Así fue la Liga: Real Zaragoza (16º)

Chema R. Bravo cubre la información del Real Zaragoza en el diario Heraldo de Aragón. Además, forma parte del consejo de redacción de la revista Panenka.

Valoración general de la temporada.
Es necesario dividir la temporada en dos mitades. Y no hablo de primera y segunda vuelta, sino de un antes y un después de que aflorara el efecto Jiménez. Hasta finales de febrero, el Zaragoza fue un equipo mediocre: sin identidad, sin guía de juego y sin músculo competitivo. Aguirre fue incapaz de extraer algo de jugo. Su mensaje estaba abrasado en una plantilla salpicada de carencias. Solo se sostenía su portero, Roberto, sobreexpuesto ante la nula capacidad defensiva del equipo. Todo cambió a partir de la victoria ante el Villarreal. Jiménez fue acercándose a la médula del equipo y moldeando un estilo muy racial, con no demasiado juego, pero con mucho compromiso y entrega. El resto fue fe. Y con la fe vino el juego. La progresión de victorias liberó a jugadores y a Jiménez le fue más fácil tocar las teclas adecuadas. Cambió mil cosas, probó sistemas, futbolistas, conceptos, más balón, más ataque o más repliegue y más contención. Hasta que poco a poco le salió la mezcla: un equipo al que hizo jugar la necesidad y la sensación de verse resucitado. En ese escenario, Jiménez explotó los rendimientos de cada uno de los futbolistas. Todos comenzaron a dar nivel. Y esa artesanía de entrenador ha sido vital: los futbolistas se vieron crecidos y se echaron a las manos del entrenador. A partir de ahí, el Zaragoza se definió: poco contenido ofensivo, pero la mejor organización táctica, la mayor posesión y control le mejoraron en defensa, salvo en cuestiones irreparables como el juego aéreo defensivo. Al final, Jiménez y la reacción de la afición alimentaron una epopeya, un milagro. Remontar 12 puntos en dos meses y medio: el Zaragoza bajó a Segunda y subió en la misma temporada, algo inédito. Pero no hay que perder la retrospectiva: hasta que no surtió efecto la resurreción, el Zaragoza fue un equipo muy deficiente. En el tramo final, al contrario, fue un equipo sobresaliente. Así que la nota es un aprobado. Lo dejaremos en aprobado alto porque, a pesar de que el Zaragoza fue quien se generó el problema, la montaña que ha escalado era muy alta.

Momento especial.
Podríamos hablar de muchos: la invasión zaragocista a Getafe, los goles milagrosos en los descuentos ante Atlético de Madrid y Sporting o la victoria en inferioridad de Mestalla, la rueda de prensa de Málaga en la que Jiménez estalló al sentir vergüenza… O a nivel particular, la despedida de Lafita, las lágrimas de muchos futbolistas en situaciones de ténsión desorbitada, la jota bailada por un Jiménez convertido en héroe del pueblo… Pero me quedo con el que considero instante más extraordinario y decisivo: el gol de Abraham al Villarreal cuando miles de aficionados de La Romareda, harta, frustrados e impotentes ante la gestión de Agapito Iglesias, dejaban al equipo solo y derrotado ante el Villarreal en señal de protesta. Con más de medio estadio vacío, el Zaragoza empató y en un último empuje, en el descuento, Abraham, con nombre de profeta, sacó un gol milagroso y determinante para que el equipo se palpara y comprobara que aún no estaba muerto.

Jugador decisivo.
El mejor futbolista de la temporada ha sido el portero Roberto. Ha ganado infinidad de puntos y evitado derrotas. Su nivel ha sido asombroso. Pero creo que el futbolista más decisivo para que el Zaragoza consiguiera su objetivo ha sido Apoño. Su llegada es el factor principal en términos futbolísticos para la mejora del equipo. Apoño elevó la estatura del juego y le dio contenido. Además, ha aportado cinco goles en media temporada. Sin duda, el Zaragoza se relacionó con la pelota mucho mejor tras su llegada: ganó orden, una referencia clara e indiscutible y también un torrente de personalidad.

Decepción.
La decepción es Agapito Iglesias, dueño y presidente. No puede haber otra: ha engañado al Zaragoza durante tres años consecutivos. Ha abierto una fractura social que solo Jiménez y los futbolistas han conseguido soldar. Pero su presencia impide la reconciliación definitiva. Su gestión lo condena, sus constantes giros de plantilla también. Él es la gran decepción.

Jugador revelación.
El futbolista que más ha crecido este año ha sido Adam Pinter. Le ha tomado el pulso al fútbol español y anuncia buenos conceptos de mediocentro: dominio táctico, anticipación, sobriedad en la distribucción… Es joven aún y mejora su integración en una nueva cultura, así que su evolución me genera cierta expectación. También me ha sorprendido el tramo final de Edu Oriol: valiente, atrevido… le ha dado al Zaragoza ese punto de desequilibrio necesario para escapar de la previsibilidad.

