Sevilla FC: empezar casi de cero

La temporada 2011/12 fue entendida en el Ramón Sánchez Pizjuán como un un necesario periodo de transición. Sin embargo, la transición fue más costosa de lo inicialmente previsto. El proyecto de futuro de Marcelino, que venía de hacer otro gran papel en un Racing de mínimos, fracasó en el primer round. El Sevilla FC quedó apeado de competición europea a las primeras de cambio y ese hecho marcó de manera definitiva la temporada del club hispalense. De golpe, parecía que los objetivos de la temporada se habían esfumado de un plumazo en pleno mes de agosto. Lo que prometía ser una temporada transitoria pero en la que no se perdería la cara a la competición, acabó siendo un compromiso complicado de digerir en el que el objetivo europeo siempre estuvo realmente lejos de las posibilidades del equipo que cogió Míchel tras el cese del asturiano.

Ahora, y tras haber quedado fuera de competición europea por primera vez en las últimas ocho temporadas, el panorama que se presenta en Nervión no es excesivamente halagüeño. Con la continuidad de Míchel en el banquillo parece asegurada una cierta estabilidad. Eso sí, las salidas de Julien Escudé y, sobre todo, Frédéric Kanouté han simbolizado el relevo generacional. Sin el el francés y el malí en el equipo, solo Palop, Jesús Navas o Fernando Navarro mantienen algún eslabón con el último gran Sevilla campeón. El relevo puede ser doloroso, pero no por ello deja de ser necesario.

Pero para devolver la ilusión a la afición sevillista es menester que se vuelva al buen rumbo en la política de fichajes que tantos éxitos reportó al club en la última década. Se confía en que las llegadas de Hedwiges Maduro, Geoffrey Kondogbia y el exCórdoba Javi Hervás, los tres para reforzar la parcela central del medio campo, del lateral diestro Cicinho (no confundir con el exmadridista) y del chileno Bryan Rabello, que alternará el filial con el primer equipo, más la incorporación más conocida del central Alberto Botía y el meta Diego López vuelvan a colocar el buen tino de la secretaría técnica hispalense en boca de todo el mundo.

Sin embargo, el verdadero valor de la plantilla de Míchel sigue residiendo en lo que, temporada tras temporada, Del Nido consigue mantener en el equipo. Jesús Navas continua siendo el buque insignia, papel que ahora comparte con José Antonio Reyes y, en menor medida, Álvaro Negredo. Pero es que además el centro del campo que ha conseguido montar el club sevillano con los internacionales Gary Medel, Piotr Trochowski e Ivan Rakitić es propio de un equipo aspirante a grandes metas. Seis futbolistas, aparentes titulares todos ellos, que tendrían un puesto en el once asegurado en el noventa por cien de los equipos de la Liga BBVA.

Con todo ello, el objetivo del club no debe ser otro que la pelea por entrar en puesto de Europa League. Proponerse de entrada objetivos de mayor enjundia podría conllevar consecuencias inesperadas. Es hora de quitar presión al proyecto en formación. Tomar impulso para volver a ser un auténtico aspirante a los puestos de honor.

Lo mejor: La tripleta ofensiva (Navas, Negredo, Reyes) y del centro del campo (Medel, Trochowski, Rakitić), si es que el alemán y el croata deciden dar el definitivo salto de calidad que en ellos se espera. Parece que el nivel de autoexigencia se ha rebajado ligeramente tras la campaña pasada, lo que incidirá en la tranquilidad y la estabilidad emocional del club.

Lo peor: El sevillismo no las tiene todas consigo con el papel de Míchel en el banquillo. Todo el mundo sabe que nunca fue una primera opción y que llegó como solución de emergencia tras el fracaso de Marcelino. Recuperar una plaza europea, vital para la viabilidad del nuevo proyecto, podría llegar a convertirse en obsesión.

Un pronóstico: Equipo para colarse en Europa League tienen. Falta saber si funcionará como se prevé.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

4 Comments

  1. Larios84

    12 de septiembre de 2012 a las 12:30 pm

    Remarcar que Botía, se llama Alberto y no Iván, vamos exactamente Alberto Tomás.

    Para el centro del campo, a parte de los 3 que mencionas, se espera que evolucione y mucho esta campaña, valga la redundancia, Campaña.

    En cuanto a un jugador que impacto hace varios años y esta algo estancando ultimamente, me refiero a Diego Perotti, espero que Michel saque lo mejor de ese chico que es mucho creo yo, así como las aportaciones de Manu del Moral, y en el centro del campo de Javi Hervás.

    Un equipo en 4-3-3 formado por: Diego Lopez en portería, una línea de 4 formada por Cicinho, Botía/Fazio, Spahic, Fernando Navarro/Luna; mas un centro del campo con Gary Medel/Maduro, mas como interiores Trochovski/Javi Hervas y Rakitic/Reyes y un killer como Negredo flanqueado por Jesus Navas/Del Moral y Reyes/Perotti, no tiene mala pinta a priori, pero claro, eso hay que trasladarlo a conjugarlos todos. Un saludo

  2. Borja Barba

    12 de septiembre de 2012 a las 2:38 pm

    Gracias, tienes razón, Larios.

    A Perotti no lo he mencionado en el post pero coincido plenamente con lo que apuntas. Hace dos años se iba a comer el mundo, y está estancadísimo. Por eso no lo he considerado siquiera como posible titular, pese a que Reyes tampoco es que haya sobresalido especialmente desde que regresó al Sánchez Pizjuán.

  3. Pingback: Dossier: los análisis de La Liga | futbol news

  4. Pingback: Ejemplo de sevillanía | MuroDeBlogs