Kaká o lo que quedó de él

El Real Madrid inaugura esta tarde en Oviedo su pretemporada y su carrusel de partidos veraniegos amistosos y lo hace con una noticia que hace apenas tres años hubiera resultado impensable: Ricardo Kaká no ha sido incluido en la primera convocatoria madridista de la campaña 2012/13. Lo destacable del asunto es precisamente que la sorprendente ausencia del brasileño, por pura decisión técnica, ha sido acogida con más alborozo y cierto halo de esperanza por la afición blanca que con el desánimo y la desilusión que podían presuponerse.

El 27 de abril de 2007 un bailarín con tren superior de velocista demostró por enésima vez la importancia de una cualidad como la inteligencia para destacar jugando al fútbol de más alto nivel. Kaká tocó el techo de su carrera deportiva en uno de los mejores escenarios posibles. Old Trafford se rindió aquel día al genio de brasileño como lo hizo en su día con Ronaldo. Aquel 3-2, con los dos goles milanistas obra del propio Kaká, y aquella eliminatoria (solventada con un contundente 3-0 en San Siro una semana más tarde) supusieron el punto álgido de un fútbol que enamoraba. El ’22’ rossonero era el futbolista más trascendente de su equipo. Asistía, marcaba, colaboraba en la creación y, sobre todo, intuía los espacios como nadie en el planeta. De la búsqueda del espacio olvidado y del terreno por conquistar hizo Kaká su principal virtud.

Con una zancada potente y una conducción del balón magistral, Kaká trazó una carrera imparable hacia el Balón de Oro y el FIFA World Player de aquel año 2007. Nadie pudo hacerle sombra en su trayectoria hacia el título honorífico de mejor futbolista del planeta.

Dos años más tarde de tocar la cima, a Kaká le cargaron con un pesado lastre. Tan pesada carga fueron los sesenta y cinco millones de euros que Florentino Pérez puso encima de la mesa de Adriano Galliani para que la estrella brasileña vistiese de blanco después de años de capricho que Kaká nunca más volvió a buscar el espacio huérfano. El lugar que le había pertenecido durante su etapa como estrella en Italia. Ricardo Izécson, el genial futbolista por el que el madridismo había suspirado durante años, jamás apareció por la capital de España.

Tres temporadas como madridista han sido suficientes. La noticia de que Kaká no ha sido incluido en la convocatoria para el amistoso del Tartiere ha sido recibida con alivio porque podría ser el preámbulo a una inminente (y deseada) salida de Chamartín. Nadie espera que el centrocampista de Brasilia, a sus treinta años, vuelva a ser aquel futbolista desequilibrante y aquel conquistador de vacíos que encandiló a mediados de la pasada década. Madrid nunca pudo disfrutar en plenitud de lo que anheló durante años. Señalado con el dedo acusador de su entrenador y de un considerable sector del Bernabéu, Kaká deberá buscar acomodo en otro lugar. Si lo consigue encontrar, será celebrado al unísono.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

9 Comments

  1. Anonimo

    24 de Julio de 2012 a las 6:31 pm

    Entren a http://www.portaldeencuestas.com/encuesta.php?ie=74454&ic=38905&c=9f403
    para responder una encuesta de futbol!

  2. BOSTERO

    24 de Julio de 2012 a las 7:45 pm

    Me da un poco de pena, quiso y no pudo. Se va frustrado, ojala que su destino no sea algún emirato o USA para tener esperanzas de un pequeño retorno a la élite, un último suspiro.

  3. Kurono

    24 de Julio de 2012 a las 7:49 pm

    Cuando Florentino Pérez decidió pagar los 65 millones a Silvio Berlusconi por Kaka, quizó dar una muestra de “hombre fuerte” y decir “aquí, el p&·0 amo soy yo”. En realidad, ya Kaka llevaba 2 años mediocres y el Milan lo sabía, por eso aceptó su oferta y así hacerse con los servicios de Robinho e Ibra (y pagarle a Ronaldinho lo que le debían por echarlo del equipo). En la directiva del AC Milan lo sabían, por eso no pusieron tantas trabas en su venta, incluso a un precio inferior a la oferta mareante del City en enero del 2009, porque sabían que no habría otra oportunidad para venderlo a un equipo donde Kaka quería jugar. Ahora en la “Casa Blanca” están desesperados por deshacerse del brasileño, sin cartel para jugar en Europa, a menos que un City o un PSG desee hacerle un hueco en su plantilla y las directivas no están para brindarle refugio a un jugador con cartel de ex-estrella y que lleva 3 años horrendos.

