La falta de un Plan B acaba con el Barça

No hubo ‘Iniestazo’. Ni tan siquiera hubo opción a ello. No hubo un Plan B. La confianza plena en el funcionamiento de la maquinaria hizo que el FC Barcelona despreciase la posibilidad de encontrarse en un escenario como en el que finalmente se encontró anoche. El conjunto azulgrana vio como lo que habitualmente resulta infalible e insoportable para sus rivales era repelido, no sin un encomiable esfuerzo, por parte de un Chelsea que hubo de remar contra corriente a lo largo de setenta minutos de partido y al que, en consecuencia, no se le debería restar ni un ápice de mérito.

Parece que el fútbol nos tiene reservados sus mejores guiones para las grandes ocasiones. Y la de anoche, qué duda cabe, lo era. Ocurrió de todo lo previsible y lo imprevisible. Gary Cahill y Gerard Piqué tuvieron que abandonar el campo y dejar a sus equipos descompuestos cuando apenas nos habíamos sentado en el sofá por culpa de sendas lesiones. John Terry, capitán, fue justísimamente expulsado por una agresión sin balón a Alexis. Para entonces, el Barça ya se había adelantado, y negros nubarrones se cernían sobre el futuro de los londinenses. La debacle Blue toamaba forma con el segundo barcelonista, con un gol de Iniesta que aprovechaba un regalo de Messi en forma de pase. Pero fue justo en ese punto cuando la eliminatoria dio un giro radical e inesperado.

Cuando el campo parecía cada vez más inclinado hacia el lado visitante, Frank Lampard, eterno, se sacó de esa manga con la que solo parecen contar los superdotados para esto de la pelotita un descomunal servicio para Ramires. Un pase de esos que encogen el corazón de varios millones de personas a la vez. Uno de esos pases que siempre van acompañados de un silencio ensordecedor. Porque todo el mundo intuye en lo que puede devenir. Y así fue. El centrocampista brasileño seleccionó la máxima potencia para trazar la diagonal y ajustó la sensibilidad de su pierna derecha para sobrepasar con un golpeo magistral la salida de Víctor Valdés. 2-1. Un escenario radicalmente diferente al esperado.

Es de suponer que el gol de Ramires mitigaría los gritos y reproches del vestuario londinense hacia su capitán en el descanso y suavizaría la tensión. El caso es que la segunda parte dio de sí más o menos lo que se esperaba de ella. Un asedio continuo y tedioso sobre la portería de Cech, un Chelsea acumulando méritos defensivos frente a la ofensiva azulgrana y un requiebro del guión que añadió el toque de dramatismo que todo desenlace terrible requiere. Apenas arrancado el segundo acto, Drogba cometía penalti sobre Fàbregas al zancadillear la carrera del catalán dentro del área. Messi, confiado, arrancó su carrera hacia un punto de penalti que previamente había recibido los cariños de Ivanovic… y proyectó el balón hacia el larguero de la portería londinense. Fue como una pedrada contra un cristal para la moral del astro argentino, que no dejó de intentarlo en los minutos restantes del asedio pero que acabó reventando sus oportunidades una y otra vez frente a la doble línea defensiva dispuesta por Roberto Di Matteo frente a su propia área.

El transcurrir de los minutos dejó sobradamente de manifiesto que al Barça no se le había planteado la posibilidad de tener que recurrir a un plan alternativo al previsto. Las oportunidades, salvo un par de ellas, ni siquiera eran claras y evidentes. Y apareció la ansiedad, un invitado sorpresa, alguien que no suele ser habitual en los convites barcelonistas.

La narración tuvo un final cruel. Un epitafio inesperado y efectista. En un acto de justicia poética, Fernando Torres, que había sustituido a un desfondado Drogba, agarró un balón en la medular. Para cuando la cámara, volcada hacia la portería de Cech, tomó el plano del fuenlabreño, muchos habíamos intuido ya que entre su carrera y la portería de Valdés no aguardaba ningún barcelonista. Todo el equipo estaba volcado al ataque. Torres, etiquetado y ajusticiado desde hace meses, se plantó ante el de L’Hospitalet, quebró a su derecha y sobrepasó la alargada figura del meta barcelonista para, a puerta vacía, derramar toda la crueldad de la eliminación sobre la grada azulgrana. Lo que en principio iba camino de ser una adiós inesperado, o no tanto, a la cita muniquesa acabó convertido en una sangrante eliminación. Debe ahora el barcelonismo decidir si, amén de la eliminación, supone un punto de inflexión para su equipo.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

32 Comments

  1. emedepan

    25 de abril de 2012 a las 11:03 am

    Que cruel fue lo de ayer. Dos goles en el 45 y a casa. El penalti fallado hundió al equipo y a Messi (que viene a ser lo mismo). Como contra el Inter, se me queda sensación de que dejaron escapar demasiados minutos en transiciones que no llevaban a nada. Chutes, regates… Cuando están tan cerrados, hay que probar de entrar a lo bestia, buscar rebotes, lo que sea. Al final se escapa el tiempo buscando el hueco de lado a lado.

