Las notas del campeón

No puede decirse, salvo en muy contados puestos, que José Mourinho haya confiado en un once base para la consecución del trigésimo segundo título de Liga del Real Madrid. Muchos han sido los futbolistas utilizados a lo largo de los distintos tramos de una larguísima y exigente temporada, algunos con mayor presencia y protagonismo que otros, pero muy probablemente todos con su particular contribución en distinta medida a la conquista del campeonato cuatro temporadas después. Pasamos a repasar, uno por uno, el rendimiento de cada uno de los hombres de Mourinho.

Iker Casillas. Como en otras ocasiones, el sustento del equipo. Apenas se le recuerdan fallos clamorosos ni actuaciones que hayan terminado costando puntos a los suyos. Ejerció de capitán en los momentos complicados tal y como se espera en el portador del brazalete madridista. Como es normal en un equipo volcado al ataque, sus escasos errores a lo largo de la campaña se magnifican, pero el rendimiento global ha sido impecable. Sobresaliente.

Álvaro Arbeloa. Sigue ofreciendo dudas, pese a terminar convirtiéndose en indiscutible en el lateral derecho tras el salto de Ramos al centro de la defensa. Se empleó en ocasiones con excesiva dureza. Confía demasiado en un físico imponente, pero sufrió ante extremos hábiles y rápidos. Es el más discutido de los habituales titulares, pero pese a que quizá no sea un lateral de largo recorrido al uso moderno, cumplió con creces cuando se le exigió. Bien.

Raphaël Varane. Aclimatándose y asimilando su llegada a un grande europeo. El joven defensor francés fue utilizado en contadas ocasiones por su técnico (sobre todo en partidos de escasa trascendencia), pero rayó a un altísimo nivel siempre que se vistió de corto. Rapidísimo al corte y elegante en la zancada y conducción de balón, exhibe unas condiciones excelentes. Con tan solo 19 años, parece que el Madrid tiene en él al defensor del futuro. Bien.

Ricardo Carvalho. La temporada de su precipitación hacia el vacío, de su adiós al primer nivel competitivo. De ser uno de los centrales punteros, a no contar ni para su gran valedor Mourinho ni para Paulo Bento en la selección portuguesa. Venía de firmar una notable temporada el año pasado, pero varias lesiones de difícil y lenta recuperación lo dejaron fuera de la dinámica de partidos, y acabó perdiendo definitivamente el sitio ante la reubicación de Ramos. Lo previsible es que no siga en el equipo la temporada que viene. El resumen de su campaña: intervino en diez partidos entre las tres competiciones y vio ocho amarillas. Suspenso.

Raúl Albiol. Ha perdido el peso en el equipo que había conseguido ganar la temporada anterior. No ha sido prácticamente defenestrado como Carvalho, pero apenas ha contado para el técnico, sobre todo en el tramo final de la temporada. Probablemente hubiera podido aportar más a su equipo en determinados partidos, pero ha terminado perdiendo el sitio y la confianza en su juego. Se tambalea su presencia en la Euro. Suspenso.

Pepe. El gran baluarte defensivo del equipo. Continuo restando en desagradables episodios negativos (como el protagonizado con Messi en la ida de los cuartos de final de Copa), pero el balance es más que positivo. Se ve que cuando el equipo va bien su mecanismo interno funciona mejor y el resorte parece no activársele. Un par de lesiones parecieron frenar su ritmo en el primer tercio de la temporada, pero volvió como nunca. Quedan muy lejos aquellos rumores que lo colocaban fuera del equipo por su reprochable actitud. Notable.

Fabio Coentrão. Pesaba sobre el la gran losa del precio de su traspaso. Además, era el elegido de Mourinho y venía representado por Mendes. O sea, tenía todo para poner el punto de mira sobre las mechas que adornan su cabellera. Alternó actuaciones calamitosas con otras de verdadero mérito, especialmente estas en el tramo final de la temporada (partidos del Allianz o el Camp Nou, sobre todo). Le ha costado mucho, pese a su polivalencia (llegó a actuar de interior, de lateral derecho y de medio centro), ganarse un sitio en el equipo. Temporada de adaptación, debe mejorar, exhibir su nivel del Benfica y justificar lo que costó. Aprobado.

Sergio Ramos. Ha sido el año de la evolución del andaluz a su versión mejorada 2.0. Las continuas lesiones de Carvalho acabaron decantando la reubicación del de Camas en el centro de la defensa, algo que muchos madridistas llevaban tiempo reclamando. Al lado de Pepe, Sergio ha ofrecido su mejor versión hasta la fecha. Incontestable por alto. Contundente y vigoroso, aún debe mejorar un poco en su exceso de ímpetu (doce tarjetas amarillas y una roja en Liga para un central madridista son demasiadas), pero deja la sensación de que con él por fin ha encontrado el Madrid una referencia defensiva para muchos muchos años. Sobresaliente.