    La otra opción sería irse a los Emiratos Árabes o Qatar, Kaka sabe bien que ahí se le acabaría la carrera. Y en Brasil la cosa no cambiaría mucho, pero al menos disputaría una liga bastante más competitiva y llamativa. En definitiva, el peor fichaje de toda la historia del fútbol, 65 millones de traspaso, 10 millones a Bosco Leite (padre y representante de Kaka) y 30 millones en 3 años en concepto de salarios. 105 millones de euros sin IVA ni impuestos. Un fiasco económico y deportivo a todas luces inaceptable. Gracias señor Florentino Pérez, de nueva cuenta los que creemos que los grandes “gurues” del futbol merecen desaparecer del mapa, una vez más nos da la razón que solamente es un egolatra que no sabe de fútbol y que no quiere que nadie le enseñe y que el fútbol es únicamente un juego como el FIFA Manager.

  4. Wasky

    25 de Julio de 2012 a las 12:45 am

    @ BOSTERO “10 millones a Bosco Leite (padre y representante de Kaka) y 30 millones en 3 años en concepto de salarios” (Kurono)
    No es como para irse triste, lo que más le molesta es tener que rebajar su ficha en otro equipo, por eso no le encuentran salida. Creo que esa es la realidad de la difícil salida de Kaká.

  5. tubilando

    26 de Julio de 2012 a las 12:58 am

    Brasil llegó al Mundial 2006 de Alemania como favorita indiscutible al título, con Ronaldo, Kaka, Adriano y Ronaldinho como grandes estrellas. Prácticamente, casi todo el mundo, dábamos a Brasil como vencedora. Zidane y Francia se encargaron de dejarla fuera en cuartos. A partir de ahí, sus figuras dieron un bajón y nunca volvieron a recuperar el nivel. No sé si tendrá que ver algo aquella eliminación, lo que sí me parece muy curioso es que en cuestión de meses, todas sus figuras comenzaron a declinar.

  6. Kurono

    26 de Julio de 2012 a las 8:10 am

    No tubilando. Kaka brilló luego de ese Mundial, aunque solamente fue en la Champions 2006-07. Luego si pegó un bajón considerable. Ronaldinho, Juninho y Cicinho prácticamente se despidieron de la élite luego de ese Mundial siendo bastante jóvenes, mientras Cafú, Rogerio Ceni, Roberto Carlos, Dida, Ze Roberto, Emerson, Gilberto Silva y especialmente Ronaldo (el gordito) fueron perdiendo nivel con la edad y sobre todo este último las lesiones. De ahí en adelante, Adriano y Fred quedaron como “eternas promesas” y los Gilberto da Silva Melo, Ricardinho, Cris o Mineiro eran los típicos “bultos” para rellenar convocatoria. Luisao, Lucio, Juan, Robinho o Julio César, con sus más y sus menos lograron establecerse como grandes jugadores o bien se mantuvieron a un nivel bastante bueno.

    Más que una “caida” veo alarmante un Brasil que juega a ritmo de tortuga, sin mediocampistas creativos y con una horrenda dependencia a un “patadón y que la coja un Neymar o un Robinho y haga su magia”. Así es difícil ganar partidos, ya no digamos un campeonato. Brasil posee unos mediapuntas de gran nivel y calidad, algunos delanteros buenos (que no un Romario o un Ronaldo), y una defensa fiable, pero Julio César ya cayó de nivel, sus teóricos suplentes no inspiran confiaza y su mediocampo lo componen leñadores a velocidad de caracoles. Además que, salvo arriba y los laterales, no hay muchos suplentes.

  7. Rinat Rafaé

    27 de Julio de 2012 a las 1:23 pm

    Salvando las distancias su bluff en el fútbol español es comparable a otro ilustre brasileño de errática trayectoria en el Betis: Denilson

  8. Cristian*

    28 de Julio de 2012 a las 3:05 pm

    Kaka, como dice Kurono, ya llevaba un par de años muy flojos en Milán, y los brasileños hace unos años que no tienen una generación que destaque del modo que solían antaño, habrá que ver la nueva generación que no pinta nada mal, y no se trata de Neymar + Robinho y 9 más, más bien la columna verteral viene a ser el equipo que se ve en las olimpiadas, con Hulk, Thiago Silva, y los jugadores pretendidos por Chelsea y Man U, etc..

    @ Rinat Rafaé
    No creo que Kaka y Denilson sean comparables, el exjugadr bético era en su día una promesa muy llamativa para los grandes europeos y fue el Betis el que acabó cayendo en la trampa, pero Kaka simplemente fue un gran jugador durante unos años en Milán, hasta que finalmente cayó deportivamente, vaya uno a saber por qué, y el Milán hizo el negocio padre con él a costa del Madrid

  9. Bota

    28 de Julio de 2012 a las 9:16 pm

    El problema de kaka como el de todos los brasileños es q les gusta mucho el dinero…y creo q si tuviera un poco de orgullo se iria del madrid e intentaria triunfar porque no creo q tenga problemas economicos. Pero lo unico q quiere es seguir ganado dinero y tirado en el madrid…mal hara mou si vuelve a confiar en el. Floren metio la pata y fue muy gorda…pero vamos q no hay gente q supuestamente sabe de futbol y paga pastones por jugadores q no lo valen….creo q kaka e ibra son los mayores fiascos del futbol español..