    Pero bueno, la mayoría de aficionados nos sentimos orgullosos de este Barça. Y en el fondo, por partidos como el de ayer me gusta tanto este deporte. Podemos sacar unas cuantas buenas historias para recordar y contar: Piqué vuelve y acaba en el hospital, Terry agranda su leyenda de bad boy, el genio falla lo más fácil y se humaniza, la afición del Barça cambia el chip… Más allá de títulos, me quedo con eso.

  2. Hiperión

    25 de abril de 2012 a las 11:12 am

    Mucha gente dice que el resultado de ayer fue injusto. No estoy de acuerdo. El CHelsea fue mejor haciendo su fútbol (que es muy pobre) que el Barcelona haciendo el suyo.
    Cuando en los 3 partidos claves de la temporada sólo te hacen 5 ocasiones pero te meten las 5, es natural que lo pierdas todo. Y creo que eso es más o menos algo irrebatible.
    El Barça lleva ya un año tonteando, con bajas totales (Villa y Abidal), parciales (Iniesta, Piqué y Xavi a bajo rendimiento en periodos relativamente amplios de la temporada) y puntuales (Messi en los tres partidos claves de la temporada). Pero cualquiera le discute el mérito a este equipo que ha llegado al penúltimo escalón en todas las competiciones disputadas y que ha ganado Supercopa de Europa y española este año.
    No comparto la opinión de que el Madrid batió finalmente al mejor Barça de la historia. Este Barça no es el mejor Barça de la historia. Lo era el del año pasado y lo era el del anterior y dudo seriamente que este Madrid (que tampoco es que esté para tirar cohetes) hubiese batido al Barça del año pasado o al del anterior. Lo que no se puede esperar de un equipo es que esté arriba siempre. Es totalmente imposible. El futbol es un deporte jugado por seres humanos y anoche Messi demostró ese factor humano. Cualquiera le pide explicaciones después de la temporada que ha hecho, tirando de un equipo que ha jugado al ralentí la mayor parte del año.
    Del mismo modo me parecen también patéticas las declaraciones de aquellos «periodistas» de medio pelo que hablan de fin de ciclo. ¿Se hablará también de fin de ciclo madridista si el Real cae eliminado esta noche? En fin, es que hay que aguantar cada chorrada…

  3. @albertoaira

    25 de abril de 2012 a las 12:14 pm

    ¿Plan B? ¿para que quieres un plan B si el plan A funciona?

    El Barça tuvo ocasiones de sobra para ganar y golear en los 180 minutos, una pena que sólo consiguiera enchufar dos. Pero todos vimos como el Plan A o también llamado «EL FÚTBOL» funcionaba.

    Me sabe mal, porque este Barça es irrepetible por juego, comportamiento, hinchada… y se merece lo mejor. Es triste que un equipo con las posibilidades ecónomicas del Chelsea quede reducido a jugar con un 9-0-1. Y aún así, se lleve el premio gordo.
    Sinceramente el fútbol le debe una al Barça, esta vez sí.

  4. NobTetsujin

    25 de abril de 2012 a las 12:21 pm

    ¿Plan B? Con el plan A se ha conseguido un éxito sin precedentes y las alabanzas del mundo entero. Ayer se atacó, se intentó de todas las maneras y no se consiguió, porque no siempre se puede ganar. ¿Cuál hubiese sido un plan B? Como dice Perarnau, con este estilo, hasta el final, y si se cae, pues hasta ahí hemos llegado. Y si el penalti hubiese ido centímetros más abajo, nadie hablaría de esto.

