Real Zaragoza: la herencia de Agapito

Nos adelantaba Chema R. Bravo, en su análisis de la pasada temporada del Real Zaragoza, que el equipo maño tendría mucho ganado con la continuidad en el banquillo, una temporada más, de Manolo Jiménez. Habría mucho ganado, apuntaba, ya que más de media plantilla se había volcado con el técnico en aquellos complicados meses en busca de la salvación, y ese compromiso generado supondría un inmejorable punto de partida para una nueva campaña. La salvación fue agónica y no llegó hasta la última jornada. La imagen del Coliseum getafense hasta arriba de seguidores zaragocistas festejando la permanencia debe ser entendida como un punto de no retorno. Nadie quiere volver a sufrir lo sufrido la temporada pasada. La afición sabe qué pasos no se deben de repetir. Sin embargo, y pese a que Agapito Iglesias parece haber dado un paso a un lado tras el traspaso de poderes a Fernando Molinos (Presidente ejecutivo del club) la herencia del dirigente soriano, de quien no se duda que permanece manejando hilos desde un lugar sombrío y alejado de los focos, estaba repleta de cargas y gravámenes.

Renovado Manolo Jiménez, el Real Zaragoza se ha visto obligado durante el presente verano a redoblar esfuerzos en su carrera por confeccionar una plantilla digna. El lastre que suponía el elevadísimo número de futbolistas cedidos durante la pasada campaña. Se marcharon para no regresar los cedidos Juan Carlos, Mateos, Rubén Micael, Pablo Álvarez, Barrera y Dujmovic, además de jugadores que acababan contrato con la entidad maña como Luis García o Ángel Lafita. Ante semejante panorama, provocado precisamente por una serie de deficientes planificaciones deportivas en las últimas campañas tirando de parches y soluciones de emergencia sin pensar en el hambre del mañana, el Zaragoza se vio con el agua al cuello para poner un nuevo plantel a disposición del técnico.

En ese sentido, se consiguieron cerrar las incorporaciones de futbolistas de perfil bajo pero de los que se espera su definitiva explosión en La Romareda. Así, han llegado a orillas del Ebro el central exracinguista Álvaro, el extremo zurdo del Alcorcón Montañés o el mediocentro del Real Jaén José Mari, a quien ya se le han empezado a ver destellos en los dos primeros partidos de Liga. Además, se ha conseguido la vuelta de un Apoño, esta vez ya en propiedad del club, que fue muy importante en el tercio final del pasado campeonato y protagonista en la pelea por la salvación, del ítalo-argentino Franco Zuculini, peso pesado en el centro del campo de Jiménez y la cesión de Ndri Romaric, futbolista del que se espera ofrezca un buen rendimiento en la medular blanquilla. Si sumamos los jugadores que continuan en la entidad como el meta Roberto, Hélder Postiga o Javier Paredes, todos ellos previsibles titulares.

Lo mejor: Hay futbolistas de gran nivel en la plantilla, como Roberto, uno de los mejores porteros del campeonato, Apoño o Hélder Postiga. Parece que las aguas bajan algo más tranquilas con la nueva posición de Agapito en la sombra. Renovar a Jiménez implica dar credibilidad a un proyecto que ya el año pasado demostró buena parte de su valía con la salvación.

Lo peor: Si Postiga no engancha la racha, da la sensación de que al Zaragoza le puede faltar algo de gol, y ya se sabe lo que se dice de aquellos equipos a los que se les niega la portería rival. Las malas sensaciones del año pasado están aún muy recientes. Un par de ligeros vaivenes y al barco podrían empezar a abrírsele vías de agua.

Un pronóstico: Si la comunión con el graderío continua por el mismo camino del pasado año, si las nuevas incorporaciones responden como se espera y si los jugadores ya consagrados ayudan a cohesionar el grupo, no debieran surgir tantos problemas como la pasada campaña. Habrá que apretar los dientes.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

1 Comentario

  1. Marqués de Cáceres

    28 de agosto de 2012 a las 8:04 pm

    Mejor pinta que el año pasado. Les falta gol, con Postiga que nunca ha sido un goleador y Aranda como alternativa este equipo va a depender mucho de lo que aporten los jugadores de la 2ª linea. Ya pueden estar acertados Romaric, Apoño y compañía. La defensa tampoco es para tirar cohetes, Alvaro tiene buena pinta, Paredes es un despropósito y les falta un lateral derecho como el comer aunque con Pinter, Zucculini, Romaric… tienen centrocampistas de contención para echar una mano atrás.