Holanda: de la excepción a la ortodoxia

Hace algún tiempo, el ínclito Santiago Segurola publicó en Marca un interesante artículo titulado “Un futuro y su excepción”. El texto partía de una observación de Caparrós, quien opinaba que el fútbol del futuro se parecería mucho al que pretendía practicar Mourinho, y que este año ha llegado a su culminación en muchos momentos de la Liga: un juego atlético y poderoso, rápido, con variedad táctica y también con espacio para la sutileza y la finura. El fútbol del Barça, en cambio, siendo maravilloso, debía considerarse una excepción, por cuanto que para ser eficaz necesita de jugadores de unas características muy concretas, y en especial con una gran capacidad técnica y buen conocimiento del juego. Dos características muy difíciles de encontrar. Por tanto, era de esperar que esa manera de jugar generase pocos imitadores, a pesar de haberse demostrado ganadora tanto a nivel de clubes como de selecciones.

En los últimos años, sin embargo, el éxito irrefrenable del guardiolismo ha creado cierta escuela e influido de modo más o menos decisivo en lugares inesperados. Alemania, el Borussia Dortmund de Klopp o la Juventus campeona en la Serie A han asimilado, con sus peculiaridades y variantes, algunos de los mandatos del credo de Pep y Johan. Por ello, resulta bastante llamativo que el representante por antonomasia de esta manera de entender el fútbol haya emprendido desde hace años el camino inverso. Una elección perfectamente respetable, por cierto, y que ha procurado jugosos réditos a la oranje. Paradójicamente, o quizás no tanto, la mayor parte de clubes de la Eredivisie siguen anclados de un modo u otro en su peculiar interpretación del 3-4-3 o 4-3-3, y la competitividad internacional de la mayoría de ellos se halla bajo mínimos. Sin olvidar el fenómeno “fuga de talentos”, claro.

Cuando Lambertus Van Marwijk, que venía de ganar la liga con el Feyenoord, asumió los destinos de la selección naranja en 2008, se propuso convertir a un buen manojo de jugadores en un grupo fieramente competitivo. El equipo venía de ser eliminado en cuartos en la Eurocopa 08, donde las victorias brillantes de la primera fase acabaron oscurecidas por el partido ante Rusia y la inferioridad mostrada ante Arshavin y compañía. Amortizado Van Basten, que ya había anunciado previamente su compromiso con el Ajax, la KNVB dejó la selección a cargo de Bert. Con él al mando, Holanda firmó una inmaculada fase de clasificación en la que ganó todos los partidos, y fue tumbando rival tras rival en Sudáfrica hasta plantarse en la final de Johannesburgo. Sólo quedaba España.

Lo ocurrido en el césped del Soccer Cup es historia negra del fútbol holandés. El combinado de Marwijk podía manejar multitud de estilos, pero consciente de que en toque y juego de posición su selección era inferior a la española, llevó el encuentro a un festival de violencia y juego sucio que no sólo resultó estéril, sino que dejó como símbolo una patada voladora de De Jong de terrible fuerza icónica. Una identificación justa para lo que fue el partido, pero injusta si contemplamos la trayectoria global del conjunto tulipán, que ha vuelto a firmar una clasificación extraordinaria (9-0-1 en victorias y derrotas, máximo goleador de la fase), desarrollando fases de gran fútbol, y que llega a Polonia-Ucrania con la doble intención de levantar un trofeo y limpiar la imagen que ensució en un solo partido. Pero era EL partido, claro

Tácticamente, el equipo de van Marwijk esconde poco, al menos de partida. Se despliega casi siempre a partir del 4-3-3, con dos centrales y dos laterales largos. En principio la pareja de centrales volvería a ser Mathijsen-Heitinga, como en el Mundial, pero faltan cuatro días para que empiece el asunto y ambos están con problemas físicos leves. En el caso de que falle alguno de los dos pueden entrar Vlaar o Bouhlarouz, aunque el técnico no confíeamucho en este último. Lesionado en un dedo Pieters, que venía siendo el titular en la izquierda y se ha quedado fuera de la convocatori; lo más probable es que entre el jovencísimo Willems en la izquierda, aunque otra opción si falla algún central titular es pasar a ésta al centro y meter en la banda a Bouma, más frágil como zaguero. La derecha es propiedad de Van der Wiel, a pesar de que su rendimiento ha descendido tras su fulgurante aparición el Ajax.