  5. Ferran

    25 de abril de 2012 a las 12:22 pm

    Ahora se ve que el mejor equipo de la historia debe cambiar su forma de jugar… en lugar de analizar porqué el Barça de los últimos 3 partidos no ha rendido (estado de forma de los cracks, bajas importantes quizá?), o incluso un poco de mala suerte (más palos que el Chelsea chutes a puerte en los 180 minutos!!!!
    Y otro tema, puede ser Chelsea finalista merecido por meterla y el Barça no, pero esperaría un poco de análisis más allá del resultado, qué decepción, sois diarios de fútbol o diarias de resultado? Qué opinais del juego planteado por este sucio y asqueroso Chelsea durante 180 minutos? Ni un comentario…

  6. Maese Orangutan

    25 de abril de 2012 a las 12:23 pm

    De todos modos, en estos casos yo siempre pienso en la mala suerte que hemos tenido siempre los culés. Es cierto que el Chelsea utilizó muy bien sus armas y el Barça no supo rematar el asedio con ocasiones claras de gol, pero chico, al final te vas con la sensación de que si hubiese entrado alguno de los cuatro balones al palo que ha habido en la eliminatoria, ni fin de ciclo ni gaitas. Con los jugadores clave en baja forma o lesionados, nos meten dos goles en tres ocasiones (el de Torres no le cuento), un penalty fallado… Lo decía ayer Onésimo, que muy bien el Chelsea, pero que para ganar así también necesitas mucha suerte, y cuando se reparte la suerte en el fútbol al Barça siempre le pillan haciendo pis.

    Por otra parte, me sorprendió y me agradó mucho la reacción del público del Camp Nou con el gol de Torres. Muchos culés, entre los que en ocasiones me incluyo, deberíamos aprender de la afición que vimos ayer.

  7. Borja Barba

    25 de abril de 2012 a las 12:29 pm

    #3 y #4

    ¿Que el Plan A funciona? Funcionó ayer?
    Pregunto, vaya… que igual consideráis que sí…

    Ceñir la derrota a la mala suerte me parece un argumento demasiado insípido. Sobre todo cuando hablamos del mejor equipo de la historia.

  8. Wasky

    25 de abril de 2012 a las 12:35 pm

    #3 Cometes el error común en mucho Barcelonistas. 1) Quitar merito al Empate del Chelsea diciendo que un equipo no puede jugar con un 9-0-1. Puede jugar, y jugando asi el Chelsea ha empatado al Barça y el Madrid le ha ganado. 2) El Barça se merece todo lo que se puede merecer un equipo que trabaje, que tenga buena hinchada y la suerte del vencedor. Aunque el juego del Barça sea «irrepetible» eso no le da ningún derecho a ser mejor juego que meter el autobus debajo de la portería y rascar el empate que el Chelsea, por ejemplo, necesitaba para pasar. Los dos modos de juego serán más o menos practicados, pero son validos y prácticos. 3) Lo que se cuestiona a este Barça, y con mucha razón, es la falta de recursos ofensivos más alla de las paredes y las genialidades de sus jugadores. Creo que todos coincidimos que el Barça hace un futbol más o menos atractivo y mantiene la posesión y el balón en campo rival. Sin embargo, creo que es un equipo que ha agotado sus recursos por repetición. No ha habido una renovación en el equipo. Es de agradecer la participación de los canteranos para rellenar la plantilla, pero creo que no sirven, por mucho que participen en una jugada de gol de Messi o marquen a pase de la muerte de Xavi, para jugar contra un rival como el Madrid el otro dia o el Chelsea ayer. Tello no tiene nivel para ser el Primer cambio. Cuenca no es ni una pequeña parte de lo que es Villa o Alexis y se echa enormemente en falta un, y no lo digo por fastidiar, Eto´o, Ibrahimovic, Llorente, Villa. Un 9.

    En resumen, el plan A no funciona siempre, ayer se vio. Es facil controlar un partido en el que el rival se defiende, pero es dificil hacer ocasiones por abajo y entrando por el centro hasta la cocina o centrando bajo porque no tienes rematadores aereos. El error es creer que por controlar un partido lo tienes ganado y que no hacen falta alternativas. Como digo, si tienes un Messi, Iniesta inspirados, igual te hacen el gol que necesitas, pero si no es su dia, agarrate los machos que no entra ni un balón.

  9. NobTetsujin

    25 de abril de 2012 a las 12:46 pm

    No, Borja, ayer no funcionó. No se le puede achacar todo a la mala suerte, pero tampoco se puede negar que jugó un papel muy importante en el resultado de la eliminatoria. No es normal que se te acumulen los palos, fallos en penaltis, la lesión en un jugador que pintaba clave para el partido… Yo achaco el problema más al estado físico y mental de los jugadores, que al sistema. Veo problemas de concentración, también. Veo que al mejor jugador del equipo en un cierto bache (por cierto, que hace poco se tuvo que ausentar por un problema médico, puede tener algo que ver). Ayer no se pudo sacar el partido adelante, no hay más, pero no veo que plan B hay a asediar constantemente el área rival, defendida por 9 jugadores. Este estilo ha dado muchos triunfos, pero, simplemente, no se puede ganar siempre.