Marcelo. El que el año pasado parecía el lateral zurdo indiscutible de Mourinho ha terminado la temporada con un nubarrón sobre su figura. Ya no es intocable en el once porque es la personificación del desorden. Puede que por su escaso sacrificio táctico y su bagaje defensivo pobre, el técnico ha preferido a Coentrão en los partidos clave de final de campaña. Sin embargo, el Marcelo ofensivo ha rendido como nunca desde su llegada a Madrid. Es un lateral, además, que apenas comete falta (únicamente dos amarillas en todo el campeonato liguero). Su batalla por el puesto en el once con el portugués se reeditará la temporada que viene. Bien.

Lass Diarrà. Temporada extraña para el francés, prácticamente como la totalidad de su trayectoria como madridista. Empezó la pretemporada con pie y medio fuera del equipo, Mourinho decidió a última hora contar con él, jugó como titular incluso en partidos importantes, hasta que en el partido de El Madrigal, a finales del mes de marzo, algo cambió para siempre. Lass fue sustituido en la primera mitad y desde ese momento desapareció radicalmente del equipo. Hoy por hoy, está fuera del club. Podría haber sido útil en determinados momentos. En su defensa hay que decir que cuando jugó casi siempre cumplió con lo exigido. Aprobado.

Xabi Alonso. De nuevo, el vértice sobre el que giró el juego del equipo. La brújula sin la cual la vanguardia ni hubiera sabido hacia dónde tirar. Sobrio, regular, sin estridencias y efectivo. Quizá un rendimiento menos espectacular que en año anteriores, pero cumplió sobradamente con el guión. El agotamiento físico (por detrás de Casillas y de Ronaldo es el tercer futbolista con más minutos) pudo con él en determinados momentos de la recta final. Debió de ser dosificado por su técnico en algunos partidos sencillos. Notable.

Nuri Sahin. El fichaje estrella del pasado verano termina la temporada inédito y con un gran signo de interrogación sobre su cabeza. Vino con la misión de acompañar e incluso sustituir a Xabi en el centro del campo, avalado por una Bundesliga con el Borussia y el reconocimiento de mejor futbolista del campeonato alemán en 2011. Pero una lesión arrastrada desde la campaña anterior y una recuperación misteriosa y eterna acabaron con la paciencia de su técnico. Su presencia en el equipo se reduce a momentos contados con los dedos de una mano. Rindió cuando tuvo que jugar, especialmente en Liga de Campeones. Su futuro es una incógnita. Suspenso.

Sami Khedira. De menos a más. El alemán de origen tunecino, eterno discutido por parte de la afición blanca, ha terminado haciendo imponer su jerarquía en el equipo. Escudero incansable de Xabi, ha terminado la temporada como un tiro (al igual que terminó la anterior) Jugó mejor las veces en las que se vio liberado de compromisos defensivos y pudo sumar en ataque, por su capacidad física y su buena llegada desde atrás. Para el recuerdo quedará su oportuno gol en el Camp Nou. Asentándose. Notable.

Hamit Altintop. Llegó a Madrid como un jugador de equipo, para hacer banquillo y ofrece garantías en varios puestos. Infrautilizado por Mourinho. Sorprendió a todos su inclusión en el once del partido de ida de Copa de Rey ante el Barça como lateral derecho (con una actuación desastrosa). Apenas ha contribuido, pero no hace ruido y siempre está disponible para apagar cualquier incendio. Aprobado.

Esteban Granero. Empezó la temporada buscando un equipo al que emigrar, si el Madrid lo permitía, en el mercado de invierno, y acabó convertido en una excelente alternativa en el centro del campo. Su tramo final de la temporada le avala y le coloca en un buen punto de partido con respecto al año próximo (aunque no deberían faltar pujadores en su hipotética subasta). Evidentemente, tiene un algo que Khedira no tiene. Ha ganado además en personalidad, ya no es aquel futbolista pacato y timorato de antaño. Debe dar un paso definitivo en su crecimiento. Se ha ganado a Mourinho. Bien.

Ricardo Kaká. El Bernabéú ha perdido definitivamente su paciencia con el brasileño. La cruz le cayó especialmente el día del Bayern en el Bernabéu. En lo que puede ser el resumen perfecto con lo que ha sido su campaña y su trayectoria como madridista, aquel día salió para revolucionar el partido y decantarlo del lado de los suyos y acabó sumido en la más absoluta intrascendencia y puesto físicamente en evidencia. Su presencia cada vez es menor. No está ni se le espera. Urge un comprador adinerado. Suspenso.

