Foderingham culpable

No solo es el peor futbolista, también es el peor profesional que he visto sobre un terreno de juego
Paolo Di Canio, técnico del Swindon Town sobre SU PROPIO PORTERO

Han pasado veinte minutos del Preston NE – Swindon Town, de la League One inglesa. Es una tarde complicada para los visitantes. El equipo no está jugando bien y Wes Foderingham, el meta del Swindon, ya ha tenido que sacar la pelota en dos ocasiones de dentro de sus redes. Un 2-0 cuando aún restan setenta minutos de partido no es insalvable. Basta con apretar los dientes, confiar un poco en la fortuna y aunar esfuerzo para al menos intentar revertir el resultado. Nada excesivamente grave, sobre todo cuando apenas se llevan disputadas cuatro jornadas de ligueras y el equipo ya ha conseguido situarse en la parte media-alta de la tabla.

Pero todo esto ocurriría en un escenario lógico. El asunto es que el Swindon no es un escenario lógico, al menos no en ese pequeño pero hipercomplejo espacio que existe entre la línea de banda y el graderío. Allí bulle una figura ante la que es imposible mantenerse ajeno. A Paolo Di Canio, leyenda del fútbol en sus años mozos y protagonista de un generoso historial en desmanes y salidas de tiesto a lo largo de su carrera, se lo llevan los demonios. Está indignado con su equipo y, muy especialmente, con la actuación individual de su jovencísimo portero titular.

El 2-0 dispara su reacción. No duda en señalar al joven guardameta de 21 años, internacional en la mayoría de las categorías inferiores del combinado inglés, como el culpable de todos los males que asolan a su equipo. Gesticulando y enfurecido ordena el cambio del meta, al que ya había colocado la crucecita roja en su ficha tras un intempestivo episodio festivo nocturno con alcohol de por medio durante la pasada temporada. Foderingham fuera. Foderingham culpable. Y que pida perdón a todos sus compañeros.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

14 Comments

  1. josef84

    5 de septiembre de 2012 a las 1:47 pm

    Para que luego digan de Mourinho y sus tratos hacía Pedro León, ¡juas!

  2. brolin79

    5 de septiembre de 2012 a las 2:04 pm

    Pusieron los goles en un video y ninguno es cantada del portero que justifique el cambio al descanso y menos las declaraciones. La cruz que le puso no es por su profesionalidad sino por el color de su piel ya que este personaje solo quiere su equipo de blanquitos… Lo que tenian que hacer es quitarle la licencia de entrenador aunque creo que ya se encargara el solito porque es tan inutil como lo fue de jugador.

  3. JR

    5 de septiembre de 2012 a las 3:06 pm

    Tamaña humillación a un jugador sólo puede venir de una mala persona, intuyo que Di Canio lo es. Supongo que si fuera el presidente del Swindon Town lo echaría sin pasar 5 minutos de sus declaraciones, aunque si ha llegado hasta aquí, debe ser porque un poco engañado lo tiene.

  4. Marcel

    5 de septiembre de 2012 a las 3:17 pm

    El primer gol es una pifia fuerte del portero, pero en el segundo lo que falla es la defensa. Lo más gracioso del asunto es que cambia el portero en el descanso y le meten otros dos goles en jugadas donde a mi modo de ver el guardameta pudo hacer más (http://youtu.be/RJbvPrxBqmg).

  5. Save

    5 de septiembre de 2012 a las 5:27 pm

    Hombre, si algo puedes esperar de alguien con el historial de Di Canio, no es precisamente declaraciones conciliadoras.

  6. juan

    5 de septiembre de 2012 a las 6:01 pm

    Siento ser así de franco pero………………de verdad vale la pena perder el tiempo hablando de semejante personaje?