  10. @miguelbuke

    25 de abril de 2012 a las 1:01 pm

    Tanto obligar a los rivales a amoldarse a su juego, a Guardiola se le olvidó que a veces él también necesita amoldarse al juego defensivo que le proponen. Eso es el Plan B.

  11. Marc

    25 de abril de 2012 a las 1:17 pm

    El fútbol propuesto por el chelsea/inter es rácano y lamentable. Puede que fuera la única cosa que pudieran hacer, pero igual que lo cortés no quita lo valiente… lo pragmático no quita lo cobarde.

    Yo achaco un 80% de la eliminación a la suerte, y un 20% al juego del barça. No sé qué problema hay en culpar a la mala suerte de que el barça no llegase a la final, es una parte más del juego, como la pelota , el portero o el árbitro.

    Firmaría ya mismo volver a jugar contra el chelsea el año que viene, jugar con los mismo jugadores, y con el mismo estilo. Se puede ganar o perder, pero hay modos y modos.

  12. @albertoaira

    25 de abril de 2012 a las 1:36 pm

    Yo sigo pensando que funcionó.

    Me baso en el número de ocasiones; entre los dos partidos hicieron un buen número de ellas, un penalty fallado, palos, paradones de Cech y… dos goles. De verdad, no han sido ocasiones tan estériles, o por lo menos a mi parecer, ¿eh?

    No sé, me deja peor sabor de boca que el Chelsea jugando de esa manera esté en la final de la CL. Supongo que son cosas del fútbol, ¿no?

  13. Teje

    25 de abril de 2012 a las 2:08 pm

    Opino como la mayoría en este post, o como lo hacía ayer Juanma Lillo: «el Plan A del Barcelona es tan bueno, grande y complejo, que engloba en sí mismo un plan b, c, d, e, f…». Totalmente de acuerdo.

    Y el factor suerte es tremendamente insípido, pero es inevitable acudir a él cuando se dan casos tan flagrantes como el de esta eliminatoria. Yo tenía un profesor de preparación física que después de tratar de explicarnos conceptos y forma de trabajar bien la fuerza resistencia, máxima, intervalos aeróbicos, anaeróbicos, ciclos, mesociclos, periodos, etc., se apresuraba en recordarnos; «no olvidéis que a pesar de vuestro trabajo, todo depende de que la pelotita entre. Si la pelotita entra, vuestro trabajo será recordado. Sino no». Y más razón que un santo macho.

    A la derrota de ayer todos nos apresuramos a buscarla mil y una excusas y justificaciones, cuando a veces todo se resume a la simpleza de que «la pelotita entre». A mi, personalmente, me jode muchísimo cuando la suerte es tan incomprensible y determinante en una eliminatoria como la de ayer. Porque creo que a la larga siempre acaba encontrando a quién más la busca.

  14. barrumbas

    25 de abril de 2012 a las 2:20 pm

    Digo yo que no meter ni un gol en 45′ contra 10, es para hacérselo mirar. Con Torres de lateral izquierdo señores.
    No podemos felicitarnos por ganar la Champions de la posesión y el juego bonito, sinceramente si fuera un aficionado neutral me parecería soporífero encontrarme en el minuto 85 de una semifinal de Champions y encontrarme al Barça moviendo el balón de un lado a otro, sin mirar a portería. Mucha bicicleta, intentos de paredes con taconazos, «gilicorners», filigranas y todo lo que queráis, pero apenas hubo tiros a puerta, por no decir lejanos. Mascherano fue el único que a mi entender, captó la idea de ser algo más directo (un par de disparos lejanos). En ese mar de piernas quizá hubieramos tenido algo de la suerte que otros dicen que nos fue tan esquiva. La suerte se busca señores. Este no es mi Barça.
    No se puede ir siempre con el Plan A. La grandeza de un equipo debe estar también en saber adaptarse… No se ustedes, pero yo nunca intento ligar de la misma manera a todas las mujeres… Si no me iría peor de lo que me va. Por la misma razón nunca liga el más guapo.
    Ni siempre gana el mejor equipo.

