbol es así’. Normal que Cornellà-Prat acabara cantando los nombres de Raúl Tamudo, Iván de la Peña y Luis García. Seguramente no extrañan tanto su fútbol como su presencia, su peso específico y algún que otro puñetazo encima de la mesa. El Espanyol se sustenta en el discurso de su entrenador. Cuando va bien, genial. Cuando va mal, no hay elementos en la plantilla que lo suplan o acompañen, que tengan un mensaje de autoridad o que sepan conectar con la afición.

El sentido común incita a esperar tres o cuatro jornadas más. La culpa del pobre inicio parece más de planificación deportiva que no del técnico, al que además supondría un problema echarle porque no hay dinero. En las próximas jornadas Pochettino podrá contar con Colotto, quizá regrese Sergio García y aparezca por fin una buena versión de Verdú. La única buena noticia en lo que llevamos es la disposición de Samuele Longo. La próxima estación del colista es Valladolid, que hoy se ha levantado con sensaciones totalmente opuestas tras su goleada al Rayo. No es plaza cómoda para ir sin referentes.

En DDF | La manta cubre los pies
Fotografía | RCD Espanyol

http://www.tb-credit.ru/zaim.html

4 Comments

  1. handefree

    1 de octubre de 2012 a las 3:46 pm

    Personalmente, y sin poder ver/presenciar todos los partidos, hasta ayer me «preocupaban» únicamente los resultados, pues se podían ver ratos de buen fútbol (1a parte de Levante y Bilbao, 2a contra Betis…). Pero ayer, sobretodo en la primera mitad, vi flanes en defensa, poca intensidad en el mediocampo y bastante falta de desequilibrio el tres cuartos (creo que en 90 min nadie dribló a su defensor, obligando a la defensa del ATM a ajustar). En la segunda se corrigió bastante las primeras dos líneas, pero el ataque prácticamente se dedicó a colgar balones).
    Si a todo esto le sumamos el esperpento/escabechina en el asunto Directiva-Cantera, la fiesta en las gradas es inevitable.
    Me considero bastante cauto pues como perico he vivido de todo, pero el Espanyol necesita un buen resultado como el comer y, de paso, que alguno de sus directivos se pase un mesecito de vacaciones.

  2. Jalex

    1 de octubre de 2012 a las 4:18 pm

    Solamente he visto los partidos en Cornellà pero este equipo preocupa… creo que Pol fue demasiado optimista al inicio de temporada, este equipo se salva del descenso y basta. No da para más, es lo que pasa cuando un equipo de media tabla se vende todo lo imaginable durante varías temporadas seguidas. Hay nerviosismo pero como se llevan aún pocas jornadas el descenso está a 4 puntos. Los próximos partidos son contra el Valladolid y el Rayo, dos equipos que al final de temporada estaran ahí abajo también (sin ánimo de ofender a nadie), como no gane alguno de los dos partidos veo a Pochettino en serio peligro. Con razón o sin ella, los entrenadores son los que pagan estas situaciones. Sobre lo que ha dicho handefree se hecha de menos a Sergio García, espero que nos de más velocidad y regate.

  3. Kurono

    2 de octubre de 2012 a las 3:57 am

    Son minutos y momentos del Espanyol, pero nada más. Y la realidad es que luego de 6 jornadas, el Esapnyol no merece más que 3 puntos, todos producto de tres empates, ninguna victoria. Es duro, pero no hay nada, el equipo, salvo ráfagas aisladas, no tiene identidad y no da garantías a mucho más. Tampoco gustan nada los cambios, los convocatorias y los onces iniciales.

    Los males de los «pericos» vienen de una directiva que lo único que desea es lucrar y de un técnico el cual ficha gente que luego no termina de convencer a nadie, amén de ser un desastre táctico. Y de los jugadores, algunos de ellos deambulan como zombies en la cancha y otros simplemente carecen de la calidad necesaria. Mencioné en otro post que el Espanyol le urge un cambio de dinámica, o de lo contrario podrían ser uno de los candidatos más firmes al descenso. Queda mucha liga, pero ahora no hay tiempo para «esperar» reacción, sino todo lo contrario, accionar ya. Dejar la tarea para último minuto podría, en todo caso, costarle muy caro al Espanyol (diganselo al Villarreal o al Betis del último descenso).

  4. Pol Gustems

    2 de octubre de 2012 a las 12:22 pm

    @handefree

    También porque el Atlético fue bastante conservador, el domingo se vio un partido bastante malo. De los peores que he visto esta temporada.

    @Jalex

    Quizá fui demasiado optimista sí.. aún así pienso que si Sergio García, Verdú ofrecen su mejor versión y Simao; Longo, Stuani salen bien, con la teórica defensa experimentada que yo me esperaba.. hay para salvarse

    @Kurono

    Ayer lo ratificaron todo. A ver qué pasa en Valladolid..