El grupo de Ron

Cada cierto tiempo nos lo recuerda en la cabecera. El ex entrenador inglés Ron Atkinson, que nació en Liverpool pero entrenó al Manchester United, sabe de lo que habla cuando se adentra en el futuro. Demostrable en las nueve palabras que conforman su cita más célebre: «Voy a dar un pronóstico: puede pasar cualquier cosa». Podríamos aplicar su profunda teoría sobre cualquier tema o discusión, así que tendré que esforzarme un poco en justificar su aparición aquí, en el grupo de la muerte. El motivo es porque las expectativas no se han cumplido, tanto las grupales como las individuales, casi ninguna. Los tres goles de Mario Gómez han sido, junto a lo mejor de Alemania -no tan fiera como se auguraba-, la única certeza prevista de antemano. Además, vista la realidad de los equipos, las opciones clasificatorias no parecen serias. Una Holanda terrorífica podría clasificarse con una variable bastante posible: debe ganar por dos goles a Portugal y que Dinamarca pierda ante Alemania. No parece un plan tan descabellado. Dinamarca ha sido voluntariosa, sorprendente, pero tienen el hueso al final. De Portugal no se esperaba mucho más de lo mostrado, es verdad, pero sí que Cristiano Ronaldo fuese su principal valor y no una resta. Igual que Robben o Van Persie, aunque este último pueda salvarse ligeramente tras su gol. El grupo B, señalado en la previa como el más atractivo, solo lo será en materia clasificatoria, porque todos llegan con opciones a la última jornada.

Dinamarca – Portugal. Si no lo ha conseguido hoy, es poco probable que la selección portuguesa logre dominar algún partido. Su trío de centrocampistas -Veloso, Meireles, Moutinho-, apenas combina entre sí. Prefieren ataques rápidos, a poder ser por unas bandas a las que les cuesta llegar. No tienen salida desde atrás ni tampoco un delantero centro que descuelgue balones cuando van en largo. Los lusos se avanzaron cero a dos porque salieron más intensos y fueron más competitivos, pero los dos tantos llegaron en ocasiones aisladas. El primero en un córner, con una gran acción de Pepe en el primer poste. El de Postiga porque un centro de Coentrao desde la izquierda acabó despejado en el otro costado, donde su equipo tenía superioridad numérica y Nani espacio para centrar. Definió muy bien Helder Postiga.

Dinamarca tiene menos capacidades, pero como grupo funciona mejor. Cuando Mikkelsen abrió las posibilidades en el carril diestro el equipo fue a encontrarle y fabricó el segundo tanto. Nicklas Bendtner materializó los dos, evidenciando que puede ser un poco rarito pero no un mal delantero. Su sitio en la selección danesa está más que consolidado. En cambio, Cristiano Ronaldo sigue sin encontrar el suyo en Portugal. No por las dos acciones erradas. Suponemos que cuando le entre el primero -lo hará seguro si su selección sigue adelante- llegarán los demás, pero lo preocupante es su escasa influencia en la fórmula de juego del equipo. Está desaprovechado, como Eriksen en Dinamarca. No están al mismo nivel, pero ambos deberían forzar más sus intervenciones para que su equipo mejorase. Están demasiado a la expectativa.

Holanda – Alemania. Un poco mejor la selección de Joachim Löw que el primer día. No fue brillante, no maravilló salvo en acciones puntuales -el control de Gómez en el primer tanto, los pases de Schweinsteiger-, pero impidió que la subcampeona del mundo le apretara. Hasta el último cuarto de hora los holandeses no pudieron controlar el balón, y eso que estaban lejos del empate. Quizá ya habían echado cuentas. Una goleada alemana como las que le cayeron a Inglaterra o Argentina significaba el fin. Tras el 1-2 ya hemos advertido que sus opciones no son tan imposibles.

Holanda fue desastrosa en defensa, especialmente Willems, aunque no fue el único y sería injusto cargarle la culpa máxima a él, 18 años, inexperto y solución improvisada a la lesión de Erik Pieters. Criticar al doble pivote y la individualidad de los atacantes sería repetir los conceptos de la primera jornada. Lo poco en positivo que puede sacar Van Marwijk es la titularidad obligatoria de Rafael Van der Vaart, que le da algo de continuidad al juego de posesión.

En DDF | Que el miedo no se haga fuerte
Fotografía | uefa.com

6 Comments

  1. testarazo

    14 de junio de 2012 a las 2:36 am

    Si Torres llega a fallar lo que Cristiano algunos hubieran optado por ejecutarlo al amanecer. No hay justificación para un killer de su categoría. Su manera de ejecutar las faltas son una broma al espectador.

