Camisetas clásicas: el equipo más afortunado de Escocia

Los cerca de cuarenta mil habitantes de Airdrie, población situada a apenas un par de decenas de kilómetros del gran área urbana de Glasgow, se quedaron futbolísticamente huérfanos un aciago primero de mayo de 2002. Su equipo, el Airdrieonians FC, fue liquidado por quiebra después de más de ciento veinte largos años de historia. La construcción de un nuevo estadio con capacidad para diez mil espectadores sentados y todo tipo de modernas comodidades fue la puntilla para un club que ya atravesaba serias dificultades económicas desde hacía varias temporadas. La temporada 2001/02, ya bajo la dirección económica de la auditora KPMG y en plena liquidación de la sociedad, fue demasiado para un equipo que en sus últimos meses de existencia llegó a reunir en sus filas hasta cuatro futbolistas españoles (David Fernández, García Sanjuán, Antonio Calderón y Sánchez Broto) bajo el mandato de un técnico también conocido por la afición española: Steve Archibald. La temporada había sido buena en lo deportivo (con un segundo puesto en la Scottish First Division que a punto estuvo de proporcionarles el ascenso a la SPL), pero las deudas cercanas a los tres millones de libras y los ansiosos acreedores terminaron por ahogar al pequeño equipo de Airdrie.

Tras la disolución del club, no tardaron en producirse movimientos. Pronto se intentó convencer a la Scottish Football Association de ocupar la plaza en la Scottish Football League escocesa dejada por el difunto Airdrieonians con el nuevo club constituido en la localidad, el Airdrie United Football Club. Sin embargo, la propuesta fue rechazada, ocupando la plaza en la segunda categoría del fútbol escocés otro club que también terminó pasando a mejor vida hace unas pocas temporadas, el Gretna FC. Pero la gente de fútbol de Airdrie no cejó en su empeño de devolver a la ciudad al lugar futbolístico que históricamente se merecía.

El Airdrie United tuvo que empezar a competir en la Second Division, tercera categoría escocesa. A pesar de ello, no tardó en retornar al lugar que por naturaleza le correspondía. Los Diamonds (heredaron el nombre del antiguo Airdrieonians, por el diseño ‘adiamantado’ de su camiseta) se vieron beneficiados en la temporada 2007/08, cuando tras perder en el playoff por el ascenso a Scottish Football League ante el Clyde (3-0) se vieron directamente beneficiados por la desaparición del mencionado Gretna, quedando una nueva plaza libre en la First Division que, inmediatamente, fue adjudicada al perdedor del playoff, el Airdrie.

Su segundo golpe de fortuna se produjo solo un año después. Esta vez la lucha era por evitar la pérdida de la categoría que tanto había costado alcanzar y, una vez más, la liquidación y posterior descenso de otro club, en este caso el Livingston, permitió a los Diamonds continuar un año más en la segunda categoría del fútbol escocés. No hubo tanta suerte en la temporada 2009/10. El Airdrie no pudo evitar el descenso a Second Division, sin posibilidad de salvación milagrosa.

Sin embargo, un nuevo e inesperadísimo golpe de fortuna iba a sacudir el Excelsior Stadium. Tras fracasar en el playoff de ascenso a Scottish Football League de la pasada temporada, perdiendo de manera contundente frente al Dumbarton por seis goles a dos y cuando ya todo el mundo daba el sueño por perdido, la sorpresa que supuso la refundación del Rangers y su descenso a Third Division, dejó una plaza libre en la SPL, a la que promocionó el Dundee, dejando a su vez su lugar libre en la Scottish Football League, lista, dispuesta y preparada para que fuera inmediatamente ocupada por el derrotado en el playoff de ascenso. Sí, el Airdrie United. El equipo más afortunado de Escocia.

Puedes comprar estas camisetas y cientos más en Classic Football Shirts.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

1 comentario

  1. Jorge L.

    30 de agosto de 2012 a las 7:55 pm

    No conoccía el club, pero la camiseta es preciosa y la historia rocambolesca. Gran post