Considerando el nivel de este grupo B, puede asumirse que al menos contra Alemania y Portugal el medio centro será territorio de De Jong y Van Bommel, con todo lo que ello significa: fortaleza defensiva, conocimiento del oficio, tacos que rascan y poco toque. Quizá contra Dinamarca podamos ver a Strootman, la alternativa utilizada en fase de clasificación cuando van Marwijk ha pretendido darle un poco más de vuelo a la selección. Sneijder volverá a ser fundamental en el vértice central de 4-3-3, exactamente el puesto que no fue capaz de encontrarle nunca Ranieri en el Inter, y de su rendimiento dependerá en gran parte la prestación de su selección en la Eurocopa. Su temporada ha resultado bastante deficiente.

La gran duda que tortura a día de hoy al aficionado holandés –y probablemente también al seleccionador- tiene que ver con la vanguardia. Fijo sin dudar Robben en la derecha, quedan dos puestos para dos futbolistas. La gran ventaja es que los dos candidatos son arietes de altísimo nivel mundial: Van Persie, aparte de los goles, aporta la magia y mucho juego, aunque llega justo a la Euro; Huntelaar es el killer de siempre y lo ha demostrado en Alemania, donde ha salido máximo goleador en un equipo como el Schalke. La desventaja, que ninguno de los dos quiere jugar en la banda izquierda. Parece que Van Marwijk se va a decidir por Robin arriba, mucho más futbolista, y dejarle la cal a un perfil más extremo tipo Afellay o más trabajador como Kuyt. En cualquier caso, tiene lío asegurado.

Independientemente de que al final confirme su candidatura o no, hay que reconocerle a la Holanda actual que presenta su versión más potente desde el equipo de los milanistas de finales de los ochenta. Con varios jugadores en la cima de sus carreras, hay una sensación de “ahora o nunca” tanto entre los futbolistas como entre su animosa afición. Seguramente su primer partido, sábado 9 a las 18:00 frente a Dinamarca, marque su devenir en el torneo. Habrá que estar atentos.

Alineación probable. Stekelenburg; Willems, Mathijsen, Heitinga, Van der Wiel; De Jong, Van Bommel, Sneijder; Robben, Afellay, Van Persie.

Pronóstico DDF. Por potencial debe superar la primera fase y jugarse con Alemania el primer puesto. Es de suponer que tendrá un cuarto asequible –ojo a la posible reedición del Holanda-Rusia de Basilea-, así que el pronóstico mínimo son semifinales. Allí ya todo puede ocurrir.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

22 Comments

  1. Rober

    6 de junio de 2012 a las 6:36 pm

    Yo no creo que está Holanda tenga el equipo más potente desde la ganadora en el 88. A finales de los 90 la generación basada en el Ajax de Van Gaal con Bergkamp de estrella se metió en semifinales del mundial en el 98 y la eurocopa en el 2000, perdiendo en ambas ocasiones por penaltis tras haber sido mejor que Brasil e Italia respectivamente. Tenían mejor portero, mejor defensa y mejor centro del campo que la Holanda actual y se podría debatir sobre que vanguardia es más poderosa (Overmars, Bergkamp, Kluivert, Van Hooijdonk o Hasselbaink no eran moco de pavo).

    Sin querer restar méritos a la actual, pienso que su éxito en el Mundial estuvo marcado por lo llano que fue su camino a la final: Eslovaquia, la Brasil de Dunga y Uruguay son piedras menores comparado con Yugoslavia, Argentina y la Brasil de Ronaldo y Rivaldo que tuvieron que enfrentar en el 98.

