Alexis Sánchez, primer nivel

El de anoche en Zaragoza fue uno de los encuentros más incómodos que ha afrontado el Barcelona en los últimos tiempos. No tanto en la peligrosidad del resultado -aunque estuvieron a un gol de alcance durante la mayor parte del encuentro los maños apenas crearon ocasiones-, sino en la imposibilidad de desarrollar su fútbol preferido. Con la salida de Sergio Busquets en el segundo tiempo los azulgranas mejoraron el control del juego, si bien esto se produjo con el Zaragoza con uno menos y los esfuerzos gastados en la sobreexcitación del primer tiempo. No estaba Busquets en el inicio, tampoco Xavi e Iniesta, la medular ideal sentada en el banquillo. Puede que una de las razones de la escasa paciencia azulgrana, que cayó en la trampa de su oponente y se adhirió al ritmo frenético de los locales fuera la ausencia del trio de centrocampistas. Quizás con ellos en el campo el Barcelona se hubiera comportado de otra manera durante los cuarenta y cinco primeros minutos. Es posible, pero no podemos afirmarlo con seguridad.

Si el Zaragoza quería sumar la única táctica posible era la que escogió. Presión ahogante sobre el balón des del segundo uno, presión exagerada sobre el cuarteto arbitral y ataque más por latido del corazón que por otra cosa. Al conjunto de Manolo Jiménez le funcionó el estratagema y consiguió que su propuesta preponderara. Pudo irse a los vestidores por delante de no ser por el error Roberto en el tanto de Puyol y la inspiración de Messi unos minutos después, que puso tan nervioso a Da Silva que el zaguero se regateó a él mismo mientras el argentino acomodaba el balón a su zurda. Dos acciones casi consecutivas del Barcelona que llegaron a contracorriente de su naturaleza, por empeño y no por combinación. Los azulgrana perdieron el rumbo habitual, precipitados en el pase y repetidamente buscando balones largos a la espalda de la defensa, con el cuero más tiempo en campo propio que en el rival. Fueron sometidos al tipo de partido que quería el Zaragoza, que ejecutó su plan de forma excelente. Incluso con Xavi, Iniesta y Busquets, el partido hubiera sido difícil de masticar. Al Barcelona se le nublaron las ideas, le faltó un punto de pausa, pero competitivamente no se le puede cuestionar absolutamente nada. No se arrugaron e igualaron en intensidad a un rival exasperado. En una situación plenamente incómoda sacaron el encuentro adelante.

En este tipo de partidos, más físicos que técnicos, con más garra y astucia que visión de juego, Alexis Sánchez tiene un papel fundamental. Aún no se ha acoplado perfectamente al juego de posesión barcelonista. Le cuesta escoger bien el sentido que debe tomar la jugada. No lo hace mal, pero solo correctamente, que resulta menos que el constante excelente de sus compañeros, impregnados del método hace años. Anoche tuvo un papel protagonista porque el partido invitaba a ello. Sacó de quicio -y del encuentro- a su par, Abraham, que vio la segunda amarilla al derribarle, asistió a Messi en el segundo tanto, el que desequilibraba, y fue partícipe de las ocasiones más peligrosas del Barcelona. Tras Messi, que está en otro mundo, fue el segundo actor más importante.

Hagamos un pequeño experimento. Situémonos en el descanso de cualquier partido. O mejor, para aumentar la tensión, en la final de la Champions League. Si Guardiola necesita un especialista en el desborde, o en el juego interior partiendo del extremo, usará a Isaac Cuenca, como hizo ante el Milan. Si quiere romper el partido al contragolpe se ayudará de Cristian Tello, uno de los futbolistas más rápidos de la competición. Si prefiere una segunda arma de gol que no intervenga demasiado en la circulación, y que cuando lo haga no la empeore, usará a Pedro. Pero si no tiene ninguna solución lógica para mejorar el juego de su equipo mantendrá a Alexis Sánchez en el terreno de juego. Suponiendo que es titular, sino lo incorporará desde el banquillo. Es su mejor opción ante las situaciones complicadas, la ida y vuelta constante o ante un rival que pone más problemas de lo habitual, como lo fue anoche el Zaragoza. Aunque tenga que pasar y conduzca, se impere el centro y él chute. El chileno se impone ante el caos. Es un jugador de primer nivel. De tan arriba que no necesita que su equipo se sienta cómodo para desplegar su mejor versión.

Fotografía | FC Barcelona

17 Comments

  1. juan

    8 de abril de 2012 a las 11:23 am

    El partido de ayer fue un encuentro incómodo para el Barcelona. Si bien creo que en muchos momentos la presión de jugadores del Zaragoza fue algo excesiva en cuanto a empujones se refiere, considero que cada equipo juega sus armas como mejor sabe o le dejan, esta intensidad debería mostrarla hasta final de temporada el Zaragoza si quiere tener opciones de permanencia.