  15. ElDiez

    25 de abril de 2012 a las 3:08 pm

    El Barcelona hizo lo suficiente en ataque como para haberse llevado la eliminatoria fácilmente, a pesar de que muchos jugadores no estén en su mejor momento y de que hubiese fallado un penal y varias ocasiones en la ida y en la vuelta con palos incluidos.
    Lo que no puedo entender es que ayer con la eliminatoria ganada 2-0, y el Chelsea con uno menos, Ramires se te plante solo delante de Valdés y te haga un gol. El Barcelona no supo jugar con el resultado y por eso perdió. En vez de recomponer una defensa de cuatro para protegerse de las contras, y obligarles a que salieran un poco ellos que tenían que marcar, el Barça siguió con todos los jugadores arriba aún sabiendo que no le estaba siendo fácil encontrar huecos, y permitiendo opciones aisladas. Más le valía haber cedido unos metros de campo cuando no tuvieran el balón, y que el Chelsea se desgastara un poco en ataque (no sólo en defensa) y cogerlo de paso descolocado.

  16. Luiss

    25 de abril de 2012 a las 3:18 pm

    Pasada la eliminatoria para mi el prioblema del barça estuvo en que no domino las dos areas , muchas veces nos olvidamos de que esto era unas semis y la gente parece que el barça tendria que tener 50 ocasiones , pues no , hay un gran rival y creo que el barça entre los dos partido creo muchas ocasiones , 4 palos , un penalty fallado , varios manos a manos con el portero , pues bien , el barça no fue deicisivo en area del chelsea y los palos ,los fallos de cara gol y las paradas de cech fueron una de las claves del partido. Tampoco fue decisivo en su area el chelsea tiro 4 veces a porteria en la eliminatoria y metio 3 goles , algo falla cundo un rival casi sin atacar mete 3 goles en 2 partidos , valdes solo para un tiro en toda la eliminatoria y fue un disparo desde el medio campo , para mi vuelve a fallar en el primer gol quedandose a media salida , otros años hacia milagros en partidos decisivos pero este año en los 3 partidos decisivos se le ha visto nervioso y sin hacer ninguna parada de esas que valen partidos .

    A parte de la suerte y de los fallos de cara gol de los azulgranas para mi el equipo no ha llegado bien a los partidos mas importantes del año , su trio de centrocampistas (xavi,iniesta,cesc) estan en muy baja forma y eso hace que el juego del barça se mas lento y facil de defender y ademas le sumamos a un messi humano fallando un par de manos a manos que no suele fallar y un penal que pudo ser decisivo . Lo unico cierto es que solo Alexis se le veia con chispa y magia mientras el resto se les veia cansados .

    Aunque para mi la eliminatoria no esta en la mala suerte , en los fallos de cara a gol , en la mala forma del medicampo blaugrana , con todos estos lastres el barça podria haber pasado perfectamente si no es por dos jugadas donde se mostraron muy pardillos , es dificil de entender como un equipo con tantos partidos importanes a sus espaldas puede conceder los dos goles que concedio tanta en el descuento de la primera parte de la ida como en el de la vuelta , no te pueden coger en contras y con la defensa descolocada a falta de unos segundos para irte al descaso y mas cuando el resultado que hay en el marcador te es favorable , el de ayer con un chelsea perdido en el campo es para matarlos .
    Una lastima para el barça , ya que no todos los años tienes equipo para ser claro favorito para ganar la champions y estas oportunidades no se pueden desaprovechar .

    En el tema fisico , el año pasado ya el barça dio un bajo al final , en el famoso rally de los clasicos se vio al equipo algo cansado aunque todo quedo olvidado por que se llego a la final , pero lo cierto es que tambien acabo mal fisicamente el equipo el año , Pep y su equipo se tendran que plantear la preparacion y por que no tener una plantilla mas larga , a toro pasado , quizas al barça le ha venido muy mal el tener que luchar la liga por los tropiezos del madrid mientras podria haber ido rotando mucho mas , el barça ha tenido muchas lesiones y bajas formas esta temporada por lo que quizas se tendrian que haber centrado en los partidos de champions desde que el madrid tuvo los 10 puntos de ventaja .

  17. Carlos

    25 de abril de 2012 a las 3:38 pm

    El Barça,sin plan B, C ó Z…

    Y la megalomanía…
    Y Narciso se murio mirando a su reflejo…

  18. elhijoderomario

    25 de abril de 2012 a las 4:39 pm

    Me gustaría ver a muchos de los supuestos grandes equipos del mundo ante cerrojazos como los que se le plantea al Barça. ¿Qué debería haber alguna alternativa?. Es posible. Sin ella el Barça ha aplastado (si, digo aplastado) a la mayoría de sus rivales y sin ella a veces ha perdido encuentros clave, eso sí, con el rival achicando agua a marchas forzadas. Totalmente encomiable esa ética del trabajo. La misma que tendrá Michael Bay cuando dirigió Transformers, y todos nos tiraríamos de los pelos si ganase el Oscar por ello. Lo que han hecho equipos como el Inter y el Chelsea (y no sólo contra sus máximos rivales) en los 80 y en los 90 tenía un nombre y servía para que los equipos de cierto país llenasen sus vitrinas de títulos. No lo compraba de aquellas ni pienso comprarlo ahora, y por supuesto, todo el mundo lo criticaba, cosa que ahora parece no suceder. Vuelvo a repetir, muy respetable, pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre.
    Y con esto no digo ni que el Barcelona sea perfecto ( al margen de su acierto, lo imperdonable son 2 despistes defensivos que no se pueden tener a ese nivel) ni que su estilo de juego sea el único válido ni el único que se pueda decir que es fútbol, pero es que el Levante el otro día propuso mucho más que este Chelsea.