Claves para la planificación y expectativas para la próxima temporada.
El Real Zaragoza está condenado a afrontar varios años de rigor económico como consecuencia de su proceso concursal. Debe destinar cantidades importantes de dinero en los próximos años para cumplir con el convenio y calendario de pagos con sus acreedores. Esto limita enormemente la planificación deportiva. Así que el Zaragoza debe volver a su esencia: futbolistas que crezcan y que esa inercia haga crecer también al club. Para ello, es necesario conocimiento, riesgo controlado en la captación y elección de futbolistas, jugadores con proyección y con talento por explotar…. Y también una mirada y una reestructuración de la cantera. Debe de generar valor en ella y atreverse a promocionarla. Si planteamos está ecuación: conocimiento del mundo del fútbol+ capacidad de extraer rendimiento en futbolistas de perfil medio o bajo + gestionar talento potencial+ experiencia en el trabajo de cantera= X. Está claro cuál es la X. La X es Manolo Jiménez. Además, tiene la legitimidad de los resultados y el reconocimiento popular. ¿Cuál es el pero? Agapito Iglesias. Manolo Jiménez quiere proyecto. Y los antecedentes confirman que con Agapito Iglesias y los actuales responsables técnicos (Antonio Prieto y Pedro Herrera) no ha habido nunca proyecto. Por lo tanto, las probabilidades de que siga Manolo Jiménez son complicadas. Pero lo que no hay duda es que el Zaragoza necesita un perfil de entrenador como Jiménez. Y lo tiene a mano. Todo pasa por Agapito y su desmarque. Si sigue y no deja construir ni se aparta, las expectativas son terribles. Si no sigue y el Zaragoza se regenera: todo dependerá del proyecto nuevo. Con Manolo Jiménez habría mucho ganado: más de media plantilla se ha volcado con él. Varios de los cedidos quieren seguir si continúa Manolo Jiménez. Comenzar un proyecto o una temporada con el mensaje del entrenador tan respaldado y asumido por unos futbolistas es una ventaja competitiva considerable. En ese caso, el Zaragoza, siguiendo las pautas comentadas, no debería pasar apuros.

En DDF| La gran depresión maña
En DDF| Zaragoza cree

foto: http://www.realzaragoza.com

La redacción de Diarios de Fútbol la componen: ...

7 Comments

  1. Liam

    22 de mayo de 2012 a las 1:00 pm

    Como momento especial, no creo que pueda desvincularse la remontada al Villarreal y el gol de Abraham del momento en que Jiménez se levantó en una rueda de prensa en Málaga y dijo que sentía vergüenza del equipo. Aquella remontada fue clave, pero el hecho de que se diera precisamente al partido siguiente de ese estallido contra la actitud del equipo de dejarse ir cuando todo parecía perdido, el ver que luchando hasta el final se le podía dar la vuelta, fueron la clave para la recuperación psicológica de un equipo que estaba muerto. Tras eso no se ganó en los dos siguientes partidos, pero luego la victoria en Mestalla con 9 jugadores y los dos triunfos agónicos en el descuento ante Atlético y Sporting terminaron de enchufar al equipo a la Liga y al “sí, se puede”.

  2. Iván

    22 de mayo de 2012 a las 1:51 pm

    En febrero una persona me pregunto ¿ Quién va descender este año? y afirme que el Zaragoa iba seguramente a quedar de último. Se lo dije pensando en que el Racing tenía sus opciones, el villarreal era el villarreal y el Sporting más de lo mismo… al final hasta que no lo vi fuera no las tenía todas conmigo.
    Ahora tienen que cambiar muchas cosas en esa institución, crear una columna vertebral, creer en la base y acertar con los fichajes.

  3. Los cromos de la otra liga

    22 de mayo de 2012 a las 10:50 pm

    Increible el final de liga del Real Zaragoza, números de Champions. Y eso que cuando llegó Manolo Jimenez no habló lo que se dice muy bien de la plantilla, recuerdo unas declaraciones despues de un partido en los que afirmó sentir vergüenza; tambien otras, en el dia de su presentación en las que afirmó que si no le traían un jugador por línea en el mercado invernal, poco podía hacer con esa plantilla. Finalmente le trajeron a Apoño, que se salió; y Jimenez cambió ese chip negativo con el que empezó y se obró el milagro, porque segun estaban a 3 meses para acabar la liga…

    Los cromos de la otra liga.

  4. Kurono

    23 de mayo de 2012 a las 9:56 am

    Lo del Zaragoza ya lleva mucho tiempo en estos “menesteres del sufrimiento”. Ya son 3 años consecutivos soportando en el sótano y salvándose “in extremis”. Aunque la clave para mí fue la delcaración de prensa de Jimenez y de que sentía “vergüenza” de la actitud de sus dirigidos. El siguiente partido, si bien lo perdieron, mostraron actitud, coraje y luchar por una causa que parecía perdida tan solo dos semanas atrás. Y a partir de ahí, junto a la incapacidad del Racing, Sporting y la “muerte” espiritual del Villarreal, la Real Zaragoza se salvó.

    Pero no se puede seguir así. El “señor” Iglesias lleva mucho tiempo sin hacer nada bueno y sigue haciendo daño al club. Además, está metido en cosas muy delicadas como los fichajes con ayuda de los fondos de inversión, que recordemos en Inglaterra luego del problema con el West Ham fueron prohibidos. Y no se extrañen que la otra temporada, Jimenez inicie con toda la venia (en aparienica) de la directiva, luego en diciembre-enero a sacudírselo y traer al salvador. Y esa dinámica que ya cobró 2 víctimas (José Aurelio Gay y Javier Aguirre) no debe repetirse si se desea mantener al club en Primera.

  5. desde la barrera

    23 de mayo de 2012 a las 7:49 pm

    A mi que el getafe acabara con 7 el último partido me pareció raro

  6. Pingback: Real Zaragoza: la herencia de Agapito | futbol news

  7. Pingback: Zaragoza tiembla | Deportes y Motor