  2. Borja Barba

    6 de junio de 2012 a las 6:48 pm

    Tener a dos tíos como van Persie y Huntelaar y “tener” que sacrificar a uno de los dos por no poder acoplarlos en tu sistema es un soberbio ejemplo de tiro en el pie.

  3. Asier

    6 de junio de 2012 a las 6:51 pm

    Qué tendrá Holanda para los delanteros… Van Basten, Gullit, Bergkamp, Kluivert, Van Hooijdonk, Van Nistelrooy y ahora Van Persie y Huntelaar son una retahíla de delanteros de primerísimo nivel.
    Yo creo que quedarán segundos tras Alemania y pasarán con cierta holgura el primer cruce con Rusia o Polonia. En cualquier caso, ya estoy esperando con ansias sus partidos, pienso disfrutarlos de lo lindo.

  4. tubilando

    6 de junio de 2012 a las 8:20 pm

    Coincido bastante con lo expuesto por Rober.
    Holanda y España van apurando la generación de 1984 (Iniesta, Torres, Snejder, Robben, De Jong…), a la que todavía les queda otra oportunidad en plenitud de facultades dentro de dos años en Brasil . Esta es la tercera ocasión en la que se presentan con opciones reales de triunfo, después de 2008 y 2010. Aunque no veo campeona a Holanda. Es más, creo que se la va a pegar antes de tiempo.
    Creo que el fútbol del futuro que aventura Caparrós se parece mucho al fútbol de hace una década de la Francia de Zidane. Jugadores atléticos y poderosos tipo Thuram, Viera, Desailly, Makelele, Henry…

  5. Los cromos de la otra liga

    6 de junio de 2012 a las 9:22 pm

    Evidentemente todo el mundo espera mucho de los sub-campeones del anterior mundial. Si embargo yo creo que a esta holanda le falta algo. Para mi gusto, le falta un punto de calidad tanto en defensa como en pivotes, calidad, que no contundencia. Tiene nombres propios como Sneijder, Robben o Van Persie…ofensivamente tiene mucho potencial. Sinceramente veo plantillas mejores que la holandesa, aunque al final, ya se sabe, puede pasar cualquier cosa.

    Los cromos de la otra liga

  6. Kurono

    6 de junio de 2012 a las 9:43 pm

    Holanda seguirá teniendo el mismo juego duro que presentó en el Mundial, solamente la entrada de aire fresco como Van der Vaart, Strootman, o Afellay (si finalmente juega) por alguno de los dos pivotes destructores le dará un aire fresco a su pretoriano planteamiento. Lo veo candidato junto a Alemania de jugar las semifinales; siempre y cuando no ocurra alguna tragedia.

  7. Yuri

    6 de junio de 2012 a las 10:55 pm

    Off-topic:

    El propieatario malayo del Cardiff City, que juega en la 2ª inglesa) ha decidido unilateralmente cambiar los colores y el escudo del club. En la capital de Gales los seguidores del club están en desacuerdo. Bien esto se merecería un post. Saludos.

    http://www.bbc.co.uk/news/uk-wales-south-east-wales-18337392

  8. pavel

    6 de junio de 2012 a las 11:15 pm

    @tubilando,

    Decía hace años el ahora entrenador del Alcoyano Luis César, cuando entrenaba al Racing de Ferrol, que el 90% de los goles se producían en jugadas de menos de cuatro toques, que eso era “el fútbol del futuro”. Diez años después, aquella propuesta no parece nada actual ni iconoclasta, más bien es barraquerismo de toda la vida. A finales de los 90 parecía que cada equipo debía tener como mínimo un mediocentro negro. Fútbol del futuro!! Hasta que aparece Pirlo y Xavi. Entonces Capello dice que el futuro es el Barça… hasta que el Chelsea gana esta CL con un catenaccion del románico… ahora toca cambiar la futurología.

    En definitiva, el fútbol es demasiado rico como para adivinar por dónde van a ir los tiros.