    No se puede ganar siempre, y lo que define a un gran equipo no sólo es su manera de ganar, sino como actúa en el momento de perder, y ayer el Barça perdió, sí, pero perdió de cara. Si en la vida a uno ya le dejan tener pocos ideales, no voy a renunciar a los del fútbol.

  19. elhijoderomario

    25 de abril de 2012 a las 4:54 pm

    Un buen análisis que creo que complementa lo expuesto en los de esta página y que explica muchas cosas que a mi se me quedan en el tintero por incapacidad 🙂

    Texto visible

  20. Youse

    25 de abril de 2012 a las 5:00 pm

    elhijoderomar
    Esto eran las semi finales de la Champions , aqui no vale la cantinela de que te salga Pep al final del partido a felicitar al Chelsea despues de haber jugado al ataque y palmado escandalosamente. En estos partidos lo unico que importa es ganar que demasiado hay en juego.

  21. elhijoderomario

    25 de abril de 2012 a las 5:14 pm

    Youse

    Muy respetable lo que dices, pero no lo comparto. La forma de jugar del Barcelona no es infalible y se puede mejorar, pero se ha demostrado que es el camino válido para el equipo, y se gane o se pierda, se debe jugar así. Ojo, mejorando, pero esa es la manera. Como dije, otros lo verán de otra manera, y sus razones tendrán, pero yo sé que equipos guardo en el recuerdo, cuáles no, y la razón por la que lo hago. Y creo sinceramente que de esta semana fatídica el Barcelona va a sacar lecciones muy importantes para el futuro. Ayer el público pusó la primera piedra para ello al final del partido.

    Un saludo.

    PD creo que Marti Perarnau lo explica muchísimo mejor de lo que yo puedo hacerlo en el enlace que puse antes.

  22. Youse

    25 de abril de 2012 a las 5:22 pm

    elhijoderomario

    Nadie dice que el Barsa tenga que cambiar de estilo, de echo es innegable que debido a su estilo el Barsa ha ganado una cantidad de titulos increible y sera recordado por sus titulos y estilo.Ahora bien yo me refiero a que en momentos puntuales igual el Barsa deberia tener un a alternativa , como paso ayer minuto 70 y sin abrir la lata pues intentemos otra cosa un futbol mas directo o menos transiciones.

  23. NobTetsujin

    25 de abril de 2012 a las 5:33 pm

    elhijoderomario Lo que dices de los equipos del cerrojazo es bastante cierto, como dice un amigo, estoy esperando a que España se encuentre equipos así en la Eurocopa, a ver que se dice de ellos.

    Youse No todo lo que importa es ganar. Tal como estaba anoche el partido, un fútbol «más directo» no hubiese supuesto una gran incidencia. O si, quien sabe. Con lo que yo me quedo es con que, con ese plan A tan malo contra equipos de cerrojazo, se estuvo a una pizca de suerte y algo más de concentración de superar la eliminatoria.

  24. allr

    25 de abril de 2012 a las 6:19 pm

    No se porque se critica tanto como jugó el Barcelona, que no tuviera «plan B», y se justifica tanto el juego del Chelsea. Los 2 tienen el mismo derecho a jugar como quieran, como mejor piensen que les viene. Esta vez le ha salido bien al Chelsea, pero creo que viendo la forma de jugar de los 2 es más facil que el Barcelona llegue a la próxima final de la Champions que el Chelsea. Y eso es con lo que me quedo, que mi equipo creo que tiene el juego suficiente como para aspirar siempre a ganar títulos y no se tiene que encomendar a todos los santos para hacerlo de vez en cuando.