Mesut Özil. Pieza clave en la conquista del título y gran director de la ofensiva del equipo. El alemán ha conquistado al Bernabéu porque es un futbolista diferente, frío pero con la capacidad de disparar el ambiente en una sola jugada. Ha terminado de confirmar lo que ya apuntó en la pasada campaña. Estuvo aquejado de un bajonazo físico en el segundo tercio del campeonato, pero volvió con fuerza renovada cuando la cosa se puso definitivamente seria. Tiene esa capacidad de conseguir que pase algo diferente cuando el balón cae en su poder. Menos fortuna de cara a gol con respecto a su primer año. Sobresaliente.

José Callejón. Efervescente. Empezó la temporada con la prematura etiqueta de ser “el nuevo Pedro León”, pero se la quitó de un manotazo. Su entrega (y su nacionalidad) ha enamorado al madridismo. Siempre que ha jugado lo ha hecho bien, por encima de las expectativas incluso. Nunca va a levantar la voz por jugar menos. Extraordinario jugador de equipo. Mourinho recurrió a él con frecuencia en partidos de perfil bajo. Útil. Bien.

Ángel Di María. Cuando está a tope físicamente el argentino es prácticamente imparable en el uno contra uno. Es de esos jugadores que encandilan, extremo a la vieja usanza, regateador y vertical. Arrancó como un cohete, pero la lesión sufrida durante el parón navideño le lastró para el resto de la temporada. No llegó a recuperar la forma y quedó en evidencia en los partidos decisivos del tramo final de la campaña, donde se esperaba mucho más de él. Debe volver porque no tiene el equipo un futbolista como él. Bien.

Cristiano Ronaldo. Su mejor temporada como madridista, y eso ya es decir mucho. Ávido de récords y títulos, su hambre contagió a sus compañeros en determinados tramos del campeonato. La ambición gobierna su vida y condiciona su rendimiento, jamás baja el pistón. Sus bagajes goleadores supondrán un hito histórico. Líder espiritual de este equipo. Debe controlar su temperamento. Sobresaliente.

Gonzalo Higuaín. No nos ajustaríamos a la realidad si dijésemos que la temporada del Pipa no ha sido buena. Con veintiún goles en Liga sería una estupidez mayúscula. Le ha costado digerir que el preferido del técnico es Benzema. Es un futbolista que, pese a cumplir y rendir, no lleva bien su rol en el equipo y eso ha hecho que su buena temporada se viese un poco ensombrecida. En la comparación con el francés sale perdiendo, pero no deja de ser un goleador muy útil. Se le sigue achacando cierta espesura en los partidos difíciles. Probablemente la presión juega en su contra. Su futuro está en el aire. Notable.

Karim Benzema. La temporada de de su definitiva consagración como madridista. Es un goleador brutal. Acumula treinta goles entre las tres competiciones. Además, este año ha sumado una entrega a la causa desconocida en él hasta la fecha. Es el primero en la presión y ha ganado mucho de cara a su técnico y al Bernabéu con su sacrificio defensivo. Ni una sola amonestación en toda la temporada. Su juego no se limita al gol. Es un excelente pasador y se entiende a las mil maravillas con Ronaldo. Por fin, el nueve que ansiaba el madridismo. Sobresaliente.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. b.barba @ diariosdefutbol.com

34 Comments

  1. shutter football

    4 de mayo de 2012 a las 8:41 pm

    para mí el titulo NO es merecido, y no hablo solo del tema arbitral, que está clarísimo ha sido fundamental para la consecución del título. sobre eso se podría hablar mucho, y yo pondría la clave en la crisis económica y la repercusión que ha tenido ayer la algarabía en la capital del reino.
    supongo que es una ración más de ‘pan y circo’ que ya de alguna forma todos hemos asumido.
    es triste, pero hay que asumir que la gente por un día se olvidó del paro, de la reforma laboral, etc etc…
    pero incluso con las ayudas el madrid pudo no haber ganado la liga si el barcelona hubiera estado un poco más fino o no hubiera tenido tan mala suerte en momentos puntuales de la temporada. mala suerte con ciertos resultados, suerte del madrid en otros partidos, pero sobre todo muy mala suerte del barcelona con las lesiones. y digo esto porque sinceramente creo que la plantilla del madrid este año era bastante peor que años anteriores y el equipo en general era bastante peor que el del año pasado o el anterior. toda la temporada ha encajado goles con cierta facilidad y aunque es verdad que ha tenido partidos donde a marcado una gran cantidad de goles la verdad es que en los momentos importantes de la temporada también se les ha visto bastante atascados en ataque.