  7. Gorka

    5 de septiembre de 2012 a las 6:08 pm

    menudo artículo sensacionalista y amarillo. Si tuvierais decencia y un poquito de ganas de hacer las cosas bien habríais colocado en algún lugar la explicación de Di Canio, que por cierto, es para dedicarle unos minutos se esté o no de acuerdo. Lo que dijo tiene mucho sentido , y al menos da pie a pensar que quizá no se le ha ido tanto la olla o a buscar motivos raciales absurdos (lo quita porque es negro? y entonces por qué lo fichó el???):
    ‘Today what he did, it’s not only the mistake that can happen to everyone. The arrogance later, when he started moaning to the others, that was the worst thing for me because it let me realise that a player doesn’t recognise his mistakes that was clear miles away, that was a rubbish mistake.
    ‘I said to him «now calm because we have to keep going», we give the ball straight away to them and then start again moaning to the others.
    ‘Today he started behaving as the worst professional; arrogant, ignorant in some way – not as a person, as an athlete – I have ever seen.
    ‘If he doesn’t come out and say sorry to the fans, for the professionalism in general, he is out from my team. I don’t want any argument from the fans ‘we play Oxford, we have a season’ – no.

    Read more: http://www.dailymail.co.uk/sport/football/article-2197436/Paolo-Di-Canio-rants-keeper-Wes-Foderingham.html#ixzz25biHGcjL

  8. josef84

    5 de septiembre de 2012 a las 6:09 pm

    @ #6 Save:

    Es hablar de este, de la tristeza de Cristiano Ronaldo o del premio Ppe. de Asturias a Xaviker. Elige, xD.

  9. Gorka

    5 de septiembre de 2012 a las 6:12 pm

    y no, el video no me vale, no dice ni la mitad de lo que se puede leer en la prensa británica. además, (no hablo por mi), no todo el mundo entiende el inglés.
    en mi opinión, un 10 para Di Canio. Cuando veo a Iker Casillas chillar a su defensa cada vez que encaja un gol (muchos con cantadas suyas en la salida) siempre he pensado «Â¿con qué derecho se comporta así el analfabeto funcional este??» He aquí un entrenador que trabaja desde el respeto

  10. Borja Barba

    5 de septiembre de 2012 a las 7:27 pm

    Ah, que no te vale el vídeo… Pues chico, no sé qué más quieres…

  11. Manu

    5 de septiembre de 2012 a las 8:43 pm

    Pues creo que Gorka tiene toda la razón. Parece que Di Canio no le cambia por fallos en los goles. Siempre me ha parecido horrible la actitud de los porteros abroncando a compañeros tras un error.

  12. Save

    6 de septiembre de 2012 a las 9:02 pm

    #9 Muchísima razón en el tema de los porteros, y especialmente la referencia a un Casillas que encima está en pleno proceso de raulización por parte de la prensa.

  13. Figo JT

    7 de septiembre de 2012 a las 10:17 am

    Coincido con Gorka en algunos puntos, pero quizá di Canio se exceda, este tipo de comportamientos de cambiar a medio partido busca a partes iguales solventar la actitud del jugador a la vez que llevarse el minuto de gloria y muestra de superioridad frente a todos, este tipo de cosas se solucionan en el vestuario y el castigo debería ser no ir al próximo partido o apartarlo del equipo si hace falta, pero nunca puedes actuar bajo los impulsos. Si tu goleador, ése que puede ganar un partido él solo tiene ese tipo de actitud profesional, ¿lo echarías a riesgo de perder el partido? Lo dudo. Así que lo que hace es con sentido pero me temo que este personaje, busca mucho más que darle una lección. Busca su propia fama.

    Y sobre el tema Casillas, yo también me he fijado siempre que le echa las culpas a los demás en los goles, y con la etapa Mourinho a los árbitros y a todo el que se ponga, está tan acostumbrado a ser el Santo que no acepta sus propios errores, no creo que sea mal compañero, simplemente sea la típica persona que no admite que se ha equivocado y busca cualquier justificación.

  14. Kurono

    7 de septiembre de 2012 a las 11:51 pm

    Que Di Canio tomo una decisión dura pero que creyó conveniente, hasta ahí está bien. El portero Foderingham hizo de niñato con su clásica pataleta de alguien que no acepta las cosas

    El problema es que eso normalmente no se hace. Esperas al medio tiempo y %»#% a tu portero y le exiges más concentración. Que Di Canio tenga que pedir perdón público por semejante desplante denota que está arrepentido por hacer eso y que pudo tener problemas a largo plazo.

    Casillas es muy quejicoso, nunca la culpa la tiene él, era obvio que primero chocara con «Mou» y luego sea una extensión del mismo, dos personas que jamás admiten sus fallos (pese a que son obvios) y que la prensa los protege de más. Pero, no creo que valga la pena meter este tema aquí.