  25. ñask

    25 de abril de 2012 a las 7:22 pm

    Después de ir ganando 2-0 y el rival con un jugador menos, lo que Guardiola no debio es pedir que sigan presionando con la misma intensidad, si el trabajo duro ya lo has hecho no te expongas a que te monten un contra ataque contra una defensa de 3, donde masquerano pierde el sitio y las bandas no están cubriendo su puesto. Por ahí se colo ramires y por ahi se escapa la eliminatoria del barsa. El plan A funciono hasta el 2-0 pero considero que una vez teniendo la calcificación amarrada hay que ser un poco mas inteligente y tocar y marear la bola como solo el barsa sabe hacerlo… no ir a la desesperada a marcar un tercer gol. Hubiera vuelto a una defensa de 4 momentanea incrustando a busquets y luego hubiera cambiado a Cuenca o Alexis por Keita.

  26. Diego L.

    25 de abril de 2012 a las 8:29 pm

    Estas caídas iban a llegar tarde o temprano, en esta temporada o en la siguiente. Ningún equipo (excepto el Madrid de las 5 copas, pero eran otros tiempos) ha logrado mantenerse en el olimpo por mas de 3 años y por muy bueno que sea este Barcelona no iba a ser la excepción.
    Las razones de este fracaso son evidentes y ya las han mencionado: cansancio físico (antes corrían en promedio unos 10-15 km más) y mental, las lesiones y la baja forma de los jugadores, algunos errores tácticos de Pep. Pero estos ya se veían venir después de 4 años al máximo; si estás agotado en uno de estos aspectos, eventualmente cometerás errores.
    Yo estoy en total desacuerdo con algunos cuando dicen que el factor suerte ha jugado bastante, suerte puede pasar en 1 o 2 partidos alejados, pero la falta de puntería al Barcelona le ha pasado VARIAS VECES esta temporada; señores hay que hacer un poco de memoria.
    Sobre el plan B, el estilo de juego del Barcelona es su bendición a la vez su castigo. Varios piden un 9 de área, bueno para ser un 9 en el Barza tienes que ser un jugador de primer nivel, y díganme ¿Que 9 de primer nivel esta dispuesto a jugar tan pocos minutos en este equipo? Mientras juegues con un Messi de 9 y medio no queda otra opción a menos que tengas a tus dos extremos muy finos (como en la temporada pasada) o por arte de magia te encuentres a otro Eto’o. Eso sí, se debería apostar un poco mas por los tiros lejanos, hay que buscar o formar jugadores con esa característica.

  27. Toni

    25 de abril de 2012 a las 10:07 pm

    Para mí el análisis más brillante (aunque no tan bien escrito) es el del comentario 2. No se pueden encajar las 5 únicas oportunidades que te hacen en los 3 partidos más importantes del año. No hace falta decir mucho más.

  28. Cristian*

    26 de abril de 2012 a las 11:18 am

    @ Diego L,

    El Barça tiene muy buenos tiradores de media distancia, el problema es que por estilo de juego, es muy raro verles acometiendo esos disparos. En ese sentido, Rikjaard era más partidario de disparar desde fuera del área, y Touré, Rafa, Deco, Ronaldinho y alguno más, solían intentarlo de vez en cuando. Éste equipo cuenta con Villa y Aflelay (lesionados), Pedro (en baja forma), Cesc, y Keita no es un especialista, pero tiene un buen zambobazo. Alexis tampoco es cojo ne esa faceta, y Messi menos, pero su obsesión por le juego interior hace que muchas veces olviden otras facetas como el tirpo exterior del que pueden abusar Di María o CR7 en el Madrid, y digo abusar porque creo que unos pecan por exceso y otros por defecto.

  29. Pingback: Cinco dardos sobre la eliminación madridista » Diarios de Futbol

  30. Marcel

    26 de abril de 2012 a las 1:49 pm

    Para mí buena culpa de este final de temporada la tiene Guardiola y su empeño por tener una plantilla corta para darle más oportunidades a los jóvenes de la cantera. Yo soy el primero que se alegra al ver la cantidad de canteranos presentes en el primer equipo, pero una semifinal de Champions en la que hay que remontar un resultado no son partidos para un Cuenca o un Tello (sin desmerecerlos y ojalá que en unos 3 años sean figuras del club). Me hace pensar en aquellas dos últimas plantillas de Cruyff en donde parecía que él mismo creía que el sistema era tan bueno que funcionaría sin importar los jugadores. Y lesiones serias solo hemos tenido dos y la enfermedad de Abidal, así que realmente estábamos con lo justo al iniciar la temporada.

    Por otro lado, en cuanto al plan A, B o Z, nadie acá está pidiendo que el Barcelona cambie radicalmente su forma de encarar un partido ante un equipo que renuncia completamente al ataque; pero si ves que quedan 15 o 20 minutos y el gol no llega, empieza a rematar de cualquier lado y capaz que la tan mentada suerte te favorece con un rebote. ¿O es que fue más digno ese final con el Barça paseando el balón de forma horizontal e intrascendente?