    Desde principio de temporada pensé que los fichajes del barça habían sido muy acertados y me mantengo en mis trece, aún así pueden hacerse lecturas dispares de cada uno de ellos.

    Como bien comentan en este artículo Alexis todavía no se ha adaptado al futbol de barça, tiempo al tiempo. Tiene todas las cualidades necesarias para hacerse un gran nombre en el club. Aunque no se haya comentado del todo por aquí yo considero que tiene mucha capacidad de desborde, desmarque y rapidez.

    Cesc ya sabíamos como era aún así tengo algunas reticencias con su rendimiento últimamente. Empezó la liga muy motivado y enchufado, marcando bastantes goles, pero en los últimos partidos se ha ido diluyendo, dando un rendimiento por debajo del que se espera. Todavía es pronto para evaluarlo del todo, pero si este chico quieren que sea el sustituto de Xavi (palabras mayores por otro lado) debe ofrecer algo más de lo que está ofreciendo últimamente. Ayer le faltó darle más tranquilidad y pausa al balón, en combinar y buscar el pase sencillo tampoco estuvo muy acertado, básicamente no lo vi.

    En cuanto a la cantera pues poquito a poco iremos viendo cosas, necesitan tiempo aunque de cada uno podemos decir cosas. Thiago estuvo bastante apagado, parece algo estancado y necesita minutos, pero con Xavi o Iniesta en el campo para hacer de profesores en directo para él. Cuenca se ha ido diluyendo un poco, fue un boom y luego nada, quiero seguir viéndole más. Tello, tiempo al tiempo pero este chico tiene muy buenas maneras.

    Y bueno, aquí dejo mi opinión, me ha gustado mucho este artículo.

  2. Ekoman

    8 de abril de 2012 a las 11:36 am

    En la crónica, falta decir que el juego directo y poco constructivo de los blaugrana vino directamente condicionado por el penoso estado del césped.

  3. Ángel

    8 de abril de 2012 a las 11:46 am

    Me gustaría que echarán un vistazo a mi blog para ver que les parece. Espero que les guste. Muchas gracias.

    http://www.futboldverdad.blogspot.com

  4. ri.Baggio

    8 de abril de 2012 a las 12:50 pm

    Mis felicitaciones por el artículo. Yo tambien terminé el partido con el regusto dulce de que Alexis había hecho un partidazo. Y de Thiago solo decír que hasta me da pena que esté en el Barcelona porque lo que podría brillar en otro equipo de menor nivel, pero claro, está en el barça, un equipo que le cuesta mucho arriesgar en un pase directo al desmarque del delantero y que juega cada domingo una final a contrareloj por la liga, haga que no podamos ver la versión mas brasileña que este jugador lleva en la sangre y que si vimos en pretemporada cuando no había ninguna presión competitiva.

  5. Ender

    8 de abril de 2012 a las 3:33 pm

    Alexis es un gran fichaje. Ayer lo vimos todos.

    Cesc está negado cara a puerta, pero juega bien en mi opinión. Y Thiago empezó a ponerse el traje de Xavi, lo cual me extraña.

  6. Ender

    8 de abril de 2012 a las 3:37 pm

    Por cierto, empiezo a cansarme de ver partidos donde la hierba da pena y donde los rivales del Barcelona se comen al árbitro sistemáticamente. Malas manías que ha ayudado a instalar el Real Madrid, sobretodo la segunda.

  7. Youse

    8 de abril de 2012 a las 5:08 pm

    Sin ganas de polemizar , eso de comerse al arbitro es muy del Barcelona tambien , solo hay que acordarse de las carreras que se pega el amigo Valdes para protestar decisiones arbitrales

  8. Raul

    9 de abril de 2012 a las 8:47 pm

    Youse,
    me parece que ves pocos partidos del Barcelona. Si hubieses dicho que Busquets o Alves son protestones, pero Valdés!!
    No digo que no lo haya hecho nunca pero por costumbre ni mucho menos. Entre otras cosas porque las jugadas siempre ocurren muy lejos de él.

  9. Cristian*

    10 de abril de 2012 a las 9:17 am

    @Youse;
    Valdés tiene muchas virtudes y defectos, pero si saliera a decirle nada al árbitro habitualmente, no sería portero Zamora por enésima vez, entre otras cosas porque todas las faltas siempre tienen lugar muy lejos del área, y si el rival pone la pelota en juego, el gol cae sin opción alguna a favor del rival; sin nadie defendiendo la portería, es fácil marcar gol.
    Y el barça no suele tener por norma acosar al árbitro; como muchos equipos, reclaman llo que creen oportuno reclamar, pero generalmente no fuerzan las situaciones salvo que los ánimos estén muy encrespados.