    FELICIDADES POR EL TÍTULO !!!!

    pero desde mi punto de vista y mi análisis ni es merecido, ni la mayoría de los jugadores de la plantilla ha estado a un gran nivel.

  2. Kirkis

    4 de mayo de 2012 a las 9:00 pm

    Muy de acuerdo con el análisis ofrecido.

    Me encanta la bilis que aún guardan los culés resentidos. Seguid así que vais a volver a la época del victimismo.

  3. Pepón

    4 de mayo de 2012 a las 9:04 pm

    Shutter tiene razón.

    El título es inmerecido. No tienen fútbol, sólo pegada. Los penaltis han sido así, así. Así, así, así gana el Madrid. Si Guardiola no hubiese callado, no se habrían tapado ciertas cosas. La única forma de jugar al fútbol es la del Barsa. Para ganar al Barsa hay que quitarle el balón o trucar las reglas del juego. En un entrenamiento del Barsa hay más calidad que en todos los partidos del Madrid juntos. Xavi es el mejor jugador español de la historia. El Barsa es el mejor equipo de la historia. Messi es el mejor jugador de la historia. Piqué es Piquenbauer. En el vestuario del Madrid vuelan latas de Red Bull sabor a frutas. El vestuario del Madrid está dividido. A pesar de ser un título inmerecido, lo han ganado los jugadores haciendo lo contrario de lo que decía Mourinho. La sección de Deportes de El País es independiente y objetiva. La liga se ha ganado gracias a Franco.

  4. Luiss

    4 de mayo de 2012 a las 9:18 pm

    Que nivel en los comentarios XD .

    Las notas mas o menos son las que daria yo , es bastante acertado el analisis , quizas el sobresalinete de casillas lo dejaria en notable

  5. Toni

    4 de mayo de 2012 a las 9:23 pm

    Como culé me avergüenza el mal perder de algunos. El Madrid ha sido digno campeón de la Liga. Desde marzo en el Camp Nou se admitía de forma generalizada que el Barça no estaba a tope. En mi opinión el enorme bajón de Messi fuera de casa y las lesiones han sido determinantes para que la competición no haya podido estar más igualada.
    El mérito de los blaugrana es indiscutible dado el bajo estado de forma de Iniesta, Xavi, Villa o Piqué en determinadas partes del campeonato, pero eso al final se acaba notando y sobre todo cuando tu principal estrella te falla en los dos partidos cruciales de la temporada.
    Respecto al Madrid, a mi no me gusta su forma de jugar, pero tampoco me gusta como juega Kobe Bryant y ha sido el mejor durante mucho tiempo. No hay que confundir gustos con merecimientos, en mi opinión el Madrid ha sido justísimo ganador de la Liga este año.
    En cuanto a la Champions, pues que queréis que os diga, tanto Bayern como Chelsea fueron mejor en SU fútbol. El Barça perdonó demasiado como para merecer el pase y el Madrid jugó como un equipo cobarde en el momento crucial de la eliminatoria y un equipo cobarde no puede ganar una Champions.
    El año que viene se presenta apasionante. Esperemos que la marcha de Guardiola tenga al menos una cosa positiva y es que Mourinho se calme y se dedique a aquello por lo que se le paga: entrenar y poco más, que es lo único que sabe hacer (y muy bien) de manera íntegra.

  6. Robert Martínez

    4 de mayo de 2012 a las 9:29 pm

    #1 shutter football

    Vaya nivel de exigencia, colega. Que llevan 115 goles y sólo han perdido dos partidos. Algo se habrán ganado.

    El análisis de Borja, dentro de que emite opiniones y juicios de valor, es de lo más neutro, sosegado y racional que se puede leer en cualquier blog. Mis felicitaciones por ese nivel de análisis que ha ido mejorando incluso a lo largo de todos estos años.

  7. shutter football

    4 de mayo de 2012 a las 9:30 pm

    #2 y #3 ¿bilis??¿? los madridistas teneis un problema, estais tan cegados por la grandiosa luz de los ronceros, indas, marqueses, (¿ramones flores y borjas barbas?), que cualquier analisis que no se haga desde el madridismo radical o el mouriñismo radical no os vale.
    solo os vale leer lo que quereis oir, y si no os gusta, al fango sin el más minimo argumento.
    te confundes mucho, yo puedo estar equivocado, no lo creo, si no no lo hubiera escrito, pero los que insultais y hablais sin argumentar sois vosotros, si os pararais a pensarlo lo veriais, pero se que pido imposibles.

    he felicitado al Madrid por el título y no me duele ni lo más minimo, pero decir que es merecido me parece mentira y por lo tanto injusto. asumir la realidad es facil, analizarla no lo es tanto.