  31. Fernando

    26 de abril de 2012 a las 5:36 pm

    Creo que este Barça no debe caer en el error de pensar que la eliminación
    en Champions y la derrota en Liga contra el Madrid son fruto de la
    mala suerte o de la injusticia. Precisamente una de las cosas que hacen grande
    a este equipo es jugar asumiendo la total responsabilidad de lo que ocurre en el terreno de juego.
    El Barça quiere dominar el balón y con él todo lo que ocurra en el partido.
    La mala suerte, los errores arbitrales (a favor o en contra), los fallos puntuales,
    en definitiva, cualquier elemento externo que no es controlable por el jugador
    pasan a un segundo plano. Ahí está lo insólito de este Barça, y ahí está
    la razón por la que este equipo es el mejor de los que yo haya visto jamás.
    El Barça juega para que esos detalles puntuales, que para otros entrenadores
    son claves y los culpables de todo, no sean tan importantes.
    Pero esa responsabilidad hay que asumirla en el éxito y en el fracaso.
    Otra gran virtud del Barça es aceptar la derrota como un hecho natural
    del juego. Hasta ahora, los pocos fracasos que ha sufrido Guardiola (Inter, Copa del Rey contra
    el Real Madrid) han servido para que el equipo creciera. Saben aprender de sus errores.
    Pero para ello es clave aceptar los errores como causa del fracaso, no eludirlos.

    Esta temporada, a nivel general, el Barça ha jugado tan bien como las anteriores, ha conseguido
    tantos goles, tantas victorias y tantos puntos como años atrás. Pero algo ha fallado
    en momentos importantes. En Liga, es evidente que el equipo perdió muchos puntos
    por la relajación en momentos claves del partido. No es que jueguen relajados los 90 minutos,
    es que basta que se relajen un segundo para que el rival lo aproveche. El Barça
    se ha ganado el privilegio de conseguir condicionar el juego del equipo contrario.
    Pero son tres años y medio de éxito a la vista de todos. Los entrenadores rivales
    saben que sólo les queda encerrarse y aprovechar cualquier segundo de despiste azulgrana.
    Y este año lo han conseguido muchas veces. No es mala suerte que te hagan un gol
    con una sola ocasión, es que el juego del Barça obliga al contrario a ir a muerte en la única
    opción que tengan. No hay que culpar a los rivales de jugar así, el Barça es también responsable de ello. No hay equipo capaz de disputarle la pelota al Barça. Eso es una buena y una mala noticia.
    Ser únicos, los mejores, puede ser también un problema al que hay que buscar solución.
    Uno llega a la cima y después de un tiempo, se siente solo y todos se unen en tu contra.

    Tras la derrota en Pamplona, pareció que el equipo se dio cuenta de eso y lo arreglaron.
    Pero en los partidos clave de la temporada han vuelto a caer en el mismo error.
    Sólo así se explican los goles del Chelsea justo antes del descanso, sobre todo
    el de Ramires. 2-0, con uno más, a punto de ir a descansar y afrontar la segunda parte
    con muchas opciones de golear. Sólo un segundo de relajación y zas, adiós a la final.
    Y el segundo gol de Cristiano tras el empate.
    Fallar un penalti, tirar a los palos, etc, son cosas que no se pueden controlar, pero
    la concentración sí.
    Espero que siga Guardiola porque sé que de este mal momento aprenderán mucho
    y el año que viene sabrán que no se pueden conformar con la posesión, los tiros
    a puerta y las ocasiones. Es lo bonito del fútbol, que nunca se acaba de conquistar del todo,
    siempre queda algo más por conseguir.

  32. ramon

    28 de abril de 2012 a las 10:00 pm

    Cuando el campo parecía cada vez más inclinado hacia el lado visitante, Frank Lampard, eterno, se sacó de esa manga con la que solo parecen contar los superdotados para esto de la pelotita un descomunal servicio para Ramires. Un pase de esos que encogen el corazón de varios millones de personas a la vez. Uno de esos pases que siempre van acompañados de un silencio ensordecedor. Porque todo el mundo intuye en lo que puede devenir. Y así fue. El centrocampista brasileño seleccionó la máxima potencia para trazar la diagonal y ajustó la sensibilidad de su pierna derecha para sobrepasar con un golpeo magistral la salida de Víctor Valdés. 2-1. Un escenario radicalmente diferente al esperado.

    SUBLIME PARRAFO!!! ESTO ES ESCRIBIR, CON MAYUSCULAS