    Lamentable Maldini y su compi, por partidistas. ¿Será porque Portugal siempre nos vota en Eurovisión? ¿ Por qué Postiga juega en el Zaragoza? ¿Por qué?

  2. emedepan

    14 de junio de 2012 a las 9:47 am

    Que racanería la del entrenador holandés. No se puede ir por el mundo con De Jong y Van Bommel. Es jugar con 10 o con 9 y medio. Schweinsteiger tiene más calidad en una pierna que esos dos.

    Por cierto, que ayer leí comparaciones del doble pivote alemán con el holandés. No es lo mismo. Pero ni de lejos. Yo prefiero a Kroos que a Kedhira, pero aún así, el Schweini-Kedhira es inmensamente más ofensivo que De Jong – Van Bommel e incluso bastante más que el Xabi-Busquets. Schweinsteiger es mucho más parecido a un Xavi que a otra cosa.

  3. Doctor Sócrates

    14 de junio de 2012 a las 9:52 am

    Holanda parece una comparsa en el sentido peyorativo de la palabra, pues para los que somos del sur la palabra comparsa puede ser una obra de arte si el contexto es carnavalesco. Y si esta Naranja Mecánica se ha convertido en chiste fácil es porque no ha respetado su filosofía futbolistica, el poso que le han dejado los años. La «Tulipán» como todos la conocemos, no debería nunca dejar de usar un mediocentro, si no creador que al menos que sirviese de enganche. De ahí la importancia de Van der Vaart, como tan bien apunta @polgustems

    Auguro que pasará Portugal pues hasta con un empate les es posible. Dudo mucho que el orgullo teutón se permita una derrota para el bien danés, dudo mucho que esta Holanda pueda pasar por encima de los lusos, del modo en el que debe hacerlo. En el fútbol, como en la vida, todo es posible y no seré yo quien lo niegue, pero creo que esta vez la probabilidad va a poder con la posibilidad.

    Por último un apunte. No caigamos en el deporte nacional de subestimar y menos con Alemania, la selección más respetable del mundo para mi gusto. En esta Eurocopa ya es evidente, y pondría mi mano en el fuego, decir que Die Mannschaft es un claro caso de «menos a más». Crecerán como el alma de Fausto y como selección grande que son. España también lo hará, esta tarde lo va a demostrar y, en la gran lucha de titanes que se avecina, puede que la Nationalelf se lleve el gato al agua esta vez, la enésima.

    Como diría el bueno de Atkinson: «Toda creación cómica nace de la exageración del propio yo.» Pero esto lo dijo Rowan, que no Ron. 😉

  4. pavel

    14 de junio de 2012 a las 10:54 am

    A ver la reacción de Portugal tras el empate a dos, se confirma que a ese equipo no le falta talento, sino mentalidad. Y Dinamarca es la selección menos canchera de la Euro. Qué manera de achicarse los últimos minutos. Eriksen no me transmitió absolutamente nada, quizá necesite más maduración. Ronaldo volvió a ser el de hace dos años, infantil, insolidario (defiende menos que Rajoy) y desquiciado.

    Me alegro por el fracaso de Países Bajos; hace dos años traicionaron su historia, y en esta Euro siguen en el mismo plan, muy reservones y con tres tíos arriba que ejecutan a la perfección pero tampoco ligan el juego. Creo que Schneider tiene el mejor golpeo de balón que he visto en mi vida, en corto y en largo, qué figura.

  5. Pol Gustems

    14 de junio de 2012 a las 2:48 pm

    @testarazo

    De la retransmisión no me gustó que dijeran que si Ronaldo no funciona es por culpa del equipo. Y que si Eriksen no aparece, en cambio, es por su culpa.

    @emedepan

    Suscribo tu comentario totalmente

    @Doctor Sócrates

    Matizo que Alemania no ha jugado tan brillantemente como en el Mundial, hasta ahora. De ahí lo que he puesto en el texto, pero ni mucho menos menospreciarla. De lo que hemos visto hasta ahora, aunque no haya brillado, de lo mejorcito. Me sorprendería -a todos vaya- que no llegaran a la final. Un grande Rowan 🙂

    @pavel

    Comparto. Además se ha vendido últimamente que traicionaron su estilo en la final, cuando en todo el Mundial jugaron a lo mismo

  6. Pingback: Dossier de la Euro 2012 » Diarios de Futbol