    pd: higuain es infinitamente mejor jugador que benzama, es una pena que desde algunos medios por razones que todo el mundo conoce se tenga que vender lo contrario. se podría hablar tanto de política y futbol…

  8. ElDiez

    4 de mayo de 2012 a las 9:33 pm

    Yo estoy bastante de acuerdo con el análisis de los jugadores, pero si me permites cambiaría un par de notas:
    Albiol le daría un aprobado. Está claro que no casi no contó para Mourinho, pero las (pocas) veces que tuvo que jugar lo hizo bien, y no se le puede reprochar nada (el mismo aprobado que le das a Altintop).
    A Lass sí que le daría un suspenso, porque aunque contó más que algún defenestrado, tuvo una actitud mucho peor para el equipo, borrándose incluso de algunos partidos y siendo poco profesional.
    Por último creo que Callejón ha tenido un rendimiento notable cada vez que ha salido, rentabilizando cada minuto que ha estado en el campo, y que con el tiempo han sido más de los que nadie pronosticaba.
    Por cierto, me intriga especialmente el caso Carvalho y Sahin, lesiones aparte no sé que ha pasado exactamente. Carvalho pasó de ser titular indiscutible y de hacer una grandísima temporada al ostracismo más absoluto, tanto en el Madrid como en su selección. Y Nuri venía con la etiqueta de mejor jugador de la Bundesliga, una zurda exquisita y demás. Se lesionó en verano y (ojo!) en Noviembre estaba recuperado y con el alta, pero no se supo nada de él hasta febrero. Para qué fichas a un jugador y después lo dejas en la grada un partido tras otro, yo creo que en ciertos partidos complicados como contra el Bayern ponerlo junto a Xabi y liberar un poco a Khedira le habría dado más consistencia al equipo, y no se habría partido tanto, pero es una opinión. Esos 3 haciendo su trabajo defensivo y surtiendo de balones con Özil Benzema y CR7 más liberados habrían controlado mejor el partido.

  9. Jaime

    4 de mayo de 2012 a las 10:08 pm

    El caso de Sahin es, sin duda, muy raro. Sinceramente, espero que el año que viene siga en el Madrid y tenga más oportunidades, me parece un tipo de medio centro que le hace mucha falta y que en el mercado hay pocos. No está muy claro qué ha pasado a lo largo del año, ha jugado poquísimo, cuando podría haber sido un recambio natural de Xabi Alonso (exigidísimo todo el año, y el único jugador del Madrid que no tiene reemplazo en su puesto) en algunos partidos, quizá saliendo desde el banquillo.

    De acuerdo con las notas, excepto quizás ponerle algo más a Callejón, que creo que ha hecho un gran papel.

    La decepción del año, y es una absoluta pena, ha sido Kaká. Es increible lo irrelevante que es actualmente un jugador ganador del balón de oro y que era una estrella en Milán.

  10. Jaime

    4 de mayo de 2012 a las 10:09 pm

    Por cierto, respecto a Sahin, no había visto un jugador colgar balones tan buenos desde hace mucho.

  11. Full Norbert

    4 de mayo de 2012 a las 10:16 pm

    Madre mía Shutter, que yo también soy del Barça, negar que este Madrid ha sido justo y merecidísimo campeón porque ha sido el más regular de todos, es negar la realidad.

  12. Nipper

    4 de mayo de 2012 a las 10:20 pm

    Negar el mérito del Madrid ahora como los del Barça antes es absurdo. A este Madrid lo ha hecho grande, lo ha hecho crecer, enfrentarse, retarse a un estratosférico Barça y viceversa. Negar lo evidente no raya en el forofismo sino en la necedad.

  13. pavel

    4 de mayo de 2012 a las 10:45 pm

    En general estoy de acuerdo, aunque le hubiese puesto un Bien a Khedira, un notable a Callejón -contribuyó muy bien en la liguilla de Champions- y un aprobado raspado a Granero -no es que jugase mal, pero al igual que Albiol o Sahin, no participaron.

  14. Manu

    4 de mayo de 2012 a las 11:14 pm

    Xabi Alonso e Higuaín (promedio goles / partido espectacular) han estado de Sobresaliente.
    Ozil y Casillas de notable.

  15. Toni

    4 de mayo de 2012 a las 11:55 pm

    Ozil ha marcado dos goles en Liga, en mi opinión no ha estado de sobresaliente y ha mostrado cierta irregularidad. Un notable estaría bien.

