Así fue la Liga: Sevilla (9º)

Martín Nuñez se define como un sevillista extraño, aislado, una especie de náufrago en medio de un mar blanco y azulgrana. No vive el día a día desde las gradas del Sánchez Pizjuán, pro sufre y analiza el sevillismo a distancia. Además es cafetero. Desde los extintos foros de DDF creó junto a un grupo de amigos un blog de referencia que ya ha cumplido su quinto aniversario: Café Fútbol.

Valoración general de la temporada.
Ha sido un fracaso. No absoluto, porque al menos se siguió en primera. Aunque esto suene a conformismo barato tras ver lo del Villarreal tampoco lo es en demasía. Pero sin duda la nota global es un suspenso claro, un 3 sobre 10. La campaña empezó de mala manera, cayendo eliminados a primeras de cambio en la Europa League. Supongo que a partir de ese instante se introdujo en mi un sentimiento de desánimo (¿qué quedaba ya realmente por luchar?), que ni el permanecer invicto en la liga durante las primeras diez jornadas contribuyó a mejorar.

El juego del equipo tampoco presagiaba nada extraordinario y los resultados se antojaban mejores de lo que realmente merecíamos. La mala racha posterior que culminó con la destitución de Marcelino lo confirmó. La eliminación copera en enero fue el último clavo en el ataúd de mi esperanza. Llegaba Míchel, y lo vi todo negro. Será de tanto sonar, es a los entrenadores lo que una alarma de coche que salta en mitad de la noche al sueño. Nunca ha demostrado nada como entrenador en ninguno de los equipos donde ha estado. Tuve un temor muy acentuado por la posibilidad del descenso, del que nos separaban escasos puntos en ciertas jornadas. Siendo justos, no puedo reprocharle nada en exceso. No creo que el quedar fuera de las competiciones internacionales tras ocho temporadas consecutivas sea demérito suyo. Me parece que el fracaso del equipo entra más en el debe de Marcelino.

La temporada finalizó tras la goleada recibida en Getafe, que fue una especie de despedida vergonzosa al mejor ciclo de la historia del club. Culminada además con el adiós a Kanouté, el jugador más decisivo de los que vistió nuestra camiseta desde su fundación. Estaba claro que el equipo llevaba años en decadencia, con estrellas cada vez más gastadas, salidas de ilustres y llegadas de poco lustre. Hace años que Monchi perdió (si alguna vez la tuvo) su varita mágica, y lo milagroso, visto en perspectiva, es que aún siguiéramos viajando por Europa campaña tras campaña. Observar también como técnicos que fueron nuestros triunfaban en la liga: Caparrós en el Mallorca, que casi con nada se mete en Europa, y el ultra infravalorado Manolo Jiménez en el Zaragoza, nos da idea de que tal vez estuviéramos viviendo desde hacía tiempo por encima de nuestra posibilidades, exigiendo más de lo que la plantilla podía dar.

Momento especial.
La caída con el Hannover, y sobre todo el ridículo espantoso frente al Real Madrid. Ese 2 a 6 mostró que esa liga ya no era la nuestra.

Jugador decisivo.
Visto lo visto, Koné.

Decepción.
Marcelino.

Jugador revelación.
Confieso que me es imposible rellenar este apartado.

Claves para la planificación y expectativas para la próxima temporada.
Recuperar la personalidad, antes que nada. Intentar acertar en los fichajes (un talón en los últimos tiempos) y cruzar los dedos para que Míchel (es duro decirlo) sea capaz de crear un equipo, que es lo que realmente nos dio éxitos. Como dudo que esto sea posible, mis expectativas para la próxima campaña son muy pobres. Me conformo con no sufrir y firmaría ahora mismo jugar la Europa League. Creo que dado el estado actual del Sevilla esto sería un éxito. El año uno D.K (Después de Kanouté), tiene una pinta poco atractiva.

A partir de ahora se abre un mundo nuevo para el club. Que esta sea considerada una temporada de transición y no como el comienzo de una nueva y larga etapa, más gris y mediocre, se verá con lo que hagamos desde agosto. Tal vez toque acostumbrarse otra vez a mirar hacia abajo en lugar de hacia arriba. O tal vez sólo hayamos tocado el suelo y desde allí sólo podamos levantarnos. Sea lo que sea, estaremos allí.

