Camisetas clásicas: Rusia – República Checa

Primer día de Eurocopa, 8 de junio de 2012. En la grada del estadio municipal de Breslavia los hinchas rusos animan ruidosamente a la generación que capitanea Andrei Arshavin, 30 años, líder de un grupo al final de su camino. Para los checos hace tiempo que ha terminado. Ahora solamente disfrutan de algún superviviente, como Petr Cech o Thomas Rosicky, pero la esencia de aquella selección que maravilló en Portugal ya no pervive. En las pantallas se refleja el resultado del partido de inauguración, un Polonia – Grecia que visto a distancia no enamora. Las mayores expectativas del aficionado neutral están puestas en este Rusia – República Checa (20.45), dos combinados que nos han seducido en distintos episodios del pasado reciente. Incluso los dos al mismo tiempo, como ocurrió en Anfield en 1996.

De la mano de Classic Football Shirts, la tienda especializada en camisetas antiguas, nos acercamos al fútbol con una perspectiva diferente, desde los uniformes con los que se ha construído la historia del deporte rey.

En la Eurocopa de Inglaterra el Rusia – República Checa era uno de los partidos clave de la última jornada del Grupo C, del que saldrían los dos finalistas. El otro encuentro lo jugaban Alemania e Italia, la doctrina de Berti Vogts contra la de Arrigo Sacchi. Los alemanes habían ganado los dos primeros partidos e Italia necesitaba hacer algo más que los checos ante Rusia para clasificarse.

http://www.youtube.com/watch?v=zTy6vSQV__c

Hacia las diez y media de la noche italianos y alemanes empataban a 0 en Old Trafford. Buena parte de culpa la tenía el arquero de germano Andreas Köpke, que le había detenido un penalti a Gianfranco Zola. Y quizás en un porcentaje más pequeño las noticias que llegaban de Anfield también incidieron. La República Checa, que se había avanzado 0 a 2 a los veinte minutos de partido, perdía en el 85′ tras la remontada rusa con tantos de Mostovoi, Tetrazde y Beschastnykh. Con aquél resultado a Italia le valía el empate, seguir igual, mantenerse tal como estaba. Tres minutos más tarde Vladimir Smicer hizo el 3 a 3 que sacudía la competición, les metía en cuartos y mandaba a la azzurra de vuelta a casa.

La selección de Poborsky, Nedved, Kuka, Bejbl y Berger caería en la prórroga de la final, un partido determinado por el acierto del tanque alemán Oliver Bierhoff. Pero uno de los partidos más bonitos del torneo fue el del festival de goles entre checos y rusos. El día 8 de junio se nos presenta una buena oportunidad para recordarlo. Algunos lo harán equipados con las zamarras de su época.

Puedes comprar estas camisetas, y cientos más, en Classic Football Shirts.

Déjanos un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>