  16. tubilando

    5 de mayo de 2012 a las 12:49 am

    Casillas, Arbeloa, Ramos, Pepe, Marcelo, Xabi Alonso, Cristiano, Benzema, Higuaín, Kaka, Lass, Granero y Albiol. Todos estos jugadores ya estaban hace dos años, y alcanzaron los 96 puntos y los 102 goles. Más allá del rendimiento individual, creo que hay que destacar el bloque que lleva jugando desde hace algunos años. Supongo que el R.Madrid se habrá dado cuenta de que la paciencia da sus frutos. Aquel equipo de Pelegrini tuvo un enorme éxito porque era el primer año de varios jugadores y el nivel de la plantilla era inferior al de la actual.
    El R.Madrid ha jugado bastante bien al fútbol, más de lo que pueda parecer

  17. Felix 1.3

    5 de mayo de 2012 a las 1:40 am

    Quizás el problema a la hora de valorar el juego del Madrid (o de cualquier otro equipo actual) sea que se le compare siempre con el juego del mejor Barça, y evidentemente siempre sale perdiendo… ese es un grave error, salvando MUCHISIMO las distancias es como si en arte midiesemos lo que vale un artista o no (si esto es cuantificable) comparándolo con Miguel Ángel.

  18. PROTODO

    5 de mayo de 2012 a las 10:59 am

    El shuter ese..¿.Es clon de guardiola o es el propio Guardiola ?Les felicito pero…
    O se es señor o no se es y punto…O se es coherente o no se es…Guardiola no lo ha sido hasta el final ¿ porque ? porque perdio asi de simple. Y decir que el Barça es superior a este Rm y que es practicamente imbatible si no es trucando la competicion, bueno que puedo decir¿ El Chelsea truco la competicion jugando con diez durante 90 minutos y recibiendo un penalty en contra ? ya ya como dijo pepon la liga la gano franco, lo que no sabia es franquito tenia mano con platini, vaya poderio luce el calvito y esto que hace mas de 20 años que la palmo.
    En fin el mal perder…Ademas un equipo que en ataque depende casi exclusivamente del acierto de un solo jugador ( MESSI) NO SE YO SI ES TAN BUE EQUIPO.

  19. Toni

    5 de mayo de 2012 a las 11:12 am

    @tubilando:
    100% de acuerdo.
    @PROTODO:
    Franco murió hace casi 40 años, no 20 y tampoco te pongas tu a la altura del primer comentario. Que un forofo tenga esa opinión no significa que la tengamos todos. Respecto al comportamiento de Guardiola yo lo mido por el total, no por unas declaraciones concretas. Me parece hipócrita convertir una parte en un todo. Hipócrita y revanchista.

  20. Nipper

    5 de mayo de 2012 a las 12:45 pm

    http://www.todomercadoweb.es/?action=read&id=4747

    ¡¡¡Ohhhh Ángel Cappa!!! En la línea habitual de los del Rio de la Plata con el Madrid. ¿Hay algo más devaluado que un argentino o un español? Con tanto blablabláldano suelto, lo único que se les dio bien es recoger los maletines que volaban desde Barcelona y contar, contar, contar… me lo psicoanalicen ché, a ese boludo

  21. Nipper

    5 de mayo de 2012 a las 12:49 pm

    Y mira que son buenos Higuaín, Kun, Di María… pero un entrenador argentino… pisálo, pisálo.. o mejor PRISAlo, PRISAlo, Dieguitotorres, prisálo fuerte jajajaja

  22. Save

    5 de mayo de 2012 a las 1:46 pm

    No creo que el problema de Higuaín sea que Mou prefiera a Karim, sino el hecho de que cuando el equipo ha jugado los partidos más importantes de la temporada el entrenador no ha contado con él, y ello a pesar de haber temido un nivel excelente durante casi todo el año. Sobre todo tiene que doler ver que pone a un Di María completamente fuera de forma a jugar antes que tú el día en que te lo juegas todo contra el Bayern, o que cuando decide sacar a éste, antes que por ti sea por un Kaká que no deja de ser una incógnita andante. Aparte, no creo que Casillas u Özil (terriblemente irregular) se merezcan más nota que el Pipa u Pepe ( como jugador es de lo más cerdo que recuerdo, pero para mí es mejor central que Ramos).

  23. Toni

    5 de mayo de 2012 a las 3:58 pm

    Si Nipper, lo que tu digas, pero son muchos los que opinan así y no todos son ni muchos menos barcelonistas ;)

  24. Youse

    5 de mayo de 2012 a las 4:34 pm

    Cappa es un tipo que no ha hecho nada del otro mundo en su carrera como entrandor,un Apertura con Universitario,(woow) y se permite dar lecciones ha todo el mundo , Mourinho no es dios pero que venga Cappa o D’Alessandro dando lecciones tecnicas a alguien que ha ganado un porron de cosas pues como que no.