En DDF | Lo que espera a Míchel en Sevilla
En DDF | La gran noche de Javi

La redacción de Diarios de Fútbol la componen: ...

14 Comments

  1. martin

    29 de mayo de 2012 a las 6:09 pm

    Gracias por la confianza chicos ;-)

    Una pequeña puntualización, para entender bien lo de comparar a Michel con la Alarma el texto original decia: “sera de tanto sonar, es a los entrenadores lo que una alarma de coche que salta en mitad de la noche al sueño”.

    ¡Saludos¡

  2. Pol Gustems

    29 de mayo de 2012 a las 6:14 pm

    @martin

    Mea culpa Martín, corregido. Gracias por tu colaboración ;)

  3. Iván

    29 de mayo de 2012 a las 6:39 pm

    Hombre,algún jugador al que se pueda destacar..
    Y lo de marcelino: no parece culpa suya, en mi opinión. Le hicieron la cama literalmente.

  4. Gontxo

    29 de mayo de 2012 a las 6:50 pm

    Es que ha salido peor año que con Manzano… Tela.

  5. Kurono

    29 de mayo de 2012 a las 7:25 pm

    Jimenez cuando se fue (más bien lo echaron) estaba culminando un ciclo, pero a partir de ahí se inició la caída. Quizá lo mejor hubiera sido que el concluyera la temporada, ganara la Copa del Rey (porque él fue el artífice de eliminar al Barcelona en octavos en el Camp Nou, al igual que goleadas al Depor y Getafe en sus estadios) y luego empezar de cero, no del supuesto que había plantilla de sobra. De ahí han habido cuatro técnicos, el del filial (cuya mala memoria hace que me olvide de su nombre y pido disculpas), Manzano, Marcelino y ahora Michel. A cada cual terminó peor temporada que el anterior.

    Jugador destacado, más que nada Jesús Navas, el único rayo de luz en Sevilla y las últimas muestras de magia de Freddy Kanouté. Echaré de menos la clase y calidad del maliense en el fútbol español. Y decepciones, Marcelino es una buena, nunca entenderé porque razón se le tiene como buen técnico, en general todo el aparato defensivo (lento, desubicado y a ratos violento) y una incapacidad para generar juego. Es posible que tarde un tiempo el Sevilla en recuperarse luego de 8 años seguidos clasificándose a competiciones europeas.

  6. Los cromos de la otra liga

    29 de mayo de 2012 a las 8:58 pm

    Para mi ha sido una de las grandes decepciones de este campeonato. Cierto es que, últimamente, cada año baja el nivel de la plantilla un punto, pero aún así este año tenían potencial para estar más arriba.

    LOS CROMOS DE LA OTRA LIGA.

  7. Perea Balon de Oro

    29 de mayo de 2012 a las 9:25 pm

    Hace tiempo salio del Nido diciendo que la liga era una mierda.
    Pues yo opino

  8. Perea Balon de Oro

    29 de mayo de 2012 a las 9:26 pm

    Hace tiempo salio del Nido diciendo que la liga era una mierda.
    Pero para mi lo que realmete ha sido una mierda ha sido la política de entradores que ha seguido del Nido los últimos años.

  9. Wasky

    30 de mayo de 2012 a las 3:48 am

    #8 Siento decirte que lo primero no tiene nada que ver con lo segundo. 1) La liga es una mierda. 2) La política de entrenadores del sevilla es MUY deficiente.

    Como apreciación personal creo que si, en su día tras la salida de Caparrós del Athletic y Neuchatel (no se como se esribe), el Sevilla hubiese echado el resto por el de Utrera otro gallo habría cantado. La decepción de la temporada también podría ser Reyes, para que no todo consista en echar las culpas al mister.

  10. Angel

    30 de mayo de 2012 a las 11:40 am

    Por lo que veo ya se critica hasta a Monchi… que fácil era ganar y que bonito era todo.

  11. Pingback: Un día, un fichaje: Javi Varas | futbol news

  12. Pingback: Un día, un fichaje: Javi Varas | MuroDeBlogs

  13. Pingback: Sevilla FC: empezar casi de cero | futbol news

  14. Pingback: Sevilla FC: empezar casi de cero | MuroDeBlogs