  10. emedepan

    10 de abril de 2012 a las 10:49 am

    Valdés lo hace más veces de las deseadas y se ha ganado alguna que otra amarilla idiota. Igual que Casillas. Lo cual, siendo porteros, es bastante patético y da vergüenza ajena. El portero que sale de su área a protestar debería ser amonestado directamente y así acabaríamos con tanta tontería. Y no es excusa que sea el capitán.

    En general todos lo equipos se comportan igual cuando pierden los nervios. Al Barça le pasa menos porqué habitualmente gana los partidos. Y el Madrid lo mismo, pero cuenta con algunos personajes histrionicos que hacen que el esperpento se magnifique más.

  11. Cristian*

    10 de abril de 2012 a las 11:53 am

    @emedepan:
    Tanto Valdés como Casillas, solo salen en calidad de capitanes si ocurre cerca de su área, o en las tanganas: Los porteros profesionales suelen tener muy claro que si salen de portería hay garantía de gol en contra, por ello deben tener muy claro por qué motivo deciden salir de su propia área. Barça y Madrid ganan mayoritariamente, pero desde la entrada de Mou al madrid, incluso ganando los jugadores tienen consignas claras de ir con todo sobre los árbitros para intimidar, más aún si juegan en casa. Pero es que a Mourinho siempre le ha gustado intimidar al cuarteto arbitral salvo que el partido les vaya muy tranquilo.

  12. Cristian*

    10 de abril de 2012 a las 12:03 pm

    Grandes especialistas en amendrentar a los árbitros: Pepe, Marchena, Ballack, Drogba, Zlatan…. ¿Alguien se anima a continuar la lista?
    Y volviendo al tema original sobre Alexis: ya lo he dicho en otros posts, y no me canso de decirlo: para mi el mejor fichaje del barça en años: es pequeño, sí, pero muy técnico, terriblemente vertical, inteligente (sobre el campo), aporta mucha frescura, una gran presión al rival, terriblemente desequilibrante, y de espaldas a portería, una garantía a pesar de su tamaño; no pierde un balón cuando recibe de falso “9”, a lo Kluivert, o Zlatan (y eso que no llega al 1,70…).
    Y suerte que “no tiene gol”, porque ve área con una facilidad que ya quisieran muchos “depredadores del área”. Y ojo que es su primer año, a ver cómo evoluciona en la próxima temporada. Y me meuro de ganas de verlo formar tándem con Villa en ataque.

  13. emedepan

    10 de abril de 2012 a las 12:30 pm

    Habría que definir lo que es amedrentar. A Pepe, Ballack o Drogba se les recuerda por algún numerito esperpéntico. Eso es lamentable, vale. Pero que Zlatan, Cristiano o Messi le coman la oreja al árbitro cuando los cosen a faltas me parece razonable. O Xabi Alonso o Xavi que también protestan con ganas, pero generalmente sin perder las maneras. Iniesta también. O Puyol.

    A mi lo que me da rabia es que alguien pegue una patada y monte un número diciendo que ha tocado el balón: Ramos, Alves, Arbeloa, Albelda, Marchena, etc. O que finjan. O que se vuelvan locos por jugadas irrelevantes (fueras de banda, faltitas, fueras de juego…). Pero veo normal que protesten cuando les pegan o cuando el árbitro no ve algo. Y que se lo digan con mala cara. A mi me encanta como protesta Messi. Esa cara de mala hostia como diciendo “pero no ves que no me están dejando hacer mi trabajo”.

    Lo que pasa es que los árbitros no acaban de mantener un criterio unificado. A veces amonestan al que va con buenas maneras y no al que se vuelve loco. O al que le protesta una falta que le han hecho a él, en lugar de al idiota que ha recorrido 30 metros para gritarle por algo que ni ha visto. Yo eso lo haría por defecto: quien proteste sin estar implicado en la jugada y sin ser capitán, amarilla por idiota.

  14. Cristian*

    10 de abril de 2012 a las 2:12 pm

    @emedepan; Zlatan ha llegado a encararse con árbitros de forma bastante amenazante, al puro estilo Pepe, Marchena, Drogba o Ballack, algo que ni Messi ni CR7, por mucho que lleguen a protestar puntualmente, han llegado a acercarse ni remotamente.
    Según RAE, Amedrentar: “Infundir miedo, atemorizar.” Creo que no hay muchas posibilidades de confundir el concepto expresado, no? 😉

  15. Pingback: Camisetas clásicas: Alexis y Deulofeu » Diarios de Futbol

  16. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » Camisetas clásicas: Alexis y Deulofeu

  17. Pingback: Camisetas clásicas: Alexis y Deulofeu | Deportes y Motor