  25. Nipper

    5 de mayo de 2012 a las 5:15 pm

    #23… Ya sabes la frase: comamos mierda, cien mil millones de moscas no pueden equivocarse. ..
    En el mundo de futbol también funcionan los memes o consignas a repetir… el Madrid es pegada, nada de futbol, el Barça es posesión, toque y gol, tiene todo lo que debe ser el futbol. Bien, sin menospreciar esto último, cuando falte el gol en el segundo término de la ecuación, nos quedamos con algo muy parecido al balonmano pero sin la regla de la pasividad… Estos eruditos deben orgasmar con un partido de balonmano. Esta claro que también falla algo en el primer término, porque si además tuviesen la posesión, sería la leche… 114 de 114, ni el sumum de la excelencia el Pep Team ha conseguido eso.
    Sinceramente, cuando un equipo es el máximo goleador y el SEGUNDO menos goleado, lo de sólo pegada se me antoja un cliché.

  26. Toni

    5 de mayo de 2012 a las 5:22 pm

    Mejor balonmano que rugby (¿No, Sergio Ramos?)

  27. Toni

    5 de mayo de 2012 a las 5:24 pm

    A ver se felicita al justo ganador que es el Madrid, este año. PEro a ver si ahora por una liga que habéis ganado en el ultimo lustro vais a ser los nuevos dioses del balonpié. Este Madrid a mi no me gusta, es cuestión de opiniones. A tí no te gusta el Barça (también respetable). Luego están los tíulos, 13 de 17. Y eso no es opinable, amigo.

  28. Youse

    5 de mayo de 2012 a las 6:57 pm

    Toni
    Lo de los dioses del balonpie pues creo que por aqui ese calificativo solo ha salido de ti. Ha sido una liga en la que el Madrid a batido record de goles y pueden hacer record de puntos , al final del dia una liga es una liga , pero a mi como seguidor del Madrid me hace algo de ilusion. Al Madrid para ser lo que ha sido o seguira siendo el Barsa le queda mucho (en materia de titulos) pero todo puede ser. Se ve que hay plantilla y ambicion para intentarlo.

  29. Nipper

    5 de mayo de 2012 a las 6:58 pm

    http://www.mundodeportivo.com/20120504/opinion/http-imagenes-mundodeportivo-com-20120504-e__archivo_graphic_10_1_2_20120504_ykap04-eps-jpg_54289030454.html

    Cayé, supremo: la celebración arbitral del título en Cibeles. Aunque como dicen en uno de los comentarios no se que pintan ahí Ovrebó, Stark, los Teixeiras, Iturralde etc…

    Y en eso de que a mí no me gusta el Barça… no se de donde se saca… El Barça es una máquina de hacer futbol, ese tipo de futbol, pero es que hay más y a veces tan espectacular o más que ese tipo… no se si me explico

  30. bota

    6 de mayo de 2012 a las 8:55 pm

    Mourinho es un entrenador ególatra y cagón en los partidos grandes de eso no cabe duda pero no creo que sea un estúpido de no poner a los mejores (Como dice DTorres)…si Albiol, Sahin, Lass y Carvalho no han jugado más es porque no sirven para el Madrid así de de sencillo…si Sahin es un jugador que está recuperándose y no es capaz de jugar con dolor a lo mejor no es tan bueno…(calidad tiene de sobra).
    Creo que el error de Mou al final de temporada ha sido hacer jugar a Di Maria antes de tiempo y romper una dinámica muy buena que tenía el equipo…los empates le hicieron mucho daño a su ego porque estaba acojonado con el Barça.

    Lo del Villarato estoy totalmente de acuerdo es vergonzoso como benefician a los grandes, la liga pierde interés 4 de los últimos goles de Messi han sido de penalties (algunos no fueron ni de coña), tampoco me parece penalty el de ayer de Ronaldo porque éste agarra a Moises…

    Por cierto hay una cosa que se olvida el bayern sólo le pudo hacer gol al Madrid de un penalty (así, así)…no le veo tan claro favorito para la final..

  31. Louland

    7 de mayo de 2012 a las 12:53 pm

    Mourinho es un cagón, ese es el quid de la cuestión. Ganó Champions con Oporto e Inter jugando a lo cagón, pero este Madrid no es para jugar a lo cagón.
    En los momentos claves salió el cobarde que lleva dentro. Por eso la final de este año es Chelsea-Bayern. Y si alguien cree que ha aprendido la lección se equivoca. Fijaros en los fichajes y descartes que va a hacer este año. Fijaros bien.