    Y el juego de Holanda es una castaña.

  9. pavel

    6 de junio de 2012 a las 11:23 pm

    @Borja,

    La sobreabundancia de delanteros es endémica en el fútbol holandés. A principios de la década pasada el que repartía los botellines en el banquillo era bestia parda como Makaay..

  10. Rui

    6 de junio de 2012 a las 11:33 pm

    @Pavel Y ni digamos… ¡delanterazos que no solían ir convocados, como van Hooijdonk, por la bestial competencia!

  11. Kurono

    7 de junio de 2012 a las 7:16 am

    Algo que no creo que tanga Holanda en exceso en esta generación precisamente son centrodelanteros. Huntelaar, pese a su gran campaña, me sigue pareciendo un tipo un tanto torpe (al estilo Mario Gómez), no así Van Persie que logró reinventarse y ser un goleador consumado, además de hombre fiable en bandas o como falso mediapunta. De ahí, no veo a esa cantidad de centrodelanteros, como en la gran época de Van Nistelroy, Makaay, Haseilback, Kluivert (que no era tan centrodelantero sin más bien un segundo punta y aun así era el máximo goleador de todos los tiempos “Orange”) o incluso Vennegoor of Hesselink si me apuran.

    Hoy día, tienen a Kuyt (reconvertido en ese exttremo/interior peleón, sacrificado y esforzado, pero poco goleador), Ryan Babel, Eljero Elía, Arjen Robben o Ibrahim Afellay son algunos de los hombres más destacados en ataque detrás de Van Persie y Huntelaar y todos estamos de acuerdo que su mejor función es abrir la cancha en las bandas, los goles son pocos los que anotan.

  12. NSRealmadrid

    7 de junio de 2012 a las 11:10 am

    Considero a Holanda entre las 3 selecciones más fuertes y candidata al título, pero a ver si Portugal, desauciada en los pronósticos pero con gran potencial va a hacer la gracia…

    Snejder no es el mismo que en 2010, y el juego orange depende mucho de que Wesley esté fino. Además no sé que tal llega psicológicamente Arjen Robben, el jugador más desequilibrante del equipo. El único crack que llega pletórico es Van Persie. Defensivamente tiene pinta de que seguiran a un nivel muy alto.

  13. Jesús Marrone

    7 de junio de 2012 a las 1:39 pm

    ¿Afellay? No creo que sea titular, antes van Kuyt o Huntelaar. Parece que el tridente será: Kuyt – Van Persie – Robben.
    Muchas ganas de verla jugar, espero que no sean tan sucios como en el Mundial y se dediquen a deleitar a la afición.

  14. pavel

    7 de junio de 2012 a las 4:38 pm

    Viendo los nombres que mencionan Rober o Kurono, digo que esta oranje es la que tiene menos calidad individual desde los años sesenta, aunque paradójicamente llegase a la final del Mundial. El estilo rocoso que ha imprimido Marwijk puese ser una decisión necesaria. Solamente Schneider, Van Persie y Robben entrarán en el imaginario tulipán. Pensar que Van Bronckhorst, Frank de Boer, Stam, COCU, SEEDORF, Davids, Overmars, BERGKAMP, Kluivert, VAN NISTELROOY, Makaay… nunca consiguieron lo que Van Bommel repartiendo estopa..

  15. Pingback: Conversaciones casi privadas: Holanda » Diarios de Futbol

  16. Pingback: Dinamita roja en el grupo de la muerte » Diarios de Futbol

  17. Pingback: Conversaciones casi privadas: Holanda | futbol news

  18. Pingback: Que el miedo no se haga fuerte | futbol news

  19. Pingback: Que el miedo no se haga fuerte | MuroDeBlogs

  20. Pingback: Dossier de la Euro 2012 » Diarios de Futbol

  21. Pingback: Dossier de la Euro 2012 | futbol news

  22. Pingback: Las selecciones de la Euro, una a una (II) » Diarios de Futbol