  32. Cristian*

    7 de mayo de 2012 a las 1:56 pm

    Özil sobresaliente: “algo irregular, y con menos gol que la temporada anterior”, la definición sin duda de “sobresaliente” XD

    @Shutter football;
    Te puede gustar más o menos cómo juega este Madrid, y a mi personalmente no me desagrada, si bien me gusta cómo define a grandes rasgos el fútbol del Madrid Ángel Cappa, pero eso no lo hace menos fútbol ,o menos interesante, hay mucha gente aficionada al fútbol clásico inglés, y éste Madrid se parece a ese tipo de fútbol.

    @Pepón,
    Quizás deberías poner el modo hiperirónico en off!! xDD

    @PROTODO;
    Tu y Shutter tenéis mucho de lo que hablar….

    @tubilando;
    Amén!! (Y lo dice un ateo…)

    @bota;
    Todos los entrenadores tiene sus filias y fobias particulares, y ninguno es infalible; Albiol fue un jugador válido para otros entrenadores y jugando a un grandísimo nivel, algo tendrá, pero desconozco lo que le verá de bueno o de negativo su entrenador. Sahin, es un caso a parte, que absolutamente nadie entiende. Nada que decir.
    Sobre villaratos; no me gusta, pero parece que el estamento arbitral ahora quiera negar que le pueden pitar penalties a favor a Messi o al Barça dándole cualquier opción de penalty, mientras que Messi no vio que le pitaran uno solo de los muchos que le hicieron durante 1 año entero de competición…. Existen rachas, como todo, pero algunas son dignas de una temporada entera de misterios para “Expediente X”.

    EL Madrid a pesar de todo fue justo vencedor por ser más regular, y sobretodo por llegar al Camp Nou y ganar el campeonato, igual que hizo el Barça en sus 3 campeonatos anteriores.
    Los que hablan de la irregularidad de Messi, un tío que ha metido 72 goles en una temporada (y quedan 2 partidos por delante para aumentar esa cifra…) es porque acostumbrados a lo imposible, hay que ponerle peros a cualquier cosa. Nadie es absolutamente infalible, y Messi tampoco. El problema más bien es que nos han faltado los otros hombres decisivos en esos momentos clave: Villa, Pedro, Cesc, o los propios Iniesta o Xavi, algo ausentes esta temporada aunque sí los viésemos corretear sobre el verde.
    Imaginemos por un momentos si el Madrid hubiese tenido esta temporada ausentes a Higuaín (por Villa) y semiausente a Benzema (por Pedro). Di María por Iniesta (aquí igualamos rendimientos), Piqué por Pepe, Abidal por Carvalho, Aflelay por Sahin, Fontàs por Varane, Adriano por Marcelo, Lo se, es un juego absurdo, pero es una forma de reflejar en parte el bajo rendimiento en determinados momentos del Barça, y a pesar de todo ello, hemos visto a un barça que llegó a semis de Champions, a la final de Copa, y que mantuvo el pulso al Madrid en Liga hasta la jornada 35, peor a ver si CR7 podía mantener a su equipo del mismo modo que lo ha hecho Messi con el Barça antes de seguir restándole méritos al argentino por fallar ocasiones puntuales y jugándolo absolutamente todo.

  33. emedepan

    7 de mayo de 2012 a las 2:49 pm

    Ozil y Benzema han ganado tres cuartos de esta liga. Sobresalientísimos los dos. CR ha reventado porterías, sí, pero sin esos dos (y alguna aparición de Marcelo), su fútbol sería más plano que el discurso de Rajoy. Regate y tiro. Tiro. Tiro. Tiro. Contra. Tiro. Regate y tiro. Así hasta el infinito y más allá. Benzema y Ozil son los que abren las defensas cerradas y este año los dos han sacado petroleo.

  34. Marc

    9 de mayo de 2012 a las 1:59 pm

    Me parece una evaluación más que acertada, pero hay dos puntos en los que no coincido: Fabio Coentrao no merece aprobar este curso teniendo en cuenta la inversión que supuso y al jugador al que sustituía. Marcelo dio siempre un rendimiento mayor, tanto en ataque como en defensa, que es lo que se recrimina a menudo al brasileño. También es verdad que Coentrao ha sufrido mil variaciones de posición, llegando a jugar varias veces como lateral diestro. Curiosamente allí es donde hizo, para mí, su mejor partido, que fue en el 1-3 del Barça en el Bernabéu, aunque obviamente muchos aprovecharon la demarcación que tuvo para matarlos a él y al míster.
    El otro es Lass Diarra. Cualquier partido en que el francés salía de inicio acaba siendo complicado: el desorden táctico que tiene y lo fácil que ve tarjetas, desquicia al equipo, especialmente a Xabi Alonso, que se forzado a realizar también las tareas del compañero. Incluso Granero, casi condenado al ostracismo a principio de temporada, le pasó por delante

Déjanos un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>